El año de Read It Later

350000 artículos al día son marcados para «leer más tarde» a través de Read it Later, mi servicio preferido dentro de un género que ha explotado este año con actores como Instapaper, Readability y Clearly de Evernote. En GigaOm glosan el año de Read it Later, como han crecido y la estrategia que han seguido.

En mi opinión, dos factores clave en su desarrollo: hasta ahora apostar por la multiplataforma e integrarse con terceros a través de su API, de cara a futuro decidir si van a integrar las recomendaciones, el descubrimiento de nuevas lecturas (que es donde hay posibilidades de diferenciarse e incluso de ofrecer un modelo comercial más allá del pago por la aplicación).

Relacionado: Readability, plataforma para la lectura y su modelo de negocio

Read It Later y su futuro

Read it Later es uno de los servicios a los que dedico más tiempo y que más valor me aporta, reemplazando a mi primera opción en su categoría – Instapaper – que parece haber decidido en quedarse como un servicio para usuarios de equipos Apple. Como éste, Read it Later nos salva a los que vivimos al «ritmo de la web» de perdernos los contenidos que requieren más desarrollo, exigiendo un contexto diferente (más foco, desconexión) y más tiempo. Ambos han apostado por ofrecer un API que les permite ser integrados en un montón de aplicaciones y webs de terceros, algo que para mi comienza a ser una exigencia en cualquiera que me ofrezca acceso a contenidos.

La buena noticia estos días es que anuncian que pasan a ser un proyecto ejecutado en solitario por su fundador – Nate Weiner – a recibir inversión (entre otros de Google Ventures, ojo) y poder empezar a ser realmente ambiciosos. Para los que somos usuarios de pago (al menos de la aplicación pro para Android), estupendo por las posibilidades que esto plantea de cara a futuro. Por mi parte, dos peticiones/deseos: añadir una capa social como hizo Instapaper (estos compartidos de ciertos usuarios me encantaría tenerlos) y por otra recomendaciones personalizadas a lo Zite. Serían el colofón a un producto que en su sencillez ya ha conseguido hacerse un hueco en todos mis equipos.

Relacionado: Dime que cacharro usas para leer y te diré cuando lo haces

Dime que cacharro usas para leer y te diré cuando lo haces

Read it later patrón de lectura

Aunque soy un confeso devoto de ese gran servicio que es Instapaper, llevo unos días recomendado también el blog de Read it later. Se trata de un servicio similar, al que le falta la exportación a formatos para ebook para ponerse a la altura de Instapaper. Uno de sus últimos artículos habla de patrones de uso: cuándo guardamos artículos para más tarde y cuándo los leemos y desde que dispositivo

Las conclusiones creo que hablan más del espacio que están ocupando nuevos cacharros que de patrones novedosos en el consumo de información. El móvil en trayectos y iPad comiendo terreno al ordenador en el uso en el hogar, dibujando un tipo de usuario con hábitos muy marcados: marca para leer luego desde cualquier dispositivo y quiere acceder a sus contenidos bajo demanda en cualquier otro.