Economía de las APIs: Youtube y el negocio de la integración en hardware

youtube XL

Los set-top boxes de Popcorn no integrarán el acceso a los vídeos de Youtube, y como ellos, serán muchos los dispositivos que aspiran a articular la convergencia televisión-internet que se quedarán sin el servicio para compartir vídeos de Google. Lo denunciaba el COO de Syabas – la empresa que hace los Popcorn – y entran en detalles en este artículo de Wired: Youtube exige inversión publicitaria multi millonaria a cambio de que fabricantes puedan integrar su plataforma vía API.

Por aquí hemos comentado más de una vez los riesgos que implican la «economía de las APIs» (véase Servicios como una plataforma o tu aplicación sobre APIs de terceros y Los problemas de negocios sobre APIs de terceros, el caso Twitter), que este caso ejemplifica a la perfección. Mientras Youtube necesitaba crecimiento en tráfico, para ellos era una ventaja ofrecer un API sin límites de uso y gratuita; una vez que el tráfico y la marca ya está construida, el objetivo es maximizar ingresos y un mercado importante son los terceros que han construido su servicio sobre el tuyo. A esa lógica sumas que Google se reservaba el derecho a cambiar los términos de servicio del API de Youtube, y tienes la situación actual: en hardware integrarán los grandes fabricantes capaces de invertir x millones de dólares al año en publicidad. Queda ver qué pasará con los que basen en soluciones XBMC y similares, como es el caso de Boxee.

Relacionado: Facebook cobrando por las aplicaciones, Youtube y el negocio con la cabeza de la larga cola

Boxee anuncia set-top box

Boxee

Boxee da un paso más en su intento de convertirse en el sistema «integrador» de las experiencias de internet y la televisión. Mientras que hasta ahora su necesidad de ser instalado y configurado en un ordenador lo condenaba a permanecer en el reducto de usuarios avanzados, el anuncio de un set-top box para venta este año en Estados Unidos le abre las puertas del gran público. Si consiguen reproducir la experiencia de «enchufar y listo», su propuesta de acceso abierto a fuentes de vídeo en la red y locales, extensible y social (véase, «Boxee y un futuro posible para la televisión e internet«) tiene posibilidades de salir del reducto «geek» en el que se encuentra ahora.

No lo va a tener fácil en todo caso. Amenaza a la industria del cable en Estados Unidos, enfada a los propietarios de los contenidos – Hulu los banea – y rivaliza ahora con fabricantes de hardware que sí que filtran qué se puede reproducir (por ejemplo, el Apple TV o Roku). Consigan o no llegar al gran público, lo que nadie va a quitar a la gente de proyectos como Boxee o XMBC (en el que se basa) es haber construido un software que apunta a cómo debería ser el futuro de la televisión: abierto a cualquier emisor, bajo demanda, personalizable y universal. Después de todo lo que llevamos gastado en la TDT, en convencer a todo el mundo de que la TDT es el futuro, proyectos como Boxee o Telebision (que va a hacer lo mismo en España) muestran a las claras que nace anciana y desfasada frente al empuje de la televisión por internet.

Un último apunte, el mayor problema que sigo encontrando a proyectos como Boxee es la no admisión de la televisión tradicional como fuente, con la posibilidad de grabarla. A largo plazo puede no tener sentido, pero a corto, para la «transición» en la que muchas cadenas no emiten por internet, se antoja muy necesario.

Cuando Rojadirecta llega al disco duro multimedia

Tuvplayer

Hoy comentan en Xataka la inminente salida de un centro multimedia con canales de televisión precargados, entre los que se encuentran algunos de los más populares entre los usuarios de RojaDirecta para ver el fútbol, CCTV-5 incluido.

El cacharro en sí no es lo un servidor pondría en el salón de casa – no hay navegador real para internet, no hay soporte de Flash, los canales son precargados y se actualizan desde un portal centralizado – pero encaja mucho como evolución del dispositivo que se está imponiendo en España, el disco duro multimedia, al que suman el acceso al vídeo online.

