Microsoft y sus patentes frente al software libre

LinuxCada cierto tiempo Microsoft suele recordar su entendimiento de que gran parte de las aplicaciones más conocidas del software libre, especialmenete Linux, violan sus patentes. En una entrevista en Fortune, su «jefe de licencias», Horacio Gutierrez, ha afirmado que el kernel de Linux viola 42 de sus patentes y que el interfaz (¿se refirirá a Gnome o a KDE?) 65. A OpenOffice le acusa de infringir 45 y para otras aplicaciones libres afirma que son 83 las patentes utilizadas. La máxima proveniente desde Redmon es que «el software libre tiene calidad porque viola sus patentes«.

Mariano señala el peligro que tiene para internet y para multitud de empresas el que Microsoft, con su músculo financiero, emprendiera una guerra de patentes contra el software libre. Y es que el objetivo de las demandas serían las empresas que utilizan Linux, como IBM o Google, lo que podría derivar en varios escenarios: contrataque por parte de IBM y cía con su portafolio de patentes contra Microsoft hasta llegar a un acuerdo, todo el mundo pagando a Microsoft por utilizar Linux (un escenario impensable a día de hoy) o una remodelación del sistema de patentes software para evitar casos como este en Estados Unidos.

Por mi parte, me pregunto por qué Microsoft empieza una nueva campaña de FUD contra el software libre. En una etapa en la que parece dispuesto a darle un mayor protagonismo al navegador (Silverlight) y a empezar nuevos modelos de negocio con sus APIs más allá de la venta de licencias de Windows y Office, aparece este tic tan «ballmeriano» de amenazar con llevar a las compañías que usan software libre a los tribunales.

No creo que Microsoft se plantee en serio empezar a demandar a diestro y siniestro, más bien creo que esto es de nuevo un intento de crear inseguridad a las empresas a la hora de apostar por el software libre y de forzar acuerdos como el que tiene con Novell. Y esa es una señal, en todo caso, de suma debilidad, si realmente tuviesen nuevas aplicaciones y servicios superiores, no estarían ahora mismo clamando por los supuestos royaltis que le deberían pagar los que usan Linux y OpenOffice.

Por cierto, para observar cómo este es un tema recurrente, no hay más que mirar este post de hace un año.

El europarlamento rechaza la directiva de patentes software

648 votos a favor, 14 en contra y 18 abstenciones (El País). Día de celebración para todos aquellos que se han movilizado contra la directiva de patentes software que han visto como el parlamento europeo ha rechazado la propuesta del Consejo. Sin embargo, parece que no hay que cantar victoria todavía: el rechazo del parlamento ha sido más a la forma (el Consejo ha ninguneado su papel en todo el proceso) que en el fondo y, a pesar de lo declarado antes de la votación, es probable que se presente un nuevo texto consensuado entre ambos. Habrá que estar atentos a la redacción del mismo, pero mientras Europa seguirá libre de los efectos de esta perniciosa directiva.

Inminente decisión sobre las patentes software en Europa

Llegó el gran día. Hoy, miércoles 6 de Julio, será votada en el europarlamento la directiva de patentes software. Para quien no haya seguido el tema de cerca, conviene recordar a pesar que desde el europarlamento se solicitó replantear la directiva desde cero, esta ha seguido su curso siendo aprobada en el consejo de competitividad y finalmente en el Consejo europeo. A pesar de las posiciones en distintos momentos de España y Polonia, mañana va a ser el día decisivo para esta perniciosa directiva. Hay sobre la mesa 21 enmiendas presentadas por el diputado francés Michel Rocard y otros para intentar preservar la patentibilidad de los programas que podría suponer un golpe de gracia al software libre y a las pequeñas empresas desarrolladoras de software.

Por todo ello, hoy más que nunca, hay que decir NO a las patentes software

Aprobada la directiva europea sobre patentes software en el Consejo Europeo

A pesar de la oposición española a la directiva sobre patentes software, esta fue ayer aprobada en el Consejo Europeo con el único voto en contra del gobierno español. A pesar de que Alemania y otros paises habían anunciado su oposición, al final votaron a favor al ser introducidas varias enmiendas en la directiva. Bélgica, Italia y Austria se han abstenido. El alcance de dichas enmiendas aún no ha trascendido a los medios, por lo que es pronto aventurar si se han modificado los aspectos más polémicos de la directiva como son la patentabilidad de las invenciones que realicen una ”contribución técnica” (por lo ambiguo del término) y el efecto negativo que podría tener sobre el software libre al permitir de facto las patentes de programas, aunque en el texto esto último no se contemple.

Actualización, vía Efe: Se han incluido una referencia específica a que un programa de ordenador como tal no puede constituir una invención patentable,y que que para ser patentable, una invención ejecutada por ordenador deberá ser susceptible de aplicación industrial nueva y suponer una actividad inventiva. Después de todo, son enmiendas que afectan a gran parte de los aspectos más polémicos de la directiva, por lo que se hace necesario una lectura nueva del texto aprobado. El Ministerio de Industria ha publicado una nota de prensa en la que explica su postura:

El Gobierno Español votará hoy en contra de la Propuesta de Directiva sobre patentabilidad de las invenciones implementadas en el ordenador. Dicha Propuesta esta prevista para su consideración en la reunión del Consejo de Ministros de Competitividad que se celebrará hoy día 18 en Bruselas. En dicha decisión han sido tenidas en cuenta tanto las consideraciones de ámbito económico como político.

