Last fm sin radio

En sus foros:

Desde el 28 de abril de 2014, nuestro servicio de streaming de radio por suscripción ya no estará disponible. Esto significa que la radio por suscripción de Last Fm ya no funcionará en ninguna plataforma o dispositivo. En más de diez años nuestro objetivo siempre ha sido la de permitir que la gente de todo el mundo descubriera nueva música con el menor número de limitaciones o restricciones.

Sin embargo, el panorama de la música ha cambiado mucho durante ese tiempo y nos hemos visto obligados a tomar algunas decisiones muy difíciles sobre nuestros productos y servicios básicos. Hemos optado por centrarnos en lo que pensamos Last.fm mejor sabe hacer: scrobbling, descubrimiento de música, y recomendaciones.

Enfocarse suele sonar como una buena estrategia de negocio. Pero soy muy pesimista, en los últimos años mi servicio de música preferido desde siempre no ha hecho sino retroceder. ¿Hay valor en el descubrimiento si para aplicarlo tengo que pasar por otro que controla la experiencia, por ejemplo Spotify que ya tiene su propio motor de redomendaciones (por muy malo que sea)? ¿captarán nuevos usuarios para el scrobbling si no dan la radio?

Lo dicho, casi preferiría que lo cerrasen de golpe a esta decadencia paso a paso.

Mis quince grupos de música del año, según Last.fm

Aunque el servicio no apunte a tener una gran evolución, uno sigue agregando casi toda la música que escucha desde 2003. De esta forma podemos continuar la tradición de compartir los quince grupos de música del año para un servidor certificados por las veces que los he escuchado. Ahí van:

  • 15. The XX: aunque el disco completo no me ha vuelto loco, el single inicial «Angels» está entre lo mejor del grupo.

  • 14. Los Planetas: poco que añadir aquí, un grupo que lleva acompañándome prácticamente desde la adolescencia y que ya casi da igual que saquen o no saquen disco.
  • 13. The Smashing Pumpkins. Este año he tenido dos recuperaciones nostálgicas, estos Smashing y también una buena dosis de Blur, que se ha quedado en puertas de aparecer.
  • 12. Neuman. Uno de los descubrimientos del año, aunque lo que he hecho ha sido escuchar su disco de 2011 «Plastic Heaven» y algo menos el de 2012 «The Family Plot». Más sobre ellos en su página oficial.
  • 11. Richard Hawley. El crooner de la lista, su disco este año no es de lo mejor de su carrera, pero es una buena excusa para revisitarle.
  • 10. The Black Keys. Qué fácil es que te guste este grupazo, si ya «Brothers» era un discazo, la aparición de ese single mítico que va a ser «Lonely Boy» les ha hecho imprescindibles en esta lista.
  • 9. The Civil Wars. No recuerdo por dónde me llegó la recomendación de este dúo (sospecho que por Hipersónica o por Last.fm que suelen ser mis dos fuentes de descrubrimiento) pero les estaré muy agradecido. Se atreven con muchas versiones, aquí una que seguro que pocos esperan…

  • 8. Crystal Stilts. A esta lista le faltaba algo de energía y los Crystal Stilts son perfectos para ello.
  • 7. The National. Sobre todo a principios de año fueron «la banda» para un servidor, sobre todo su «Boxer», que descubrí bastante tarde para haber salido en 2007. Os dejo un directo peculiar, con otro integrante de la lista como es Bon Iver… “I’ll explain everything to the geeks…”

  • 6. Wilco. Caso similar a Los Planetas, la banda de Jeff Tweedy lleva siendo mi grupo de cabecera ya bastantes años e, inevitablemente, está siempre entre mis más escuchadas.
  • 5. Kurt Vile. De forma sorprendente tenemos por aquí a Vile en la quinta plaza… sobre todo teniendo en cuenta que, conscientemente, me gustan más grupos más atrasados. En todo caso, su «Smoke Ring for My Halo» ha estado muy presente en mis horas de trabajo en 2012.
  • 4. Woods. Un grupo no demasiado conocido tal vez, pero en una forma fantástica. Su Bond Beyond les ha confirmado como creadores de maravillas sonoras. Muy recomendables.
  • 3. Bon Iver. ¿Qué decir de una de las referencias del mundo indie (dígase también hipster)? Apenas un par de trabajos en solitarios, pero sendas maravillas.

    Os dejo con una versión muy especial del «For Emma»

  • 2. Girls. Otro grupo al que llego con algo de retraso, pero es que su «Father, Son, Holy Ghost» me parece un disco ineludible, redondo, casi perfecto.
  • 1. McEnroe. A veces sucede que un disco, que algunas canciones llegan en el momento justo de la vida de uno y ese ha sido el caso con el último trabajo de los de Getxo. Las Orillas es un maravillo compendio de canciones intimistas e intensas, un estupendo aperitivo para recuperar el resto de su música.

Con esto cerramos el año en Error500. Gracias a todos los que habéis pasado por aquí… y feliz 2013

Last.fm en Android y «Mix Radio». Por fin novedades

Por fin novedades en mi servicio de música online predilecto, Last.fm estrena nueva estación de radio personalizada y además me entero de que hay aplicación de Android disponible. La nueva emisora – Mix Station – la explican en su blog oficial, es una mezcla entre lo que solemos escuchar con canciones próximas a nuestros gustos para descubrir nuevos grupos y canciones. Al final redondean su oferta de música personalizada con una estación que probablemente sea la que servidor más escuche de ahora en adelante: teníamos una afín a nuestros gustos y una para descubrir cosas nuevas, Mix integra las dos experiencias.

