Todos a descargar el primero de la sexta temporada de Perdidos. O no

Perdidos Sexta temporada

A pesar de los altibajos, hace tiempo que me rendí a Perdidos y, como no podía ser de otro modo, tenía el cliente de bittorrent afinado y preparado para la ocasión: el estreno del primer episodio de la sexta temporada, con la confianza añadida de que mañana a mediodía estarían los subtítulos disponibles. Hacía años que no sentía esa urgencia por ver descargar una serie el día de su estreno.

Pero no sé si lo voy a hacer, no sé si habrá descarga de este comienzo del fin de Lost. La culpa no es de la ley Sinde, ni porque las campañas de imagen de las productoras hayan conseguido que interiorice algún complejo de culpabilidad «pirata», lo he descartado por la promesa de que en Play Cuatro lo tendré disponible con una calidad aceptable, bajo demanda y en un tiempo razonable: una semana como explican en Vaya Tele. Si lo diesen desde el primer día no tendría dudas, escogería la opción de Cuatro y me olvidaría de archivos «fakes», de problemas de sincronización de subtítulos y del lío de versiones y formatos. Aunque tenga algo de publicidad, al final se trata de competir con mejor experiencia de usuario. Donde si parece que darán la opción de verlo desde el primer día, de pago, es en Digital +. Si fuese cliente de la plataforma y estuviese disponible en alta definición, probablemente caería en la tentación.

Internet pone muy difícil el hacer tragar a los productos globales con los mercados locales. Con Perdidos se han acercado bastante a lo que debería ser la distribución de un contenido de este tipo. La pregunta es si, cuando el acceso online sea mayor que el directamente televisivo, los productos van a necesitar a agregadores como las cadenas de televisión.

Relacionado: Series globales, mercados locales. Caso FlashForward

Lost y la industria del ocio en la era de internet

Sawyer

No me ha quedado muy claro si ha sido un gazapo, un malentendido o si hay algo de cierto en la presunta estrategia de estreno sincronizado en todo el mundo de la sexta temporada de Lost que se ha comentado hoy en «El Hormiguero». Como no soporto dicho programa, me fío de lo que recoge Manuls, básicamente que el estreno no será escalonado como sucede con las temporadas anteriores y con el resto de series producidas en Estados Unidos.

Sea cierto o no, lo relevante del fenómeno Lost es que esta decisión ya está tomada: «Perdidos» es la primera gran serie de la era internet y no lo digo sólo por el tema de la descarga el día de su emisión en Estados Unidos – que también – sino por todo el ecosistema de foros, seguidores, traductores, estudiosos y críticos que ha visto crecer alrededor. Todas las formas de ingresos – merchandising, coleccionables, publicidad – deberían ir a ese ritmo si la industria del ocio quiere hacer todo el negocio que puede en la era internet.

Lost se distribuye y consume al ritmo de la red, no es un producto televisivo que pueda ser sometido al estreno diferido ni a las distintas ventanas de explotación. El estreno simultáneo en todo el mundo es el camino que en buena lógica deberán recorrer los productos diseñados para una audiencia global conectada, por mucho que los mercados publicitarios sean locales y se vaya a convivir con un mercado de televisiones tradicionales regulado con licencias. Ese debería ser el camino para la industria del ocio y el entretenimiento en la era de internet y no andar persiguiendo fantasmas o estableciendo restricciones IP.