Foros, prostitución y reputación en internet

El otro día leía a Torbe en El Confidencial presumir de ser el creador del primer foro sobre prostitución en España – léase de clientes compartiendo experiencias – y subrayando que ahora «están muy de moda».

Es un fenómeno que desde lo descubrí me ha llamado poderosamente atención, no en su vertiente tecnológica claro – casi siempre formato de foro tradicional con alto grado de anonimato – sino en los mecanismos que llevan a participar en él, la cultura que se crea alrededor y los incentivos en las dos partes para participar en ellos. Esto es lo que me he encontrado cuando he ido a intentar entender cómo funcionan
Sigue leyendo «Foros, prostitución y reputación en internet»

La base de datos de ciudadanos que consumen porno online made in Cameron

Reino Unido censura

Hoy hemos tenido un intenso debate sobre la propuesta de Cameron en Reino Unido para que los proveedores de internet censuren el porno por defecto. Los ciudadanos que quisiesen acceder deberán solicitarlo explíciticamente (opt-in) en lugar del mecanismo que se había planteado hasta ahora, de activación del filtro anti porno bajo petición (opt-out).

La medida se engloba junto a otras (prohibición total de cierto tipo de pornografía extrema, control de ciertas búsquedas) en un paquete que se propone «para proteger a la juventud» y «luchas contra la pornografía infantil», lugares comunes en las estrategias por el control de internet.

El caso es que estas nobles causas consiguen que muchos aplaudan tareas como la creación de bases de datos de ciudadanos que consumen porno online o, lo que es lo mismo, estigmatizar a la población en base a criterios morales desde los cuáles te atreves a decidir por ellos. Es más, hay una suerte de infantilización y de descarga de responsabilidad de los padres a la hora de tutelar a qué pueden acceder sus hijos.

Hay a quien esto del estado censurando y controlando quien accede a contenidos hasta ahora legales en base a una decisión moral le parece una buena idea.

Una vez que censuras correos ¿por qué detenerte en un sólo caso?

Ayer The Verge comentaba que Apple estaba borrando correos de iCloud en los casos en los que el texto «barely legal teen» (adolescente con apenas la edad legal) en el asunto o en el cuerpo.

No creo que extrañe a nadie que haya seguido la conflictiva relación de Apple con el porno, pero para mi la pregunta es que una vez que decides unilateralmente censurar correos que no contienen nada a priori prohibido, ¿por qué detenerte en un sólo caso? ¿por qué no filtrar todo lo que pueda ser pronográfico? ¿y lo violento? ¿y lo maleducado? ¿y lo..?

Análisis de datos y, ejem, actrices porno

Estudio industria del porno

Deep Inside es un estudio realizado por Jon Millward sorbe los datos de 10000 «pornstars» – tanto actores como actrices – que no sólo ha intentado dibujar el «perfil medio» de estos profesionales (edad, físico, nombre artístico, lugar de nacimiento), sino también ha permitido descubrir patrones como el hecho de que un porcentaje significativo de mujeres – entre el 10% y el 30% – abandona tras la primera película.

Ejemplo de conocimiento que es posible extraer con un poco de análisis de una base de datos, esta vez aplicado a la industria de la pornografía y cómo busca reflejar los gustos y preferencias en el sexo ficcionado de los consumidores estadounidenses.

No es posible una «App Store» libre de porno, incluso para Apple

En las últimas semanas han coincidido la expulsión de 500 px de la App Store de Apple con la aparición de Vine de Twitter, su aplicación para grabar y subir vídeos.

El caso es que tanto Vine como Twitter permiten acceder a porno de forma bastante fácil, siendo este el motivo por el que Apple apuntaba que había expulsado la aplicación de 500px (aquí además ampliaban aduciendo que algunos usuarios habían encontrado pornografía infantil). El resultado es una contradicción insalvable: o exiges versiones de las apps sociales en las que hay filtros especiales para el ecosistema Apple (y aquí arriesgas a falsos positivos, a que algunos actores relevantes de lo social en la red no le interese desarrollar estos filtros, a que la experiencia final sea peor en dispositivos Apple que en otros) o acabas aceptando que la advertencia de que una aplicación permite acceder a contenidos para adultos debería bastar.

Mi impresión es que Apple si quiere ofrecer un entorno «protegido de porno», lo que debería abordar es la inclusión de multicuenta en iOs: que haya una para cada miembro de la familia y se pueda establecer el control de qué aplicaciones son accesibles para los menores. Facilitar el control a los padres y no tanto intentar ejercer una vigilancia global, que además es imposible.

No es más que una continuación del debate por qué la censura se acepta mejor en videojuegos que en literatura o cine

Dominios .xxx funcionando: ¿principio del gueto porno en la web?

Ya tenemos funcionando los primeros dominios .xxx, que fueron aprobados hace seis años, tras la incorporación de los mismos por la IANA (domainnamenews.com. De momento el uso de este dominio de primer nivel es opcional para los sitios web porno, por lo que ahora mismo lo que tenemos es una competencia por reservar la marca y hacerse con los dominios más jugosos por parte de los domainers. En todo caso se abre el camino para que el filtrado de webs porno pueda superar el estado actual de análisis del contenido y listas negras que emplean la mayoría de filtros y desembocar en que el dominio .xxx suponga el gueto del porno online: mucho más fácil de bloquear el acceso por parte de instituciones y hasta países.

¿Le puede ganar China la partida al porno por internet?

Partiendo de que hay temas más graves en la censura china de internet, me ha resultado llamativo el hecho de que las autoridades censoras chinas proclamen que «le están ganado la guerra al porno en internet» mientras anuncian que han cerrado seiscientas páginas web con pornografía (vía News.com). Es más, su siguiente paso va a ser monitorizar los pagos con teléfono móvil (Redherring) con vistas a detectar transacciones importantes que pudieran estar relacionadas con el porno.

La censura china utiliza tres estrategias: para empezar tenemos el «gran firewall chino» que a modo de la gran muralla se pretende utilizar para impedir que ciertos contenidos políticos o sexuales sean accesibles en china; al cortafuegos hay que sumarle la persecución policial de la libertad de expresión con penas de cárcel bastante importantes (publicar porno te puede llevar a prisión en China) y por último tenemos la cooperación de empresas y gobiernos que quieren hacer negocios en China.

Personalmente no creo que China esté en condiciones de «ganar la guerra del porno en internet«, si acaso puede cosechar detecciones en la World Wide Web, pero el asunto se torna difícil de resolver si entran en juego las redes de pares, Usenet o los sitios de almacenamiento de ficheros. En cualquier caso, no está de más hacer un repaso a uno de los temas internatuas más execrables del 2005. Por cierto, feliz año a todos…

Censura china en internet: