La guerra del firmware del iPhone

iPhoneApple comienza con los usuarios de iPhone la batalla de los firmwares que ya hemos visto en dispositivos como la PSP. Consiste en que diversos hackers consiguen sobrepasar las limitaciones establecidas por el fabricante (en este caso, los tonos deben ser de iTunes, la operadora AT&T, sin aplicaciones de terceros) y éste, para contrarrestarlo, saca una nueva versión del firmware, el software que gobierna el teléfono.

Y, como no podía ser de otra forma, Apple con la versión 1.1 del firmware de iPhone ha puesto las cosas en su sitio (Ars Technica). Los que consiguieron colar un tono gratuito (como hace la gente con los teléfonos normales), se quedan sin él y los que lo liberaron de la operadora, tienen un ladrillo. Tampoco hay que olvidar que liberar el iPhone hace que el usuario pierda la garantía. La solución para los que hayan decidido liberar es no actualizar y esperar a que haya quien encuentre un mecanismo que les permita hacerlo sin problemas. Quedarse en la versión anterior tiene un precio, mantienes los errores y vulnerabilidades que corrige la nueva y las aplicaciones que Apple permita en el futuro en el teléfono no funcionarán.

Hay quien ha querido ver en Apple movimientos del tipo «han firmado con AT&T lo de las aplicaciones y la permanencia, pero luego han dejado la puerta de atrás abierta para los usuarios, lo mismo que con los tonos para el móvil», una especie de Robin Hood de los teléfonos móviles. Esto, además de ser bastante ingenuo como demuestra esta actualización del firmware, convertiría a Apple en el peor socio que otra compañía podría tener (pacta contigo unas condiciones y luego te deja vendido).

Para aquellos que han apostado por el iPhone y por liberarlo comienza una larga guerra del firmware, algo a los que los usuarios de productos de la marca de la manzana no están acostumbrados: una experiencia negativa (no tener la última versión, estar sin garantías, problemas al actualizar), tener que usar trucos y probar software sin garantías y, finalmente, a Apple en el otro lado de la batalla.

Los tonos para el móvil de iTunes para el iPhone

iPhoneLo de la venta de tonos para el iPhone en iTunes es el más difícil todavía de Apple. La propuesta es realmente genial, se basa en hacer pagar a los usuarios por algo que ya tienen ¿a qué empresa no le gustaría poder hacer eso? Para conseguirlo sólo han tenido que hacer lo siguiente:

  • Poner en el mercado un teléfono completamente cerrado como es el iPhone. Entre las características que le adornan está de lo no permitir utilizar una canción en MP3 como tono de llamada, algo posible con cualquier teléfono normalito de hoy en día.
  • Poner a la venta en iTunes los tonos de llamada. ¿Qué ya tienes la canción que quieres utilizar? Lo sentimos, mira el punto anterior ¿Que ya has comprado la canción en iTunes? Lo sentimos más todavía, para usar el tono de llamada tienes que volver a pagar. En serio, no es broma. En Tuaw tienen los detalles.
  • Por supuesto, nada de compartir tonos por bluetooth y si alguien hackea el sistema, pues lo arreglas y todos a pasar por caja (Applesfera).

Los argumentos para defender esta postura de Apple son de lo más variopinto. Los más generosos pintan a la compañía de Jobs secuestrada por la industria de los contenidos, que le obliga malvadamente a utilizar DRM. Otros apuntan a que, vale, usan DRM para satisfacer a la industria de la música, pero hacen fácil saltárselo porque ponen al usuario primero. Hay quien se atreve a afirmar que esto es para beneficios de los usuarios. Todo esto se puede leer en los comentarios de páginas sobre Apple, no hay más que darse una vuelta por las más conocidas.

El problema de dichas defensas es que, precisamente, empiezan porque quieren absolver a toda costa a Apple. El diseño del iPhone es un canto al control sobre lo que puede hacer el usuario, a capar tecnologías para optimizar los ingresos derivados (para la AT&T y la propia Apple) y todo este tema de los tonos en iTunes es el ejemplo más claro. Podría seguir, pero ya sería reptirse (Steve Jobs, iTunes y el DRM, Apple e iTunes con problemas en Europa).

Ironías de la vida, hoy mismo he recibido una invitación a un grupo llamado «Fans de Apple». Desde luego, cobrar por algo que el cliente ya tiene (y en algunos casos te habrá comprado a ti) y que todo el mundo te aplauda es como para pensar en unirse.

