Sun resuelve disputas con Microsoft y anuncia despidos

Aunque son dos noticias bien diferentes, han concurrido en el tiempo. Por la primera, Microsoft y Sun cierran un pacto que liquida los juicios por violación de patentes y contra la competencia que tenía interpuestos la segunda contra la empresa de Gates. Microsoft pagará así a Sun 700 millones de dólares para resolver litigios de competencia y otros 900 millones para resolver conflictos de patentes. Además el acuerdo incluye las licencias previo pago por el uso de las tecnologías mutuas, concepto este por el que Microsoft paga 350 millones de dólares más y Sun pagará cuando comience a hacerlo.

El mayor de los problemas entre estos dos gigantes del sofware vienen por la inclusión por parte de Microsoft de una máquina virtual Java en sus sistemas operativos. Java es un lenguaje creado por Sun MicroSystems que precisa de un intérpetre en el equipo en el que es ejecutado. La razón de la demanda de Sun era que la máquina incorporada por Microsoft no era 100% compatible con sus especificaciones, anunciando la creadora del Windows lo contrario. De esta manera Sun veía peligrar su gran baza que es el control de este lenguaje de programación, que correía el peligro en dividirse en varias especificaciones incompatibles entre sí (razón argumentada por Sun para no liberar Java).

Sun y Microsoft son ahora mismo competidores en numerosos mercados: en el de lenguajes de programación con Java Vs .NET, y en muchos otros como como el de los sistemas operativos para el servidor con Windows y Solaris o el de los sistemas operativos para escritorio con Windows XP (al que por cierto cada vez le queda menos para recibir su Service Pack 2 que podría dificultar la ejecución de la máquina virtual Java) y Sun con su Java Desktop System, basado en Linux y en continua expansión comercial. Los efectos del acuerdo no pueden leerse en ningún caso como una merma en esta competencia, sino como una nueva derrota judicial de Microsoft en su papel de intento de monopolizar todos los mercados en los que participa.

Por otro lado, y aunque esto haya sido una inyección económica, los números no le salen a Sun MircoSystems que anuncia pérdidas netas de 710 a 810 millones de dólares en el tercer trimestre fiscal, razón argumentada para querer reducir costes eliminando 3.300 puestos de trabajo, lo que supone alrededor del 10% de su plantilla en todo el mundo. Profundiza en su crisis largo tiempo anunciada. Aún no hay detalles de la operación, pero no pinta bien para los empleados de Sun España. Una más para la caída del sector, cada vez más deteriorado.

Fuentes: ZdNet, eWeek

Demandas a Dell e Intel por patentes

Mucho se discutió en el 2003 sobre las patentes software (y más que se hará en este 2004 al hilo de la directiva europea aprobada recientemente), pero un área considerable del sector informático permanece ajena a dicho debate y aún más al de hacer libres sus especificaciones y desarrollos: el mercado de microprocesadores. Pues bien, MicroUnity ha demandado nada más y nada menos que a Intel y a Dell, las dos grandes gigantes del desarrollo de microprocesadores y de la venta de equipos informáticos por violación de patentes. MicroUnity es una empresa dedicada al diseño de chips y al desarrollo de innovaciones en el sector de los procesadores. Fue fundada por John Moussouris, uno de los padres de la arquitectura RISC.
La demanda en cuestión acusa a Intel y Dell de infringir patentes de MicroUnity sobre diversas tecnologías claves en los últimos micros y equipos de estas compañías. Una de ellas es el Hyperthreading, mecanismo que aparece en Pentium IV y que permite presentar dicho procesador como si hubiese dos al software que se ejecute en él, obteniéndose una multitarea real. Otra son las Streaming SIMD Extensions , nuevas instrucciones que se añaden a los chips de Intel a partir del Pentium III que permiten realizar varias operaciones de cálculo en coma flotante por ciclo de reloj. Su valor se encuentra en el uso que pueden hacer de ellas las aplicaciones multimedia para optimizar su rendimiento.

Al margen de la razón que pueda tener o no MicroUnity, esto va a ser un duro golpe para Intel, en tiempos difíciles después de que AMD se adelantara en la carrera por los 64 bits, arrebatándole el liderazgo en la innovación del sector. En una analogía con el caso SCO, esta noticia por sí sola genera dudas sobre el futuro de Intel, aunque en este caso los clientes no tengan nada que temer pues en ningún caso serían demandables por MicroUnity. Intel, la que ha sido la empresa líder en el desarrollo de micros puede empezar a ver cómo termina su reinado.

Más información:
InfoWorld

Microsoft gana patente sobre el scroll del ratón

Si ayer podíamos celebrar la revocación de la patente de Eolas, hoy nos desayunamos con un nuevo brindis a la innovación tecnológica de Microsoft en forma de patente. En este caso, y con el número 6,700,564, la empresa de Gates ha patentado «dispositivo de entrada con rueda para hacer scroll en una imagen en distintas direcciones», entendiendo por scroll el movimiento por la pantalla. Con otras palabras, Microsoft ha ganado la patente del ratón con rueda que permite además del desplazamiento vertical, el desplazamiento horizontal.

Como cuenta Internet News, ya existen ratones que permiten scroll horizontal, como por ejemplo el Micro Scroll II de Microside. La novedad en este caso es que con el invento de Microsoft no hace falta una segunda rueda, sino que el efecto se consigue con la inclinación sobre el suelo del ratón (ya de paso lo han patentado para cualquier dispositivo de entrada, incluido teclados).

En este caso la patente, hay que reconocerlo, es más razonable que en el caso Eolas o en las últimas patentes de Microsoft sobre el uso de XML en el procesamiento de texto o el procesamiento automático de XML a base de scripts.

