Lotus Symphony también en la nube

IBM Lotus SymphonyHace unos tres años IBM anunciaba Lotus Symphony como una alternativa gratuita al Office de escritorio. Ya por entonces pensábamos que la aproximación era bastante decepcionante, que sacar un nuevo paquete ofimático para trabajar en local tenía poco sentido y menos recorrido. Ahora anuncian la versión «en la nube» de Lotus Symphony, que a priori también llega tarde tras los Google Docs, Office 365, Zoho y demás alternativas… pero que viene a completar la oferta en cloud computing de IBM, con la que se integrará fuertemente. Y ahí si que empieza a tener sentido como producto para la empresa, que no para el usuario individual.

IBM Lotus Symphony, decepcionante

IBM Lotus SymphonySin duda ha sido una de las noticias de las últimas semanas y todavía no la habíamos comentado por aquí. Me refiero a la salida de IBM Lotus Symphony, paquete ofimático resucitado de los años 80, época en la que suposo parte de los desatinos que sacaron a IBM del liderazgo de la industria tecnológica. IBM Lotus Symphony es propuesto como una alternativa gratuita a Microsoft Office, con soporte para OpenDocument y para los formatos anteriores de MS Office y está basado en OpenOffice. Eso no significa que sea software libre, ojo, al código de OpenOffice han añadido código propio que no tiene licencia libre.

IBM Lotus Symphony a quien más se parece es a StarOffice, pero gratis. ¿Por qué afirmo que es un producto decepcionante? Porque apenas aporta nada nuevo, porque quien más va a sufrir su competencia es OpenOffice y, sobre todo, porque no mira más allá del escritorio. Si hay algo de valor en las propuestas ofimáticas alternativas a MS Office de los últimos tiempos es almacenar en en remoto, compartir los ficheros y acceder a ellos desde cualquier equipo. Es a lo que juega Google Docs y a lo que va a tender Microsoft también. El resto ofimática web y hasta Adobe también están centrados en una solución para usuarios en movilidad y siempre conectados, para el usuario de este siglo.

La propuesta de IBM Lotus Symphony me resulta insulsa. Magnífico que cada vez haya más competencia en la ofimática – algo que permiten el uso de estándares abiertos, que la rivalidad esté en los clientes – pero no es un software que pueda uno plantear como una solución de futuro (casi ni del presente). Si se quiere competir, ¿qué tal una versión de OpenOffice más usable y que se integre con servicios de ofimática online?

La descarga de la beta (Windows, Linux) en IBM.com.