Pownce desaparece (y el equipo pasa a Six Apart)

PowncePownce cierra en dos semanas, decisión tomada por su nuevo dueño, que no es otro que Six Apart (la compañía tras Typepad, Vox y Movable Type). Más que de compra se podría hablar de una especie de «absorción / liquidación», a Six Apart parece interesarle mucho más el equipo (dos personas que pasan a sus filas), que Pownce como servicio (aunque habrá que ver si al final deciden integrar algo similar dentro de Vox). Los detalles están en Venturebeat y en el anuncio en el blog oficial.

Se paralizó Jaiku, cierra Pownce, Plurk tampoco ha ido demasiado lejos… las alternativas a Twitter languidecen ante su terrible efecto red. en estas nuevas herramientas de comunicación en internet uno está donde están los contactos que quiere seguir y ninguna alternativa a Twitter parece encontrar ese valor diferencial que le permita no ya mover a los usuarios actuales sino plantearse como una opción para los nuevos que van llegando. De hecho, mi impresión es que los únicos que parecen haberlo hecho bien en este tema son las redes sociales que incorporaron el «mensaje de estado» para articular una comunicación similar al del mal llamado «microblogging».

Por cierto, interesante observar como la mejor idea que traía Pownce, pinchar música a los contactos, ha acabado llegando a Twitter gracias a Blip.fm. ¿Moraleja? Ofreciendo las APIs adecuadas y permitiendo a terceros que se beneficien de integrarse contigo, cualquier ventaja competitiva tecnológica de tus competidores la incorporarás sin invertir nada si tienes la base de usuarios suficiente.

Blip.fm, Pownce, Last.fm

blip.fm

Supongo que ya muchos conoceréis Blip.fm, un servicio que viene a ser un «Twitter musical», buscando la experiencia de «le pongo música a mis contactos». En una primera lectura podríamos identificarlo con Pownce, pero Blip.fm tiene una estrategia muy diferente respecto a como afrontar que los usuarios pasan el tiempo en unos sitios afianzados y que su Newsfeed ya está en otro lugar. Asimismo, resulta interesante compararlo con los otros grande de la música social y compartida en la red, como es Last.fm. Veamos:

  • Pownce se planeta como sustitución, su oferta es «deja Twitter o el servicio que utilices y pasa a usar el mío, que es más completo». Blip.fm apuesta por una aproximación menos agresiva, lo canción que compartas aparecerá en Twitter como un enlace, de forma que el centro de tus comunicaciones siga estando allí. Propone una barrera de adopción más liviana, pero también una mayor dependencia (si Twitter añade esa funcionalidad están KO) y un menor efecto red, no hay más valor en que mis contactos y yo usemos el mismo servicio si accedemos a él para mandar canciones a Twitter o Facebook (con el que no se integra todavía, algo que no entiendo cuando el público masivo está allí y no en Twitter).
  • Respecto a Last.fm, Furilo plantea una comparación curiosa «Lo que ha sido Twitter a los blogs, Blip.fm lo es a Last.fm», con la que no acabo de estar de acuerdo. El presunto problema de exceso de información de Last.fm no es tal porque la propuesta de valor está en el servicio que te ofrecen a partir ella, más que en observarla y analizarla. Blip.fm resuelve otro problema, enviar una canción a los contactos allá donde estén, pero cada canción hay que subirla (aunque puedes aprovechar las que ya están en el servicio, en eso es mucho mejor que Pownce y similar a iMeem) y las recomendaciones a partir de esta experiencia son mucho más flojas que las que da Last.fm. Por cierto, Blip.fm se integra muy bien con Last.fm, puedes añadir tu usuario en last y compartir la última canción que hayas escuchado.

Blip.fm acepta las reglas de los nuevos «river of news personales» que se construyen, apostando por seguir al usuario allí donde pase tiempo en una especie de broadcasting. La estrategia tiene sus fortalezas (mucha más viralidad, menor barrera de entrada) y sus puntos débiles. Lo más interesante de Blip.fm es que acerca la experiencia de compartir al instante lo que estoy escuchando en este momento, pinchar en mi reproductor musical, que podría ser web como iMeem o local, y decidir a quién se lo mando y que este acceda en ese instante desde la web, el móvil o su aplicación local. Queda lejos, pero a buen seguro que llegará algo así antes de lo que pensamos.

Por cierto, en Blip.fm soy antonello.

Pownce en abierto

PowncePownce estará en abierto en unas horas. Se trata del proyecto con que Kevin Rose quiere competir con Twitter y del que ya hemos hablado en alguna ocasión. Por mucho que insistan en que no es un clon (TechCrunch), lo cierto es que la inspiración en el servicio de moda del llamado «microblogging» es más que evidente. Pownce añade algunos aspectos adicionales, tales como la posibilidad de compartir ficheros y que el crear eventos, vídeos y enlaces esté diferenciado de lo que son mensajes de textos simples, mejorando la experiencia en algún caso y metiendo algo de ruido en las conversaciones en el caso de la multimedia. Aún así, poder compartir una canción con los contactos de una manera tan sencilla me resulta uno de los hallazgos de Pownce.

Para la salida anuncian nuevas funcionalidades. Añadir contactos a partir de los que tengamos en otros servicios como Facebook o Flickr (a través del poco aconsejable recurso de darle nuestra contraseña en los mismos) y una página de eventos de nuestros contactos, exportable en formato ical y por tanto integrable en otros servicios como Google Calendar. También habrá nueva versión del cliente de escritorio de Pownce, basada en Adobe AIR.

