Qtrax, descarga de canciones gratis, DRM y publicidad

Qtrax
Actualización: parece que los acuerdos con las discográficas no están nada claros, Times Online y que esto de Qtrax puede ser vaporware en toda regla.

Hoy ve la luz Qtrax, una red P2P para intercambio de música que dice contar con el apoyo de las cuatro grandes discográficas – EMI, SonyBMG, Universal y Warner Music – aunque algunas de ellas parece que se están desmarcando de la iniciativa (alleyinsider). Qtrax apuesta por el esquema de música gratis con publicidad, que será la que aporte los ingresos, y el uso de DRM para controlar que los usuarios no pueden escuchar las canciones sin saltársela. Tecnológicamente, la red P2P de Qtrax está basada en Gnutella, su cliente en Songbird y el DRM es de Microsoft (lo que hace que las canciones descargadas sean incompatibles con iPod).

A priori lo que va a diferenciar Qtrax de cualquier otra red P2P es el hecho de garantizar la presencia de un catálogo de cinco millones de canciones, con lo que se intenta mejorar la experiencia negativa de «no encontrar lo que busco» y de los «fakes». Bueno, eso y el DRM que permitirá analizar y controlar cuando, donde y cuantas veces escucha el usuario cada canción. Sus responsables afirman que pronto será compatible con iPod, aunque no dicen cómo: Apple no es partidaria de permitir a sus clientes elegir servicio proveedor de música y no ofrecen licencias de Fairplay; el otro camino es mediante ingeniería inversa, pero no parece propio de una propuesta seria como esta de Qtrax. Añaden que las canciones serán gratis siempre y que no habrá limitaciones de escuchas al estilo de las que impone Last.fm en su servicio bajo demanda.

La experiencia de uso será que la descarga y reproducción tendrá que hacerse en su cliente (como hemos mencionado, basado en Songbird), donde se le mostrará la publicidad, que será quien genere los ingresos a compartir con los propietarios de los derechos. Afirman que permitirán al usuario «subir» su propia colección de canciones, con vistas a convertir Qtrax en el interfaz entre él y la música.

No veo demasiado claro el modelo de Qtrax. Sin duda es más amigable que el de SpiralFrog, que también ofrece un modelo de gratis con publicidad, pero a su vez hace difícil mejorar la experiencia del resto de redes P2P: obligación de utilizar un determinado cliente, incompatibilidad inducida por el uso de DRM, dudas respecto a que ciertos grupos no estén disponibles. De hecho, si no mejora esa experiencia – que es con la que compite en el terreno de la música gratis – no tiene ninguna posibilidad. Hace un par de años la propuesta de Qtrax hubiese sido revolucionaria, ahora me plantea la duda acerca de si es un paso atrás en el sector de la música en el que se celebraba el fin del DRM y en el que soluciones basadas en streaming prometen acceso a cualquier canción en cualquier momento y desde cualquier dispositivo.. Eso sí, de momento sólo estará disponible en Windows y más que probablemente sólo en Estados Unidos (ya sabéis, tengan preparados sus proxis si lo quieren probar).

Actualización: parece que los acuerdos con las discográficas no están nada claros, Times Online y que esto de Qtrax puede ser vaporware en toda regla.

Más información: R/W, Wired.

Sitio oficial: Qtrax.

Qtrax, música gratis en P2P con publicidad

«Nuestro desafío es demostrar que el P2P con publicidad puede dar suficiente dinero para que todo el mundo quede contento»

Actualización: ver Qtrax, descarga de canciones gratis, DRM y publicidad.

Son palabras de de Allan Klepfisz, presidente ejecutivo de Qtrax al NYT en defensa del modelo «música gratis con publicidad» con el que planean poner en marcha el servicio el próximo Septiembre (funcionó un tiempo y ahora está otra vez «en desarrollo»). El modelo de Qtrax está en sintonía con SpiralFrog, cuyas restricciones sobrepasaban con mucho lo que se podía aceptar como admisible y que parece haber caído en el olvido.

QtraxQtrax es otro ejemplo de los intentos de la industria de buscar nuevos modelos ante las caídas de las ventas de compactos. La idea es que los anunciantes puedan adquirir «géneros» para asociar sus anuncios a búsquedas de los usuarios, en cuyos resultados sólo aparecerán descargas permitidas y controladas. Ahí es de nuevo – como en el caso de SpiralFrog – donde la iniciativa se malogra al ser demasiado restrictiva: de entrada se podrán escuchar las canciones un número limitado de veces, pudiendo adquirirse si se desea hacerlo en más ocaciones (se baraja como cinco como límite para los títulos de las grandes discográficas)

Al final, Qtrax no deja de ser por tanto un sistema para «escuchar antes que comprar», en el que encima hay publicidad. No es que me paerzca mal, estupendo que permitan escuchar las canciones antes, sólo que plantear esta estrategia como salvación de la industria musical y como alternativa real al resto de sistemas P2P resulta ridículo. Ya hay buenos negocios con música gratis por internet y no están basados en la descarga indiscriminada, sino en dar un valor añadido. Son, entre otros, Last.fm y Pandora, a las que las propias discográficas van a estrangular con la subida de royalties que quieren aplicar a las radios por internet (La industria estrangula a Last.fm y Pandora), batalla para la que el propio fundador de Pandora pide ayuda.