Joyn, la última oportunidad de las telecos para ser relevantes en lo social

Windows Phone

Por aquí llevamos años diciendo que la verdadera red social relevante la tenemos desde hace años en la agenda del móvil y que esta ventana de oportunidad ha sido sistemáticamente desaprovechada por fabricantes y, especialmente, por telecos. Ha habido algún intento notable, como aquél Vodafone 360 que analizamos a fondo hace tres años, que pecaba de complejidad, justo lo contrario de quienes le está comiendo la tortilla a las telecos actualmente, Whatsapp y otros clientes de mensajería como Blackberry Messenger o Groupme.

Y aquí merece la pena analizar la reacción de las telecos. Por un lado una serie de actores que canibalizan sus ingresos procedentes del SMS (que por cierto, por el precio que siguen cobrando resultan todo un atraco en relación cantidad de información – coste), por otro la habitual disyuntiva de «para que otro me canibalice, mejor que lo haga yo». Y en estas surge el proyecto Joyn, que busca estandarizar la mensajería instantánea e integrarla en la infraestructura de las telecos, a priori sin cobrar por ello a los usuarios… algo que no está del todo claro a largo plazo.

¿Qué sucede con Joyn? Directamente que hay muchos actores que no parecen tener ninguna prisa por asumir los costes de darle soporte, como es el caso de las operadoras móviles virtuales y actores tan relevantes en España como Yoigo. Luego tenemos a otros como Movistar – Telefónica, que con Tu.me parece jugar a dos barajas con un proyecto independiente e incompatible con Joyn.

El caso es que las grandes telecos son las que más interés deberían tener en empujar Joyn, olvidándose de defender los ingresos a corto plazo con los SMS y apostando por hacer crecer la que, probablemente, es su última oportunidad de ser relevantes en lo social. Aquí se ve de inmediato quien tiene claro que su rol como teleco es ser «una cañería eficiente» y quien entiende que su futuro pasa por los servicios de valor añadido y diversificar los ingresos de los datos (en última instancia, lo único que podrán vender las telecos puras). Por eso tenemos a Yoigo pasando de Joyn y a Vodafone y – con el matiz de doble personalidad – a Telefónica empujándolo.

¿Que la mensajería es un espacio social privado y con escasas perspectivas de que haya presencia de marcas como las de Facebook o Twitter? Pues sí, pero es una base muy poderosa para construir algo más en el futuro, una vez que tienes un estándar de comunicaciones tan relevante para los usuarios las posibilidades de ofrecer servicios premium para marcas que quieren comunicarse con ellos o integrar Joyn en su uso interno crecen. En mi opinión es prácticamente un último tren y a día de hoy apostaría a que las telecos lo van a perder, como tantas otras veces.

Relacionado: Adiós SMS, en España nadie soporta que el cuñado tenga gratis algo por lo que uno paga y Los enterradores de los SMS también tienen un precio

PS: por cierto, este nace tras un debate con Gustavo Entrala en Twitter

Tu.me el clon de Viber de Telefónica… que pasa del «estándar» Joyn

Telefónica hoy lanza un clon de Viber para iPhone – llamado TU.me – que pone de manifiesto lo difícil que lo tiene esa propuesta de estándar para mensajería instantánea de las operadoras, Joyn. Cuando uno de los propios socios en el proyecto de empujar el estándar saca su proyecto estrella de comunicaciones móviles incompatible – verbigracia de su nueva división «Telefónica Digital», que parece ir por libre – es que pueden suceder dos cosas: o el estándar por diseño no es competitivo respecto a lo que puede ser una solución cerrada o la confianza en el mismo es tan baja que el mejor plan es priorizar una solución como este TU.me

Más información en Tumeapp.com