Al final la pelea entre empresas que pagan por los derechos de contenidos y las que facilitan acceder a la distribución P2P / streaming vía internet sin pagar por ellos, no sólo es legal sino también en el terreno de la experiencia de usuario. Proyectos como Telebision o este centro multimedia intentan simplificar algo que es hoy día muy farragoso: buscar el canal en una página tipo RojaDirecta, usar un software que no siempre va fino tipo Tvuplayer o streamings de baja calidad tipo justin.tv y ver el fútbol a una calidad penosa y con comentarios en chino, pero gratis al fin y al cabo. El fenómeno es que van mejorando en facilidad de uso y acercamiento a una experiencia similar a la televisión de siempre, y si ya eran un éxito sin estos dos factores, su inclusión en discos multimedia y televisores no hará sino potenciarlos.

Hulu Desktop para el Media Center

Boxee

Curioso el lanzamiento de una versión de Hulu para el escritorio, disponible en su página oficial, para Windows y Mac y funcionando sólo en Estados Unidos. Y digo que es curioso porque éste Hulu Desktop describe el camino contrario a uno de sus grandes competidores, Joost, que lanzó su versión para el naevgador web, dejando atrás la experiencia del escritorio.

Hay varias razones por las que la gente de Hulu ha podido dar este paso, entre ellas destacaría:

  • La percepción de Boxee como un intermediario inaceptable al que hay que sobrepasar a toda costa. De hecho Hulu Desktop juega algunas de las bazas de Boxee: está pensada para el media center del salón de casa, se puede usar con el mando a distancia
  • Más control, el hacer streaming desde el navegador desplaza parte del control al browser del usuario. Una aplicación en la que dominan todo el proceso de ejecución les abre las puerta a hacer procesos de encriptación difícilmente asaltables por terceros.
  • El mayor problema de una aplicación instalable es precisamente la barrera de entrada que constituye para los usuarios. Hulu primero ha puesto fácil acceder y ahora se plantean montar aplicaciones una vez que tiene la base de usuarios.
  • Mantienen ambas versiones, pero no me extrañaría que su deseo sea a largo plazo apostar por la aplicación, dado el mayor control que otorga. Eso supondría pagar un precio, de entrada estar sólo en sistemas compatibles.

Desde su nacimiento en Hulu han querido las ventajas de la web, pero eliminando a la carta varias de sus características – global, ubicua, integrable en las plataformas de terceros – y con su aplicación de escritorio apuntan un paso más en esa dirección.

H2Box, HTPC en camino

H2box

H2Box se presenta como un «HTPC barato«, basado en Linux / XMBC y con equipo ajustado en el que destaca la opción por micro AMD. Los detalles los da Jero, que asegura que la experiencia como media center es muy buena y que H2Box será «enchufar y listo». El equipo hardware consistirá en procesador AMD de doble núcleo, salida HDMI, S/PDIF, 6 Puertos USB, Ethernet Gigabit, Disco Duro, y 2GB de Memoria RAM. Todo ello ampliable – disco duro y Wifi de entrada lo más interesante – y a la venta en Abril por 289€.

H2Box se presenta con un equilibrio entre las dos variables más importantes a la hora de elegir un cacharro que poner junto a la tele del salón; por un lado tenemos un grado de apertura máximo, distribución Linux + XMBC que permiten acceder a cualquier fuente de contenidos, ya sea local o remota; por otro tenemos la experiencia de usuario, que sería la asignatura más importante a revisar en H2Box, aunque el hecho de que venga todo instalado, configurado y funcionando supone regatear algunos de los quebraderos de cabeza que da MythTV. También el planteamiento de «solución completa» los desmarca de Boxee, sin duda el proyecto estrella en el área de los media center.

Y podríamos hablar de más temas importantes: mandos a distancia, interfaz para el streaming online, experiencia para acceder a la señal de televisión y usarlo como DVR, comprobar si han conseguido una solución silenciosa basada en AMD… pero todo eso lo haremos cuando salga. Si nada se tuerce, parece que tendremos H2Box este año.

