Lala, la palanca de Apple para pasar a la música en streaming

Lala

Lala podría ser el trampolín que Apple utilice para entrar en la música en streaming, según rumores de compra que publica Cnet y que algunos ya dan por confirmados. Lala ha ido virando su modelo, empezó hace varios años como un servicio de intercambios de CDs, luego pasó a una fórmula para acceder a tu propia música en la nube y, actualmente, es un servicio de streaming de música que cobra de forma diferente por permitir el acceso (10 céntimos por canción) que por descarga (79 céntimos). La funcionalidad completa sólo está disponible en Estados Unidos, si queremos encontrar un modelo parecido de streaming vía web en España hay que pensar en Yes.fm.

Apple con iTunes ha sido el mayor exponente del pago por descarga en música, un modelo que se impuso al de pago por suscripción de sus competidores, pero que en los últimos meses ha empezado a sufrir frente a los sistemas basados en el streaming como Spotify. Es la transición de un modelo basado en la posesión a otro basado en el acceso de cualquier canción en cualquier momento y desde (casi) cualquier dispositivo, comandado por Spotify. De confirmarse la compra de Lala, sólo quedará la duda de si, una vez integrado en iPhone, el resto de competidores (Spotify, Last.fm, Yes.fm) verán peligrar su presencia en el teléfono de Apple por «funcionalidad duplicada» o, al menos, no crearán una nueva inseguridad para los desarrolladores de su plataforma. Apostaría por lo segundo, pero con Apple y su control nunca se sabe

Lala, música en la nube

Lala

Lala nació como un servicio para intercambiar CDs, introducías los compactos de tu colección y aquellos que te gustaría tener y según ibas enviando por correo físico, pues empezabas a tener derecho a recibir otros. La idea, en la era de la música digital, no ha ido a ninguna parte y por ello desde Lala han dado un giro completo para reinventarse como «la opción en la nube para disfrutar de tu música», disponible de momento sólo en Estados Unidos. Algunos llegan a calificar el invento como una revolución en el sector de la música online, veamos.

La idea principal es que en Lala estarán disponibles gratis vía streaming todas las canciones de nuestra colección. ¿Cómo se articula esto? Nos descargamos un programa que indexa la música que tengamos en el ordenador y, para cada canción, si ya está en sus servidores, Lala nos dará permiso para escucharla; en caso de que todavía no se encuentre, podemos subirla mediante el mismo software. A esto añaden una opción que hay que analizar con lupa, permiten comprar canciones por 10 céntimos de dólar (el precio en otros sitios con o sin DRM suele ser de 99 céntimos), pero sólo para escuchar en streaming. No es estrictamente DRM, pero comparte con éste la dependencia respecto al proveedor, si Lala desaparece, perdemos todas las compras que hayamos hecho.


Dos aspectos muy interesantes. Uno es la recuperación del «espíritu» de Mp3.com o de Oboe, nuestra música en remoto disponible desde cualquier lugar con conexión; el otro es el de modificar la estrategia de control, en lugar de un sistema de DRM farragoso en los ficheros descargados se deja la música en los servidores propios (también venden en formato descarga, a precios normales).

Lala también supone un cambio en los esquemas económicos. Muchos servicios utilizan la música gratis en streaming para atraer a los usuarios, pero las comisiones estrangulan este modelo, Lala sortea en parte este problema que lleva a muchos el ofrecer sólo 30 segundos de cada canción (lo que las discográficas permiten sin cobrar comisión) emitiendo el contenido que ya poseen los usuarios. Es el cebo para que pasen mucho tiempo en Lala, acaben buscando música alí y también comprando si al final les convence el sistema streaming. Muy interesante la estrategia en su conjunto.

También lo comentan César y R/W.