ODF y PDF en Office 2007 con el Service Pack 2

Xps en Office 12

Microsoft ha anunciado oficialmente que Office 2007 soportará ODF, PDF y XPS, no ya vía plug-in sino de forma directa con el segundo service pack que verá la luz a principios del año que viene. El soporte de PDF era muy esperado y estaba en los planes originales para Office 2007, pero disputas con Adobe lo impidieron; por su parte XPS supone la alternativa a PDF creada por Microsoft y que con esta integración va a tener su primer impulso serio en la difícil carrera por hacerse un hueco.

Pero lo más interesantes está en que Office 2007 soportará de forma nativa ODF, algo que ya era posible mediante un plugin, pero que según lo anunciado por Microsoft (véase su nota de prensa) pasará a ser nativo el año que viene. Mi impresión – más allá de que es una promesa como las de interoperabilidad y apertura – es que este movimiento supone el reconocimiento por parte de Microsoft de que OpenDocument es ineludible tras su adopción por muchas administraciones públicas. PDF también es un imperativo del mercado y, estándares abiertos mediante, nos acercamos a un escenario más razonable en la ofimática: no se compite por los formatos, se compite por el valor que aportan los productos.

Como elemento llamativo, ni una palabra sobre el soporte de la versión ISO de OOXML. Más información en Beta News.

Microsoft consigue que Open XML sea estándar ISO

logo_office_2003.jpgOpen XML es estándar ISO, exactamente el ISO/IEC29500. Microsoft canta victoria tras una larga batalla que ha ganado, según ellos mismos cuentan en la nota de prensa, con más del 75% de los votos a favor. No hay confirmación oficial ISO (y no me creo que Microsoft bromee con esto), pero se espera que lo haga mañana, además de responder a alguna protesta sobre el voto a la que apunta Mariano.

De entrada sorpresa, después de que gran parte de los miembros de ISO solicitaran muchos cambios en Open XML, daba por sentado que el estándar propuesto por Microsoft iba a tener muy difícil la bendición de la organización. El formato de Office 2007 se convierte así en un estándar aceptado por ISO y por tanto Microsoft ya se puede hacer fuerte ante la resistencia de los gobiernos de adquirir su software por utilizar un estándar cerrado.

La batalla del estándar la ha ganado el actor que casi monopoliza la ofimática, que más interés tenía en que se apoyase un estándar compatible con los formatos anteriores de Office y, a pesar de que anuncie interoperabilidad y apertura, tiene pendiente apoyar con hechos sus eslóganes (de hecho, aceptar Open Document habría sido una forma de hacerlo). Open Document, que ya era estándar ISO, ve así como sus opciones de ser el árbitro neutral de la competencia en ofimática se difuminan, volvemos a la lucha contra el estándar de facto… que seguirá marcando Microsoft Office. Malas noticias.

Si alguno llega nuevo al tema, más información en:

OOXML no será ISO de momento

Aunque no hay anuncio oficial (sí que lo hay ya, está en iso), se ha filtrado que ISO ha rechazado la aprobación por la vía rápida del estándar OOXML de Microsof (Pc World, Barrapunto).

Ahora queda que la propuesta de convertir a Office Open XML como estándar ISO tenga que ser revisada para tener en vuenta las objeciones de los que han votado negativamente. El restultado es que OOXML no será ISO este año, pero aún puede llegar a serlo durante el año que viene. A Microsoft le queda la patata de estudiar hasta que punto soportará OpenDocument (de momento tiene un plug-in) con vistas a no perder mercado en las administraciones públicas, cada vez más concienciadas en el uso de estándares abiertos.

Eso sí, en su nota de prensa, Microsoft prefiere ver el vaso medio lleno.

Relacionado: Office Open XML como estándar ISO.

¿Debe ser Office Open XML estándar ISO?

logo_office_2003.jpg

Cuando hace un par de años Microsoft presentó Office Open XML como estándar (OOXML) ya lo recibimos con la dosis necesaria de escepticismo. No porque no hubiese avisado (meses antes había publicado los esquemas de los ficheros de Word), sino porque la conversión de quien por historia ha conseguido imponer sus estándares cerrados siempre es difícil de creer. El hecho de atesorar patentes sobre el uso de XML en los procesadores de texto tampoco ayudaba, por más que Microsoft haya «prometido» no utilizar las demandas que posee sobre OOXML.