El problema está, como casi siempre, en el efecto red. Si mis contactos están en Twitter, por mucho que me empeñe en llevarme las conversaciones a Pownce – como en su momento intenté con Jaiku – acabaré regresando a donde ellos estén, después de todo se trata de una herramienta de comunicación. Como en el caso del servicio comprado por Google, Pownce es superior tecnológicamente que Twitter, al menos en funcionalidades (en escalado está por ver), aunque también se aleja de la simplicidad de la que hace gala Twitter, acercándose a lo que hace Tumblr como log de items multimedia.

Un último detalle, nace con modelo de negocio: servicio gratis con publicidad y cuentas premium para quitarla y tener funcionalidades extras tales como posibilidad de compartir ficheros de hasta 100 megas.

Por si alguno anda por allí o aprovecha para probar el servicio cuando abra en unas horas, mi usuario en Pownce.

El modelo de negocio de Twitter y Pownce

TwitterEn el EBE 07 pude enviar una pregunta a Biz Stone (Evan Williams) en su entrevista con Enrique acerca de cómo pensaban hacer negocio con Twitter. El mismo debate se ha suscitado ahora a partir de un artículo de Allen Stern y la misma respuesta es lo que han dado desde Twitter: no es que no piensen en cómo ganar dinero, es que están mucho más concentrados en escalar y crecer en número de usuarios. Los ingresos ya llegarán.

La postura es «muy americana» o más bien, como apunta Calacanis y comenta Juan Luis, muy de estar en la liga de los que «tienen acceso ilimitado a capital», aquellos que se pueden permitir olvidarse de los ingresos durante meses, incluso años.

Al margen de este punto, sí que me está pareciendo interesante el debate del modelo de negocio de Twitter y las ideas que se están apuntando, ninguna de las cuales me parece realmente interesante:

  • Winer habla de teléfonos con Twitter, pero no acabo de ver el sentido de esto ¿el resto de terminales no podría acceder a Twitter si firman con un operador o fabricante?. Alrededor de esta idea es donde imagino que está caminando Jaiku, con servicios relacionados con la localización del usuario.
  • Calacanis apunta a publicidad como «twit», interrumpiendo los mensajes de los contactos. Bueno, es un camino no demasiado excitante o innovador (no deja de ser vivir de las páginas vistas y meter anuncios) y que ya está explorando Pownce. Jason apunta también a publicidad en los SMS que envía, aunque con 140 caracteres poco le queda para ella…
  • Scoble llega a plantear el pago por uso, lo que sería la ruina de Twitter, la inmensa mayoría de los usuarios lo abandonaría y la gran baza hoy por hoy de este servicio es la comunidad.

Donde si que puedan tener una ventana de negocio es en el uso de su API, cobrar a los servicios de terceros y aplicaciones por su uso. Aunque, claro, esto debería estar claro desde el principio, como comentamos en «Servicios como una plataforma o tu aplicación sobre APIs de terceros» y plantea una disyuntiva acerca de ofrecer APIs para que terceros accedan a los datos de tus usuarios ¿se les puede cobrar y tenerlo como una fuente de ingresos o el hecho de crear un ecosistema alrededor de mi servicio aporta tanto valor que cualquier barrera que interponga juega en mi contra?.

Relacionada: Twitter, conversaciones y productividad.

Pownce, Twitter para el P2P personal

PownceCreo que fue en el blog de Álvaro donde leí por primera vez sobre Pownce, el proyecto con que Kevin Rose quiere competir con Twitter. La idea es la de un servicio del tipo «mensajería instantánea – microblogging» como es Twitter, pero con algunas ventajas añadidas como las de poder enviar ficheros a los contactos o más opciones para controlar a quién mandas tus mensajes. Probar Pownce ha sido un suplicio (gracias por la invitación Cyber), pocas veces he participado en una versión tan fallona como es la actual Alpha de Pownce.

En lo que respecta a la aplicación en sí, es posible que el propio buzz previo a su lanzamiento sea lo que se necesita para competir con Twitter. Pownce añade funcionalidades extras y tiene mejor aspecto, pero esto también lo hace Jaiku y no le sirven para contrarrestar el efecto red que posee Twitter. Se podría argumentar que la posibilidad de compartir ficheros de Pownce es una funcionalidad más interesante que la de añadir otros feeds como hace Jaiku, y de ella llevamos hablando varios meses, de las redes P2P personales. Se trata no ya de compartir ficheros indiscriminadamente, sino de hacerlo con los contactos de confianza. Algo sobre lo que se creó el hype de AllPeers (en el que piqué) y que era la idea original de Pando, ahora utilizado mayormente para compartir de forma indiscriminada.

Triunfe o no – en mi opinión, no lo tiene fácil, pero las redes P2P personales es una idea que siempre me ha convencido – Pownce presenta un aspecto bastante interesante; se trata de que viene acompañado de una aplicación sobre Adobe Air, la plataforma para las RIA en el escritorio de Adobe, con lo que apuestan por un modelo de software más servicios, desarrollando por ellos mismos la aplicación de escritorio.

Pownce está en beta cerrada, dispongo de seis invitaciones. Si alguien quiere una, que deje un comentario. En todo caso, mi usuario es AO (tenía otro, pero no funciona).