Webkit y el regreso al monocultivo en la web

La decisión de Opera de pasarse al motor de renderizado Webkit ha abierto un amplio debate sobre estándares de facto y de iure, empujado sobre todo por gente de Mozilla.

Su punto es que pasamos a menos diversidad de motores (Opera abandona el suyo, Presto), quedando tres: Webkit (que es además software libre y que lideran Apple y Google), Gecko (la apuesta de Mozilla para Firefox) y Microsoft con el suyo propietario para Internet Explorer. Y, lo más relevante, es que con el cambio de Opera la navegación en el móvil va a quedar prácticamente en manos de WebKit, preinstalado en las dos grandes plataformas actuales, iOs y Android.

El caso es que el cambio de Opera, con su cuota de mercado, tampoco va a ser demasiado relevante pero el debate sí que está ahí. Mientras Flash y otros plugins fueron ya expulsados de esta competencia el desarrollo de estándares en la web está deviniendo en un proceso por el cual cada uno empieza implementando sus propuestas y luego se espera la certificación del estándar.

El escenario final es que es posible que WebKit se convierta en el estándar de facto, que se acabe maquetando y desarrollando para él, y que el estándar oficial (o de iure) sea secundario, con Apple y Google dirigiendo por tanto la mayoría de tecnologías que acabarán funcionando en todos los navegadores. No estoy muy seguro de que eso vaya a suceder (Firefox y Explorer siguen siendo muy relevantes en escritorio y tienen sus posibilidades en móvil y tablet) ni de que sea intrínsecamente negativo, pero merece la pena anotar el tema y no olvidar el peligro y costes de no desarrollar para estándares, algo de lo que ya tuvimos suficiente en la etapa de Explorer 5 y Explorer 6.

PS: ¿que fue de los rumores de compra de Opera por parte de Facebook

Facebook en el móvil, a vueltas con un smartphone y un navegador

Hoy colaboración por partida doble, publico «El smartphone de Facebook tiene muy difícil el «me gusta»» en Xataka y «Facebook en el móvil puede necesitar un navegador… o necesitar mucho más» sobre uno de los temas nucleares en el futuro de la empresa estrella de la web social.

Repasamos las dos serpientes aparecidas en los últimos días – compra de Opera, sacar teléfono propio – desde la clave que venimos comentando hace mucho tiempo, Facebook necesita aplicaciones en el móvil pero para ello necesita librarse de intermediarios. El caso es que ninguna de las estrategias para conseguirlo, a día de hoy, se antojan como una solución factible para sus necesidades, algo que probablemente sea una de las variables fundamentales para su caída en bolsa desde una valoración basada en la expectativa de ser gran referente de las redes sociales los próximos años.

Opera 10 y cuando el mercado no premia a los innovadores

Opera

Opera 10 ya está disponible para descarga. Como comenté tras probar la versión beta, por rendimiento, estabilidad, consumo de recursos y funcionalidades, es un muy buen navegador web que lo tiene muy complicado en el mercado: carece del ecosistema de extensiones y el favor de la comunidad del software libre (Firefox), el efecto red y la inercia de Explorer, y tiene peor distribución y un punto menos de velocidad que Chrome. A su vez, Safari me comentan que va mejor en Mac (no lo he comprobado) y viene preinstalado.

Y, definitivamente, es una lástima que el mercado no haya premiado a Opera con una mejor cuota de mercado, a pesar de las múltiples innovaciones que ha ido introduciendo: pestañas, el speed dial, Opera Link, los gestos con el ratón, y en última instancia, Opera Unite. Muchas han sido integradas rápidamente en los productos de la competencia y han mejorado sin duda la experiencia de navegación de los usuarios de otros navegadores, pero la compañía noruega se queda sin el premio de una cuota de mercado significativa si exceptuamos dos o tres países (Rusia entre ellos).

