Europa, Corea y el monopolio de Microsoft

MicrosoftHacía tiempo que no teníamos novedades en los frentes judiciales de Microsoft con la Unión Europea. Malas noticias para Redmon, los encargados de vigilar los monopolios han votaron esta semana a favor de sancionar a la compañía del Windows por no cumplir con la sanción impuesta por el litigio que empezó en 2004. Esta decisión de la Unión Europea abre las puertas a las multas diaras con que amenazaron al gigante de la informática (vía Yahoo News).

En Europa los problemas vinieron al incluir Windows Media Player en el sistema operativo y al no ofrecer información que falicitase la interoperabilidad con Windows desde productos de otros fabricantes. En este último punto, la Ue anduvo lista al no picar con las ofertas de la compañía de Gates (bueno, cada vez menos de Gates).

Y no sólo problemas en Europa, en Corea han desestimado su recurso contra la decisión del gobierno de obligarles a sacar el Messenger y el Media Player de Windows y sancionarles de paso com más de 34 millones de dólares. (eWeek).

Y lo peor no es todo esto (sanciones, por otro lado, muy razonables desde mi punto de vista: ya nos vale con el cuasi monopolio en los sistemas operativos de escritorio para que además lo utilicen para extenderlo) sino la incertidumbre que genera ante la salida de Windows Vista, en el que aún se integran más herramientas y sobre el que descansa gran parte del futuro de Microsoft..

Etiquetas: vista, windows vista, ue, corea, microsoft

La UE avisa a Microsoft sobre Windows Vista

El culebrón entre la UE y Microsoft podría tener continuación con Windows Vista. Tras la sanción por impedir la interoperabilidad e integrar el Media Player en Windows (asunto que aún colea con polémica por el cumplimiento incluida), la comisaria de Competencia, Neelie Kroes, ha advertido a Ballmer y cía para que limiten los programas que traerá Windows Vista, si no quieren un nuevo expediente.

El meollo de la cuestión es el abuso de la posición dominante de Microsoft que se produce por su liderazgo en los sistemas operativos de escritorio. Integrar cualquier aplicación en los mismos supone un escenario fatal para la competencia en el sector de ese software. Si antes fue el tema del reproductor multimedia, en esta ocasión la Unión Europea ha puesto el ojo en la búsqueda por Internet, la gestión de los derechos digitales y el ‘software’ para crear formatos de documento comparables al PDF (vía Navegante).

En el primero de los temas, la búsqueda en internet, parece que no habrá problema ante el planteamiento más abierto de Explorer (véase OpenSearch en Internet Explorer 7). Tema aparte es el DRM en Vista, en el que hay mucho dinero en las licencias que vende Mircosoft para utilizar su tecnología.

A pesar de que uno entiende como positivas las medidas que llevan a no extender el monopolio en los sistemas operativos de sobremesa de Microsoft, resulta cuando menos chocante que la defensa del consumidor (¿no es mejor ciudadano?) sea poder elegir con qué tecnología controlan y limitan lo que podemos hacer.

Etiquetas: vista, windows vista, ue

La UE no pica con el código fuente de Microsoft

MicrosoftNo quiero aburrir a nadie recordando todo el culebrón del enfrentamiento entre la Unión Europea y Microsoft, para ello basta repasar alguna de estas entradas:

Pues bien, el último movimiento de Redmon había sido el de ofrecer el código fuente de Windows Server, propuesta de cara a la galería y que no es en realidad la documentación necesaria para que los competidores puedan conseguir la interoperabilidad con éste. La UE no ha picado, como cuentan en El País y le exigen la información necesaria y claro Microsoft afirma que ha dado información «en exceso». Claro, del código fuente se pueden extraer los interfaces necesarios para comunicarse con el sistema operativo, pero viene a ser lo mismo que si la UE les hubiese pedido la aguja y Microsoft respondiese con el pajar, un fraude de ley.

Microsoft dispuesta a mostrar su código fuente

MicrosoftA priori todo indica a que Microsoft por fin cede en la disputa que mantiene con la Unión Europea desde que fuera sancionada hace ya casi dos años con una multa de 497 millones de euros a Microsoft y la obligación de ofrecer una versión de Windows sin el Media Player y la documentación necesaria para permitir la interoperabilidad con sus sistemas servidores.

Es este último punto al que Microsoft había ofrecido mayor resistencia, hasta el punto de haber recibido una amenaza por la UE de multas diarias ante la insuficiente documentación presentada. Ayer, sin embargo, anució (Microsoft.com, gracias Xavier) que licenciarán el código fuente de Windows Server.

