Oversi, P4P sobre Bittorrent

P4P

Por aquí hemos hablado de las tecnologías P4P, que van a permitir optimizar el tráfico P2P con ayuda de los ISP. La propuesta que hoy comentamos es Oversi, una compañía israelí que ha cerrado un acuerdo con Bittorrent (la empresa detrás del protocolo) para hacer lo mismo, utilizar información de la topología de la red del proveedor para seleccionar quienes intercambian con quien: saber quien está más cerca para conectarte (en la red del ISP, generalmente será quien esté cerca geográficamente) y descargar de él, en lugar de hacerlo sólo por los criterios puros de Bittorrent.

Aunque a priori este tipo de tecnologías P4P apuntan a un beneficio para todo el mundo (los ISP ven reducida su saturación por el uso del P2P, a los usuarios las descargas le irán más rápido), lo cierto que no dejan de ofrecer una sombra respecto: los proveedores de internet siempre han querido llevarse un pedazo del negocio de los contenidos y este escenario en que colaboran de forma activa – y no sólo como proveedor – con el P2P, es perfecto para plantear un esquema por el que se llevan una parte del pastel en plataformas de pago por contenido en las que se filtre lo compartido sin ánimo de lucro.

Más información en ArsTechnica.

Relacionado: Los ISP traicionarán a los internautas, necesitamos nuevos políticos.

Los ISP traicionarán a los internautas, necesitamos nuevos políticos

Los ministerios de Cultura e Industria fijan el periodo de presidencia española de la UE (primer semestre de 2010) como límite para tener un «nuevo marco jurídico que frene el intercambio gratuito de contenidos». Así reza el subtitulo del artículo de Público que recoge un comunicado de la Comisión Intersectorial presidida el ministro de Cultura, César Antonio Molina.

Este «nuevo marco» llevaría a un escenario en el que los proveedores de internet colaborarían con las sociedades de derechos de autor para espiar y controlar las comunicaciones de los usuarios, de forma que se impusiesen las condiciones de los segundos.

Resulta curioso como en los comentarios en Menéame a esta noticia hay quien apunta a que «para esa época tendremos el P4P como alternativa». Y es que es precisamente al revés, los proveedores de internet estarán encantados de censurar la red, de controlar lo que se pueda comunicar en ella y de matar la neutralidad de la red en el mismo momento en que se lleven parte del negocio de los contenidos, algo que viene siendo su sueño desde hace años. Y, precisamente, el P4P es un camino para ello.

Este año está siendo nefasto en lo relacionado con los intentos de los gobiernos por controlar internet. No soy tan optimista como otros que siguen pensando que «internet es incontrolable» y que «no se pueden poner puertas al campo»… los marcos legales que se dibujen en los próximos años van a ser decisivos: una internet abierta, libre y neutral o una controlada por los gobiernos al servicio del culturetariado«.

Hace unos días se votaba en el parlamento europeo sobre controlar internet, que finalmente parece que no van tan lejos como nos temíamos (Soitu). En cualquier caso, los pasos que se están dando en Europa son muy preocupantes, desde el corte de conexión por usar P2P hasta otras para controlar todas las comunicaciones.

Todavía más preocupante es la situación política, los partidos parecen tener sólo en cuenta los intereses de los distintos lobbies de la industria de los contenidos y de las asociaciones gestoras de derechos de autor, sin que lo que quieren los ciudadanos parezca importarles lo más mínimo. Uno lee la información sobre los congresos del PP y del PSOE y sólo encuentra palabras vacías sobre «I+D+I» o «cambio del modelo productivo», pero luego no encuentra una línea con sentido sobre tecnología o internet. Necesitamos un voto internauta porque con la red nos jugamos el secreto de las comunicaciones, de la libertad de información y expresión y de un desarrollo económico más basado en el conocimiento. Mientras, seguimos gobernados por bandas de analfabetos digitales a los que no les preocupa destruir lo mejor de la red para mantener el negocio de los reyes de la subvención.

Akamai y Ono para acelerar Bittorrent

Ono es un plugin para Azureus que acelera las descargas de este cliente de bittorrent. La idea es, como en el caso del P4P, la de buscar otros pares «cercanos» en la topología de la red. La diferencia estriba en el modo de conseguirlo, mientras que la tecnología abrazada por Telefónica y Pando precisaba de la colaboración del proveedor de conexión, Ono (no confundir con el proveedor español) lo hace sin que este intervenga o decida que sistemas puede ser optimizado.

Este plugin para Azureus utiliza Akamai para localizar a usuarios «vecinos». Akamai es un «CDN o Content Delivery Networks» para servir contenidos. Su funcionamiento viene a ser parecido a un «hosting distribuido», el usuario hace su petición de contenido (típicamente multimedia), el cual Akamai tiene replicado en multitud de servidores. A continuación localiza el servidor más cercano al usuario y desde ahí le sirve el contenido de forma transparente para él. ¿Cómo usa esto Ono? Sencillo, si las peticiones de dos usuarios son redirigidas al mismo servidor de Akamai, entonces es que están cerca y por tanto deben darse prioridad a la hora de compartir contenidos por Bittorrent.

