Nokia N93i y la videovigilancia distribuida

Nokia N93i

Ya hemos hablado por aquí del Nokia N93, uno de esos terminales de la firma finlandesa que evoluciona hacia un «todo en uno»: cámara de fotos y de vídeo, reproductor musical, conectividad a la red… y teléfono, claro. La nueva versión, Nokia N93i añade – además de algunas mejoras en diversas características, véase en Xataka – un enlace para poder enviar el vídeo inmediatamente a los servicios para compartirlos tipo Youtube. Nada que no se pudiese hacer abriendo el navegador, pero que se destaca como una funcionalidad clave: se desea grabar el vídeo y distribuirlo de inmediato.

Y así he recordado una interesante entrada en La tejedora que trata sobre el anuncio por parte del alcalde de Nueva York de que habilitarán en su ciudad los centros de atención de emergencia para que cualquier ciudadano pueda subir fotos o vídeos denunciando crímenes que se cometan en la ciudad. El viejo debate de «grabación con vídeo en las calles de las ciudades sí o no» es sustituido por una videovigilancia distribuida, de la que se encargarán los propios ciudadanos.

Hay diferencias, claro. De entrada no va a haber muchos con un Nokia N93i o cámara de vídeo en cualquier lugar, aunque la tendencia es que cada vez más ciudadanos llevan siempre un móvil y cada vez más móviles llevan cámara de vídeo. Hay que sumar al debate un aspecto positivo: lo razonable es que no todo sea grabado, alguien se pone a grabar porque encuentra que sucede algo destacado, por lo que pasar de cámaras de vigilancia a un modelo distribuido podría llevarnos – especulo – a un escenario menos agresivo con la privacidad. En cualquier caso el debate está ahí, lo que suceda en los espacios públicos es susceptible de ser grabado y distribuido al instante por soluciones tecnológicas como las de este terminal. No es que el estado se haya erigido en ese terrible «Gran Hermano» que todo lo vigila y fiscaliza en la distopía de Orwell, sino que estamos ante una vigilancia distribuida en la que cada individuo que nos rodea podría grabar lo que está sucediendo.

Nokia y UMA: roaming Wi-fi / GSM

n73_1.jpg

Con titulares como el de esta noticia, repletos de acrónimos, nombres de tecnologías y palabrejas, se da uno cuenta de por qué no me lee nadie de mi familia. Y eso que me he dejado en el tintero a Generic Access Network (GAN) y Bluetooth, pero vayamos por partes.

La noticia es que Nokia ya está haciendo pruebas de UMA. UMA (Unlicensed Mobile Access) es una tecnología que va a ser clave en el desarrollo de la Voz IP en la telefonía móvil. Lo que permite UMA (también conocida como GAN) es el roaming entre Wi-Fi y telefonía convencional, es decir, de una forma transparante para el usuario este puede pasar de estar utilizando Voz IP sobre Wi-Fi o Bluetooth en una llamada y al salir de la cobertura de esta red, pasar a utilizar la red de la operadora, ya sea GSM, GPRS o UMTS (más acrónimos). Lo cuentan en Xataka Móvil.

Lógicamente, para poder realizar el roaming, el terminal debe ser dual (teléfono normal y Wi-Fi) y además ser compatible con UMA. Si finalmente UMA se revela como un estándar válido y los terminales llegan al mercado, asistiríamos a una convergencia entre redes de espectro regulado (las de las operadoras de telefonía móvil) y las de espectro de libre uso (la Wi-Fi de mi casa, la del vecino o la de redes como Fon). Serían además aparatos «amigos del usuario», si estoy en una red GSM y se detecta la Wi-Fi y la posibilidad de pasarse a una llamada de Voz IP, cambiaría ahorrando en la factura. Por mucho que digan en algunos sitios, para la operadora no hay ventaja alguna: su red ya está montada y cobra por enviar ondas a través de sus repetidores. Montar puntos Wi-fi para ellas sólo son más costes y ningún ahorro.

Por cierto, la foto es del Nokia N93, que acaba de salir pero que no es UMA-compatible. De momento Nokia sólo tiene el 6136

Nokia N93 para Julio

Nokia N93

Siempre uno cree que se precipita al cambiar de teléfono móvil. Finalmente piqué en la portabilidad a Amena y me haré con un Nokia 6670, pero claro con noticias como la de que el Nokia N93 saldrá en Julio (o al menos eso anuncian, ya vendrán con las rebajas), uno empieza a pensar en que se podía haber esperado unos meses, ahorrar un dinerito y seguro que alguna operadora hace una oferta por migrar pagando no demasiado por el terminal y voilá, ya tienes un Nokia N93.

A las virtudes que ya comentamos en «Nokia N93, cámara y Wi-Fi«, Nokia anuncia acuerdo con Yahoo (y no es el primero) para integrar Flickr en el dispositivo en una ecuación en la que todos ganan. Llevas un teléfono con Wi-Fi y una cámara potente, haces una foto y en unos segundos puedes subirla al repositorio de imágenes. Sumado al Lifeblog, la herramienta perfecta para blogging en movilidad. Cierto que cualquier teléfono con navegador puede ejecutar Flickr, pero se entiende que en el Nokia N93 tendrá un acceso privilegiado.

Nokia gana porque su móvil tiene un valor añadido (más para los usuarios de Flickr) y Yahoo porque su aplicación va a estar en los mejores teléfonos del mercado… y es que el software en el móvil que conjugue comunicaciones y multimedia es uno de los grandes mercados de los próximos años.

Actualización: Nokia N93i y la videovigilancia distribuida

Nokia N93, cámara y Wi-Fi

n73_1.jpg

Me sigue interesando mucho la evolución del teléfono móvil y su transformación en «cacharro para todo». En Xataka comentan los primeros datos conocidos del Nokia N93, evolución del Nokia N92 que todavía no tiene fecha de salida.

Varios detalles de este Nokia N93 apuntan al «todo en uno» que pretenden fabricar. Tendrá una camará de mucha calidad, no sólo por sus números (3.2 Megapíxeles con zoom óptico de 3 aumentos), sino porque la óptica vendrá avalada por Carl Zeiss y contatá con autofoco. Con este perfil, un teléfono que se come a la mayoría de las cámaras de gama baja.

Pero además el Nokia N93 tendrá una conectividad bastante potente: UMTS, GPRS o EDGE, WiFi y Bluetooth 2.0. Lo más interesante será el tener Wi-Fi en el teléfono, una tendencia cada vez más evidente y que debe estar ya preocupando sobremanera a las teleco.

Sobre si será un receptor de televisión dvb-h, aún no se ha comentado nada, pero de serlo – y teniendo en cuenta que con la cantidad de memoria adecuada tendremos un reproductor MP3 más que competente – estaríamos ante un terminal que podría asumir el rol de cuatro dispositivos: reproductor musical, televisión portátil, cámara de fotos y – por supuesto – teléfono. Partiendo de que no será un teléfono para los que busquen un terminal de pequeño tamaño, sólo queda saber que precio tendrá en el mercado el Nokia N93, y que no nos de un infarto, claro.

Actualización: Nokia N93i y la videovigilancia distribuida