Emotiv y los juegos controlados con la mente

Emotiv Epoc

El Headset para controlar los juegos mediante la mente de Emotiv, del que ya hablamos – Project Epoc y controlar los juegos con la mente – estaría disponible a finales de año, según cuenta la propia empresa desarrolladora (Bbc). Si todo sigue como afirman, tendremos el headset disponible en Navidades a un precio de 300 dólares.

Aunque las pruebas desarrolladas hasta ahora (Crave) son bastante decepcionantes (apenas mover un objeto básico por la pantalla), siento verdadero interés por este Project Epoc y su headset sin electrodos que funciona a base de búsqueda de patrones. Probablemente la primera versión comercial sea bastante pobre, inútil en videojuegos de hoy en día y con una mala experiencia de usuario, pero tampoco los ordenadores personales de hace 20 años eran ninguna maravilla y la web de hace diez, no digamos. El proyecto de Emotiv me interesa por lo que tiene de iniciático en una nueva tendencia de interfaz de usuario para el gran público. Para aproximaciones más realistas y comercialmente plausibles, habrá que quedarse con Wii Fit y Balance Board.

Project Epoc y controlar los juegos con la mente

epoc

Desconfié bastante del anuncio de Project Epoc, una tecnología de la compañía Emotiv por la que, según la propia empresa, se interceptan señales cerebrales y las convierte a acciones en un ordenador mediante esa especie de casco extraterrestre. Es la apuesta por dar un paso (o más bien, un buen montón de pasos) más allá de lo que ha hecho Nintendo con la Wii, puesto que el plan comercial es aplicarlo a videojuegos.

Pero parece que, pese a mi escepticismo, algo de Project Epoc funciona. En CrunchGear lo han visto en acción y aseguran que algunos pensamientos son efectivamente trasladados y permiten controlar ciertos aspectos – muy limitados, en la demo consistía en mover algunos objetos – del juego. Hablan de una versión comercial para 2008.

No deja de ser sugestiva la idea de un interfaz mediante el pensamiento, no ya para los videojuegos, sino para otras acciones en el uso de un ordenador; algo como Project Epoc aportaría una nueva dimensión para la accesibilidad. Eso sí, unido a mundos virtuales tipo Second Life en la que se interacciona con otros usuarios y permiten simular casi cualquier acción, dando órdenes con la mente a nosotros mismos daría la impresión de que están a punto de inventar la realidad.