Fomento: ¿a por Uber o a por Blablacar? O a por los dos

Blablacar

En la web de Fomento:

Para garantizar que la totalidad de los servicios de transporte que se ofertan y proporcionan a la ciudadanía cumplen dichas exigencias legal y reglamentariamente requeridas, la Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres establece:

Que las personas o empresas que materialmente realicen esos servicios con sus vehículos careciendo de la preceptiva autorización, incurrirán en una infracción muy grave sancionable con multa de 4.001 a 6.000 euros, que podría aumentar hasta 18.000 en caso de reiteración.

Que aquellos usuarios que contraten los servicios de transportistas no autorizados incurrirán en una infracción grave sancionable con multa de 401 a 600 euros.

Que las personas que contraten o facturen en nombre propio la prestación de servicios careciendo de autorización, aunque no los presten por sí mismos, incurrirán en una infracción muy grave sancionable con multa de 4.001 a 6.000 euros, que podría aumentar hasta 18.000 en caso de reiteración.

Que quienes oferten la prestación de esos servicios sin disponer de autorización, tanto si dirigen su oferta de forma individual a un único destinatario como si la hacen pública para conocimiento general a través de cualquier medio, incurrirán en una infracción grave sancionable con multa de 801 a 1.000 euros.

Ya sabíamos que a Airbnb (y a la economía P2P) le quieren poco los legisladores, pero precisamente con Blablacar que limita el lucro de los que comparten coche por diseño de su plataforma y en la que está tan claro que se trata de compartir gastos de viaje…. ¿necesitan los usuarios que acuda Fomento a protegerles? Otro caso bien diferente es Uber

PS, para el contexto, mi entrevista a Vincent Rosso, director para España y Portugal de Blablacar

Actualización: ya parece bastante claro que la amenaza va por Uber y no Blablacar. Todo el proceso y trasfondo legal en BlaBlaCar en el laberinto legal: por qué Fomento va tras Uber y permite el compartir coche

A Airbnb (y a la economía P2P) le quieren poco los legisladores

Piso Airbnb

La noticia de la «ilegalidad» de Airbnb en Nueva York (BI) no hace sino devolver al debate público un tema que estos meses ha estado muy presente en España: que Airbnb y otros servicios de la «economía P2P» están en el punto de mira de los legisladores en muchos lugares del mundo.

En nuestro país de hecho estamos en pleno proceso con la nueva ley de alquiler (20 Minutos, El País) que apunta a dejar en manos de las comunidades las restricciones a los alquileres privados por días para turistas.

Hay una parte del argumentario de los hoteleros que es bastante razonable: que muchas de estas transacciones no tributan y resulta una competencia desleal. Pero más allá de eso, establecer barreras de entrada más altas al mercado del alquiler de habitaciones o viviendas para turismo no hace sino encarecer el acceso al destino, disminuir la oferta, penalizar a quienes queremos viajar en familia o sólos pero con presupuesto más ajustado o directamente a quien prefiere quedarse en casa de alguien mejor que en un hotel.

Y, sobre todo, restringe la libertad de los individuos para hacer lo que encuentran lo más oportuno con sus propiedades y su dinero. Ahora que toca a las comunidades mover ficha, valoraría que no todo el mundo es Nueva York que tiene la restricción de no permitir el alquiler por menos de 29 días… aquellas regiones en las que no operen los Airbnb de turno tendrán menos turistas, precios más caros de hoteles y viviendas vacías con menos ingresos para sus propietarios.

Cookflat, economía P2P aplicada a la restauración

Cookflat, comdias P2P

«El Airbnb de ir de papeo», podría ser una definición informal de Cookflat que aplica el modelo P2P a la restauración.

Como explican en Directo al Paladar:

La gente ofrece diferentes menús salidos de su cocina y nosotros podemos convertirnos en sus invitados, ya que además ellos también se sentarán en la mesa… El precio varía un poco de uno a otro, pero siempre entre los 15 y los 30 euros por comensal, con bebidas y todo incluído

De momento anda bastante escaso en la oferta y la web es bastante obtusa, pero me ha interesado mucho el concepto, sobre todo para viajes al extranjero donde mucha gente tiene ese de «autenticidad» tanto gastronómico como a la hora de conocer nativos.

El millón de «reservas» Airbnb en España

Airbnb

Esta tarde desde Airbnb compartían algunas cifras: más de 1.000.000 de reservas en España durante los últimos 12 meses, 22.000 «espacios» disponibles en nuestro país y una generación de ingresos de más de 35 millones de euros por esos anfitriones en este mismo período Septiembre 2011 / Septiembre 2012 (aquí entiendo a que se refieren al total de las transacciones, de ahí sale la comisión de Airbnb y su facturación, mucho menores claro).

Actualización: comentando en Twitter ha surgido la duda de la definición de «reserva» para Airbnb. Todo apunta a que se refieren a noches individuales, lo que se traduce en que una familia de tres que pase tres noches cuenta como nueve «reservas». Airbnb, finalmente ha confirmado que es así, hay que interpretar que son «noches individuales».

En todo caso, grandes números, favorecidos por el conocimiento de la marca fuera de España y la cantidad de turistas que están optando por Airbnb, pero también por lo bien que ha cuajado este concepto de negocio P2P. Aún así, todavía me pregunto si el sector hotelero nacional está atento a lo que se le viene encima.

Por cierto, otros números con los que alucinar son los de su valoración y cifras de inversión, con las últimas noticias apuntando a una nueva ronda.

La revolución de los negocios P2P en internet: AirBnB y 9Flats

9flats

AirBnB acaba de recibir 100 millones de dólares de inversión a una valoración de 1000 millones. Es sin duda la estrella de lo que se ha venido llamando «negocios en internet basados en P2P» y cuya replica con sede en España más potente es 9Flats: ambos comparten la misión de estructurar el alquiler vacacional / temporal entre particulares, ofreciendo una experiencia de búsqueda y organización de la oferta muy superior a los sitios de clasificados, con herramientas de reputación de arrendador y arrendatario y de comunicación entre ellos. Si hace años hablábamos de fenómenos como el couchsurfing, estos dos últimos asistido a la explosión de este «eBay para el alquiler de viviendas» cuya propuesta de valor se mueve entre los clasificados y los portales de vivienda, con crecimientos de hasta el 800% en un año.

Cuando el otro día hablábamos del alquiler de coches entre particulares hacíamos referencia a este mismo modelo de negocio P2P aplicado al motor. El concepto sigue siendo el mismo: si la plataforma facilita la búsqueda, añade confianza vía reputación de los usuarios y es capaz de agregar la oferta, no sólo se produce un desplazamiento de la demanda desde los clasificados y los portales temáticos, sino que aumenta la misma. Y aquí son muchos del sector hotelero los que tendrían que poner un ojo en el fenómenos 9 Flats y AirBnb, porque, insisto, no se trata sólo de que quienes usaban este tipo de soluciones se muevan, es que muchos más clientes van a optar por el modelo una vez mejorada la experiencia.

Dos enlaces adicionales, algún competidor de AirBnb les ha acusado de competir de forma «no demasiado limpia» trayendo demanda de los sitios de clasificados como Craiglist (Dave Gooden); por otro lado, señalar que detrás de 9flats hay buenos amigos como Rubén Colomer.