Las ventas de iPhone, los precios de los Nexus

Nexus

Hace unos días participé con los compañeros de Foromóviles en un hangout/podcast. En él, además de salir horrible, hablamos de un tema que hacía tiempo que no salía por aquí: teléfonos.

Nos pudimos detener en un contraste que nos ofrecía la actualidad previa a la presentación de Google. Por un lado los records de ventas de Apple con los nuevos iPhone, por otro la difícil de entender estrategia de producto de Google con los Nexus.

Son polos opuestos, mientras el público de Nexus es el techie avanzado, poco fiel a una marca, que examina especificaciones y que compara mucho antes de comprar; el de iPhone, fidelizado, ligado a la marca y que no suele estar en un momento de búsqueda y comparación, comprando Apple va sobre seguro. Lo que necesita cada uno es muy diferente: el primero llegar a un acuerdo con fabricantes a los que interese la exposición y la experiencia a cambio de matar el margen de beneficio; Apple por su lado se puede permitir seguir lanzando mejoras incrementales con los movimientos necesarios (aumento de tamaño por ejemplo) para no quedarse muy atrás.

Así no es de extrañar que el público objetivo de Nexus ponga el grito en el cielo cuando no recibe lo que espera: especificaciones punteras a un precio reducido frente a los «de marca». Esto dejó de tener sentido en el momento en que Google firmó la paz con Samsung, dejando casi vacía de propósito a la gama Nexus. Si acaso, el de recibir antes que nadie la última versión del sistema operativo.

Un nuevo Nexus que no moleste a Samsung

Nexus 6

No habíamos comentado por aquí la salida de Nexus 6, sobre todo la parte de estrategia de Google con esta marca/gama: hasta ahora se había dedicado junto a varios fabricantes a tirar márgenes del hardware

El caso es que Nexus 6 yo no compite de forma tan potente en precio: empieza en 650 euros y esa no es sino la franja en la que se mueven los nuevos gama alta de los fabricantes, por lo que la competencia de Nexus ya no es tanta más allá de ofrecer actualización inmediata del sistema operativo.

Estaría bien saber los detalles del acuerdo Samsung-Google de hace unos meses: los coreanos se empeñarían menos en diferenciarse y/o divorciarse de Android, mientras Google… ¿dejaba de competir con ellos a través de Motorola y Nexus?

En todo caso, la ocasión no ha podido ser mejor: Nexus 6 compite directamente con el que, en mi opinión, es el producto del año para Samsung (Note 4) y venimos de unos números no precisamente positivos del fabricante. Si a la competencia de iPhone 6 y iPhone 6 Plus le sumáramos el «fuego» amigo de un Nexus 6 barato, el golpe se habría multiplicado.

La pregunta que me queda es ¿para qué sirve entonces la gama Nexus a Google? Antes se podía pensar que ayudaba a aumentar la cuota de Android entre el público avanzado, ahora apenas puede considerarse un elemento en el que mostrar la última versión de Android a sus, sospecho, no demasiados compradores.

Nexus Player: Google a por la tele, round cuatro

Nexus Player

De lo presentado ayer por Google me interesó especialmente Nexus Player, un set-top box que incluye gamepad para videojuegos y estrena Android TV.

A priori parece una mezcla entre el modelo Amazon Fire TV – de nuevo Amazon en el camino de Google – y su Chromecast, con el que comparte tener un enfoque agresivo en precio para lo que ofrece cada uno (35 euros el primero, Amazon, 99 el segundo, dentro de lo que puede encajar como una compra con margen de riesgo para ver qué tal sale).

Este podríamos considerarlo el cuarto round de Google en su intento de asaltar la televisión: tuvimos planteamientos ed integración publicitaria, Google TV, Chromecast y ahora Android TV con este Nexus Player.