YouAre en beta cerrada. Es bueno, pero…

Youare

Youare es un servicio tipo Twitter que, añadiendo algunas funcionalidades extras, se encuentra en beta cerrada mediante invitación. Para acceder se puede solicitar en la página oficial y mientras os llega, Cyber ha hecho un análisis a fondo de todo lo que trae.

¿Qué ofrece de novedoso YouAre? Un perfil en el que poder exponer el currículum profesional, una mayor integración de los vídeos , imágenes y enlaces compartidos y mayor definición del tipo de relación que tengo con mis contactos (desde compañeros de trabajo hasta familia, pasando por «románticos»). También una aproximación tímida al lifestreaming, lejos de las pretensiones acaparadoras de otros actores como Friendfeed. Además de todo ello, YouAre tiene un muy buen acabado como aplicación web, merece la pena pasarse por ella.

YouAre es un cóctel ambicioso, que gira sobre un modelo – el llamado «microblogging» – sobre el que uno sigue siendo escéptico. Ambicioso porque asociar servicios similares a Twitter como el lugar donde gestionar las relaciones profesionales o esperar que una funcionalidad similar a del.icio.us sea interesante para el gran público es algo que ningún otro sistema similar ha logrado (en el caso de del.icio.us, ningún sistema en general, los marcadores con etiquetas siguen siendo territorio de usuarios muy avanzados).

Claro que clonar Twitter sería, a estas alturas y con el terrible efecto red de este tipo de servicios, un esfuerzo estéril. Las posibilidades de YouAre se jugarán – en mi opinión – en si sus novedades serán suficientes para convencer para migrar a los usuarios de Twitter, lo que ofrece no avanza en llevar la herramienta al gran público como sí creo intentan Plurk y otros. En todo caso, la apertura del servicio no tardará mucho y podremos compararlo, mientras, merece la pena darse una vuelta por YouAre. Mi usuario es antonello.

Plurk, Twitter y las nuevas herramientas de comunicación en internet

Plurk

Sigo sin tener ni idea de si Plurk va a ser una herramienta que llegue a ser adoptada de forma masiva, de si quedará sólo en los «early-adopters» (el estado en que está ahora mismo Twitter) o si ninguna de las dos cosas. Pero sí creo que el planteamiento de Plurk aporta algunas luces respecto a las nuevas herramientas de comunicación en la red, algo que saco a colación a partir de las críticas/comentarios que ha recibido.

Antes de nada habría que «etiquetar» qué tipo de servicio es Twitter. Yo lo percibo como una herramienta de comunicación más que como una herramienta de publicación (más cerca del messenger que de un blog): temas muy personales, mensajes instantáneos que se pierden con el tiempo y la posibilidad de «privatizarlo todo»; por otro lado tiene el matiz de hacer público lo que hasta ahora (mensajería instatánea, correo), eran comunicaciones privadas, algo en lo que sí es pariente de los blogs personales y que espanta a la mayoría de la gente. Aún así, Twitter es más para comunicarse, hablar a un grupo de personas concreto, que no «publicar» dirigiéndose a un público indeterminado.

  • Mariano establece como condición necesaria que los usuarios con muchos followers en Twitter migren. No estoy de acuerdo, ayudaría, pero en una herramienta de comunicación influye más con quien tengo más interlocución que quien tiene más contactos. Dicho de otra forma, Scoble tiene muchos seguidores, pero para decidir donde me comunico para mí es más importante donde esté almaoscura, con el que suelo discutir mucho más.
  • Es precisamente Oscar quien descarta Plurk porque exige más atención que Twitter. De nuevo no estoy de acuerdo, Plurk añade comunicaciones más completas que las de Twitter: puedo (que es distinto a «estoy obligado») a acceder a todos los comentarios que me han hecho y a todo lo que han escrito mis contactos, sólo con un clikc. Acusa a Plurk de «microchatting», algo que es correcto, de hecho la percepción de Twitter como sistema de «microblogging» (sistema de publicación) es la que entiendo incorrecta.
  • A Eduardo no le ha gustado anda Plurk, con la pérdida de simplicidad respecto a Twitter como argumento mayor. De entrada, niego la mayor, la simplicidad no siempre es mejor y para mostrarlo hay muchos ejemplos en la propia web y el sector de la tecnología: un navegador pestañas respecto a otro sin ellas, un teléfono con cámara y conexión a internet respecto a otro sin ellos, una tienda online como Amazon respecto a otras mucho más simples…