Artículos relacionados: ¿Qué es un HTPC o Media Center y qué pedirle?, HTPC, el hardware, Blockbuster y los set-top boxes cerrados.

Boxee y un futuro posible para la televisión e internet

Boxee

Boxee se define como un «media center social» y, en mi opinión, resulta de uno de los proyectos más interesantes de este 2009 en lo que a televisión e internet se refiere. Antes de nada debo aclarar de que se encuentra en versión alpha, sólo disponible para Linux y Mac (pronto también en Windows) y, además, sólo accesible mediante invitación que podemos solicitar en Boxee.tv.

Boxee es a los media center lo que Songbird es a los reproductores musicales, sumando una capa de red social. De entrada actúa como cualquier otro software de media center, puedes navegar por tus ficheros (fotos, música, vídeo), tanto de disco duro como de la red local, y reproducirlos. La parte interesante empieza cuando es capaz de descargar un montón de metadatos para estos contenidos, desde carátulas hasta la letra de las canciones pasando por subtítulos o información de los creadores.

Pero hay más, Boxee es un software para media center muy orientado a contenidos en streaming procedente de la red, se integra con Last.fm, Flickr, Picassa, Hulu, Youtube… y un buen montón de repositorios de contenidos en la red, tanto personales (para acceder a mis fotos) como profesionales (para ver las series de Hulu). No está cerrado, podemos usarlo a modo de agregador de cualquier fuente que ofrezca un RSS. Un elemento adicional que me falta por comentar, la capa social de Boxee: podemos compartir que vemos o escuchamos con nuestros contactos y también obtener recomendaciones basadas en lo que ellos han visto y valorado. A eso suman alertas que podemos poner en nuestro Twitter o Friendfeed.

Sencillamente, me está encantando Boxee. El software todavía tiene numerosos errores, pero los conceptos que plantean son lo que uno realmente busca en un media center en los tiempos actuales. De hecho, el que no permita señal de televisión de entrada ni grabarla (uno de los aspectos por los que XMBC, proyecto padre de Boxee, no me convence del todo) me ha parecido menos importante a la hora de pensar en jubilar a mi actual software para el HTPC, Media Portal y Windows Media Center.

El futuro de la televisión con internet que dibuja Boxee se basa en una transparencia entre contenidos en la nube y locales, integración con la información online para mejorar la experiencia, un interfaz bastante potente y una filosofía muy abierta (se trata de un proyecto de software libre). ¿Modelo de negocio? A priori es lo menos claro de la aventura. Las opciones básicas serían añadir publicidad en algunos elementos, adaptar el software para set-top boxes de terceros o intentar ingresar mediante la venta directa o indirecta (referidos) de contenidos. En todo caso, Boxee es un producto a seguir muy de cerca. Os dejo con un vídeo grabado por Samuel para Applesfera:

HTPC, el hardware

Caja Antex Fusion

Mis particulares investigaciones del mundo HTPC terminaron hace un par de meses con la adquisición de un equipo. Realmente no hay mucho que pueda descubrir en este tema que no esté ampliamente cubierto en las páginas especializadas, apenas compartir algunas de las opciones que elegí para el equipo:

  • No se precisa un micro demasiado potente ni mucha memoria, la clave está en que finalmente el equipo pueda mover alta definición con soltura. Un Athlon X2 Dual Core con un par de gigas de Ram debería ir sobrado. Mi configuración finalmente fue la de un Intel Core 2 Duo E8200 con cuatro gigas de ram (en ese momento estaba tan barata que merecía la pena).
  • En cuando a disco duro, tampoco merece la pena hacer inversiones en mucho espacio, sobre todo si ya dispones de uno externo o piensas acceder al equipo principal desde el HTPC. Valoraría más el que sea silencioso, algo que en el salón de casa se convierte en un factor determinante. Por si las moscas, añadí un lector de DVD, aunque confieso que todavía no lo he utilizado; los lectores de Blu-Ray son demasiado caros por el momento.