En realidad, creo que Microsoft sigue jugando al ratón y al gato con la Unión Europea y el cumplimento de las sanciones. Ya existe una licencia (Shared Source) de Microsoft que permite a ciertos clientes la posibilidad de ver el código fuente del producto. Dentro de esta licencia estaban Microsoft Windows 2000, Windows XP, Windows Server 2003 y las versiones posteriores así como los service pack, parches y betas, siendo una culminación de su programa GSP (Governement Security Program). Lo único que va a cambiar es que antes el acceso a los productos bajo Shared Source era exclusivo para los clientes considerados por Microsoft MVPs (Most Valuable Professionals) y ahora lo estará para todos.

Decir que con el código fuente se suministra toda la información para la interoperabilidad es una verdad a medias. El problema es que ofrecen muchísima más de la necesaria, lo que hace que lo realmente valioso para otros proveedores (y que la Unión Europea ha acertado concluyendo que tienen derecho a recibir) sea más difícil de encontrar. Además este acceso al código fuente está lejos de ser gratuito y determinar sí están todos los datos necesarios de las interfaces de comunicación podría ser un trabajo bastante arduo… en suma, una nueva treta legal por parte de los de Redmon para regatear a la administración europea.

Etiquetas: shared source, microsoft

La industria musical y la fijación de precios de las descargas

AppleEl fiscal general del estado de Nueva York, Eliot Spitzer, ha demandado a la Warner Music acusándola de prácticas oligopolísticas para fijar el precio de las descargas musicales por internet (vía Slashdot).

Ya hemos hablado varias veces de este tema por aquí; en «Las discográficas aprietan a las tiendas online» veíamos como las discográficas están cobrando a las tiendas online de música unos 62 céntimos por canción, cifra muy superior a la que obtenían por la venta a través de otros canales y en «Discográficas y el precio de las canciones en iTunes» comentábamos como esto les parecía poco y presionaban a la tienda de música de Apple para que se pasara de los 99 centavos (céntimos de euro en Europa) que cuesta una canción en iTunes a 1.49 dólares como precio final para los singles de mayor éxito.

Estamos llegando a un escenario en que se quiere abortar el efecto reductor de precio de venta al público que tiene un canal con muchos menos gastos como es internet. La codicia de las discográficas les lleva a intentar forzar a un escenario en que todas las tiendas de música online sean clónicas: cargadas de restrictivo DRM y con un precio caro e idéntico fijado por ellas, algo que por desgracia no están lejos de conseguir si salvamos raras excepciones con sellos independientes.

Por fin parece que van a chocar con una barrera legal que, ojalá, ponga límites a sus prácticas y con el tiempo podamos llegar a un modeo en que el precio de las descargas musicales no esté prefijado y haya una verdadera competencia, algo que hoy sólo existe desde los sistemas de tarifa plana tipo Yahoo Music Unlimited. Para ello esta demanda contra la Warner debería ser la primera de varias: Vivendi, Sony…

Etiquetas: discográficas, oligopolio

La UE amenaza a Microsoft con multas diarias

MicrosoftDos millones de euros diarios. Esa es la multa con la que la Comisión de la Unión Europea amenaza a Microsoft por no cumplir las saciones que le impuso tras el culebrón del año pasado a causa de sus prácticas monopolísticas (vía News.com).

Si recordamos el caso, la Unión Europea sancionó a Microsoft con una multa de 497 millones de euros por impedir la interoperabilidad de sus sistemas y por incluir Windows Media Player en Windows. La sanción incluía ofrecer una nueva versión de Windows sin el reproductor multimedia y facilitar toda la documentación sobre sus sistemas necesaria para que los servidores controlados por sistemas operativos de la competencia pudiesen comunicarse con Windows. No se exigía ni se exige que Microsoft publique el código fuente de Windows ni que se lo facilite a ninguno de sus competidores (como he leído en algún medio), sólo la información sobre el interfaz de sus sistemas de comunicaciones.

Meses después de unas sanciones ejemplares, todo indica que Microsoft está retando a la Unión Europea, empecinada en mantener la incompatiblidad con otros sistemas, algo que una administración pública no debería poder permitirse. Ser dependiente de la tecnología de una única compañía es algo a evitar, estratégicamente para cualquier empresa y con más razón en una administración pública, y es conseguible exigiendo el cumplimiento de estándares abiertos a las empresas que concurran a los concursos correspondientes.

Entradas relacionadas:

Google y la patente de la búsqueda personalizada

Google Reader¿Sigue siendo los chicos de Google los buenos de internet? ¿Qué buscan realmente con su acercamiento al escritorio y con productos como Google Reader sin un modelo de negocio claro? Quizás la patente solicitada por Google podría ayudarnos a responder a estas preguntas. Podemos leerla completa en uspto.gov y en una primera traducción trata de «personalización de la ordenación de resultados de búsqueda basada en el perfil del usuario». Este perfil del usuario Google lo contruiría mediante los anuncios en los que pincha y el uso de aplicaciones de la casa (Google Reader, Google Desktop, Google Earth), además de su histórico de búsquedas y clicks en resultados (ya utilizados en el Search History).

Múltiples aplicaciones y servicios de los que extraer el perfil del usuario. Ya comentamos hace bastante que un agregador de canales RSS podía ser la llave en la búsqueda personalizada (Google y el agregador RSS en GMail II), pero pasado el tiempo el arsenal de Google ha ido mucho más allá de lo que podríamos imaginar, ¿qué tal un openoffice modificado para seguir los enlaces en textos que pinchamos?.

Pero el tema que me preocupa es el de la patente. Obviamente lo que quieren patentar es el algoritmo, algo que podría derivar en un monopolio de las búsquedas personalizadas. Obviamente si Google posee la patente de reordenar los resultados según el perfil de usuario, le es concedida y la usa contra sus rivales (ese sería el paso «más evil de todos»), apaga y vámonos, adiós a la competencia: de Google serían los servicios y productos encargados de «modelarnos» y la misma empresa la única encargada de encontrar resultados adaptados a nuestros intereses. El resto de competidores deberían pagar a Google o resginarse a la época de los algoritmos genéricos para todos los usuarios, que en pocos años tocará a su fin.

Vía Search Engine Journal, vía Scoble.

Tags: google reader, google, google personalizado

Microsoft pagará a IBM 775 millones de dólares en el jucio antimonopolio

Pero ¿cuanto dinero tendrá presupuesta al año Microsoft para pagar sanciones e indemnizaciones en juicios? A bote pronto, recolectemos: 1600 millones de dólares a Sun (Abril de 2004), días después 440 millones de dólares a InterTrust, 497 millones de euros de multa en la Unión Europea y ahora 775 millones de dólares a IBM para cerrar el juicio antimonopolio que mantenían desde los años 90. Más allá del caso en sí (se puede leer más sobre él en Internet News) resulta llamativo como Microsoft puede afrontar el pago de sumas astronómicas en un juicio tras otro sin que aparentemente sufra demasiado impacto: no se recuerda a Gates anunciando despidos masivos ni cierre de centros de trabajo o líneas de productos. Eso sí, el acuerdo parece cerrar la herida entre IBM y Microsoft que cada vez parecen más aliadas que rivales (véase por ejemplo que el primero fabricará los micros de la XBox 360 del segundo).

La UE confirma que Microsoft debe sacar Media Player de Windows

Si nos remontamos a Marzo de este año, podremos recordar la sanción de la Unión Europea a Microsoft cuantificada en el pago de multa de 497 millones de euros y la obligación de poner a la venta una versión de Windows sin el Media Player y compartir información técnica de sus sistemas para el trabajo en grupo. Lógicamente, Microsoft recurrió, pero hoy mismo (vía Bloomberg), la corte europea de primera instancia ha reafirmado la obligación de la compañía de Gates de ofrecer un Windows sin el Media Player. Una sentencia ejemplarizante y un revés para Microsoft. Aprovechar su posición dominante en algunos mercados – el de los sistemas operativos de escritorio por ejemplo – para ganar otros, no es sino una forma de adulteración de los mercados a los que quiere optar, como es el caso del de los reproductores multimedia con Windows Media Player. La estrategia del «Bundling» – ¿algún equivalente en castellano? – cuando se vive en un monopolio de facto en uno de los mercados a empaquetar, lleva directa, si no intervienen los poderes públicos, a un segundo monopolio.

Probablemente escucharemos a Microsoft gimotear sobre el perjuicio a los usuarios, pero lo que verdad va a preocupar a Redmon es golpe que supone esta sentencia para sus futuros planes de integración en Windows, ¿o acaso alguien duda de que querrían integrar la MSN Toolbar Suite en LongHorn como ya hicieron antes con Explorer, OutLook, Messenger y Media Player?. Microsoft aún intentará llegar a un acuerdo para evitar la sentencia como ya hicieron en el juicio antimonopolio de Estados Unidos. Capaces son de ofrecer un Windows con Media Player, pero también con Real Player y QuickTime.

Confirmada la multa a Microsoft y 90 días para una nueva versión de Windows

Como se presagiaba, ha sido confirmada la multa de 497 millones de euros a Microsoft por la Unión europea, que además insta a que salga una nueva versión de Windows sin el Windows Media Player en 90 días, aunque los recursos por parte de Microsoft podrán alargar el proceso durante años sin que tengan que hacer efectivo el pago de la multa ni la nueva versión de Windows mientras tanto. La acusación a Microsoft nace a raíz de incluir el Windows Media Player en Windows, lo que la comisión europea entiende que vulnera la legislación antimonopolio del continente, perjudicando desde una posición abusiva a rivales como RealPlayer o el QuickTime de Apple. Es por ello, que la UE insta además a la empresa de Gates a que modifique sus sistemas para que no incluyan el Windows Media Player.