Y es que desde los años 90 en los que Microsoft Office se convirtió en el estándar de facto de la ofimática ha cambiado alguna cosa. La principal es que la concienciación por el uso de estándares abiertos en las administraciones públicas ha crecido gracias a la presión de numerosas asociaciones y de sus competidores, con Sun e IBM a la cabeza. Sin duda el caso paradigmático fue el de Massachusetts, por estar situado en Estados Unidos y por dibujar un escenario aterrador para Microsoft: Office se veía amenazado por no soportar OpenDocument (ODF), el estándar abierto, aunque esto fue subsanado con un plug-in y ganaron el contrato.

Más adelante ODF se vería reforzado siendo elegido estándar ISO. Con este escenario, Microsoft se ha empeñado en convertir a OOXML en un estándar reconocido por las instituciones. Lo consiguieron con ECMA y mañana ISO decide sobre el tema.

La importancia de ello se ejemplica en el caso antes citado de Massachusetts, que después de que ECMA aceptase el formato de Microsoft, decidió admitirlo para su uso en la administración (BetaNews), una auténtica victoria de la compañía de Gates. Con este panorama, conseguir que OOXML sea estándar ISO permitiría presentar a Microsoft Office 2007 como la plataforma para el estándar de iure y compatible hacia atrás, con todos los archivos generados durante los últimos años.

Los argumentos de Microsoft

Más allá de la discusión técnica (sobre el soporte de ficheros binarios) y de patentes (sobre las no cubiertas por la promesa de Microsoft y sobre si Sun e IBM las tiene sobre ODF) que pueden seguir en las referencias al final, me interesan sobre todo dos: una señala que la diversidad de estándares es buena porque estimula la competencia y otra OOXML es superior técnicamente a ODF.

Sobre la primera mi opinión es que, si bien puede tener cierto sentido, el fundamento principal de un estándar en ofimática es que se puedan compartir documentos entre usuarios y aplicaciones. Por más que se pueda programar el soporte de todos (si son realmente abiertos), son útiles si nos ponemos de acuerdo en qué utilizar. La competencia queda desplazada a los clientes de estos estándares y ahí Microsoft está preocupada: aunque Office 2007 es superior a cualquier otra propuesta del mercado, para tareas básicas muchas de las alternativas son más que suficientes.

La supuesta superioridad de OOXML nos lleva al tema de si el estandarizar (congelar una especificación en un momento determinado) va contra la innovación, puesto que durante el proceso de aprobación y la vigencia del nuevo estándar, todos los avances quedan sin aplicar. El argumento se auto-destruye: si se elige OOXML, los avances que por otra parte se hagan no estarán en el estándar. El único modo de conciliar innovación y estandarización es aplicar lo novedoso al estándar vigente.

Y es en este punto en el que creo que está la clave para desear la derrota de OOXML. No tengo motivos para estar seguro que sea «una trampa» de Microsoft para luego iniciar una guerra de patentes (más bien veo eso muy poco verosímil) o que confien en que nadie podrá implementarlo (de hecho Apple con iWork ya ha demostrado que es posible hacerlo en otras plataformas). Sí creo que cuentan con que si se aprueba, serán los únicos en soportar ahora mismo tanto OOXML como ODF (¿irónico, no?) y podrán presentarse como los creadores y especialistas en un estándar ISO. Con ello, mi convencimiento es que ODF debe seguir siendo el único estándar ISO para la ofimática y que el camino para Microsoft es la implementación directa (sin plug-in) del mismo en su suite. Si en realidad se cree estándares abiertos, la apuesta es contribuir y dar soporte al aprobado, no plantear una alternativa al margen de todo y de todos. Mañana veremos en qué queda todo esto.

Más referencias:

  • Dans sobre el oscuro affaire sueco. Algo que debería llevar a ISO a replantearse cómo llega un estándar a aprobarse.
  • Ati y un monográfico sobre ODF.
  • Rofrigo Corral defendiendo la postura de Microsoft.
  • NoOOXML recoge todas las criticas a la estandarización.
  • El Diablo y las reglas de la votación.
  • Maligno ataca a la desinformación sufrida por Microsoft.

Actualización 01/04/08: Microsoft consigue que Open XML sea estándar ISO.