No deja de ser curiosa esta carrera por patentar todo lo patentable por las empresas tecnológicas, en una carrera por presentar dichas patentes como un activo de la compañía. Asistimos tanto a aberraciones como a curiosidades (este caso), y es en el tema del software precisamente, ahora que se discute en Europa los derechos a la propiedad intelectual, en el que se puede dar un giro completo a la legislación europea sobre patente software y derecho a la copia privada.

Invalidada la patente de Eolas en los navegadores

internet_explorerEolas es una empresa nacida del seno de la Universidad de California que patentó una tecnología que permite a los usuarios acceder a programas interactivos incluidos en páginas web, a través de plug-ins o applets ejecutados desde su navegador. Microsoft fue condenada a pagar 521 millones de dólares al resolverse que violaba la patente con su Explorer. Dicha patente fue protestada por la propia W3C y el impacto que tendría en la Internet (todos los navegadores se la saltan) es incalculable. Por eso el anuncio de Reuters, según el cual la oficina de patentes de Estados Unidos la ha revocado, hará respirar a muchos.

El caso se presenta paradigmático sobre la polémica de las patentes y la innovación en el software. Un gigante como Microsoft, famoso por reclamar patentes más que discutibles (I, II), se encuentra contra las cuerdas, no sólo por la cuantía de la multa sino por la obligación de modificar Explorer o pagar royalties a Eolas. Los navegadores open-source tipo Mozilla o de empresas medianas tipo Opera, tendrían los días contados si Eolas quisiera ejercer su patente contra ellos. Un aliciente más de incertidumbre para desacentivar su uso.

El uso de plug-ins en el navegador es un ejemplo de patente que nunca debió ser aprobada. Se trata tan solo de extrapolar un mecanismo que ya existía. Exactamente se patentan los mecanismos para gestionar objetos embebidos en documentos web y tratarlos con el plug-in adecuado en función del tipo de objeto. Se trata de una sofisticación, concretada eso sí en el marco de la navegación web, del concepto de librería o software modular, en el que una aplicación, en este caso el navegador, utiliza código externo según distintas circunstancias.

Una buena noticia – aunque haya quien nunca se alegre de las victorias de Microsoft – y una razón más para reabrir el debate de las patentes en el software.

Patente de Microsoft relacionada con XML

A Microsoft le gustan mucho las patentes relacionadas con XML. Si hace apenas un mes comentábamos su intento de patentar el uso de este estándar en el procesamiento de textos en Nueva Zelanda, hoy toca analizar una patente similar de la empresa de Gates. En esta ocasión ha salido a la luz una patente del 2000 en Estados Unidos que lleva por título «XML script automation«(texto).
La patente se refiere a los sistemas, los métodos y las estructuras de datos involucradas en la extracción de scripts contenidos en un documento XML. Estos scripts serían pequeños programas ejecutados por una entidad externa, que vendría determinada por la extensión del script, contenida asimismo en el XML.

En torno a XML se están concediendo algunas patentes realmente absurdas. Un estándar cuya mayor utilidad es la representación de información no debería llevar a patentar modos de representaciones concretas. Es como si la escritura fuese libre pero se pudiera patentar «escribir una lista de personas seguida de su teléfono y el modo en que es leído de izquierda a derecha». Que dentro de XML se pueden guardar scripts es algo obvio, de hecho puede representar cualquier tipo de información (de hecho la X viene de eXtensible) y los criterios para admitir que Microsoft siga apropiándose de usos directos de XML no son sino una traición a la función de este metalenguaje (en cuya gestación estuvo y está muy involucrada la propia Microsoft).

Fuente: internetnews.com

Microsoft patenta el uso de XML en procesamiento de texto

El pasado 24 de Abril en Nueva Zelanda Microsoft presentó la patente «Word processing document stored in a single XML file that may be manipulated by applications that understand XML», que fue registrada con el número 525484. En una traducción aproximada – y desconociendo el contenido que no ha trascendido hasta el momento -se puede concluir que Microsoft ha patentado «el procesamiento de textos almacenados en un fichero XML individual que podrían ser manipulados por aplicaciones que entiendan XML». ¿Y qué procesador usa XML para almacenar textos?
OpenOffice. Aunque el ataque parece que podría tener su escapatoria para el paquete ofimático libre: OpenOffice no almacena los textos en un único XML, sino que emplea un fichero comprimido que contiene en su interior diversos ficheros XML. Es cierto que el texto en sí se encuentra en el content.xml, pero hay otros como el styles.xml en el que se almacenan los estilos utilizados en el texto.

Cualquiera que conozca la idea que hay detrás de XML comprende inmediatamente que una patente de esta naturaleza es absurda. XML pretende ser un formato estándar para almacenar información, especialmente recomendado para la comunicación entre aplicaciones. No es un lenguaje, es un lenguaje para construir lenguajes (en este caso el de los ficheros que crea y procesa OpenOffice), patentar su uso en un caso concreto sería entrar en una cadena de absurdos ¿y si el texto está en texto plano, también es patentable? ¿y si se encuentra partido en dos ficheros XML?. Aparte está el hecho de cómo puede permitirse una patente sobre algo que lleva haciendo StarOffice años.

Habrá que estar atentos a saber cómo evoluciona este asunto, sobre todo al contenido completo de la patente. Nueva maniobra sucia de Microsoft para desembarazarse de un rival. Soy de los que cree que OpenOffice aún está lejos de la Microsoft Office, pero – y todo esto apunta a que Microsoft está de acuerdo conmigo – los próximos años podríamos asistir a una rivalidad no conocida en las suites ofimáticas desde los tiempos de WordPerfect.

Fuente: nzoss.org, leído en JavaHispano