La futura MTV es Last.fm

Last.fmHace años que venimos dando la chapa con Last.fm, el que probablemente sea el mejor servicio de lo que han llamado la «web 2.0». Y es que Last.fm es la MTV del futuro, en el que la emisión de música es personalizada y adaptada a nuestros gustos. Si hay algo que amenaza a las radiofórmulas es el modelo de Last.fm, música gratis y de calidad (entiendo calidad por satisfacción del oyente), pero con servicios de valor añadido de pago (confieso que más de un mes he pagado los tres dólares por mi radio de favoritos).

Así no me parece difícil de creer que Viacom (dueños entre otros de la MTV) esté planteándose comprar Last.fm por 450 millones de dólares (DealBreaker, vía otro blog más). No es que el precio no me parezca alto – que lo es, aunque me gustaría saber más de las cuentas de Last.fm para poder valorarlo – pero también entiendo que comprando este servicio están adquiriendo la radio musical del futuro. Un futuro en el que escucharemos música a través de los móviles que estarán permanentemente conectados, con lo que habría sitio una radio personal para cada usuario basada en sus gustos. Y, de consumarse el rumor, espero al menos que se gasten un poco de dinero en algunas mejoras que precisa Last.fm: letras de las canciones (pagar por sus derechos) y mejoras a la hora de desambiguar nombres de canciones y artistas.

Finetune, entre Last.fm y Pandora

Mucho me ha sorprendido Finetune. Hacía tiempo que lo tenía fichado tras verlo en otro blog más, pero siendo un casi incondicional de Last.fm apenas le había echado un vistazo superficial. La mayor diferencia respecto a dicho servicio y otros como Pandora es que permite la creación de listas de canciones, reproducibles en cualquier momento. Dichas listas están disponibles para integrarse en cualquier página web o en un MySpace y adjunto un ejemplo para disfrute del personal:



Finetune está más orientado a escuchar y distribuir las canciones que ya te gustan que a descubrir nuevos grupos, como es el caso de Pandora o Last.fm. Tienen motor de sugerencias, pero su uso principal es para recomendarte grupos y canciones con los que completar tu playlist (en función de los ya añadidos).

Hay negocio en la música gratis. El modelo evidente – a mi juicio – para Finetune es el de introducir publicidad en sus radios embebidas, con un modelo de pago para quien desee sortear las cuñas. Esta etapa de «todos gratis por la cara» es, a buen seguro, una fase de captación de usuarios que pronto veremos como termina.

Por lo demás, dos apuntes interesantes que señala Ryan Stewart: hay una versión para la Wii y preparan un Finetune en el escritorio basado en Apollo. La estrategia está clara: poder ejecutarse en todas partes, en la web, mediante widgets, como aplicación de escritorio…

Sitio oficial: Finetune

Novedades en MusicStrands

musicstrandsSoy un «adicto» reconocido a los servcios de recomendaciones musicales por internet: Last.fm, Pandora, Yahoo Música Radio… pero nunca he llegado a engancharme a MusicStrands. La razón fundamental por lo que ha ocurrido no es que haga malas recomendaciones o que uno tenga reparos (que también) en descargarse e instalar su reproductor «MyStrands» (precisa de iTunes o Windows Media Player) que ahora exigen, sino porque no ofrece música.

Por eso tenía esperanzas de que esto cambiara con el anuncio de novedades en MusicStrands (Microsiervos, blog oficial), pero no ha sido así. Lo más destacado de estas novedades son la posibilidad de importar las canciones de nuestro usuario en Last.fm (gracias a la apertura de éste) y con ello poder seguir usando otros reproductores de música para usar MusicStrands y lo de poner «M-Charts Personalizados» para poner las últamas canciones escuchadas en el blog.

Pero en última instacia, MusicStrands no radia las canciones, apenas ofrece unos segundos. Y ante la radio personalizada de Last.fm, Pandora o la propia Yahoo Música se queda muy corta.

Entradas relacionadas: MusicStrands, el sitio de música digital que te orienta

La radio personalizada de Pandora, gratis

Pandora

Desde hace mucho que soy aficionado a la «radio personalizada por internet«. Me encanta el concepto, una radio adaptada a los gustos del oyente y en el que la emisión no dependa de los sospechosos criterios de las cadenas (sospechosos sobre todo en las radio-fórmulas y su querencia por ciertas discográficas).

Hace tiempo comentamos por aquí el caso de las recomendaciones musicales de Pandora. En Pandora se crea una estación analizando el sonido del artista o la canción, buscando las que tengan melodía, ritmo e instrumentos afines a un/unos grupos que le proporcionemos como base (se puede hacer lo mismo a partir de una o varias canciones). Una aproximación diferente a la que hacen por ejemplo Last.fm o Yahoo Música Radio, basadas en buscar grupos valorados por otros usuarios con gustos afines a los nuestros. Me gusta Pandora, aunque utilizo más los otros dos servicios que suelen compensarme con canciones conocidas y queridas por mí más a menudo.

