Los números del experimento Radiohead

In Rainbows

Este mes se hicieron públicos los números del «experimento de RadioHead«, los referentes a su último disco, «In Rainbows» publicado en descarga a precio abierto. Los datos que ha ofrecido Warner apuntan a que el movimiento fue un éxito económico, a pesar de que la mayoría de los fans prefirió no pagar nada a Radiohead. De hecho, aún habiendo tenido más usuarios de descarga gratuita que de pago, el dinero generado por el disco antes de que fuese editado en formato físico superó los ingresos del anterior disco del grupo, «Hail To The Thief», como explica Roberto en Hipersónica. Es más, el estar disponible en descarga gratuita no impidió que vendiesen 1.75 millones de compactos y más de 100,000 cajas de la edición especial ampliada. El éxito de la operación consistió en los que iban a pagar lo siguiesen haciendo y sumar a los oyentes del grupo a gran cantidad de personas que no se iban a comprar el cd.

El «experimento» fue un éxito y eso que no las tenían todas consigo (si la media de pago era muy baja tenían a alguien vigilando para cortar las descargas). Claro que hay ver el asunto en perspectiva, RadioHead es un grupo con seguidores muy fieles y de un perfil medio/alto en cuanto a poder adquisitivo. También ayudó todo el eco que se hizo de la iniciativa al el ser la primera gran banda que hacía algo así. En todo caso, el «In Rainbows» pasará a la historia como un ejemplo de una naciente «economía del afecto» y como un ejemplo más de que es factible en algunos casos saltarse a la discográfica sin perder en ningún aspecto. Precisamente es Warner la que calla sobre un aspecto qeue todavía falta por saberse, cuánto pagaron de media los que descargamos el disco.

Más información en Nme, Mashable.

Relacionado: Escuchando In Rainbows de Radiohead.

Escuchando In Rainbows de Radiohead

In Rainbows

Ya está sonando en mi equipo el disco que marcará un antes y un después en la industria de la música, el In Rainbows de Radiohead. Sólo he podido escucharlo una vez y mi primera impresión es que son ellos, que mantienen su gran nivel (es uno de mis grupos favoritos), pero que de momento no he detectado ninguna gran pieza que sobresalga como obra maestra como considero a «There there» o «No surprises» (o casi cualquiera del «OK Computer», su mejor álbum). En Hipersónica probertoj lo destripa a fondo.

Pero lo más interesante está quizás en las características de la descarga ofrecida, que era un misterio y en algunos aspectos no ha cumplido las expectativas. In Rainbows de Radiohead viene sin DRM, MP3 limpio de cortapisas, que te puedes llevar a cualquier dispositivo y copiar cuantas veces quieras. Eso sí, en la calidad se podrían haber estirado un poco más, 160 kbps no está mal, pero 320kbps o al menos 224kbps como señala Versvs hubiese estado mejor. A eso hay que sumar que nada de portadas ni fichero con las letras ni ningún extra, la música y nada más.

Y nada menos, a pesar de estos detalles, el In Rainbows de Radiohead va a suponer un antes y un después: ofrecer la música a la voluntad sin DRM, saltándose a la discográfica, tratando a los seguidores como personas adultas y no como potenciales criminales, haciendo una llamada a que cada uno reflexione cuanto vale una descarga y no haciendo llamadas a la criminalización. Quizás no sea justo que sea anotado como el cambio de paradigma, sobre todo por los miles de músicos que han apostado por el acceso gratuito a su música, pero que un grupo del nivel de la banda de Yorke haya dado este paso está suponiendo una auténtica conmoción que no pocos grupos se están planteando imitar en lo que ha venido a llamarse «hacer un RadioHead«.

Relacionadas:

Nine Inch Nails también salta a las discográficas

Nin

Lo de Radiohead on InRainbows, ofreciendo directamente su música sin intermediarios ni discográfica de por medio, no va a ser una gota en el mar ni va a quedar como una excentricidad de la banda de Tom Yorke, Nine Inch Nails también anuncia que renuncian a tener discográfica y que ofrecerán su trabajo directamente a los amantes de la música (en su página oficial). Dada las posturas de Nine Inch Nails ante ciertas prácticas de la industria musical («el DRM apesta», dar los discos en formato GarageBand para que cualquiera pueda hacer mezclas), es de esperar que su próximo disco sea ofrecido de forma muy similar a como lo ha va a hacer Radiohead, sin limitaciones por DRM y a un precio si no abierto, sí bastante menor que el que ofrecen las discográficas.

