Lo nuevo Nokia, el N8, no sabe a nuevo

Nokia N8

Los análisis a fondo del nuevo Nokia N8 no hacen sino confirmar las primeras impresiones que tuve cuando probé Symbian 3 en este teléfono: el sistema operativo sigue lastrando la experiencia final del terminal. En el análisis del Nokia N8 de Xataka se vuelve sobre los lugares comunes tan habituales en los últimos años. Los mejores en hardware, trabajando cada vez más el diseño, pero continúan lastrados por mantener vivo a Symbian en la gama alta, donde todo el sector se ha renovado en los últimos tres años de forma radical.

Nokia N8 desde el N95: GPS, centro multimedia y cámara compacta absorbidos

Nokia N8
Años después he vuelto a publicar en Xataka: Nokia N8 en nuestras manos, Symbian tiene futuro pero no es en la gama alta, sobre el nuevo teléfono de Nokia que he podido probar hoy. Respecto al terminal poco que añadir a lo que comento allí, si Symbian 3 es una prueba de fuego para los finlandeses, la experiencia con Nokia N8 resulta un simple aprobado: quienes han pasado a otra plataforma en los teléfonos de gama alta no tienen ninguna razón para volver, los actuales usuarios de Nokia que tengan pereza respecto a cambiar de sistema operativo ya no tendrán que conformarse con una experiencia de tercera. Bienvenida a Nokia a 2009.

Lo que sí me parece interesante subrayar por aquí es volver a hacer una lectura del teléfono móvil a partir de la que hicimos sobre el último gran terminal de Nokia en la gama alta, N95, al que llamábamos «teléfono total». Casi cuatro años después estamos ante una generación que no sólo aglutina el rol de reproductor de música y de uso de la web, es que además hace las veces de cámara compacta, navegador GPS y hasta mini centro multimedia portátil, con la posibilidad de grabar y reproducir alta definición y conectarlo a la tele del salón de casa con HDMI. Claro que los dispositivos especializados siguen ofreciendo ventajas respecto a usar el móvil para todo, pero para un uso básico, la nueva generación de smartphone, y el Nokia N8 es un ejemplo de ello, se basta para tener en un sólo dispositivo lo necesario para sustituirlos.

Nokia N8: Symbian 3 es la prueba de fuego de Nokia

Nokia N8

El Nokia N8 ya es oficial y con él empezaremos a entrever si Symbian 3 puede ser una baza para que la compañía finlandesa dispute el mercado de los «super usuarios del móvil» o esa plaza la delegan finalmente en Meego (anteriormente Maemo) y Symbian queda como el sistema operativo para su gama media. Precio y características hardware del Nokia N8 resultan muy competitivas sobre el papel, aunque nos queda «la prueba del algodón» que Nokia lleva demasiado tiempo sin superar: la experiencia de usuario que son capaces de ofrecer.