Los usuarios de Last.fm llevamos un par de años con pocas alegrías por parte del servicio. Desde que CBS les comprara no ha habido demasiadas buenas noticias, retirando la música bajo demanda (al estilo Spotify) primero y pasando a ser únicamente de pago en muchos países. Al menos esta nueva estación y la aplicación Android ayudan a que los clientes que pagamos (por cierto, ahora es un buen momento pagando en dólares), nos sintamos un poquito más atendidos.

Last.fm: mejor ser quien tiene los datos del usuario que quien le emite la música

Last.fmLast.fm, a pesar de lo que se puede leer en muchos sitios, sigue emitiendo en streaming su radio personalizada. De hecho servidor la está escuchando mientras escribe estos apuntes. Lo que anuncian en su blog no es tanto que abandonen por completo esta modalidad, sino que eliminan la modalidad de música bajo demanda que introdujeron en 2008 y que seguía activa en algunos países (no en España). A eso suman que refuerzan su rol de indexadores de las escuchas de los usuarios gracias a su integración con un montón de servicios: Hype Machine, Spotify, Vevo, etc…

Cuando una empresa de servicios de música casi «empuja» a los usuarios a utilizar otros canales es que su apuesta estratégica ha cambiado con el tiempo. De hecho Last.fm lleva dando pasos atrás en su rol de emisora musical desde hace tiempo, probablemente porque las cifras a la CBS no acaben de encajarle: pago por licencias alto comparado con los escasos ingresos por publicidad (motivo por el cual la mayoría de sus emisoras son de pago en España). En todo caso no deja de ser extraño que apuesten de forma prioritaria sólo por tener los datos del usuario: no hay en la historia un servicio basado en la música cuyo mayor valor no pase por la música que permite escuchar. Claro que hay un perfil de «yonki» del scrobbling hacia Last.fm, por ejemplo un servidor: me molestan los servicios que no lo integran (desde Rockola a Yes.fm) y hasta poner música de un CD, pero la gente normal – la mayoría – no padece de este tipo de obsesiones.

PD: es posible que los nuevos caminos de Last.fm apunten a hacer más negocio con la música en vivo, que es hacia donde lleva años virando la industria. En ese terreno tener los datos de escucha de los usuarios sí que puede ser un arma poderosa, aunque si al final es otro quien emite las canciones de la mayoría, es probable que acabe teniendo él más información que tú.

Yahoo es un buscador con plugins

Last.fm en Yahoo

Poco más de un mes tras el anuncio, ya tenemos los primeros resultados de Yahoo Search Monkey, el movimiento por el que Yahoo permite escribir aplicaciones que modifiquen cómo se muestran los resultados de nuestra página web en el buscador. En su blog oficial presenta una galería en la que podremos escoger qué aplicaciones o plugins permitimos que modifiquen como se muestran los resultados en Yahoo.

Claro que utilizar estos plugins no mejora los resultados de las búsquedas, pero si puede añadir «un plus» en la experiencia de usuario al poder gestionar cada web como quiere que se muestren los resultados. Al final supone delegar parte del trabajo del buscador en el webmaster – como los sitemaps o el nofollow – pero también es cierto que cada administrador suele saber mejor que nadie como presentar la información de su web para interesar al usuario. Al menos Yahoo juega limpio y cualquier puede desarrollar un plugin, no sólo el dueño del buscador para redireccionar tráfico como en el caso de la cartelera en Google. En la imagen, un ejemplo con el plug-in de Last.fm para Yahoo Search

De Pandora a Last.fm

real-ityEra uno de los juguetitos que tenía en la lista de «pendientes de probar», pero he visto la entrada en Denker y no lo he podido resistir. Se trata de un servicio que se encuentra en Real-ity y que permite escuchar Pandora y enviar las canciones que te gustan (las manda por defecto pasado un tiempo de escucha si no las cortas o si no le dices lo contrario) a Last.fm.

Last.fm y Pandora son dos de los mejores métodos para conocer nueva música. El primero se basa en los gustos de sus usuarios, el segundo en las patrones formales de las canciones para ofrecer su servicio. Personalmente siempre he sido más aficionado al primero, pero creo que con Real-ity voy a frecuentar en adelante mucho más Pandora. Por cierto, un ejemplo de lo que se puede lograr ofreciendo APIs abiertas: Last.fm se beneficia de una integración con otra web complementaria y obtiene una funcionalidad gracias a que provee Web Services para ello.

Promoción de la música

Aunque se debate mucho el papel de la red en la distribución y comercialización de la música, la asignatura pendiente es la de la promoción. Al margen de comunidades como MySpace y del emergente mundo del podcast, la red ofrece la posibilidad de tener radios personalizadas, adaptadas a los gustos y criterios del oyente. Se trasciende así el rol de la discográfica y su capacidad de colocar «hits» en las radiofórmulas. No hay más que usar durante un tiempo Last.fm o Pandora, para darse cuenta de que no es necesaria la lista de éxitos de turno para conocer grupos de calidad (más bien, se hace necesario prescindir de ella).

Entradas relacionadas: