Miro 2.0, navegador de vídeos

Miro 2.0

Miro es un reproductor de vídeo al que podríamos emparentar con Songbird: software de escritorio, libre y más orientado a ser un navegador para vídeos que un software de reproducción. Le falta el componente de «ampliable mediante extensiones» que sí tienen Songbird, pero el resto de sus características hacen que sea tan recomendable como él.

Mantiene lo principal de Miro 1.0: ausencia del control editorial, estar abierto a contenidos generados por los usuarios y a grandes productores, soportar Bittorrent, no tener DRM, estar basado en estándares abiertos y ser neutral desde el punto de vista de la publicidad, libre, multiplataforma y gratis. A eso ha sumado mejoras en el rendimiento, en el interfaz, acceso a nuevos sitios basados en streaming como Hulu y una más completa guía de contenidos. Para cualquiera que consuma mucha «web TV», Miro es la mejor solución para navegar por vídeos desde el ordenador, para suscribirse a fuentes y para buscar y descargar contenidos. Si a algo se tendría que parecer la televisión del futuro, es a Miro… o, en su defecto, a Boxee.

Sitio oficial y descarga, Getmiro.

Miro 1.0

Miro

Ya está disponible para descarga Miro 1.0, al agregador de vídeo que nació como Democracy player. Se postula como una alternativa a Joost – que justo hoy hemos analizado – pero yo le encuentro mucho más similitudes a proyectos como VeohTV y como alternativa al tipo de cliente que es iTunes.

Miro 1.0 lo que permite es buscar, visualizar y descargar vídeos desde una multitud de fuentes. Podemos agregar videoblogs, buscar en los canales preconfigurados (2700 a día de hoy) o en los sistemas tipo Youtube y descargar los contenidos para tenerlos en local. Miro 1.0 destaca por la ausencia del control editorial, el poder absoluto del usuario, estar abierto a contenidos generados por los usuarios y a grandes productores, soportar Bittorrent, no tener DRM, estar basado en estándares abiertos y ser neutral desde el punto de vista de la publicidad, libre, multiplataforma y gratis. Y encima, la experiencia de usuario es bastante buena en el día que llevo con Miro 1.0.

Vamos, una maravilla.

Para descargar, GetMiro. También lo ha comentado Mangas Verdes.

Miro Player para descargar

MiroOtra noticia pendiente, la aparición de la primera versión descargable de Miro, el nuevo nombre de Democracy Player. En Genbeta analizaron las funcionalidades de Miro, que pretende ser un todo-en-uno para el vídeo por internet. Por una parte es un buscador en las distintas plataformas para compartir vídeos (Youtube, Veoh, Revver y compañía), es un reproductor para los archivos que tengamos en local (organizador tipo iTunes), es un cliente para BitTorrent y también para videoblogs y podcasts, en lo que es su punto fuerte.

La apuesta de Miro es la de convertirse en una especie de «cliente universal» para contenido audiovisual que puede estar alojado en cualquier parte con soporte para todo tipo de formatos. ¿Puntos fuertes? De entrada, la de ser multiplataforma, y un interfaz bastante logrado sobre un motor más que probado (Miro está basado en VLC).

Miro propone un puñado de características que me encantan: vídeo descentralizados y sin control editorial, soporte para videoblogs vía RSS a los que convierte en canales y todo bajo una filosofía libre y abierta. No obstante, comparte con Joost el problema de estar muy alejado de la televisión del salón de casa y con VeohTV el hecho de que la distinta calidad de las fuentes provoca una experiencia muy desigual, además de que los grandes productores seguirán viendo mejor al ya citado Joost. En todo caso, una propuesta muy sugerente.

Descarga y más información en GetMiro.

Adobe Media Player, vídeos Flash en el escritorio

Adobe Media Player

Adobe Media Player va a ser un nuevo ejemplo de uso de la Apollo, con el que Adobe se postula como serio candidato a la supremacía en la «nueva guerra por el escritorio». Este Adobe Media Player va a tener varias de las características de las Rich Internet Applications, permitiendo ver vídeos Flash sin conexión a la red, pero a la vez funcionando de un modo muy similar a Miro (antiguo Democracy Player), como agregador de vídeos distribuidos mediante RSS. El lanzamiento de Adobe Media Player se anuncia para final de año, con una beta dentro de esta primavera (News.com).

Adobe quiere rentabilizar mucho más el hecho de que Flash sea la tecnología más utilizada para distribuir vídeo en streaming desde plataformas tipo Youtube. De hecho, Adobe Media Player se plantea como un sistema para ofrecer vídeos con publicidad integrada, la propia herramienta permitirá la inserción de publicidad antes, durante o después de los vídeos. Otro de los puntos interesantes es que Adobe asegura que será capaz de medir visualizaciones de los vídeos (algo muy importante para vender publicidad de los mismos). Adobe Media Player tendrá DRM: para impedir distribuciones posteriores del vídeo descargado si el creador así lo desea y para no permitir modificaciones del vídeo que eliminen la publicidad.

Aunque en Newteevee aseguran que Adobe no entrará en el mercado de la publicidad, lo cierto es que su Adobe Media Player supone la introducción de un invitado no esperado en la competencia por la distribución y comercialización de vídeos. De entrada debería ser un complemento de plataformas como Youtube, pero competencia de otras propuestas como Joost. Y, en todo caso, sigue mostrando la guerra que nos vamos a encontrar en los próximos meses en el escritorio entre Apollo, widgets y un montón de nuevas tecnologías que se andan preparando.

Miro, nombre de Democracy Player

Miro

Democracy Player pasa a llamarse Miro antes de llegar a la versión «1.0», que se espera para los próximos meses. Con el protagonismo obtenido por Joost, Youtube y otras opciones para el vídeo por internet como Zudeo o BEN ya en el mercado, la interesante filosofía del reproductor ahora llamado Miro había quedado un tanto «tapada» ante el ruido mediático de sus competidores.

Lo más interesante de Miro es que parte de una filosofía descentralizada, no precisa de una plataforma a la que hayan tenido que subir los vídeos, sino que permite suscribirse (es un agregador RSS) a los vídeos estén donde estén alojados y descargarlos en local. También tiene a su favor ser un reproductor neutral, no favorece a ninguna tienda con la que se integre ni apoya ningún DRM. Si a eso le sumamos el soporte de Bittorrent, tenemos una solución magnífica y eficiente para el vídeo en la red.

Los déficits de Miro vienen por las ventajas competitivas que pueden ofrecer otras plataformas. Joost vende inmediatez, lo enciendes y estás viendo vídeos a una calidad aceptable sin tener que esperar a descargarlos. Youtube y sus clones ofrecen ahorro de ancho de banda y hosting a los creadores de videoblogs y Zudeo o BEN tienen un modelo de negocio claro gracias a la venta de contenidos, mientras que Miro es sólo un cliente.

Pero nada de eso quita para que me encante Miro, un software que permite una verdadera televisión a la carta a sus usuarios. Por cierto, me gusta lo del cambio de nombre, cada vez me irrita más el manoseo constante de palabras como «libertad», «democracia» o «solidaridad» y su uso para eslóganes.

Más información en el post de Oscar en Genbeta y, todavía no lo han redirigido, en Get Democracy.