Algunos dirían que esta situación «injusta» se arregla mediante patentes software, pero lo cierto es que cada uno de estos mecanismos se puede interpretar como la traslación al mundo de los navegadores de funcionalidades o mecanismo de interfaz ya existentes, sería un error levantar la barrera de patentes software también en este caso. ¿Qué le queda a Opera entonces? Ha intentado explotar el efecto red (con Unite), también el ser multiplataforma (Opera Link y la sinrconización de favoritos), pero su situación final es que consigue una buena posición de desarrollo para otras plataformas (la Wii, por ejemplo) y cierto mercado en el internet móvil, escenario en el que va a tener el problema de que Android y Apple traen navegadores de primera.

En todo caso, recomiendo su descarga, es gratis y ofrece una muy buena experiencia de navegación, opera.com/download.

Opera Unite, un servidor en el navegador

Opera Unite

Opera había prometido que hoy iba a «reinventar la web» y lo que ha presentado es, ciertamente, digno de ser comentado. Se trata de Opera Unite, una versión de su navegador web que no es sólo un cliente «para navegar» sino que ofrece también un servidor y que me está encantando. ¿Para qué puede servir eso? Tal como lo han planteado en Opera, para poder ofrecer desde nuestro equipo servicios e intercambiar información con otros usuarios ¿Quiero enseñar fotos a contactos o públicamente? ¿Compartir música, trabajar en un documento compartido? Si para todo ello preferimos no subirlo a ningún servicio en la web, podemos utilizar nuestro equipo local como servidor a través de una dirección tipo http://my.opera.com/antonello/unite/ y gestionar qué servicios y datos queremos ofrecer y a quién.

Opera Unite es una especie de «monta un servidor web con limitaciones sin tener conocimientos técnicos». Las limitaciones vienen dadas por las aplicaciones que se desarrollen sobre Unite, que viene con algunas preinstaladas (reproductor multimedia, intercambio de ficheros, compartir fotos, un servicio para que los contactos nos dejen notas), pero que también permite que terceros lo extiendan. Ahora mismo se encuentra en versión alpha y tiene bastantes errores y no resulta nada intuitivo a la hora de configurarlo, pero funciona y se puede descargar en labs.opera.com.

Opera Unite

Una primera lectura sobre Opera Unite sería que es una apuesta decidida en pro de una internet distribuida, más similar al modelo P2P que a los grandes concentradores que han tenido éxito en la web 2.0: Youtube, Flickr, Facebook, Digg, Twitter. Claro que hay aspectos centralizados – todo funciona con usuario y con URLs de Opera – por lo que puede existir cierto control de lo que se hace e intercambia (habrá que leer atentamente las condiciones del servicio cuando sea definitivo). Las conexiones finales sí que parece que son punto a punto, pero no hay posibilidades de momento de salir del control de los dominios de Opera.

¿Qué puedo decir sobre Opera Unite? El planteamiento me gusta mucho y abre infinitas posibilidades de montar cosas interesantes sobre él. En términos prácticos trae varios problemas consigo: seguridad será un elemento crítico y tenemos las limitaciones de tener que mantener el ordenador encendido y de ancho de banda de subida, un suplicio en nuestro país. Esperaba que al meter un servidor en el navegador, Opera Unite fuese una apuesta por ampliar el modelo cliente-servidor de HTTP, algo del tipo Gears pero más ambicioso; la opción de Opera ha sido ampliar lo que puede hacer su navegador, así que estamos más que ante una revolución de la web, ante una revolución de Opera. Que no es poco.

Firefox se está quedando anticuado. Probando Opera 10

Opera

Estoy jugando con la beta de Opera 10 y no puedo más que decir que me está encantando, como casi siempre me pasa con las nuevas versiones de este navegador web. Rápido, bonito y con un muy alto cumplimiento de los estándares, se puede descargar para Windows, Mac y Linux desde el sitio oficial.