El principal problema de Pandora era, para un usuario con mi perfil, la de no ser gratiuto: se basaba en un modelo de pago por suscripción… hasta ahora. Han dado un paso atrás y desde hoy hay una versión gratuita de Pandora con anuncios, mientras que los suscriptores no tendrán que verlos. Desde hace unos días hay mucho debate acerca de si hay sitio para servicios de pago en internet. En Pandora parecen haber visto claro que el modelo que funciona hoy es el del servicio gratuito con publicidad. Yo podría plantearme pagar por un servicio concreto que fuese genial y me solucionara un problema importante, lo que no veo nada claro es pagar por Gmail, Bloglines, last.fm, Flickr, del.icio.us, el periódico y el resto de servicios que utilizo de la red. Ahora os dejo, que me acaban de poner la siempre genial «There There» de RadioHead…

Sitio oficial: Pandora.

Notas relacionadas:

Web Services en Last.fm

Last.fmAunque la PDC de Microsoft está generando un montón de noticias, hoy me quedo con un apunte sobre uno de mis servicios preferidos: Last.fm. Y es que desde el antiguo AudioScrobbler, han comenzado a ofrecer Web-Services para que se pueda acceder a través de ellos a la mayoría de los datos de Last.fm: desde las canciones más escuchadas por un perfil, hasta los grupos que más escuchados de la semana. Con una licencia Cretive Commons (atribución, uso no comercial), Last.fm se suma al conjunto de sitios que permiten que otros construyan servicios usando su información.

La información sobre los Web Services la podéis encontrar en el propio audioscrobbler.

Otras historias relacionadas:

El nuevo Last.fm

Last.fmVía Coldwin me entero de los cambios operados en Last.fm, uno de mis servicios preferidos. Ya lo comenté en «Radio personalizada por Internet: LaunchCast y Last.fm«. En esta nueva etapa deja de esixtir su división en dos sitios con la desaparición de AudioScroobler y hay un rediseño muy acertado de Last.fm. Se mantienen algunas de las mejores cualidades de esta radio personalizada como son los «vecinos» con gustos similares, las recomendaciones musicales y las listas de éxitos (que me confirman que los que escuchamos RadioHead y Los Planetas somos legión).

Aparecen como novedad los tags anotados por los usuarios para las canciones. Con ellos podemos construir una emisora de radio ligada a unos tags determinados (por ejemplo «indie+80»). La radio es otro de los factores que se ha modificado, ya no se oye a través del navegador sino que requiere la instalación de una aplicación (Windows, Mac y Linux). Eso sí, la radio personalizada para un usuario es de pago, pero no la creada a partir de un grupo y que emite música del mismo y de otros artistas afines según los patrones detectados en los usuarios del sistema.

En definitiva, Last.fm sigue siendo un servicio muy recomendable y con la ventaja respecto a Yahoo Música Radio de que no exige pasar por la fórmula «Windows+Explorer». Si andáis por allí, mi usuario es antonello.

MusicStrands, el sitio de música digital que te orienta

musicstrandsSi no has oído hablar de MusicStrands es que no has leído ningún medio de comunicación sobre tecnología en todo el día. Navegante, Cinco días, Barrapunto, Libertad Digital, Expansión, además de los blogs (Microsiervos entre otros, aunque alguno de ellos está en la gestación del producto). En todos (sobre todo en los medios) se repite la misma constante «MusicStrands pretende ayudar a los internautas a acceder a los contenidos musicales digitales mediante técnicas de inteligencia artificial para la recomendación independiente de música». La mayoría de los medios directamente ni ha probado el servicio, apenas repiten la nota de prensa, perdón, la noticia de agencia EFE. Básicamente MusicStrands pretende realizar algo que a mi me interesa especialmente alrededor de la distribución de la música, que no es sino la de sustituir las radiofórmulas dirigidas por un software que consiga recomendarte grupos y canciones por razones puramente artísiticas (o al menos no basadas en el cobro a los grupos) ligadas a la afinidad de los gustos personales de cada usuario. Como ya reseñé por aquí en Radio personalizada por Internet: LaunchCast y Last.fm, existen dos plataformas (al menos que yo haya usado, he oído hablar bien de iRate) como son LaunchCast de Yahoo y Last.fm/Audioscrobbler.

Conste que MusicStrands está todavía en beta (y como sitio web es irreprochable), pero me gusta mucho menos que estos otros dos servicios. Al margen de que de momento se encuentra exclusivamente en inglés, de entrada los cuatro primeros grupos que he buscado (Extremoduro, Planetas, Piratas y Marlango) no están en su base de datos. Claramente no está demasiado orientado a un usuario español (al menos con mis gustos, de David Bisbal lo tienen todo), pero bueno, cosas de la beta.

