Google, patentes y software libre

Interesante leer lo que dice – y lo que no – Google en su reciente anuncio de compromiso de no atacar con diez patentes ciertos desarrollos de software libre.

Partiendo de que Google nunca ha ido a la ofensiva con las patentes software demandando a terceros – más bien lo contrario, véase todo lo sucedido con Android – el hecho de subrayar que de momento diez y sólo a desarrollos libres hacen pensar que quieren dejar abierta la posibilidad a otros escenarios.

Como me apuntan por Twitter algunos, parece que es inevitable que en una gran empresa cotizada en bolsa no hagan pronunciamientos generales sino que confirmen patente a patente. En todo caso, sigue siendo crítico contar con Google en la lado de quienes no utilizan las patentes software para sacar competidores, emprendedores y minar el desarrollo de sistemas y estándares abiertos.

Relacionado: un compromiso más fuerte al respecto fue el Twitter con su IPA

Más patentes de diseños

En pleno debate sobre las patentes software, Estados Unidos aprueba una nueva ley que refuerza las patentes sobre diseños. En Giga Om tienen un primer análisis de una normativa que parece creada para proteger a las empresas americanas que hacen outsourcing de la fabricación a Asia y luego ven que desde allí se clonan sus productos y se exportan a Estados Unidos… pero a buen seguro que formaran parte del debate de la litigación sobre dispositivos electrónicos y software.

Relacionado: No, no fue un gran día para los innovadores

¡BOMBAZO! Xerox gana juicio a Apple y hunde la compañía de Cupertino

Bombazo de última hora, en un veredicto esperado por los principales analistas un jurado ha dictaminado que Apple es culpable de infringir las patentes de Xerox sobre interfaces gráficos y la metáfora del escritorio. En su momento Xerox demandó a Apple por violación del copyright de su software, apuntando que tanto Macintosh como Lisa incorporan el diseño e interfaz Xerox, con la base de la metáfora del escritorio.

Esta demanda por copyright fue desestimada, como indicó un portavoz de Apple «La demanda de Xerox parece confundir la distinción entre las ideas y su expresión; el copyright protege la expresión, no las ideas», pero gracias a la aparición de las patentes de diseño y software esta desprotección de los innovadores ha desaparecido y compañías que viven de tomar elementos creativos de otras son penalizadas.

La sentencia establece una indemnización de varios cientos de millones de dólares, lo que a día de hoy – apenas comenzado 1990 – puede provocar la no viabilidad de la propia Apple, algo que no nos debe preocupar demasiado porque esto sin duda será lo mejor para la innovación, la creatividad y el diseño. El CEO de Xerox ha enviado una carta a sus empleados explicando que esto no lo hacen por dinero, sino que es una cosa muy buena, con valores y tal.

La reacción de los analistas no se ha hecho esperar. La famosa revista mensual The Verge opina que esto está muy bien que haya pasado, porque así cada uno se currará un interfaz y un diseño diferente, el analista Gruber – famoso por su filia por las tecnologías Xerox – afirma que «Xerox fue criticada en su momento, pero ahora todo el mundo dice que sus invenciones eran obvias, la sentencia arregla esto». Por su parte desde el boletín Asymco se sostiene que Apple lleva años copiando a Xerox, que eso es innegable.

En España tampoco han faltado los que han visto en esta sentencia un aplauso a la innovación y premiar a quien crea. En Xerox Esfera indican que esto puede ser bueno para Apple, porque así tendrá que «innovar y no copiar»; Eduardo Arcos afirma que la sentencia del juicio demuestra que «no solo se trata de “inspiración”, que no se trata de “evolución natural”, sino que Apple canibalizó y plagió a Xerox. Peor aún: con conocimiento de causa, sabiendo perfectamente que estaban haciendo algo que no deberían hacer». Finalmente el periodista de El Mundo, Angel Jiménez sostiene que «la decisión no afecta a los consumidores» y que «habría que haber visto la reacción si la sentencia hubiese sido la contraria», apuntando al muy claro ambiente «anti Xerox» que se respira en la prensa.

Lo dicho, una gran día para el mundo de la tecnología y la innovación al librase de gente que copia, tan poco innovadora como Jobs y Wozniak.

PS: Creo que la mayoría de los lectores de Error500 ya habrán pillado el sentido de esta entrada. Por si acaso llega algún despistado, leería el análisis de la sentencia en el caso Apple Vs Samsung para entender el contexto de este artículo de ficción.

IPA, Twitter renuncia a la guerra de patentes

TwitterLa introducción ayer de la «Innovator’s Patent Agreement» (IPA) por parte de Twitter habría de considerarse de los movimientos más positivos, elegantes e inteligentes dentro de la industria relacionado con las patentes software. Para entenderlo hay que retraerse a la «apertura de la caja de pandora» por parte de Yahoo, empleando su portafolio de patentes de manera «ofensiva» (buscando el pago de royalties) contra Facebook y no de manera «defensiva», que es lo que venían haciendo las grandes compañías de internet, registrándolas para precisamente evitar ser demandados.