  • La caja y su estética también son muy importantes, sobre todo si no vives solo. Hay muchas opciones validas en el mercado, servidor eligió una Antec (en la imagen) que ofrecía buena calidad/precio.
  • La sintonizadora de señal de televisión es otro de los puntos clave. Mi HTPC viene con una Hauppauge 4000, que permite entre otras cosas señal TDT, TDT Hd, satélite, satélite HD. El equipo funciona bastante bien grabando y haciendo funciones de DVR.
  • Hoy en día imprescindible contar con salida HDMI, algunas entradas USB y que disipador y fuente de alimentación acompañen siendo silenciosos. Ahorrar 10 euros en alguno de ellos te puede llevar a una experiencia bastante peor. En temas de silencio, tendero digital tiene artículos al respecto bastante interesantes (de hecho, le compré el equipo a él).
  • Mando a distancia y teclado/ratón también tienen su peso en la experiencia final, especialmente este último. El que tengo ahora mismo (Perixx) tiene un trackball insufrible que pone difíciles las cosas a la hora de manejarse con el equipo.

Un HTPC bastante decente se puede armar desde 350/400 euros hoy en día, pudiendo bajar renunciando a alguna de las características que he comentado ahí arriba. ¿Qué puedo decir sobre la experiencia de usuario, merece la pena respecto a soluciones cerradas? Bueno, eso en las siguientes partes de la serie.

Primera parte: ¿Qué es un HTPC o Media Center y qué pedirle?.

El televisor ordenador de Intel y Yahoo

Yahoo Intel widget tv

Un HTPC en un sólo chip que se integraría en la tele, dando lugar a un ordenador – televisor que llevaría internet al salón de casa. Es la propuesta realizada por Intel en su Intel Developer Forum con un planteamiento que va más allá de una solución hardware, sino que implica a Yahoo en lo que se refiere a la integración de la web mediante su plataforma de widgets.

Llevamos tiempo hablando de televisión e internet pero no hemos comentado dos aspectos que esta propuesta de «televisor ordenador» pone de manifiesto: el futuro de esta convergencia desembocará en una experiencia interactiva y social. No hay más que pensar en comentar el partido con los amigos mientras lo vemos, pasarnos recomendaciones desde la propia tele o participar en los programas de forma mucho más intensa que con los famosos «envíanos tu SMS de pago», para darnos cuenta de que el potencial de la idea. Técnicamente es posible, por lo que cabe preguntarse si hay demanda ¿Tiene esto realmente sentido o es sólo algo que puede interesar sólo a usuarios avanzados?

Llevo unos meses con un HTPC, un media center bastante potente, junto a la tele del salón y lo cierto es que no es un producto para la experiencia que se espera en televisión. No es en absoluto «enchufar y listo», sino que viene con necesidad de configuración, instalación de codecs y programas, administración… vamos, un ordenador. El reto para quien quiera llevar internet a la tele principal del hogar es conseguir una buena experiencia de usuario sin perder la libertad de poder escoger la fuente de mis contenidos, algo que la mayoría de propuestas dejan de lado al querer ofrecer el dispositivo pero también ser el único proveedor de contenidos.

Lo presentado por Intel y Yahoo como «televisor ordenador» parece interesante, pero tiene difícil convencer al resto de la industria. Sony con Bravia tiene sus propios planes y muchas otras compañías (Apple, Microsoft, Google) están construyendo soluciones alternativas. Tampoco tengo claro que la integración entre internet y tv se articule mediante widgets y no como experiencias creadas «ex profeso». En todo caso, bueno que sea extensible (otros como Joost o Twtter desarrollan widgets para la plataforma) y no una caja cerrada. Proyecto a seguir.

Más información en NYT, Between the lines.

¿Qué es un HTPC o Media Center y qué pedirle?