Sin embargo, el mayor pero es que MusicStrands es aburrido. AudioScrobbler actúa sin que tu te des cuenta, con un plug-in en tu reproductor o escuchando Last.fm. LaunchCast es una gozada por su sistema de puntuación y porque es una radio que funciona bien siempre. Pero MusicStrands se reduce a hojear un catálogo, con un interés indisimulado de poner lo más cerca del puntero del ratón un enlace a la whistlist que más adelante se traducirá en un enlace a la compra en una tienda de música online. Eso sí, permiten escuchar 30 segundos de cada canción.

Dirigido a una audiencia global, seguramente harán negocio (esperan en 2009 unos ingresos superiores a 60 millones de dólares). Imagino que habrá usuarios que buscan asesoramiento para comprar en tiendas de música online. Más allá de ello, LaunchCast (me acaba de poner el Karmapolice de RadioHead) y Last.fm están mejor, al menos hasta que Musicstrands convierta la experiencia de usuario en algo más que revisar un catálogo.

Radio personalizada por Internet: LaunchCast y Last.fm

LaunchMe confieso un auténtico enganchado a la radio personalizada por Internet, tanto como rechazo me producen las radio-fórmulas convencionales (a excepción de Radio 3). La mayoría de estas emisoras emiten también por Internet, pero conservando la misma filosofía, sin ninguna adaptación al medio y sin incorporar las posibilidades que ofrece la red. En cambio la radio personalizada apuesta por un planteamiento radicalmente diferente: ya no es la cadena quien decide qué música escuchan todos y cada uno de sus oyentes, sino que se elabora automáticamente la programación en función de los gustos de los usuarios. Una filosofía que al tiempo puede tener efectos importantes en la industria musical. Una vez que todo indica que la red va a ser el principal canal de adquisición de música, a las discográficas les queda el rol de productoras y, sobre todo, de promocionar a los artistas de los que viven. Un punto esencial de esta labor es la presencia en las consabidas radiofórmulas, cuya programación – a no ser que se viva en una inocente ingenuidad – se conoce que está influenciada por un complejo conglomerado de intereses comerciales que imperan sobre las consideraciones puramente artísticas. La presencia de grupos independientes en ellas, por mucha calidad que atesoren, es prácticamente testimonial mientras remachan y remachan productos dignos del museo de los horrores musicales.

En la radio personalizada por Internet – voy a hablar de los dos servicios más interesantes hoy día, LaunchCast de Yahoo y Last.fm – junto a las redes P2P se va a convertir en la verdadera alternativa para conocer nuevos grupos. La idea es simple: se articula un mecanismo para detectar qué grupos me gustan, a renglón seguido este canon se compara con otros usuarios, en busca de gustos parecidos y finalmente el sistema me sugiere grupos que le gusten a estos y yo todavía no haya valorado. Por poner un ejemplo, a mí me gustan RadioHead y Muse, a otros usuarios con predilección por ambos también les gusta Placebo y por ello la radio emite para mí música de este último grupo (y claro, también de los primeros). De esta manera se consigue unos resultados magníficos: no sólo me ponen los grupos que ya conozco y son de mi interés, sino que probablemente me darán a conocer otros que me pueden interesar.

LaunchCast

LaunchCast es la radio personalizada por Internet de Yahoo y es un magnífico producto. En contra suya tengo sobre todo que no es accesible con FireFox ni Opera – sólo Explorer – lo cual es una decisión muy cuestionable que espero que corrijan pronto. Su interfaz para valorar las canciones y grupos es muy buena, similar a la que tiene Amazon en su tienda con un rango de cinco valores, desde el «no volver a poner más» al «absolutamente imprescindible». Permite filtrar y puntuar por artistas, canciones y géneros, seleccionar otros usuarios para que te influyan (si alguien quiere echar un vistazo a mis gustos, soy caienlatrampa en LaunchCast) y se puede utilizar desde Yahoo Messenger dando lugar a un producto sobresaliente. Tiene publicidad para la versión gratuita, además la versión de pago tiene mejor calidad de sonido.

Last.fm

Last.fm parte de un modelo algo diferente. Si en el producto de Yahoo las canciones que puedo valorar son las que se pueden escuchar por su sistema, en Last.fm son además las que oigo con mi reproductor musical en el ordenador. Mediante un plug-in, los hay para los reproductores más populares, se envía la información a Audioscrobbler en el que se precisa un usuario para la creación del perfil. Así aunque no tengan canciones en Last.Fm de Los Planetas o Marlango, el que yo los oiga sirva para se me asocie a otros usuarios que también los escuchen. Eso sí, la baremación aquí es binaria: o lo oyes (o puntúas a favor al oirlo por Last.fm) o no, aunque también es posible señalar a otros usuarios como posibles influencias (mi usuario es antonello). A favor suya es que soportan – y recomiendan – FireFox.

La verdad es que otro problema común a ambos sistemas es la escasez en su catálogo de artistas en castellano, una carencia que conforme vayan saliendo versiones de otros países debería irse rectificando. En cualquier caso, que pongas la radio y te pongan el «There there» de RadioHead después del «Lady Of The Flowers» de Placebo, para a posteriori recomendarte «A Perfect Circle», no tiene precio.