Y el mejor lector de libros electrónicos sigue siendo…

Kindle PaperWhite 2013

Kindle Paperwhite. Hoy publico el análisis en Xataka de la nueva versión 2013 y, a pesar de que no hay cambios de calado, sí que hay una mejora incremental que lo afianza como mejor lector de libros electrónicos.

Donde más he notado el cambio son en pequeños detalles de usabilidad que mejoran la experiencia de lectura: la posibilidad de saltar a otras partes del texto sin perder el punto de lectura o la mejor integración del diccionario son dos ejemplos. En el hardware, la pantalla sigue siendo magnífica (salva el pequeño problema de distribución no uniforme de la luz de la versión anterior) y, aunque Amazon habla de mejoras, me ha resultado complicado notar el aumento de fluidez puesto que el Kindle Paperwhite original ya carecía de «lags».

El estrecho espacio para la competencia en el libro electrónico

La excelencia de Amazon con Kindle nos devuelve al debate de la competencia en el libro electrónico. Recientemente Casa del libro y El Corte Inglés firmaban una alianza para compartir plataforma Tagus de los primeros. Es un buen paso para enfocarse en ofrecer una buena experiencia, pero acaba 2013 y sigo manteniendo dos elementos clave en este debate: quien no haga “hierro” no va a liderar el libro electrónico (el diseño y desarrollo de dispositivos debería pasar a ser clave para ECI y Casa del Libro) y la categoría oscila entre monopolio y oligopolio, algo que esta alianza reafirma.

El Paperwhite está en Amazon a 129 euros la versión Wifi y es, creo que con bastante claridad, la mejor opción en calidad/precio del sector.

Kindle básico reventando precios y stock de Paperwhite

Kindle paperwhite

Amazon sigue reventando los precios del hardware, esta vez con una oferta de un día del Kindle básico a 60 euros, una rebaja de 20 respecto al habitual, que ya hacía de Kindle el mejor lector de libros electrónicos en calidad/precio

Aprovecho también para recordar que hace días que tienen stock del Kindle Paperwhite, que me encantó como ya expliqué en mi análisis y que recomiendo sobre todo para todos aquellos que vayan a hacer un uso intensivo de anotaciones y de compartir fragmentos.

Análisis del Kindle Paperwhite

Kindle paperwhite

Hoy publico en Xataka un análisis del Kindle Paperwhite, intentando enfocarme en los casos de uso más habituales en lectores de libros electrónicos – leer y pasar página – pero también en dos hábitos que la lectura en formato digital también aborda: la anotación y adición de comentarios por un lado, el compartir y comentar fragmentos de forma pública.

Tanto en calidad de pantalla como en respuesta táctil, el nuevo lector de Amazon funciona de forma sobresaliente y me temo que no hay otro conclusión posible que no sea que Kindle Paperwhite es el mejor lector de libros electrónicos que hay en el mercado. Si una objeción le puedo hacer es que hace inútil la «cosa» que más entrañable me ha parecido de toda la explosión del libro electrónico, la funda de cuero con luz incorporada

Más información y compra en la página oficial en Amazon.es

Kindle Paperwhite, innovando en los lectores de libros electrónicos

Kindle Paperwhite

Llevo años convencido que la mayor virtud de un lector de libros electrónicos está en lo que no hace, no tiene mensajería, es malo para navegar, no tiene juegos, no es multitarea…. incluso el que sean táctiles me molesta en los que he probado porque se empeora el caso de uso clave, pasar página, para añadir una novedad tecnológica más que sumar a la lista de «virtudes».

Con Kindle Paperwhite tengo puesta la esperanza de que el referente del sector – Amazon – haya conseguido innovar en la experiencia fundamental – la lectura – y deje el avance en más aplicaciones y acceso a servicios online para su línea de tablets.

Ya son oficiales los datos de llegada a España, con versión Wifi (la que recomiendo, la conexión del libro es necesaria esporádicamente y siempre se puede facilitar desde el móvil) y un cambio tecnológico que – en mi opinión – tiene su mayor reto en ofrecer una buen experiencia táctil con tinta electrónica y en conseguir no cansar la vista con luz propia (que no pantalla retroiluminada)