Oracle y la donación de OpenOffice ¿no tan buena noticia?

Se está celebrando como una victoria de la comunidad del software libre la donación de OpenOffice por parte de Oracle a la fundación Apache, pero servidor no está tan convencido. No niego que tiene su lado positivo por aquello de la continuidad del proyecto (aunque está pendiente ver si gran parte de su apoyo se ha diluido hacia Libre Office), pero también creo que es síntoma de que Oracle no ve futuro en este tipo de soluciones software y mucho menos negocio. Sin quitar mérito a lo conseguido con OpenOffice, sigo pensando como hace cuatro años cuando IBM presentó Lotus Symphony, otro paquete ofimático gratuito: no ver más allá del escritorio a día de hoy es ser un software cuyo valor competitivo va decreciendo de forma exponencial.

La ofimática sigue en el escritorio. Google Docs sólo llega al 1% de usuarios

googledocsSólo el 1% de los usuarios encuestados en un estudio de mercado – algo contestado, eso sí – de Clickstream Technologies en Estados Unidos, ha utilizado Google Docs en los últimos seis meses. Lo que es todavía mas clarificador del actual estado de la «ofimática online», la mayoría de sus usuarios continúa complementando con paquetes ofimáticos de escritorio, sobre todo con Microsoft Office. OpenOffice por su parte se queda con el 5% por ciento del mercado ofimático, a lo que hay que sumar que sus usuarios son más independientes de herramientas de Microsoft que los de Google Docs. Los datos los ofrece Ars Technica.

El cuadro de la situación se completa con el grado de actividad, mucho menor en el caso de los usuarios de Google Docs (40 acciones por sesión) que en el de soliciones en el escritorio (548 por sesión en OpenOffice, 1797 por sesión en el paquete de Microsoft). ¿conclusión? Pues que de momento la ofimática online es cosa de un porcentaje muy pequeño de usuarios – early adopters – que además la complementan con software de escritorio y la utilizan sólo para las tareas más básicas. De momento, la experiencia de usuario y la potencia de las aplicaciones de escritorio prevalecen sobre la disponibilidad de los documentos en cualquier equipo y la facilidad para compartirlos.

Esto tampoco nos debería llevar a conclusiones precipitadas. Hay tecnologías que se quedan en el círculo de los «early-adopters» y otras que no, la ofimática online está empezando y tiene mucho recorrido por delante. Lo que sí es interesante observar es como los grandes actores de la ofimática en el escritorio tienen mucho margen todavía para articular sus propuestas y reaccionar antes que los Google Docs o Zoho lleguen al gran público.

Artículos relacionados:

Ulteo y OpenOffice en el navegador con Java

OpenOffice con Ulteo

OpenOffice 3 en el navegador, es lo que ofrece Ulteo, salvando el planteamiento de paquete para trabajar en local que comentamos en OpenOffice 3 y el software libre ante la nube. Ulteo utiliza un cliente VNC Java en el navegador para ofrecer las funcionalidades de OpenOffice, con una cuenta gratuita que contempla un giga de espacio para almacenar documentos «en la nube» y sesiones de 25 minutos como máximo. Más tiempo y espacio, además de sincronización con carpetas del sistema operativo, de pago.

No está mal, al final tenemos una versión de OpenOffice 3 en el navegador que funciona de forma decente. Las limitaciones vienen dadas por la tecnología utilizada, el applet Java impone algunas restricciones, es algo lento y no podemos hacer cosas como redimensionar la pantalla en la que escribimos. La sincronización tiene un valor relativo (hay un montón de herramientas en el mercado para ella) y, sobre todo, perdemos la capacidad de trabajo en equipo que ofrecen herramientas como Zoho o Google Docs, amén de que no hay acceso desde el móvil. En definitiva, esta propuesta de Ulteo puede ser interesante si necesitas trabajar con algún documento en OpenDocument y no quieres – o no puedes – instalar OpenOffice. Personalmente, prefiero con mucho trabajar en local y sincronizar mediante otra herramienta o utilizar directamente software creado ex profeso para el navegador, que va mucho mejor.

Gracias Dante por el chivatazo.

OpenOffice 3 y el software libre ante la nube

Open Office

Descargado e instalado OpenOffice.org 3, el paquete ofimático libre por excelencia que viene renovado. Versión nativa para Mac OS, soporte de la ultima versión de Open Document y de Open XML, mejoras en los interfaces y algunas novedades técnicas interesantes. Con algo más de detalle las tenéis en Genbeta.

OpenOffice.org 3 reafirma mis dudas sobre la relación entre software libre y el cloud computing, es una suite para trabajar en local, sin posibilidad de almacenar en remoto, compartir los ficheros y acceder a ellos desde cualquier equipo. Al igual que Lotus Symphony, OpenOffice.org 3 me resulta decepcionante en este aspecto, diseñado para el mercado de hace unos años. Google Docs desde el primer día compite con el software gratuito, con menos valor en lo que a potencia y experiencia de usuairo se refiere, pero muy versátil para trabajar en grupo y movilidad. Podemos tener muchas dudas respecto al software más servicios de Microsoft y propuestas como Office Live Workspace, pero al menos es un movimiento respecto al software como servicio que propugnan desde «la ofimática 2.0».

Hay dos vías para sortear estas limitaciones. Una es gracias a que OpenOffice.org 3 permite extensiones que añadan funcionalidades, de hecho hay una para la versión anterior que permite integrarlo con Google Docs o Zoho. El otro camino es utilizar Dropbox o similares para sincronizar ficheros entre equipos, requiere más esfuerzo pero también funciona.

