El futuro de los blogs

Sobre el futuro de los blogs trata un reciente artículo en R/W que creo que está completamente desenfocado. Su apuesta es por la de la agregación de actividades en distintos lugares de la web, el lifestreaming en el sitio personal de uno, en lugar de hacerlo en servicios como FriendFeed.

Por supuesto, estoy en completo desacuerdo con esa tesis. En realidad creo que es una confusión de conceptos, la agregación no es una publicación, por lo que la evolución o futuro de los blogs (un sistema para publicar) hacia el lifestraming (agregar ítems de información con mis actividades en la web) sería una sustitución. Se podría apuntar que si al final lo que agrego son «contenidos de cierto valor editorial» que tengo en otros sitios, efectivamente estaré haciendo un blog: enlaces recomendados de del.icio.us, vídeos favoritos o creados por mí de Youtube, críticas en el 11870 de turno… en ese caso, lo que estamos haciendo es ahorrar al lector el agregar cada flujo de información individualmente, pero sin darle un valor añadido más allá de eso ni mantener una coherencia como página

Claro que los blogs tienen que evolucionar: nuevos modos de comunicar, integrar funcionalidades sociales, potenciar la personalización… pero apostar por el lifestreaming es simplemente renunciar a tener una publicación personal y a sus beneficios. Y, ciertamente, el concepto de «blog personal donde cuento cosas de mi vida» tiene sentido que se vaya desplazando a las redes sociales, mi vida acabará interesando más a los que son mis contactos, mi entorno. Es más, la agregación tiene mucho más sentido en entornos sociales y centralizados, puesto que en un 99% de los casos se agregan temas personales (las fotos que subo, el restaurante que valoro, el twitter) que tendrán interés para quienes sean amigos cercanos. De hecho, es en lugares como Friendfeed o Facebook donde funcionan.

Y luego tenemos el problema del ruido y la atención, seguir todas las acciones de un grupo de personas en la web supone dedicar mucho mucho tiempo. Los servicios de agregación empezarán a tener valor cuando a partir de las actividades de tus contactos se ofrezcan servicios de búsqueda y recomendación personalizadas. Ahí es donde estará el valor del lifestraming y no como futuro de los blogs, al menos, esa es la apuesta que veo más clara a día de hoy.

Mariano también ha comentado el tema, con una postura bastante crítica también sobre el artículo.