PlayFair resucita como Hymn para desafiar al ITunes de Apple

PlayFair era un proyecto de software libre que se encontraba alojado en SourceForge hasta que Apple, aprovechando las medidas preventivas que permite la DMCA nortemaricana, consiguió que fuese eliminado del conocido directorio de proyectos de software libre. Más tarde apareció en el sitio web indio Sarovar, donde la DMCA no es aplicable, pero las presiones de Apple a los espónsores de la web, hicieron que los responsables de la misma se deshicieran de PlayFair. Las razones de Apple no eran otras que el hecho de que PlayFair permitía aliminar la protección anticopia de las canciones de iTunes Music Store. Ahora ha resucitado como Hymn y se presenta como el verdadero peligro, por encima de Sony o Napster, para la ITtunes de Apple. El argumento de Hymn no es en pro de la piratería ni del robo de canciones. De hecho sólo tiene utilidad directa para los clientes de Itunes ya que a canciones obtenidas por la tienda Apple, les elimina la información de DRM (administración de derechos digitales), permitiendo a dichos usuarios el escuchar las canciones fuera del entorno ITunes. En este escenario, sólo es útil para que un cliente que haya comprado canciones en Itunes pueda escucharlas en cualquier reproductor.

El problema – sobre todo para Apple – estriba en una vez desprotegidos los ficheros AAC, pueden ser libremente distribuidos, con lo que estos segundos receptores de las canciones no habrían pasado por caja, objetivo este de el uso de tecnologías de administración de derechos digitales en todas las tiendas de música por Internet. Usar Hymn sobre un producto cuyo copyright ha sido satisfecho, no es en sí ilegal, aunque la licencia mediante la cual se adquiere música en ITunes contemplará la prohibición de este tipo de tecnologías. Ahora bien, en la praxis, podría dar lugar a que pague uno y escuchen veinte, y ese sí que es otro cantar para esta nueva tabla de salvación para las discográficas que son las tiendas de música por Internet.

Problema de seguridad y con Ipod para el nuevo ITunes

Apenas hace unos días comentábamos que el triunfal aniversario de ITunes y la actualización del software de esta tienda/reproductor a la versión ITunes 4.5 cuando comienzan a saltar algunas alarmas respecto a dicha actualización. Para empezar (vía news.com), Apple investiga los problemas de actualización de algunos modelos IPod a la nueva ITunes. Muchos poseedores de este reproductor de música portátil, también de Apple, se quejan de la imposibilidad de que la nueva versión de ITunes no detecta su Ipod, impidiendo la actualización necesaria para utilizar lo obtenido en la nueva tienda. Por otro lado, y no menos grave para los intereses de Apple, hay quien proclama haber crackeado el nuevo esquema de seguridad de ITunes. Cabe señalar que la empresa de la manzana no se anda con chiquitas con los que vencen a sus sistema de seguridad. Al proyecto Open Source PlayFair lo persiguieron allá donde era hospedado por el mundo entero. PlayFair era un software capaz de saltarse las protecciones para la administración de derechos digitales de ITunes, generando un nuevo fichero AAC (formato de Apple para los ficheros musicales), libre de dichas protecciones. Apple no cejó hasta que de PlayFair no quedaron ni los restos.

En cuanto a los problemas de los usuarios de Ipod, se comenta en los foros que puede afectar a modelos que tengan instalado software no Apple, aunque este extremo circula a título de rumor.

Apple prepara el IPod con video

La próxima generación de IPod, el reproductor portátil de MP3 desarrollado por Apple, podría contar con reproductor de video y 50GB de capacidad de almacenamiento. La reproducción sería conectándolo a un televisor, aunque contaría con una pequeña pantalla para ver fotos, informa AppleInsider. La competencia en este terreno se presenta feroz, pues como comentamos hace un par de meses, Microsoft trabaja en una alternativa a Ipod.
El Portable Media Center de Microsoft permitirá ver películas en el propio aparato. Aunque en los ordenadores domésticos la competencia es claramente favorable a Windows, en los reproductores portátiles la supremacía de Apple es clara. Es más