Massachusetts usará OpenDocument con Microsoft Office

logo_office_2003.jpgY parece que con ello pone fin al culebrón del uso de Open Document en el estado de Massachusetts. Hasta cierto punto, Microsoft se sale con la suya, no ha conseguido imponer su formato (el Microsoft Office Open XML), pero sí que su paquete ofimático sea el elegido para los documentos en formato ¡Open Document! (ZdNet).

La razón que se ha esgrimido para seguir optando por Microsoft Office (compatible con Open Document gracias a un plug-in) es que ofrece mejores prestaciones para discapacitados, frente a las otras dos opciones barajadas, OpenOffice y StarOffice.

En cualquier caso es una victoria para OpenDocument y los estándares abiertos. Precisamente ahí radica la ventaja de optar por ellos, en la posibilidad de elegir entre múltiples proveedores. Si el paquete ofimático debe ser libre o, como en este caso, deben primar otros aspectos, es otra discusión que se puede tener a posteriori de elegir un formato abierto. De hecho han renunciado a la ventaja que podría suponer el ofrecer OpenOffice al resto de usuarios y Microsoft Office a los discapacitados que lo necesitasen.

Open Document en Microsoft Office

logo_office_2003.jpgA pesar de que estaba anunciado (incluso lo iban contando por ahí), confieso que algo me ha sorprendido el movimiento de Microsoft al anunciar el patrocinio del Open XML Translator. Se trata de un proyecto alojado en SourceForge.net bajo licencia BSD que servirá para convertir documentos en su Microsoft Office Open XML a Open Document y viceversa. Comenzarán con los de Word, que anuncian para comienzos de 2007, y seguirán con los del resto de la suite ofimática (Vía News.com).

Es una manera de proveer interoperabilidad a través un plug-in instalable en su futura versión de Office 2007. Indudablemente el «caso Massachusetts» ha pesado en que Microsoft coja las riendas de la compatibilidad con Open Document. Ya había un plugin en marcha desde la OpenDocument Foundation, pero en Redmon la posibilidad de ser incompatibles no ya con el estándar ISO sino con el que puede llegar a ser el estándar de facto de muchas administraciones (y ojalá esto ocurra más pronto que tarde) se debe ver como el peor escenario posible.

Ahora ya se puede plantear la competencia entre Microsoft Office y Open Office como un duelo de programas, de paquetes ofimáticos no adulterado por problemas de compatibilidad ni hacia atrás, ni hacia adelante.

Sitio oficial del proyecto: odf Converter.

Open Document como estándar ISO

logo_office_2003.jpgYa no debería haber excusa para las administraciones públicas, Open Document es un estándar ISO. A partir de ahora lo razonable, lo sensato para no mantenerse presos de un proveedor software determinado, es exigir que los programas a utilizar admitan el uso de Open Document (vía Tochismochis).

Sin embargo, en el otro lado del cuadrilátero, Microsoft no se duerme. Sabe que de momento Open Document es un estándar de iure (aquel aprobado por las organizaciones dedicadas a estos temas), pero que los formatos de Office son el estándar de facto (lo que se usa de verdad en la industria). Mientras sigue negándose a soportar el estándar de OASIS en su Office, lanza a la carrera por la estandarización su Open XML.

Personalmente, por historia de ambas organizaciones, siente uno mayor simpatía por el estándar de OASIS (Open Documento) que por el Open XML de Microsoft, a los que separa la distancia entre quien cree y apuesta por estándares abiertos y quien se ve empujado a utilizarlos. Si al final ambos acaban siendolo (estándares abiertos controladados por una organización independiente), los beneficios para todos serán los mismos se use uno u otro, aunque Redmon salvará a su Office de ser expulsada de los organismos que, como Massachusetts, decidan no ser presos de su tecnología.

Entradas relacionadas:

Microsoft Office Open XML como estándar

logo_office_2003.jpgUna noticia de lo más interesante, Microsoft ha enviado los formatos de la Office 12 a la ECMA para que sean aceptados como estándar, como paso previo para intentar que acaben siendo un estándar ISO. Este es un paso más meses después de que publicara los esquemas de sus formatos y supone que, como estándar vigilado por una organización independiente, será mucho más fácil (además de gratuito) implementar aplicaciones que trabajen con documentos de Office 12 (vía Scoble).