El movimiento de Yahoo fue recibido por gran parte de la industria con un gran disgusto y enfado, tanto por otras empresas del sector que lo percibieron con buen sentido como una bomba contra la innovación en Sillicon Valley, como por ex empleados de Yahoo de cuyo trabajo salieron las patentes y a los que se contó que iban a ser registradas dentro de ese tipo de estrategia «defensiva» generalizada entre empresas como Yahoo.

Lo que Twitter hace con IPA es otorgar el poder sobre la patente a los ingenieros de cuyo trabajo surge, de forma que estos desarrolladores podrán vetar el uso «ofensivo» para demandar a otras compañías. De esta forma, Twitter renuncia a la guerra de patentes iniciada por Yahoo e introduce en la industria un ejemplo de buenas prácticas que beneficia a todas las compañías que están innovando en el entorno social y web.

Twitter también obtienen un beneficio indirecto para ella misma: una posición mucho más atractiva a la hora de captar talento dentro de los perfiles de ingenieros software de más alto nivel, que en un contexto de crecimiento del sector, alta demanda y mucho dinero deseando invertir en nuevos proyectos tienen así una razón más para preferir Twitter a compañías como, por ejemplo, Yahoo.

IPA al final no va a acabar con el problema de las patentes software y no deja de ser la asunción de un riesgo por parte de Twitter, pero planta una bandera de lo que una empresa centrada en la tecnología entiende como lo correcto. Este movimiento debería estar en la definición de «responsabilidad social corporativa», se trata de «hacer lo correcto» y beneficiar a todo tu sector, sobre todo al ecosistema de emprendedores e inversores que ha permitido que nazcan proyectos como la propia Twitter. Sólo queda esperar que más compañías se sumen a ellos.

Microsoft compra patentes a AOL… y en entre ellas las de Netscape

La compra de un amplio portafolio de patentes por parte de Microsoft a AOL (All Things D) es importante en dos dimensiones.

Por un lado porque no presagia nada bueno en la batalla abierta respecto a las patentes software y la web; Microsoft no ha sido beligerante en este frente pero sí en el de los sistemas operativos móviles y esta toma de posiciones puede indicar que o bien prepara un cambio de estrategia o bien toma posiciones defensivas hacia lo que se avecina. Por otro lado tenemos su componente emocional, parte de estas patentes corresponderían a Netscape, el navegador de referencia en la primera gran era de la web y que Microsoft se empeñó en hundir hace ya unos cuantos años.

Relacionado: El final de Netscape

Yahoo abre la caja de Pandora de las patentes software y la web

La demanda de Yahoo a Facebook por violación de patentes que se conoció anoche probablemente sea una de las peores noticias del año relacionadas con internet y tecnología. Lo que tenemos es a uno de los gigantes de la web, un histórico como Yahoo, empleando su portafolio de patentes contra el gran candidato para liderar la web social los próximos años.

¿Por qué es tan terrible esto? Por muchas razones, pero sobre todo por dos: por un lado las patentes software además de muy cuestionables desde el punto de vista técnico, no promueven los beneficios que se le supone a un sistema de patentes (incentivar la innovación, proteger a los pequeños de los abusos de los grandes). Este caso es un ejemplo de todo ello, una compañía como Yahoo que lleva años estancada y en declive en lo que a innovación respecta contra una empresa que – por mucho que a uno le guste demasiado – sí que innova y que recoge los beneficios de dicha innovación.

Por otro lado, lo peor puede ser el haber abierto la caja de pandora. El paso de tener patentes a modo defensa, para protegerse de demandas de terceros, a pasar a la ofensiva. Esto puede derivar en una escalada, en que Facebook demande a su vez, que terceros se vean implicados (Microsoft es accionista de Facebook), que entremos en una escalada como la de la telefonía móvil. Un escenario en el que gigantes con portafolios inmensos de patentes emplean sus esfuerzos y recursos en los juzgados mientras se intimada a cualquier actor pequeño que quiera entrar en el sector. Justo lo contrario a lo que ha venido siendo la web desde que existe y justo lo que Yahoo ha traicionado.

Dos artículos recomendables al respecto: Andy Baio en Wired (un ex Yahoo) y Fred Wilson. Ambos hablan muy claro sobre la barbaridad que ha cometido Yahoo.

Los emprendedores, grandes amenazados por la concentración de patentes

Samsung galaxy S2

Google «pasa al ataque» en el tema de las patentes software como amenaza de Android. En Xataka recogen las grandes disputas sobre la mesa en el tema de móviles y patentes software, con Android como centro de la mayoría de ataques, algo que ha provocado que Google aparezca ahora como salvadora, víctima de un sistema que permite patentar casi cualquier cosa en software.