La posición española se justifica tanto porque la actual redacción no refleja suficientemente algunas de las enmiendas del Parlamento Europeo, en particular el alcance del concepto de la «patentabilidad», así como la poca definición del concepto de «contribución técnica» objeto de regulación de la futura Directiva. En este sentido, el Gobierno de España considera que no están claramente expuestas las ventajas de la protección que brinda la patentabilidad, teniendo en cuenta que ya existe una normativa de derechos de autor de los programas de ordenador.

Ahora la directiva vuelve al Parlamento Europeo, que introdujo numerosas modificaciones en la misma, que el Consejo ha descartado. Tras el voto del Consejo Europeo, para añadir nuevas enmiendas a la directiva sobre patentes software, el Parlmento necesitará mayorías mayores que la simple.

En definitiva, malas noticias para el software en Europa. Nos queda estar atentos a las modificaciones de última hora que han convencido a Alemania pero no a España y esperar la postura del Parlamento europeo.

Más información: ZdNet

La amenaza de las patentes software se cierne sobre Europa

A finales del año pasado tuvo lugar el debate sobre las patentes software en el seno de la Unión Europea. La Comisión Europea planteaba una directiva en la que el modelo consistía en el patentado ilimitado de software, aspecto que fue muy moderado por las distintas enmiendas aprobadas en el Parlamento Europeo. Sin embargo ese no fue el fin, aún le queda pasar por el Consejo Europeo, cuya reunión a tal efecto es mañana lunes 17 de Mayo y en el que la actual presidencia irlandesa pretende que se apruebe el modelo de patentado ilimitado del software.

El tema de las patentes software es largo y complejo. La principal razón por la que se articula el sistema de patentes sobre una industria es incentivar la investigación y proteger a los creadores, permitiendo obtener un beneficio a aquellos que produzcan innovaciones. Hay quien incluso proclama a las patentes como medio de defensa de la pequeña empresa respecto del gigante multinacional, que no podría plagiar directamente lo creado por otra.

Uno de los temas fundamentales a la hora de aproximarse a las patentes en el software es qué es realmente lo que se patenta. La directiva menciona a las invenciones que realicen una «contribución técnica», término ambiguo donde lo haya en el ámbito del desarrollo software. Lo cierto es que el sistema de patentes aplicado a la industria del software provoca efectos contrarios a los invocados para su implantación. Se llega a patentes sobre temas tan básicos, sobre aplicaciones directas de principios matemáticos e ideas tan inmediatas, que las posibilidades de innovación se tornan en inexistentes cuando las herramientas y métodos para llegar a ellas ya están patentados. Un ejemplo práctico sería en aquella absurda patente de Microsoft sobre uso de XML en procesadores de textos, como si se hubiese patentado el ponerle líneas a los folios o el grapar los folios con dos grapas en el ámbito de la escritura. En el software se debería optar por un sistema de otorgación de patentes en todo caso muy conservador, puesto que si descendemos a «bajo nivel», los algoritmos que consituyen los programas no son sino funciones matemáticas y las ideas y principios que engendran el software son en muchas ocasiones analogías directas de principios de otros ámbitos trasladados al universo intangible del software. Patentar el uso de la ventana como interfaz o el de mantener pulsada una tecla durante un tiempo para provocar un efecto, es patentar lo evidente.

Otro efecto importante es que los grandes beneficiados van a ser los gigantes de la industria del software. IBM y Microsoft lideran las listas de más patentes por año, auqnue también es cierto que caso Spx se dió el caso contrario: Microsoft se vió condenada a pagar por violación de patente.

En cualquier caso, con un modelo de patentes ilimitado el gran damnificado será el software libre. De aprobarse mañana esta directiva en el estado que la presidencia irlandesa quiere hacerlo, el software libre tal y como hoy lo conocemos perecerá. La posibilidad de reproducir versiones libres de los programas más comunmente utilizados desaparecerá, por lo que sólo los proyectos muy patrocinados por empresas grandes podrán permitirse aforntar el pago de licencias de las distintas patentes.

Las posturas de los distintos gobiernos en el Consejo Europeo es una incógnita en muchos de los casos. Alemania ya ha manifestado su oposición, Irlanda es la gran impulsora de la aprobación. Ni el ministro español, José Montilla, ni Isaías Táboas, jefe del gabinete del ministro, han confirmado aún la oposición de España a esta directiva sobre las patentes del software. Miembros del PSOE a título individual, como el presidente de Extramdura, Rodríguez Ibarra, y miembros del PP como el conseller de Cultura, Educación y Deporte de la Comunidad Valenciana, Esteban González Pons, ya han declarado su postura en contra de la directiva. Izquierda Unida ha tomado esta postura como la oficial de la coalición.

En definitiva, una decisión crucial para el futuro del software, del que los ciudadanos todavía no sabemos qué piensan nuestros gobernantes.

Más información:

Recogidas más de 25000 firmas en contra
Barrapunto
Navegante
FFII
SlashDot