Andalucía y mash-ups de Google maps

Google MapsAlgo interesante que encontré en Mundo Internet fue el ver en el tenderete de la Junta de Andalucía algunas de los servicios que están ofreciendo basados en mapas de Google Maps. Me quedo con dos:

  • Buscador de centros, para encontrar el centro educativo con las características que uno desee (infantil, primaria, secundaria, público, concertado…)
  • En vivo, para promocionar el turismo. Permite búsqueda de puntos de interés desde el punto de vista cultural, centros de ocio, playas, campos de golf, hoteles…

Un ejemplo más del nuevo modelo de desarrollo de aplicaciones web que ya está aquí. ¿Cuanto costaría desarrollar desde cero un sistema de mapas y de navegación con la calidad de Google Maps? Mucho más que utilizar el API correspondiente y montar tu servicio como una capa superior sobre los datos de un tercero. ¿Dependencia respecto a un proveedor? Siempre y cuando los mash_upsn se desarrolle correctamente (haciéndolos modulares), podría sustituirse a Google Maps por cualquier otro que ofrezca una API equivalente sin excesivo coste en tiempo de desarrollo. Y así puedes dar dos servicios que me han parecido muy útiles, tanto para visitantes de Andalucía como para sus propios ciudadanos.

Windows Live APIs y modelo de negocio

mix07Aún quedan muchos temas del MIX07 pendientes de comentar. Uno de ellos fue la presentación del nuevo modelo de negocio para las APIs de Windows Live. La idea es permitir el uso gratuito de sus APIs (Vitual Earth, Spaces, search…) a otros servicios online gratis por debajo del millón de usuarios únicos al mes. Por encima de esa cifra, piden 25 céntimos por usuario por año o llegar a un acuerdo para compartir ingresos por publicidad.

La industria del mashup, de los servicios como una plataforma sobre la que otros pueden construir sus negocios. Un modelo con algunos puntos oscuros que hay que tener bien atados antes de aventurarse con él: tenemos el riesgo de que el proveedor cambie la API sin avisar, de que los términos de uso no estén claros o sean muy restrictivos, de que el proveedor desaparezca o de un rendimiento pobre o las dos cosas y, tampoco hay que olvidarlo, que quien ofrece la API acabe «comiéndote» sacando un servicio idéntico al que llevas construyendo durante años y al integrarlo con el resto de su ecosistema sea capaz de echarte del negocio (véase el ejemplo de Mis mapas).

En todo caso, un modelo con un presente pujante y un futuro prometedor. Al igual que hoy construimos aplicaciones sobre un gestor de base de datos de otra compañía, un sistema operativo libre y utilizando componentes de distintos proveedores, en las las aplicaciones web se comienza a desarrollar sobre servicios de terceros. ¿Beneficios? De entrada un ahorro de costes y de tiempo de desarrollo importantes, sin contar que se accede a plataformas imposibles de abordar desde cero para pequeños actores (pensemos en servicios de mapas).

Y Microsoft se mueve hacia un modelo similar al que siempre tenido y a la vez completamente opuesto. Similar porque antes las aplicaciones se construían para un sistema operativo, la plataforma en la que se ejecutaban; ahora, en la era del software como servicio y del mashup, se construyen sobre las APIs y los datos de terceros, la nueva plataforma (y ahí es donde Microsoft quiere seguir estando). Pero también es un negocio muy diferente, alguien podría construir su servicio sobre los mapas de Vitual Earth, los usuarios de Spaces y las búsquedas de Live, haciendo el cliente web o en otros sistemas operativo sin necesidad de utilizar otro producto de Microsoft. Este modelo no refuerza precisamente el escritorio, centro del negocio de Microsoft, por lo que podemos considerarlo un giro bastante importante en su estrategia como empresa que mira ahora a los pequeños emprendedores como aliados.

En poco o nada se diferencia del planteamiento que hace Google y aquí radica lo noticioso del tema, Microsoft moviéndose a modelos muy diferentes a la venta de licencias de Windows y Office. Un escenario en el que tiene importantes rivales (Google, Amazon,… hasta 400 apis) y en el que no parte con ventaja como suele hacer en el escritrorio, aunque sí con la fuerza de poder garantizar grandes demandas y estabilidad a largo plazo. aNieto se pregunta si este es el nuevo modelo de desarrollo, yo estoy convencido de que sí (y las dudas que tenía, se despejaron en múltiples discusiones con Carlos Sánchez en el MIX07), aunque el escritorio y las aplicaciones clásicas no vayan a desaparecer, ni el desarrollo web desde cero, tampoco.

Casabuscador, viviendas, mapas e internet

Hoy es uno de esos días en los que a uno le encanta las novedades que puede comentar. Y es que hoy los lanzamientos no corresponden a Yahoo, Google o Microsoft, sino que proyectos de emprendedores pequeños aparecen para ofrecer buenos servicios en castellano.

Y hoy dos tazas de sabores parecidos, con un objetivo común que es la de ofrecer un sistema de búsqueda de viviendas por internet con integración con Google Maps para poder localizarlas geográficamente. Así tenemos por un lado a Casabuscador, estrenado hace unas horas y cuya filosofía es la agregación de los contenidos en otras webs de anuncios clasificados «tipo Loquo». El producto es muy interesante: permite buscar vivienas en venta o alquiler, crear alertas mediante RSS o correo electrónico o buscar la localización del inmueble en Google Maps (sólo Madrid y Barcelona de momento). Además Casabuscador permite crear una lista de anuncios favoritos con una estética «muy Gmail». ¿Qué aporta? Pues concentrar en un sólo buscador la información de un montón de páginas inmobiliarias y ofrecer servicios interesantes al usuario.

Como ya he comentado no es el único servicio ligado a la vivienda y con uso de Google Maps que aparece hoy, esta noche hablaremos un poco más de Geoviviendas, que se merece una entrada propia.