Con un lector de libros electrónico de 100 euros: análisis de Leqtor

Leqtor

Sobre el libro electrónico se están planteando dos estrategias. Una que apuesta por añadirle funcionalidades y capacidad multimedia (por ejemplo, Nook Color) y la otra que mantiene el foco en la experiencia de lectura de textos, que es donde están Kindle y otros como este Leqtor. Tenía ganas de probarlo porque, a pesar de utilizar el mismo dispositivo Netronix que muchos otros, son quienes más agresivamente se están moviendo hacia la barrera de los cien euros. Ahora mismo se puede comprar su lector 120 euros, pero añaden un vale de 20 euros para comprar en su tienda.

El dispositivo

Quienes han seguido el mercado de lectores de libros electrónicos no tendrán sorpresas. Se trata de uno de los lectores tipo que podemos encontrar también de la mano de Airis o de Inves: soporte de los formatos más habituales (FB2, PDF y ePub, incluyendo el DRM que le hace compatible con Libranda), una construcción simple y austera, sin teclado y presentación parca y una autonomía muy buena gracias a centrarse sólo en la lectura (8000 páginas). Soporta tarjetas SD para aumentar la memoria disponible y tiene el tamaño estándar, seis pulgadas, en este tipo de dispositivos. A destacar sobre el resto que ha adoptado el mismo lector que cuidan la versión en catalán, también en los contenidos de la tienda online.

Leqtor como tienda online

La estrategia de precios ajustados se entiende mejor a partir del planteamiento de negocio, Leqtor es una tienda de libros que utiliza el lector para ampliar la base de usuarios y aumentar las ventas. Su margen, por tanto, no está en la venta del dispositivo sino en aumentar los ingresos por usuario con sucesivas compras (lo que explica también que su oferta traiga un bono de libros gratis). Hay que tener en cuenta que no hacen un «lock-in» del cliente como Amazon, los propietarios de un Leqtor pueden comprar en otras tiendas y desde su tienda se pueden descargar libros para otros fabricantes. En todo caso, adolecen del problema de catálogo y de experiencia de compra que comentamos cuando la salida de Libranda.

Un paso a destacar es su entrada en iPad con aplicación propia, que permite la experiencia de acceder a los libros comprados sin necesidad de instalar software, transferir ficheros… pero para la que no está disponible todo el catálogo

La experiencia con Leqtor

El dispositivo es austero, pero funciona como se espera y permite una experiencia de lectura muy buena: es ligero, tiene autonomía y permite leer bien. Justo lo que uno busca siendo las experiencias táctiles pero más caras algo que dejo en segundo plano. La tienda sufre las limitaciones impuestas por el sector editorial en España, pero a poco que le permitan aumentar catálogo y ajustar precios, ya han demostrado que saben pensar en experiencia de usuario y que están atentos al desplazamiento de alguna lectura al tablet.

Leqtor y la necesidad de una gran tienda de libros electrónicos en España

Leqtor

Leqtor es un nuevo actor en el mercado de los libros electrónicos en España. Más allá de las características del aparato y de su precio (análisis en Xataka), lo que me ha interesado es su intento de crear una tienda de libros para el aparato de mano de las editoriales, algo que está en mente de un motón de webs e importadores de lectores y que todavía no se ha conseguido.

Aunque pudiese parecer algo postergable por la penetración del libro electrónico en España, en realidad creo que es urgente que entre unos y otros consigan que haya una buena oferta comercial, tanto para no depender de un único intermediario tipo Amazon/Kindle como para tener una alternativa al gratis del P2P y la descarga directa con mejor experiencia de usuario. Claro que la gran dificultad viene dada por una imposición de las editoriales: los sistemas DRM incompatibles entre distintos modelos de lector de libro electrónico.