El caso es que Google no es la primera gran corporación que se presenta como una «patentadora defensiva», afirmando que lo hace (en este caso comprar portafolio a IBM) sólo para evitar ataques de terceros y poder forzar acuerdos del tipo «tú no me demandas, yo tampoco lo hago por las que infringes de mi portafolio». Sería tranquilizante si no fuera porque Apple y Microsoft también «eran así» y en los últimos meses hemos visto como han atacado a otras empresas a base de patentes, rompiendo esa imagen de «gigante tranquilo» en el tema de las patentes software que tenían hasta ahora.

El peligro latente es que acaben convirtiendo el sector de la tecnología en un negocio de abogados, con una concentración terrible de patentes en las grandes corporaciones que por esta vía impidan que ninguna startup pueda construir un producto de éxito que les amenace sin violar ninguna patente más o menos absurda. Es la mejor garantía para mantener el status quo, sólo un gigante con un gran portafolio puede dar «protección» a los nuevos desarrollos, sobre todo en el mundo móvil donde se está desatando la batalla.

PD: y todavía falta por entrar en acción HP, que con la compra de Palm se hizo también con un gran número de patentes.

Las patentes software amenazan a Android y al ecosistema móvil

Samsung galaxy S2

El tema de las patentes software vuelve con fuerza hasta el punto de que estamos llegando a una especie de climax: o se consigue ponerle coto en Estados Unidos o el software acabará siendo un negocio puramente de abogados. El núcleo de la disputa se sitúa ahora mismo en el móvil, con Android como especial protagonista. Al sistema operativo de mayor implantación en smartphones le están siguiendo un montón de «amigos»:

  • El asunto más grave viene dada por la victoria de Apple en su demanda a HTC. Si vamos al detalle de las patentes involucradas, vemos que van directas a funcionalidades de Android como sistema.
  • Oracle también quiere ingresos por Android bajo el argumentario de violación de patentes y vulneración de su copyright por el uso de Java en Android. De hecho ahora mismo están pidiendo que Larry Page testifique.
  • Luego tenemos el llamativo caso de Microsfot, que gana más dinero con Android que con Windows Phone gracias a que la propia HTC llegó a un acuerdo con ellos para evitar demanda por patentes. Ahora van a por otros fabricantes.
  • El escenario a futuro no se presenta mucho más halagüeño, Google – que parece bastante ausente de esta problemática – perdió en la puja de las patentes de Nortel frente a un consorcio formado por Apple, Microsoft y RIM.


A todo ello hay que sumar a los «trolls de las patentes» que atacan tanto al ecosistema de desarrolladores de Android como al de otras plataformas, con bastantes ejemplos sobre la mesa como relatan Furbo, Macrumors y The Guardian.

El escenario que tenemos sobre la mesa es que empresas que hasta ahora no habían sido proactivamente litigiosas con las patentes como Apple y Microsoft han pasado a la ofensiva, en la que hay muchos más amenazando no sólo la plataforma Android (si por cada móvil se tienen que pagar 50 dólares por patentes tenemos un escenario en que empieza a ser mucho más caro que los sistemas propietarios con licencia), sino que también los nuevos desarrolladores en el móvil se ven amenazados. Lo dicho, esto parece un momento decisivo para las patentes software: o se hace una reforma profunda (ahí es donde Google va a apostar) o el negocio del software pasará a ser un negocio de grandes corporaciones con legiones de abogados.

Microsoft detalla sus plantes con las patentes

microsoftMicrosoft ha dado detalles acerca de sus intenciones tras afirmar que el software libre viola 235 de sus patentes. Su intención, afirman, es la de cobrar por licencia (¡del software libre!, incluido Linux) a los desarrolladores de las aplicaciones que supuestamente vulneran las patentes, a los distribuidores y a los usuarios finales. También han dado un poco más de información de las patentes que entienden que se están infringiendo, apuntando a que, por ejemplo, por el interfaz gráfico y los menús se han saltado 65 patentes. Vía Washington Post.

Un acto de desesperación y el mejor modo para empeorar todavía más su imagen. Pensar a estas alturas que los usuarios, distribuidores y creadores de software libre acaben pagando licencias a Microsoft es una locura. En los comentarios a esta entrada de Enrique Dans, sostengo que Microsoft parece tener doble personalidad: por un lado pretende adoptar una filosofía más abierta y atraer a los emprendedores y por otro sale con esta amenaza para conseguir royalties que ataca a las empresas y usuarios. ¿Quién va a contratar servicios a alguien que por otro lado amenaza con demandar a medio planeta, incluido tú? Es de locos.

Por otro lado dos apuntes ¿le conviene a Microsoft meterse en una guerra de patentes, sobre todo en temas de interfaz gráfica en los que Xerox, IBM, Apple, HP y AT&T tendrían mucho que decir? e, interesante el comentario de Schwart (vía Uberbin) desde Sun (damnificada por el tema de Open Office sobre todo): ellos se adaptaron al cambio que supuso la llegada de Linux y la pérdida de gran parte de su negocio con Solaris y a una nueva época de software libre y estándares abiertos. Sin ponerse a demandar a diestro y siniestro.