Con esta versión de Opera, ya tengo dos navegadores que prefiero a Firefox, cuya experiencia de usuario se me antoja quedándose atrás: pesado y lento comparado con otros, pero con un maravilloso ecosistema de extensiones. Esta ventaja basada en la gran comunidad de desarrolladores es la que le queda al navegador de Mozilla – toda vez que la que tenía de partida, sólo competir con un pobre Internet Explorer, ya no es más así – pero no durará eternamente: cada vez están más cerca las extensiones para Chrome y el perfil early-adopter puede ser sensible a las virtudes del navegador liderado por Google. Con Opera servidor ha perdido la esperanza, es muy bueno, es realmente bueno, pero la gente pasa de él y mi impresión es no va a conseguir el sitio en el mercado que se merece. Ojalá me equivoque, queda todavía mucho usuario por conocer las virtudes de la nueva generación de navegadores web.

Relacionado: Opera en la segunda guerra de los navegadores

Estadísticas de uso de Chrome… ¿a quién esta robando cuota de mercado?

estadísticas Chrome

Tenía curiosidad por echar un vistazo a las estadísticas y observar el grado de adopción de Chrome. No sólo saber si se está utilizando, sino también intentar entender a quién le estaría robando cuota de mercado. Por un lado, siendo una versión beta, software libre y con Gears y javascript por bandera, uno pensaría que el perfil de usuario de Firefox es el que estaría más dispuesto a probarlo. Por otro, el handicap de no tener extensiones, hace que Chrome pierda muchos puntos para ser elegido el navegador habitual de ese mismo tipo de usuario.

Así que para resolver mis dudas, he tomado los datos de la semana anterior a la salida de Chrome y los he comparado con los de los últimos siete días, para así evitar el efecto que tuvo el lanzamiento. Tomando datos ofrecidos por Analytics para esta página tenemos que:

  • Chrome llega al 5.1%, lo cual no está nada mal.
  • Explorer pierde un poco más de tres puntos, pasando de más del 56% de los usuarios al 53%.
  • Firefox pierde 1.5 puntos, pasando del 38% a algo más del 36% de los usuarios de Error500.
  • Safari sube dos décimas y Opera baja una.

Para intentar tener una visión algo más amplia, he comparado estos datos con los de Genbeta y Blogdecine y así tener un espectro más amplio del usuario «geek» y otro perfil de usuario. He encontrado algunos datos interesantes:

  • Se nota que el público más «techie» es quien está adoptando el navegador de Google. En cine, apenas el 2,43%de los usuarios usa Chrome, en Genbeta pasa del 4.5%
  • En cine toda la cuota de Chrome la ha perdido Firefox, en Genbeta Explorer baja un poco, pero es el navegador de Mozilla quien más desciende (del 42.3 al 38.9).

Creo que no se pueden sacar conclusiones todavía y menos con unas muestras tan pobres como las que he escogido. Mis primeras impresiones son que a Firefox le está afectando la aparición de Chrome y es quien más cuota de mercado está perdiendo por culpa del navegador de Google. La buena noticia para Mozilla es que coincide con una tendencia de sustitución de Explorer por Firefox, por lo que el efecto está siendo amortiguado. Por su parte, el browser de Microsoft sigue bajando, al igual que Opera, mientras Safari se mantiene. Me apunto un estudio más amplio para final de mes con datos de más blogs y muestras más representativas.

Opera 9.5

Opera 9.5

En esta segunda guerra de los navegadores el rol de Opera me sigue resultando especialmente interesante. Esta semana ha visto la luz Opera 9.5, un navegador estupendo al que merece mucho la pena darle una oportunidad.

Además de velocidad, estabilidad, consumo de memoria razonable y una usabilidad bastante mejoradas, Opera 9.5 incluyen algunas funcionalidades como Opera Link, Speed Dial, un gestor de descargas con soporte de Bittorrent y, tal como explican en el análisis de Genbeta, protección antimalware integrada de Haute Secure.

Opera 9.5 es un gran navegador, hoy por hoy me convence más que la versión candidata de Firefox 3, que por otro lado sigue teniendo la ventaja de un ecosistema de desarrolladores que ofrece un montón de extensiones que completa bastante la potencia del navegador.

