Pirate Bay en Italia vía OpenDNS

The Pirate BayImagino que la mayoría estaréis enterados, Berlusconi y su gobierno han impuesto el bloqueo al acceso a The Pirate Bay desde Italia, por lo que los proveedores de acceo a internet bloquearon la IP y dejaron de resolver correctamente el dominio del popular tracker. La respuesta no se ha hecho esperar y en un tono bastante agresivo, desde Pirate Bay ataca duramente al gobierno italiano y ofrecen el camino para que desde ese país se pueda seguir accediendo: han cambiado la IP de su servidor y recomiendan utilizar OpenDns para saltarse el filtrado por parte de los ISP italianos.

El movimiento de Berlusconi es bastante obvio, a la vez que preocupante, hablamos de que se corte el acceso a una web porque se entiende que perjudica a su entramado de empresas de medios. Tras la demanda de Telecinco a Youtube, la censura de The Pirate Bay es el siguiente paso… ¿estamos ante un escenario por el que en Italia se intentará bloquear el acceso a toda web que no guste al sector de los contenidos? Podríamos pensar que Italia es una excepción muy marcada por tener un presidente como Berlusconi, pero los movimientos que hemos visto estos últimos meses en Europa apuntan a que es un nuevo paso hacia el escenario de control de internet por la industria de los contenidos. Del tema se ocupan Uberbin y Dans.

Eso sí, aunque OpenDns es una buena solución temporal, a medio plazo es una batalla perdida. Aunque haya usuarios avanzados que puedan saltarse los filtros establecidos por los proveedores, en la práctica el bloqueo se puede considerar un éxito si se consigue que hacerlo requiere un gran esfuerzo y conocimientos técnicos, de forma que el tráfico hacia The Pirate bay sea marginal. De hecho, en estos momentos, desde Italia sólo se ve el logo de «Guardia di Finanza»…

Los ISP traicionarán a los internautas, necesitamos nuevos políticos

Los ministerios de Cultura e Industria fijan el periodo de presidencia española de la UE (primer semestre de 2010) como límite para tener un «nuevo marco jurídico que frene el intercambio gratuito de contenidos». Así reza el subtitulo del artículo de Público que recoge un comunicado de la Comisión Intersectorial presidida el ministro de Cultura, César Antonio Molina.

Este «nuevo marco» llevaría a un escenario en el que los proveedores de internet colaborarían con las sociedades de derechos de autor para espiar y controlar las comunicaciones de los usuarios, de forma que se impusiesen las condiciones de los segundos.

Resulta curioso como en los comentarios en Menéame a esta noticia hay quien apunta a que «para esa época tendremos el P4P como alternativa». Y es que es precisamente al revés, los proveedores de internet estarán encantados de censurar la red, de controlar lo que se pueda comunicar en ella y de matar la neutralidad de la red en el mismo momento en que se lleven parte del negocio de los contenidos, algo que viene siendo su sueño desde hace años. Y, precisamente, el P4P es un camino para ello.

Este año está siendo nefasto en lo relacionado con los intentos de los gobiernos por controlar internet. No soy tan optimista como otros que siguen pensando que «internet es incontrolable» y que «no se pueden poner puertas al campo»… los marcos legales que se dibujen en los próximos años van a ser decisivos: una internet abierta, libre y neutral o una controlada por los gobiernos al servicio del culturetariado«.

Hace unos días se votaba en el parlamento europeo sobre controlar internet, que finalmente parece que no van tan lejos como nos temíamos (Soitu). En cualquier caso, los pasos que se están dando en Europa son muy preocupantes, desde el corte de conexión por usar P2P hasta otras para controlar todas las comunicaciones.

Todavía más preocupante es la situación política, los partidos parecen tener sólo en cuenta los intereses de los distintos lobbies de la industria de los contenidos y de las asociaciones gestoras de derechos de autor, sin que lo que quieren los ciudadanos parezca importarles lo más mínimo. Uno lee la información sobre los congresos del PP y del PSOE y sólo encuentra palabras vacías sobre «I+D+I» o «cambio del modelo productivo», pero luego no encuentra una línea con sentido sobre tecnología o internet. Necesitamos un voto internauta porque con la red nos jugamos el secreto de las comunicaciones, de la libertad de información y expresión y de un desarrollo económico más basado en el conocimiento. Mientras, seguimos gobernados por bandas de analfabetos digitales a los que no les preocupa destruir lo mejor de la red para mantener el negocio de los reyes de la subvención.

Votar sobre el control de Internet

Desde Informática Verde me avisan de una espeluznante iniciativa que se votará el próximo lunes en el comité de Mercado Interno y Protección del Consumidor del Parlamento Europeo. Las enmiendas presentadas por el partido conservador británico apuntan a:

  • Fin de la neutralidad de la red, con limitación de la calidad de servicio para los programas P2P.
  • Que los proveedores de internet filtren contenidos, con control de los que tienen derechos de autor.
  • Corte de conexión por intercambiar contenidos, siguiendo el modelo francés.

