Chrome ofuscando la URL

Chrome ofuscando la URL

Lo ha detectado Extreme Tech en una versión todavía no lanzada al público: en lugar de mostrar la URL, Chrome empezaría a enseñar la caja de búsqueda dentro del sitio. No «la matan» en el sentido de que nada cambia en el funcionamiento como navegador y haciendo click la obtienes… pero el movimiento «potenciador de búsquedas» parece claro.

Y a pesar de que en términos de usabilidad me parece interesante y me gustaría probarlo, está demasiado arrimado al interés de negocio de Google como para que no salte la alarma. En otro orden de cosas, el nuevo Firefox me ha parecido bastante bien diseñado (muy Chrome eso sí) y con una mejor apuesta por la sincronización que falta le hacía.

PS: justo tras terminal este apunte, llego a esta entrada de Allen Pike mucho más interesante

WebRTC y el camino a Oz: mostrando el potencial de las tecnologías web

Camino a Oz

Find your way to Oz es «experimento» desarrollado por Google y Disney para Chrome (aunque en teoría funciona sobre cualquier navegador que soporte WebGL, del que viene a demostrar su potencial). Merece la pena probarlo por lo bien ejecutado que está aunque, advierto, puede ser un sumidero de tiempo.

Ayer también se mostró al mundo una llamada «desde Firefox a Chrome» utilizando tecnología WebRTC, un API para permitir el acceso a funcionalidades multimedia (vídeo, voz) desde el navegador sin necesidad de que el usuario instale plugins.

Son ya muchos los actores empeñados en empujar y mostrar el potencial de las tecnologías web para que los desarrollos se trasladen de las «app stores» a la web: desde Mozilla y Google (que tiene Chrome OS) hasta las teleco (véase Telefónica) y Microsoft (véase el experimento que hicieron con Atari).

El caso es que todavía queda por demostrar que con los estándares web (con HTML5 como referencia) hay posibilidad de seguir innovando tan rápido como pueden los actores que van por libre (véase cada fabricante de sistemas operativos) y que se hace con una compatibilidad realmente multiplataforma, no «sólo para estos navegadores»

Google Now y la importancia de la cuota de mercado de Chrome

A través de un descubrimiento de un programador se ha conocido la existencia de un inminente «centro» de notificaciones en Chrome. Muchos ya están barruntando que sería la puerta de entrada de Google Now en el navegador web, trayendo la experiencia que ya se puede disfrutar en las últimas versiones de Android.

Convencido como estoy de que es el proyecto más importante de Google en años, por lo que tiene de anticiparse a una tendencia que puede erosionar mucho el mercado de las búsquedas, creo que esto refuerza la importancia estratégica de Chrome en los planes de Google.

De hecho es reseñable que en algún que otro estudio del mercado de navegadores se está postulando que a final de 2012 y comienzos de 2013, Chrome está bajando e Internet Explorer volviendo a crecer. Curiosamente no gracias a Windows 8 y Explorer 10 (que, por cierto, es un gran navegador), sino que casi diría que se puede correlacionar con la agresividad publicitaria de uno y de otro: Google puso mucha presión a comienzos de 20122 y Microsoft a finales.

En todo caso, Now en Chrome sería uno de los movimientos a anotar. Si consiguen mejorar la ejecución – todavía muy limitada sobre todo en español – habrían conseguido una posición privilegiada en esa tendencia hacia «el descubrmiento»

Chrome como navegador líder, los huevos y el cesto

Logo de google Chrome

Finalmente ha sucedido, Chrome es el navegador más utilizado del mundo según StatCounter, la referencia más aceptada del sector a pesar de las críticas del principal damnificado, Microsoft con Internet Explorer.

Más allá de que Chrome haya superado a la suma de las versiones de Internet Explorer o no, la tendencia a favor del navegador de Google es muy clara. De hecho, ya hemos comentado por aquí qué están haciendo con Chrome que Firefox y Explorer han descuidado: además de tener un gran producto, una estrategia realmente agresiva de marketing fuera del territorio de Google (algo que Microsoft parece incapaz de captar por mucho que los números le aplasten). Y mira que Explorer 9 no se merece la fama de sus predecesores (y la nueva versión, IE10 tiene una pinta excelente), pero recuperar el posicionamiento de la marca va a costar a Redmond bastante más que incluirlo en el sistema operativo

En todo caso, para mi esta noticia es una alerta relacionada con una regla que me marqué hace años con mis proveedores tecnológicos: no poner todos los huevos en la misma cesta. Es decir, diversificar con quien contrato los distintos productos y servicios. Ya es su momento me negué a tenerlo «todo Microsoft» o «todo Apple»… y con la web empiezo a detectar una excesiva dependencia respecto a Google: buscador, gestor de correo electrónico, aplicaciones ofimáticas (otro espacio donde Microsoft tiene un gran producto que ha probado casi nadie), navegador web, sistema operativo para el móvil, mapas… demasiado. Al final uno asume un riesgo grande cuando tantos elementos importantes profesionalmente dependen de las políticas, seguridad y estrategia de un único proveedor.

Es por eso que algunos de los productos de Google los he descartado. No soy usuario de Drive a pesar de tener espacio ya contratado con Google, sino que me mantengo con Dropbox y Skydrive; tampoco estoy muy por la labor de ser muy activo en Google Plus en favor de Twitter… y así creo que voy a afrontar la mayoría de novedades de esta empresa. Me pueden gustar más o menos, pero el valor diferencial respecto a la competencia que les voy a exigir es mucho mayor que a cualquier otro. La razón, sencillamente, es que para mi aumentan un riesgo de dependencia que, por mucho que apunten a que me simplifican la gestión, no estoy dispuesto a asumir.