Tony Soprano

¿Qué es un HTPC? es una pregunta fácil de contestar, es un «Media Center», un «Home Theather Personal Computer», un ordenador destinado a estar en el salón de casa acompañando al televisor. Si bien hace bastante años se extendió entre algunos la idea de que el futuro se dibujaba con un Pc en el salón, lo cierto es que otros dispositivos especializados los que están ocupando su lugar: consolas o video grabadores personales como Tivo o In/Out son las dos alternativas que más fuerza han cobrado para quedarse junto a la tele principal de la casa, junto a los Imagenio o Digital. ¿Motivos? Los HTPC o Media Centers a la postre son dispositivos más complejos, con más posibilidades, pero también menos especializados en una labor y con más exigencia de configuración. De nuevo el dilema de la «experiencia de usuario».

Como ando de mudanzas (ya sabéis, el rollo del colchón y el televisor), ando también mirando con qué mejorar mi actual reproductor de DVD/Divx. La primera opción es la de un set top box, pero o son directamente muy cerrados (como el Apple TV por ejemplo) o sus características son demasiado pobres. El Neuros me gusta, pero se me queda corto. También tenemos las consolas, pero de nuevo tropezamos con limitaciones y sistemas cerradísimos. En todo caso, tampoco los descarto porque son opciones mucho más baratas que los HTPC.

Puestos así, me queda la opción de buscar un HTPC o Media Center con la posibilidad de uno que ya venga montado o hacerlo todo por mi mismo comprando las piezas. Lo segundo no es que me vuelva loco, pero tampoco lo descarto. En todo caso, lo que creo que a día de hoy le pediría a una solución de este tipo es:

  • Manejarse bien con alta definición, mover los 1080p con soltura. Salidas HDMI claro.
  • Función de video grabación personal, seleccionar canal y programa y que se guarde automáticamente sin más complicación.
  • Ampliable, si el día de mañana quiero añadir un Blu-Ray al HTPC, poder hacerlo sin problemas.
  • Que me permita guardar los contenidos en otro equipo u otros discos y acceder a ellos de forma inalámbrica.
  • Poder usarlo para otros propósitos: jugar, navegar, etc…
  • Sonido digital 5.1 o 7.1.
  • Estéticamente el HTPC no debería ser un trasto ni feo tampoco.

Como siempre, los consejos y ayudas son bienvenidos.

Blockbuster y los set-top boxes cerrados

slingcatcherBlockbuster estaría preparando un set-top box a través del cual ofrecer su servicio de alquiler por streaming. La idea es vender el decodificador de televisión (al menos esa es la traducción que ofrece Wikipedia de «set-top box»), siguiendo el camino que la mayoría de los servicios de venta de contenidos están siguiendo: intentar estar lo más cerca posible de «la tele del salón».

El problema es que muchas de estas aproximaciones – y la de Blockbuster promete seguir dicha senda – se plasman en set-top boxes cerrados, ligados a un único operador y sin permitir el acceso a otras plataformas de contenidos. Desde el Apple Tv hasta los planes de Joost hay bastantes propuestas de decodificador que promete llevar el vídeo online al salón… pero son una trampa para el usuario, su objetivo es replicar el modelo de televisiones tipo Digital o Imagenio a través de aparatos cerrados que atan a un único proveedor. Por contra, otros actores del sector están haciendo una aproximación completamente diferente; es el caso de Netflix, que apuesta por llegar a acuerdos con diversas plataformas (Paid Content).

Los media center, las consolas (XBox por ejemplo), Mediaroom, los set-top boxes (los hay incluso más abiertos, como SlingCatcher)… la competición por quien se sitúa junto al televisor del salón va a ser encarnizada y promete un premio suculento, ser el perfecto trampolín para la venta de contenidos por streaming. Por suerte estamos asistiendo a como se forma un mercado muy fragmentado y en el que no hay un actor dominante (aunque las consolas son quienes mejor están colocadas). Siendo así, la competencia está en quien crea un set-top box más atractivo para el usuario y no quien explota una situación de monopolio, por lo que propuestas que aten a un único proveedor y no den libertad al usuario para acceder a los contenidos que le venga en gana (incluidos los que descargue y tenga en su equipo) no tienen visos de llegar muy lejos.