Descarga: Opera.com.

Opera integra Google Gears y MySpace lo utiliza

google_gearsGoogle Gears se perfila como el estándar de facto para el soporte offline de aplicaciones web en el navegador. Si ayer era MySpace (Tc) quien lo integraba en su sistema de mensajes para permitir que el usuario los tenga en local y pueda hacer búsquedas rápidas (y ellos ahorrarse ese coste computacional de paso), hoy es Opera quien anuncia que lo soportará en sus navegadores de escritorio y móvil (esto cuando Google ofrezca la versión correspondiente, habrá que ver para que plataformas). El primer paso es todo un apoyo para que Gears salga del nicho de los «eaarly-adopters» y sea conocido por el gran público, el segundo es un aviso de que están trabajando para zafarse de la gran barrera de entrada de Google Gears, que no es otra que la de tener que descargar e instalar.

A pesar de que desde Mozilla anunciaron su propio proyecto para dar soporte offline en Firefox 3, uno esperaba que fuesen el primer navegador en integrar el proyecto de Google, con quien guardan muy estrecha relación. Sin embargo ha sido Opera quien ha dado el paso y, pese a que en el escritorio no tienen mucho mercado – excepto en algunos países – en el móvil si son un socio interesante. Hay muchos proyectos para el maridaje entre las aplicaciones web y su uso sin conexión, pero hay que reconocer que el enfoque de Gears es más atractivo que una fórmula sólo aplicable desde un único navegador, además de otros valores como su licencia BSD y estar disponible para Windows, Mac y Linux.

Otro día tocará analizar el modelo de desarrollo de Google, que quiere exprimir al máximo las posibilidades del navegador, quiere saber cada vez menos del escritorio y no acaba de mojarse con Flash… una apuesta que de momento le funciona pero que tiene sus riesgos.

Sitio oficial: Gears.

Opera Widgets SDK

OperaOpera presentó ayer un SDK para crear widgets, los cuales funcionarían en todos sus navegadores excepto en Opera Mini. Si bien el navegador de escritorio soportar widgets desde versión 9, este movimiento desvela una estrategia largo tiempo prepara por Opera: si quieres widgets potentes y realmente multiplataforma, ellos son una opción a considerar. El lema del comunicado y de su web oficial es la de «hay una sola web»: cualquier podrá acceder a la misma información desde cualquier dispositivo.

Como comentamos su rol en la segunda guerra de los navegadores, el punto fuerte de Opera es la cantidad de dispositivos soportados, desde consolas y televisores hasta una vastísima variedad de móviles. Claro que en esta batalla por ser la plataforma sobre la que otros construyan sus aplicaciones no está sólo en absoluto, tenemos a Adobe con Flash, pero también Yahoo con su Go y quienes quieren poner todas las barreras posibles a lo que se ejecuta en sus dispositivos como Apple con la App Store para iPhone.

El tráfico de la internet móvil

nokia n95Interesante el informe sobre el tráfico en el internet móvil que publicó ayer Opera y cuyos datos proceden de los usuarios de su navegador Opera Mini. El dato más destacado es que el 40% de las visitas desde teléfono móvil se hace a redes sociales (llegando hasta el 60% en algunos países), con myspace y Facebook como estrellas en Estados Unidos, mientras que en Reino Unido es Bebo quien hace sombra a Facebook. Google, por supuesto, también está muy bien situado. Otro dato interesante, el 77% del tráfico es a páginas sin versión especial para el móvil.

Más que ese último aspecto, el diseño para la pantalla, me interesa mucho la distinta experiencia que espera un usuario que se conecta a internet desde el móvil. Siendo distintas las razones por las que uno se conecta en casa a las que tiene al hacerlo en medio de la calle, entiendo razonable que encontremos patrones muy diferentes en ambos escenarios. La lista de Opera no parece muy concluyente en este sentido, aunque quizás habría que ir tomando nota de que el usuario móvil se conectará más buscando temas personales que servicios o informaciones generales. Una pena no tener datos de España.