Microsoft compra patentes a AOL… y en entre ellas las de Netscape

La compra de un amplio portafolio de patentes por parte de Microsoft a AOL (All Things D) es importante en dos dimensiones.

Por un lado porque no presagia nada bueno en la batalla abierta respecto a las patentes software y la web; Microsoft no ha sido beligerante en este frente pero sí en el de los sistemas operativos móviles y esta toma de posiciones puede indicar que o bien prepara un cambio de estrategia o bien toma posiciones defensivas hacia lo que se avecina. Por otro lado tenemos su componente emocional, parte de estas patentes corresponderían a Netscape, el navegador de referencia en la primera gran era de la web y que Microsoft se empeñó en hundir hace ya unos cuantos años.

Relacionado: El final de Netscape

Google no abandona a Mozilla

FirefoxMozilla anuncia la renovación del acuerdo con Google para que sea el buscador por defecto del navegador y, por tanto, compartan ingresos por las búsquedas realizadas a partir del mismo. Esto es crítico para la fundación porque los números de Mozilla muestran una dependencia brutal de los ingresos con Google hasta el punto de que sin acuerdo peligraría la existencia de Firefox. A pesar del empuje con Chrome, creo que Google ha tenido el buen criterio de no desequilibrar la balanza por la vía de no renovar este acuerdo, como se había llegado a rumorear.

Relacionado: Qué está haciendo Google con Chrome que no están haciendo ni Mozilla y Microsoft

Chrome ya es el segundo navegador del mercado

Logo de google Chrome
Chrome ya es el segundo navegador por uso en el mercado según los datos StatCounter, que reflejan un patrón claro: el browser de Google es el que más crece, Firefox desciende en uso y Explorer consigue aumentar cuota gracias a la versión 9 que no está nada mal.

Al final se confirma la tendencia que veníamos apuntando y no sólo eso, también que Chrome a quien roba mercado es a Firefox sobre todo. De hecho las estadísticas de Weblogs SL ya reflejaban el cambio en la segunda posición del sector, con un crecimiento espectacular de Chrome en el último año.

Relacionado: Qué está haciendo Google con Chrome que no están haciendo ni Mozilla y Microsoft

Firefox 5, corriendo detrás de Chrome

FirefoxTenemos nueva versión del navegador de Mozilla disponible para descarga. Se trata de Firefox 5 y como indica el análisis de Genbeta lo que tenemos es el comienzo de la carrera tras Chrome, con lanzamiento de nueva versión cada seis semanas.

¿El resultado? Bueno, Firefox 5 va más fino que su antecesor pero no aporta nada sustancialmente novedoso, toca acostumbrarse a que las nuevas versiones del navegador de Mozilla sigan el patrón de las de Chrome, un número más cada vez por aquello de convertir lo que antes eran «minor releases» en nuevas «major releases».

Relacionado: Firefox 4, larga vida al salvador de la web

A Flock lo mataron el newsfeed y los botones de Facebook y Twitter

Flock, que nació con la vocación de «navegador para la web social» no se continuará desarrollando, tal como explican en su página oficial. Cinco años después de su lanzamiento no ha conseguido la masa crítica necesaria para ser un navegador relevante, a pesar de las buenas críticas en multitud de blogs y publicaciones tecnológicas. Y, aunque nunca he ido más allá de echarle un vistazo, creo que el fracaso de Flock no es sólo por el producto en sí, sino también por la idea de web social desde la que fue concebido.

Flock se creó pensando en un un usuario que escribía blogs, usaba marcadores de noticias tipo delicious, colgaba sus fotografías en Flickr, añadía canales RSS a su lector… necesitado de una herramienta para gestionar una complejidad de herramientas y servicios. ¿Qué ha pasado estos años? Que la web social que ha funcionado con el gran público no tiene mucho que ver con la que se planteaba en 2006, una era de servicios que está viendo su final y que ha perecido ante el empuje de los sitios sociales basados en el newsfeed. Por eso TweetDeck puede ser lo que Flock no ha conseguido. Si a eso sumamos que «lo social» ha ido siendo integrado en cada web a través de botones, logins e interacciones con una experiencia sencilla, tenemos que un proyecto que parecía tener mucho sentido ha acabado rindiéndose.

Firefox 4, larga vida al salvador de la web

Logo Firefox

Evolucione como evolucione el mercado de los navegadores web, Firefox quedará en la historia como uno de los proyectos que más ha aportado a su evolución, siendo el principal culpable del fin de la era negra. En el último año hemos asistido como su rol como hijo predilecto de los usuarios avanzados empezaba a desdibujarse ante la aparición de Chrome, que traía más velocidad y, en sus comienzos, menos consumo de recursos. Ha tardado Mozilla en reaccionar, el tiempo suficiente para que el navegador auspiciado por Google consiga una importante masa crítica de usuarios y de desarrolladores de extensiones, pero por fin ha llegado Firefox 4 y es realmente un gran producto.

Para la descarga tenemos la página oficial y para conocerlo mejor, recomiendo el análisis a fondo de Firefox 4 que realiza Genbeta. A modo de resumen diría que, aún a riesgo de parecer exagerado, «larga vida al salvador de la web».