Por otro lado hablan de una cuarta propuesta, que con la excusa de luchar contra la pornografía infantil, exigiría la instalación de un software que espiaría todas las comunicaciones del usuario para acceder a internet.

Espeluznante, el lunes vota el comité, pero será necesario que el parlamento refrende en Septiembre. En caso de que salgan airosos en esta primera votación, tendremos unos meses calentitos por este nuevo intento de controlar internet. En Informática Verde tienen un listado de eurodiputados a los que podemos escribir al respecto de las votaciones de pasado mañana.

En definitiva, se trata de votar sobre matar la internet que conocemos por una dominada y controlada por los lobbys de la industria de los contenidos y las asociaciones de derechos de autor.

Más información en ffii.org, la asociación de Internautas.

Actualización: Según Partido Pirata, la mayoría de estas proposiciones han sido aprobadas por el comité. Les queda el trámite del Parlamento Europeo.

Telefónica, Pando y el P4P contra la neutralidad de la red

P4P

Las pruebas realizadas por varios proveedores de internet apuntan a una mejora de 235 por ciento en la velocidad de Pando usando técnicas P4P. Merece la pena recordar qué es el P4P como sistema de optimización del P2P: se trata de que el proveedor de la conexión facilita información de la topología de su red al protocolo de intercambio de ficheros para optimizar su rendimiento. A priori, el propósito es hacerlo sólo con aquellos sistemas P2P que controlen qué se comparte y compartan negocio con los proveedores de internet. Entre los ISP que han participado en las pruebas de P4P y Pandro tenemos a Orange y a Telefónica, como cuentan en el blog de Pando.

Detrás de todo esto tenemos el eterno interés de los proveedores de internet de llevarse un pedazo del negocio de los contenidos: optimizar el tráfico de un determinado P2P que controle qué se comparte y distribuya películas o televisión con publicidad (o de pago por visión), llevándose una tajada de los ingresos. De un escenario que debería beneficiar a todos, los usuarios que obtendrían un mejor rendimiento de las aplicaciones P2P y a los proveedores de internet, que verían minimizado el consumo de recursos, pasamos a lo que vendría a ser una vulneración del principio de neutralidad de la red: priorizar y optimizar sólo el tráfico que se somete a los principios que convienen al proveedor de conexión, no dando datos de topología de la red a quien no entre por el aro.

Por cierto, no es extraño ver a Telefónica en estas pruebas con Pando y el P4P, ya hace un año se manifestaron contrarios a la neutralidad de la red.

El culturetariado no está sólo

Cuando hablábamos sobre la «dictadura del culturetariado» no imaginaba cuan numerosos iban a ser meses después los candidatos a censores de la red . Grupos deseosos de poder hacer desaparecer esa molesto uso que hacen los ciudadanos de internet para comunicarse libremente y sin que le espíen y le censuren. Veamos:

  • Me pasa Miguel la noticia de que Ausbanc Consumo demanda a Rankia por unas críticas recibidas en los foros de esta comunidad financiera. Apunta a un nuevo caso «Alasbarricadas«, en el que la LSSICE quedó superada por una sentencia incomprensible.
  • Desde el sector turístico proponen «regular los blogs de manera que exista un compromiso ético por parte de sus promotores de buscar una herramienta que garantice la credibilidad de las opiniones que en ellos se vierte«. ¿Que los empresarios regulen los blogs y todos los comentarios que se vierten en los sitios de viaje? Claro, genial. Imperdible el post de Tecnorantes.
  • Por último un rumor que deja frío: los ISP estarían dispuestos a aceptar una situación similar a la francesa por la que se puede cortar la conexión a alguien que baje algo «indebido» por P2P. Vamos a espiar las comunicaciones de sus usuarios para favorecer a la industria de los contenidos… ¿a cambio de qué?. Lo analiza Versvs.

Y mientras hoy y mañana se celebra en Málaga el encuentro Encode sobre «sociedad del conocimiento y participación de la ciudadanía global», auspiciado por los mismos políticos que han engendrado la LISI.

Telefónica contra la neutralidad de la red

Logo TelefónicaEl debate sobre la neutralidad de la red no es cosa sólo de los Estados Unidos, Telefónica se posiciona en el intento de cobrar dos veces por el ancho de banda (una vez a los clientes y otra a los proveedores) con un artículo al que han llamado con tremenda osadía «Net Neutrality: Diez mitos, una pregunta y una posdata«.