Muy interesante esto de optimizar el tráfico sin que los ISP tengan que intervenir, eliminando el argumento que estos pueden esgrimir de que con P4P y renunciando a la neutralidad de la red, se mejora el rendimiento para el usuario. Habrá que ver las cifras que obtienen los investigadores con esto del Ono y el uso de CDNs tipo Akamai. Casi dan ganas de dejar utorrent y volver a Azureus.

El sitio oficial para su descarga es northwestern.edu. Un artículo muy bueno sobre su funcionamiento en Ars Technica.

Telefónica, Pando y el P4P contra la neutralidad de la red

P4P

Las pruebas realizadas por varios proveedores de internet apuntan a una mejora de 235 por ciento en la velocidad de Pando usando técnicas P4P. Merece la pena recordar qué es el P4P como sistema de optimización del P2P: se trata de que el proveedor de la conexión facilita información de la topología de su red al protocolo de intercambio de ficheros para optimizar su rendimiento. A priori, el propósito es hacerlo sólo con aquellos sistemas P2P que controlen qué se comparte y compartan negocio con los proveedores de internet. Entre los ISP que han participado en las pruebas de P4P y Pandro tenemos a Orange y a Telefónica, como cuentan en el blog de Pando.

Detrás de todo esto tenemos el eterno interés de los proveedores de internet de llevarse un pedazo del negocio de los contenidos: optimizar el tráfico de un determinado P2P que controle qué se comparte y distribuya películas o televisión con publicidad (o de pago por visión), llevándose una tajada de los ingresos. De un escenario que debería beneficiar a todos, los usuarios que obtendrían un mejor rendimiento de las aplicaciones P2P y a los proveedores de internet, que verían minimizado el consumo de recursos, pasamos a lo que vendría a ser una vulneración del principio de neutralidad de la red: priorizar y optimizar sólo el tráfico que se somete a los principios que convienen al proveedor de conexión, no dando datos de topología de la red a quien no entre por el aro.

Por cierto, no es extraño ver a Telefónica en estas pruebas con Pando y el P4P, ya hace un año se manifestaron contrarios a la neutralidad de la red.

P4P, proveedores de internet optimizando el P2P

El P4P no es un protocolo P2P, sino tecnología que los proveedores de internet optimicen el tráfico P2P. La idea tras el P4P es la utilizar la topología de la red del proveedor para seleccionar quienes intercambian con quien: saber quien está más cerca para conectarte (en la red del ISP, generalmente será quien esté cerca geográficamente) y descargar de él, en lugar de hacerlo sólo por los criterios del protocolo que se esté usando (Bittorrent u otro). De esta manera las tecnologías P4P ofrecerían ventajas tanto para los usuarios (mejor rendimiento de las aplicaciones P2P) como para los proveedores de internet, que verían minimizado el consumo de recursos.

Las pruebas que ha hecho hasta ahora Verizon arrojan una cifras esperanzadoras. Consiguieron mejorar el rendimiento de Pando hasta un 600 por ciento en algunos casos (200 por ciento de media). Los datos los da Ars Technica y los comenta Criando Cuervos. Según Banda Ancha, Telefónica también está haciendo pruebas con P4P y Pando.

Aunque a priori el P4P se presenta como una forma razonable de mejorar la eficiencia del P2P, lo cierto es que hay algunas implicaciones importantes que habría que considerar. Por un lado tenemos que se trata de los proveedores de internet ofreciendo información de su red a los distintos sistemas P2P a optimizar. Si a eso sumamos el escenario actual en el que éstos proveedores están empezando a plantearse una política de persecución de los usuarios que comparten contenidos con derechos de autor (Francia, Reino Unido, Bélgica… escenarios por la batalla por controalr internet), tenemos que el uso probable del P4P esté en sistemas con un control completo de las operadoras y que a buen seguro ofrecerán a la industria de los contenidos para proveer servicios de descarga de vídeo en alta definición. Es el escenario que llevan mucho tiempo buscando: no sólo ganar por ofrecer conexión a internet, sino también llevarse un trozo por los contenidos cobrando al proveedor.

Llegados a este punto cabe preguntarse si esto del P4P no puede desembocar en una ruptura de lo que es la neutralidad de la red: optimización de los sistemas que considero favorables a mi estrategia (por ejemplo los P2P con contenidos que incluyen publicidad como el caso comentado en el blog de Pando, la NBC usará su sistema para ofrecer descargas de contenidos de alta definición) y no dar información al resto de sistemas que no filtran los contenidos que los usuarios comparten.

P4P

Actualización: véase también Akamai y Ono para acelerar Bittorrent y Telefónica, Pando y el P4P contra la neutralidad de la red.