Esto en principio debería ser una estupenda noticia, supondría un síntoma más de que Microsoft está cambiando su anterior estrategia basada en formatos y protocolos propietarios e incompatibles con todo el universo más allá de Windows. Sin embargo a mí me quedan tres dudas respecto a este movimiento de Microsoft:

  • ¿será este Microsoft Office Open XML un estándar abierto con todas las de la ley? Para ello no basta con que el estándar sea reconocido, el control del mismo debe quedar en una organización independiente y no en el de una de las empresas que compiten en el mercado. Según Brian Jones (Program Manager del proyecto) sí que será así tal como contesta en los comentarios.
  • ¿Por qué, si Microsoft no desea ya imponer su estándar cerrado, adopta Open Document? Pues en princpio la principal razón que podría poner Redmon sobre la mesa es la compatibilidad hacia atrás con los documentos antiguos de Office, algo que Open Document obviamente no contempla. En cualquier caso, poder verlo en próxima Office sí que sería un síntoma claro de que Microsoft «ha pasado página».
  • Negra es la leyenda de Microsoft y las patentes respecto al XML. De hecho intentó patentar el uso de XML en procesamiento de texto. ¿Cómo afectara este proceso de estandarización a su portafolio de patentes?

Microsoft se mueve, esta mañana con el estándar Sse bajo CC y ahora este paso de estandarizar los formatos de Office. Desde luego, no sé que bicho habrá picado a esta empresa (quizás massachusetts y la postura de la UE respecto a los estándares abiertos hayan pesado bastante) que hoy ya no parece la misma…

OpenDocument y Google

Todo el mundo anda especulando acerca de la alianza entre Sun y Google y sobre todas las pistas que señalan a que girará en torno a la ofimática, en clara competencia a la Microsoft Office 12 que aparecerá en beta en el mes de Noviembre.

Por supuesto, es mucho más divertido elucubrar acerca del anuncio antes de que se produzca y en la lista de deseos que uno tendría respecto a esta alianza se encuentra OpenDocument. OpenDocument es el estándar de OASIS para documentos de ofimática, basado en XML, abierto y libre de patentes: una bicoca para considerarlo el estándar perfecto para adoptar por todos. ¿Por todos? Bueno, Microsoft, creadora de la suite ofimática más utilizada (y con mucha diferencia) del mundo, no quiere ni oír hablar de dar soporte a OpenDocument (aunque en su Microsoft Office 12 van a añadir PDF como formato soportado).

¿Qué pasaría si Google apostará por un formato abierto como OpenDocument de la misma forma que lo ha hecho con estándares abiertos con Google Talk? Probablemente dependa de lo que vayan a inventarse ¿aplicación totalmente web al estilo de Writely? Para eso no necesitan a Sun, probablemente estemos (sobre todo leyendo al CEO de Sun en su blog como comentamos) ante una suite ofimática con fuerte integración con servicios web: almacenaje remoto, compartición de documentos segura vía internet, workflow integrado.. quién sabe. El tema es que puede ser el momento de OpenDocument y un golpe importante a las expectativas de ventas de Windows Vista y Office 12.

Más sobre OpenDocument:

Massachusetts ya usa OpenDocument

Ya es oficial, el estado de Massachusetts utilizará OpenDocument a partir del 1 de Enero de 2007, desterrando el uso de los formatos propietarios de la Microsoft Office (vía PcMag). La medida no ha estado exenta de polémica, incluso algún comentarista (David Coursey) plantea que sería preferible mantenerse en la solución propietaria de Microsoft ya que la mayoría de los ciudadanos utiliza paquetes ofimáticos que los soporta (incluidos los usuarios de OpenOffice).

Sin embargo esta postura de «practicidad» de cara al ciudadano deriva en alargar el mantener atrapada a la administración en unos estándares no abiertos, controlados por una compañía privada que a su vez es una de las fabricantes de software para tratar dichos formatos. Muchos vieron en la «apertura» de los formatos de MS Office la solución a esta disyuntiva, pero un formato abierto exige una organización independiente que controle el estándar y no una corporación atiborrada de patentes que en cualquier momento puede cambiar las reglas del juego.

¿Hará esto que muchos ciudadanos de Massachusetts tengan que instalar OpenOffice o StarOffice? Pues eso dependerá exclusivamente de ellos y también de la tozudez de Microsoft en no soportar OpenDocument, libre de royalties y a disposición de todo el que quiera implementarlo.

Un paso importante por hacerse donde se hace (en la Unión Europea también se camina en este sentido), esperamos que no sea el último.