¿Un iPad en cada pupitre de clase?

iPad Air

En Labor notes:

Los maestros dicen que el dinero podría ser gastado mejor en la reducción de grandes cheques por software y tecnología a las grandes corporaciones. Sospechan que el plan iPad es un caballo de Troya traído para aumentar la confianza en plan de estudios estandarizado y pruebas…

Los iPads cuestan 800 dólares cada uno, 200 más que el precio de la tienda ya que vienen preprogramados con materiales de Pearson y software de pruebas estandarizadas. Los dispositivos también pueden necesitar los teclados, un costo extra, para que sirvan a los estudiantes mayores. El distrito cuenta con contratos de tres años con Apple y Pearson, por lo que habrá otra ronda de costes para el distrito para reparar los dispositivos más allá de su garantía y actualizar el software.

El artículo describe bien los puntos de fricción: idoneidad del tipo de dispositivo, fijación en la herramienta y no en el modelo, no transformación del libro de texto, la homogeneización de la enseñanza, la pérdida de protagonismo del profesor, la administración del dispositivo en clase, la búsqueda de un papel para él en que aporte verdadero valor y, desde luego, una pequeña dosis de resistencia al cambio.