Muchas bandas llevan años no sólo ofreciendo su música gratis, sino también bajo licencias que permiten su uso bajo determinadas circunstancias o sin limitación incluso. Lo interesante de los movimientos de Radiohead o Nine Inch Nails es que son grupos «mainstream», con millones de seguidores y cuya postura ante la industria musical tiene una repercusión muy importante. A ellos hay que sumar movimientos como los de Prince y tenemos un cuadro en el que varios de los grandes grupos y solistas de nuestro tiempo no están dispuestos a que la discográfica se lleve gran parte de los beneficios a cambio de una promoción que ellos no necesitan. El mensaje es claro, las discográficas no sólo están perdiendo a sus clientes (a alguno de los cuales no dudan en arruinarle la vida), sino que también están perdiendo a las bandas.

Razones para pagar por el disco de Radiohead

Radiohead

En los comentarios de la entrada sobre InRainbows, el nuevo disco de Radiohead, apuntan a una encuesta de NME que pregunta a sus lectores cuánto están pagando por la descarga (que como comentamos, es «a la voluntad»). Los resultados apuntan a que ahora mismo la puja está en cinco libras, algo más de siete euros, entre los lectores de la revista electrónica.

Partiendo de que la encuesta carece de base científica y que hay un sesgo de partida – los lectores de NME tienen un perfil mucho más marcado hacia gastar dinero en música – entiendo que queda una lectura pendiente de los motivos para pagar por un disco cuando está disponible de forma gratuita por la propia banda. Creo que es lo más interesante del experimento de Radiohead, los seguidores del grupo encuentran en pagar por el disco una forma de mostrar su vinculación con la banda, máxime cuando lo publican directamente en la web sin intermediario alguno. Se ha insistido mucho en un escenario con cada vez mayor presencia de música gratuita, en la que cada vez más los discos son el elemento para darse a conocer y el negocio estará en los conciertos, pero Radiohead sigue demostrando que se puede cobrar por la música. Claro que ellos no necesitan promoción ninguna y lo están haciendo de una manera muy elegante, preguntando a cada uno cuánto quiere pagar y, a priori, sin DRM que limite que puede hacer el usuario con lo que ha comprado.

Por cierto, estoy por debajo de la media. Pagué cuatro libras por la descarga de InRainbows

Radiohead y su InRainbows para descarga con precio abierto

RadioHead

Cuatro años llevamos esperando nuevo disco de RadioHead y, de repente, en su blog anuncian el nombre, In Rainbows!, que también es el nombre del sitio web en el que estará disponible para descarga de pago. Lo más interesante no es que lo anuncien diez días antes de que esté en el mercado, sino que además en la «pre orden» del disco nos dejan elegir el precio que queremos pagar por la descarga.

Original la postura de RadioHead a la hora de lanzar In Rainbows!, antes de que se filtre a las redes P2P como apunta César, permitir a los seguidores de la banda reservar el disco o la descarga y, en el caso de preferir ésta última, dejar el precio en blanco y hacer que sea el cliente quien decida cuánto quiere pagar por ella.

Sorprendente cuando menos el movimiento. Por un lado RadioHead no fija un precio en un mercado en el que pronto estará disponible el mismo producto gratis, pero si permite a sus seguidores (entre los que se encuentra un servidor) reservarlo y pagar por el mismo. A los que no iban a pagar por In Rainbows! en ningún caso, no les afectará; a aquellos que sí están dispuestos a hacerlo se les da una oportunidad de acceder los primeros, con una copia – espero – de calidad y sin fijar un precio de antemano.

Sólo un pero a la iniciativa de RadioHead, no detallar formato ni garantizar calidad, algo que influyen en lo que alguien estaría dispuesto a pagar por el In Rainbows! (y espero que a estas alturas ni se les ocurra meterle DRM). Aún así, ya he hecho la reserva y he elegido el precio que voy a pagar por el disco (será interesante si publican cuando ha decidido pagar la gente de media), ya sólo queda contar los días para recibir el código de descarga de uno de los discos más esperados de la década.