El artículo en alegato en pro de la no regulación por ley de la Neutralidad de la red, contra la que apuntan que supone un «freno a la innovación y un corsé innecesario para la generación de nuevos servicios y nuevos modelos de negocio» (sic), comparan la red con las autopistas (analogía falsa, sobre las autopistas no hay otros servicios ni «transportan» la libertad de expresión) y que los que están a favor de la neutralidad de la red son «interesados» económicamente como Google o eBay (el resto de asociaciones y usuarios parece que no contamos). Lo mejor es cuando dicen que la neutralidad de la red hace que las «telcos estén confinados regulatoriamente de manera que ni sean muy rentables ni puedan hacer ningún negocio en la red más que el de meros transportistas», alucinante ¿ya se han olvidado de esa maravillosa incursión suya con Terra?

Vamos, la tesis es que dándole la posibilidad de priorizar el tráfico según ellos cobren, se «garantiza la innovación» y no va a existir ningún control por su parte. Claro, como hasta ahora no han podido manipular el tráfico en la red no se han creado nuevos modelos de negocio ni nuevos servicios… ¿en qué planeta viven para poder soltar perlas como esas? si no fuese por el peligro que tienen y por el deseo obvio de influir en la redacción de las leyes, sería para descojonarse. Repiten y repiten que ellos hacen las inversiones en red y que otros obtienen los rendimientos (mientras cobran las conexiones a precio de oro) y cerraron el 2005 con un beneficio de 4.445,8 millones de euros, el más elevado de su historia y un 40 por ciento superior al de 2004 (20 Minutos).

La neutralidad de la red rechazada por el congreso Usa

Google, Amazon y compañía han visto derrotada su propuesta sobre la neutralidad de Internet (El Mundo, News.com). No es la primera vez, la neutralidad de la red ya fue derrotada en el congreso y como aquella vez, no queda sino afirmar que

Estamos ante un debate crucial para el futuro de Internet, el de mantener la neutralidad de la red. Suscitado por el interés de los proveedores de banda ancha de dar un tratamiento preferencial a cierto tráfico (aquél procedente de quien les pagase), derivaría en una internet de primera para los poderosos (entre ellos, los servicios de las propias empresas de telefonía y cable que ven pingües beneficios en el vídeo por internet) y una de segunda o tercera para el resto. Si se acaba con la neutralidad de la red, acceder a un blog iraquí será mucho más difícil que hacerlo a un gran periódico que pague la factura; comprar música en una tienda indie de bajo presupuesto siempre estará detrás en el tráfico que hacerlo en una poderosa megastore. Control y censura en manos de un grupo de empresas ciegas de codicia. A todo esto hay que sumarle el cinismo de unas empresas que ya cobran el acceso a internet a los usuarios finales.

Lo que se ha decidido en el congreso norteamericano es que no se va a legislar para impedir que los proveedores de banda ancha puedan bloquear, deteriorar o interferir bajo su propio criterio el acceso a internet. Hoy precisamente, teníamos un ejemplo en Uberbin de esto.

Etiquetas: , .

La neutralidad de la red, derrota en el Congreso

En realidad la noticia publicada por News.com no hace sino confirmar que lo se cuece en Estados Unidos supone un peligro grave para Internet tal y como hoy la conocemos.

Se trata del proyecto de ley texto aprobado por el comité responsable de la legislación de las telecomunicaciones y que ha pasado de afirmar en Noviembre que

los proveedores de banda ancha no podrán bloquear, deteriorar o interferir sin razón el acceso a internet

a su versión final en el que no hace defensa alguna de la neutralidad de la red y apenas deja un resquicio a la esperanza dejando que la Federal Communications Commission establezca las reglas. No es una victoria definitiva de las grandes telecos estadounidenses, pero si una batalla ganada, máxime cuando en la FCC hay muchas simpatías hacia la ruptura de la neutralidad de la red (véase networkingpipeline).

Estamos ante un debate crucial para el futuro de Internet, el de mantener la neutralidad de la red. Suscitado por el interés de los proveedores de banda ancha de dar un tratamiento preferencial a cierto tráfico (aquél procedente de quien les pagase), derivaría en una internet de primera para los poderosos (entre ellos, los servicios de las propias empresas de telefonía y cable que ven pingües beneficios en el vídeo por internet) y una de segunda o tercera para el resto. Si se acaba con la neutralidad de la red, acceder a un blog iraquí será mucho más difícil que hacerlo a un gran periódico que pague la factura; comprar música en una tienda indie de bajo presupuesto siempre estará detrás en el tráfico que hacerlo en una poderosa megastore. Control y censura en manos de un grupo de empresas ciegas de codicia. A todo esto hay que sumarle el cinismo de unas empresas que ya cobran el acceso a internet a los usuarios finales.

Por mucho que se trate de Estados Unidos, el peso de lo que allí se decida sobre la red de redes es indiscutible, tanto por el precedente que sienta una norma establecida en el país que creó y, hasta cierto punto controla, la red, como por el hecho de que las grandes compañías de internet son yanquis. De hecho, por una vez tanto asociaciones de usuarios como estas grandes compañías de internet (eBay, Google, Microsoft, Skype) se han unido para hacer presión en contra de la ruptura de la neutralidad de la red