    El plano en que podemos estar de acuerdo es en el que para hacer lo mismo, un servicio más complejo que otro es peor, pero en este caso no es así: Plurk aporta comunicaciones más completas, ergo ser más complejo es un precio razonable a pagar.

El valor de Twitter es el de haber encontrado un sistema de comunicación con un nivel de intrusión diferente a todo lo que había, algo que acertadamente me comentaba hace poco Daniel. No sólo menos intrusivo que la mensajería instantánea que exige sincronía, sino incluso que el correo electrónico, al no asegurar el destinatario la atención a la «bandeja de entrada». Claro que mi opinión es que esto le resta valor de cara al gran público. A eso había que sumarle el ser accesible desde cualquier servicio y dispositivo – su paso servicio web – y sus problemas de rendimiento.

Plurk pivota sobre los mismos supuestos pero permite comunicaciones más completas, si quieres puedes no perderte nada. El interfaz además me gusta mucho por dos motivos: en la pantalla inicial tienes mucha más información que en Twitter (que necesita paginar varias veces para acceder a la misma cantidad de mensajes) y por tener scroll horizontal, ya iba siendo hora de que alguien pase de los dogmas de usabilidad y deje de hacer lo mismo que el resto del planeta.

Mi usuario en Plurk es antonello.

Plurk frente a Twitter

Plurk

Me ha gustado Plurk. De entre toda la legión de clones de Twitter, Plurk me ha parecido de lo más original que ha aparecido: representación en forma de timeline de los mensajes, agrupación de las conversaciones, integración de la multimedia cuando se comparten vídeos o diferentes «preguntas a responder» (pepito dice, pepito piensa, pepito prefiere…) son sus «valores diferenciales».

Los cambios más importantes de Plurk son de interfaz y de elemento de comunicación: el timeline complica todo lo que en Twitter es sencillo, pero también permite agrupar conversaciones y tener un mayor impacto visual; por su parte, la idea con Plurk es que no te pierdas ningún mensaje, con enlaces a todos los nuevos aparecidos desde la última conexión, lo que introduce una persistencia que no encontramos en Twitter. Ah, y Plurk tiene emoticonos y un sistema de karma en función de tu actividad en el sitio

No sé si Plurk tiene algo que hacer respecto a Twitter, ya encontré a Jaiku y Pownce superiores tecnológicamente, pero ¿qué valor tiene eso en un sector en el que el efecto red lo es casi todo? ¿Hay posibilidades reales de que los usuarios migren de Twitter a otra plataforma o los servicios deberían concentrarse en el público que no está todavía en él, que es la mayoría?

En el pasado ya tenemos ejemplos de que «es posible». Friendster y Orkut eran redes sociales de moda hace años y acabaron siendo desbancadas a pesar del efecto red por los Bebo, Myspace, Facebook y compañía. Twitter es fuerte entre los usuarios más intensivos de internet, pero su rendimiento es penoso y hay espacio para que llegue un nuevo actor y ofrezca algo distinto que anime a migrar. La única fórmula posible es la que une mejor rendimiento, ofrecer algo distinto y ganarte a los usuarios clave capaces de arrastrar al resto. Plurk tiene algunos aspectos a su favor y a algunos ya nos empieza a gustar más (bueno, de momento creo que sólo a Cyber y a Daniel).

Por cierto, mi usuario en Plurk es antonello.