¿Como adaptar proyectos libres tan necesarios como OpenOffice a la era del cloud computing? ¿Cómo reconciliar el avance en prestaciones con la libertad del usuario que dejaría su información en servidores de terceros sin caer en maximalismos como los de Stallman? ¿Son las extensiones un mecanismo suficiente para competir en este entorno? Muchas dudas y la impresión de un software que va por detrás y no parece dispuesto a reinventarse para los tiempos del cloud computing.

Sitio oficial y descarga, Open Office.

Zaragoza apostará por software libre y SuSE Linux

suseMe ha gustado mucho la apuesta de Zaragoza por el software libre, sobre todo tras leer las declaraciones de los responsables de la iniciativa en El Mundo. Y lo que más me ha gustado es ver que han entendido que el principal motivo no es el ahorro en el coste de adquisición de licencias sino la «independencia tecnológica» respecto al proveedor, la ganancia en interoperabilidad y que «no se trata sólo de sistemas informáticos, sino de parte de una cultura de estándares abiertos». Ciertamente también vendrá acompañado de un ahorro de costes, mayor incluso teniendo en cuanta que permitirá alargar la vida útil de los ordenadores entre dos y cuatro años más.

Zaragoza se convierte así en la primera gran ciudad española en cambiar a software libre y lo va a hacer con inteligencia, paulatinamente, con el objetivo de esquivar los problemas de Munich. Primero empezarán adoptando Open Office sobre Windows, dejando la migración a Suse Linux para 2008.

La polémica puede venir con la elección de esta distribución, Suse Linux, de la cada vez peor vista en el mundo del software libre Novell. Y es que el acuerdo con Microsoft respecto a Suse aún colea y en el contrato con Zaragoza, Novell se compromete a pagar un seguro para compensar o pleitear en caso de posibles pleitos por derechos de «propiedad intelectual» (imagino que se refiere a patentes), con la salvaguarda del acuerdo con Microsoft.

En todo caso, enhorabuena a Zaragoza por la inteligente y bien planteada iniciativa, primera gran ciudad española en apostar al cien por cien por software libre y estándares abiertos sin dejarse engatusar con falaces definiciones de neutralidad.

OpenOffice.org 2 listo para descarga

Ya se puede descargar OpenOffice 2, el paquete ofimático libre (vía Genbeta). Personalmente siempre he preferido AbiWorld como editor de textos ante lo pesada que ha sido OpenOffice.org, pero habrá que dar una oportunidad a esta segunda versión tras apenas haber trasteado un poco con la primera beta. Si lo que buscas es un paquete ofimático (procesador de textos, hoja de cálculo, presentaciones) yo no me lo pensaba dos veces dando una oportunidad a OpenOffice.org 2, un software que debería comenzar a ser adoptado por las administraciones por su soporte de estándares abiertos como OpenDocument y la compatibilidad con los documentos creados con las herramientas de Microsoft.

Tendrá que competir con la próxima Microsoft Office 12 y con una prometedora StarOffice 8 y para ello cuenta como principal novedad con Base, diseñador y gestor de base de datos, una herramienta que promete soportando múltiples bases de datos además de su propio motor, frente a la muy limitada MS Access. Descargar e instalar OpenOffice.org 2, un elemento más a añadir al «To-do list» de este fin de semana.

Sin Google Office, sólo promoción de OpenOffice.org y Java

Sun GooglePara empezar, comentar que el «Live Webcast» desde la página de Sun ha sido un desastre. No me ha dejado conectar en ningún momento , así que nada, a tirar de blogs estadounidenses que mira por donde sí han podido seguirlo corretamente.

¿Resumen de lo anunciado? Pues que de momento nada de Google Office ni de un acceso web a OpenOffice o StarOffice como muchos especulábamos esta mañana, ni nada demasiado interesante. Apenas que Google y Sun han acordado «explorar las oportunidades para promocionar y mejorar las tecnologías de Sun como OpenOffice.org y el Java Runtime Enviroment» (vía Download Squad).

Ah, y que al descarga el susodicho JRE se descarga también la Google Toolbar, lo cual tiene un valor más bien testimonial. En definitiva, Google y Sun no han pegado ningún cañonazo al barco de Microsoft, pero sí han declarado comenzada la guerra. Han perdido el factor sorpresa habitual de la salida de productos inesperados de Google, debido probablemente no iban a llegar a presentar nada competitivo para Noviembre que es cuando aparecen la segunda beta de Windows Vista y Microsoft Office 12. En todo caso, habrá que darle tiempo a esta «alianza» para ver qué frutos da.

Massachusetts ya usa OpenDocument

Ya es oficial, el estado de Massachusetts utilizará OpenDocument a partir del 1 de Enero de 2007, desterrando el uso de los formatos propietarios de la Microsoft Office (vía PcMag). La medida no ha estado exenta de polémica, incluso algún comentarista (David Coursey) plantea que sería preferible mantenerse en la solución propietaria de Microsoft ya que la mayoría de los ciudadanos utiliza paquetes ofimáticos que los soporta (incluidos los usuarios de OpenOffice).

Sin embargo esta postura de «practicidad» de cara al ciudadano deriva en alargar el mantener atrapada a la administración en unos estándares no abiertos, controlados por una compañía privada que a su vez es una de las fabricantes de software para tratar dichos formatos. Muchos vieron en la «apertura» de los formatos de MS Office la solución a esta disyuntiva, pero un formato abierto exige una organización independiente que controle el estándar y no una corporación atiborrada de patentes que en cualquier momento puede cambiar las reglas del juego.

¿Hará esto que muchos ciudadanos de Massachusetts tengan que instalar OpenOffice o StarOffice? Pues eso dependerá exclusivamente de ellos y también de la tozudez de Microsoft en no soportar OpenDocument, libre de royalties y a disposición de todo el que quiera implementarlo.

Un paso importante por hacerse donde se hace (en la Unión Europea también se camina en este sentido), esperamos que no sea el último.