¿Experiencia o contenidos? Buscando razones para pagar por The Daily

Cuando una noticia une un producto de Apple con un nuevo medio dispuesto a vencer al «gratis en internet», tenemos cobertura mundial asegurada en todas las publicaciones que toque tecnología. Es el caso de The Daily, el proyecto de «periódico sólo para iPad«, del «medio del siglo XXI» que se presenta como una publicación de 100 páginas diarias con un precio de suscripción de un dólar a la semana. De momento sólo es decargable en la App Store de Apple para Estados Unidos (en TNW tienen las instrucciones para descargarla, en Canal PDA instrucciones para descargarla).

Finalmente tenemos una apuesta en serio por el pago por contenidos que suma algo nuevo a lo que se ofrecía en la web en aquella primera época en la que todos acabaron pasándose a darlos gratis. The Daily promete una experiencia diferenciadora merced al diseño y la usabilidad de la aplicación, que devuelve a los medios ese usuario inmerso en una publicación que ya no tiene el artículo como unidad de contenido (que es lo que pasa en la web). El problema está en que uno enciende el iPad y, además de una buena experiencia y grandes contenidos, para justificar el pago uno necesita que haya escasez de lo que me ofrecen. Y a día de hoy tengo abundancia de buenos contenidos a los que se puede acceder a través de aplicaciones que ofrecen una muy buena experiencia en un tablet, como es el caso de Flipboard.

En todo caso, veremos la reacción del usuario normal para evitar eso tan tentador para los que escribimos de tecnología: pensarlo todo desde las propias categorías como si el resto de los mortales compartiese nuestros criterios. Hay mucho lector de periódicos y revistas que no quiere bregar con muchas fuentes, suscripciones diversas, esperar recomendaciones de sus contactos… y agradece tener una cabecera que desde una visión del mundo y la sociedad le seleccione lo relevante del día sin tener que esforzarse más allá de leerlo. La competencia para The Daily son no tanto los nuevos medios, sino los de siempre que siguen siendo gratis en el navegador o con su propia aplicación.

Más análisis en Sicrono y Uberbin

Las ventas de revistas para iPad, a la baja

iPad de Apple foto

Las ventas de revistas en iPad no sólo no crecen sino que están cayendo en las principales cabeceras que cosecharon éxito en su lanzamiento. Wwd publica las cifras de varias de ellas para el mercado USA, incluyendo las de Wired que está en un suelo de 23000 ejemplares vendidos en la edición de Noviembre.

Hay muchas expectativas de que el contexto del tablet iba a devolver a las revistas a la economía del kiosko frente a la dureza de internet, donde es tan difícil cobrar por contenidos y la unidad de consumo es el artículo y no la publicación. Con las revistas en iPad o entras tiendas de aplicaciones mi impresión es que están sucediendo dos cosas: por un lado se ha moderado el «hype» respecto a sus lanzamientos y hay mucha menor cobertura mediática de cada edición; por otro tenemos que la App Store de Apple no es demasiado amigable todavía para la forma de comercialización que los editores querrían, la suscripción. En todo caso, 2011 parece que será una prueba de fuego para estas expectativas y entender como los usuarios al final querrán acceder a contenidos en tablets.

Por cierto, en España se acaba de lanzar un proyecto de revista de tecnología, de momento con versión para iPad y descargable en la app Store. Se llama IMAG, el número 0 es gratis y tiene un factura visual estupenda.

Times Inc Vs Apple por las suscripciones a revistas en el iPad

iPad de Apple foto
El rol del iPad como la tierra prometida para las publicaciones todavía tiene varias piedras en el camino que resolver. Al margen del debate entre aplicaciones nativas frente a las versiones web, tenemos el modelo de cobro al usuario: Apple rechaza aplicaciones con suscripción independiente a la revista en iPad. Empresas como Times Inc. quieren un modelo clásico de suscripción, en la que la empresa de medio tiene la relación y cobra directamente al usuario, mientras que parece que Apple no va a aceptar nada que no suponga que cada pago se haga a través de iTunes.

Las aplicaciones en la App Store se están percibiendo como un entorno mejor frente a tener una versión: cultura de pago, control de qué se puede hacer y quién puede publicar… pero la parte del «control» que tanto han aplaudido las empresas de medios también tiene este «otro lado».

Más información en AllThingsd.

Relacionado: iPad y el mito del ordenador personal sin administrador