La bajada de precios del iPhone

iPhone liberadoHoy ha habido «keynote» de Apple. Nada demasiado destacado en realidad – quizás el iPod Touch, al que le veo sentido en ciudades con una red Wi-Fi municipal, pero no más allá de eso – aunque interesante observar las reacciones a la rebaja en el precio del iPhone (Xataka). Nada más y nada menos que 200 dólares, que se dice pronto, de un día para otro por el teléfono de Apple.

En realidad no deja de tener sentido como apunta consultor. Toda empresa aspira a cobrar el máximo que cada cliente esté dispuesto a pagarles, sólo que esto a veces es complicado de conseguir. En un restaurante al que voy alguna vez, el menú a mediodía entre semana es de 9 euros, cenar un sábado sale por 30. ¿El motivo? Básicamente que quien sale un fin de semana está dispuesto a pagar más que alguien que almuerza en medio de la jornada laboral. Lógicamente, reservan algunos platos para que nadie se sienta «idiota», pero no es algo que se pueda explicar desde los costes.

El amigo Jobs ha hecho lo mismo. Primero ha sacado el iPhone a un precio inflado porque sabe que los usuarios típicos de sus productos son muy adictos a la marca y tienen gran poder adquisitivo, algo que no ocurre con la gran mayoría de los que compran teléfonos. Ahora aspira llegar a estos últimos, que no están dispuestos a pagar tanto por un iPhone. ¿Una treta? ¿es para sentirse engañado? Bueno, también se puede pensar que se ha pagado por tener el iPhone durante más tiempo, por vacilar y ser el primero. Es lo único que queda porque Apple ni siquiera ha tenido el detalle de reservar para ellos algunos platos de la carta.

Liberar el iPhone de la operadora

iPhone liberadoLo cuentan en Applesfera, que enlaza a Engadget, el cual tiene todos los detalles del proceso de liberar el iPhone de su operadora AT&T, como ya se ha conseguido con casi todos los terminales de otras marcas. Lo ha logrado el equipo de Iphonesimfree y el software con el que lo han hecho estará a la venta la semana que viene (algo que de entrada me parece un misterio, dado que iPhone sólo permite aplicaciones web).

Esto, no obstante, tampoco podemos considerarlo una liberación en sentido estricto, iPhone sigue cerrado a todo aquello que no sean webs y sigue sin permitir software de terceros. Liberar el teléfono sí que va a tener consecuencias de otro tipo, con la fiebre que hay por el terminal de Apple, es más que probable que asistamos al comienzo de un comercio de reventa del iPhone o de viajeros a Estados Unidos que se vengan con él y puedan aprovecharlo. No creo que impacte demasiado en las negocaciaciones de las operadoras con Apple, después de todo barajan otros elementos disuasorios (contratos de permanencia con consumo mínimo, invalidación de la garantía…). En definitiva, una noticia de liberación del dispositivo «a medias».

OpenMoko y la telefonía abierta

Open MokoTenía pendiente comentar desde hace tiempo OpenMoko, un proyecto encaminado a construir una plataforma software para «smartphones» basada en software libre. La idea es la de ser una plataforma abierta y congregar a una comunidad de desarrolladores, que ya pueden acceder a los primeros prototipos para empezar a construir aplicaciones. Desde OpenMoko aseguran que durante el próximo año que otros tres terminales – además del prototipo Neo1973 – estarán disponbles durante del 2008.

Además del hecho de que OpenMoko está diseñado para pantallas táctiles y teléfonos WiFi, muchos lo han contrapuesto al iPhone por lo contrario de sus filosofías. El teléfono de Apple, cerrado a todo lo que no sean webs, frente a una plataforma completamente abierta y libre que lo que busca es precisamente atraer talento y que hagan aplicaciones sobre ella. Sin olvidarnos de que otros actores – Symbian, Windows Mobile – también lo permiten, OpenMoko ejemplifica lo que debería ser la tecnología, el modo de superar limitaciones y no de inventar nuevas.

También lo comentaron Javipas, después de Google y FayerWayer.

Sitio oficial: OpenMoko.

iPhone a la venta

iPhonePocas veces he sentido tanta pereza para hablar de algo como de la puesta a la venta de iPhone en Estados Unidos, con toda la expectación creada y el recibimiento mayoritariamente acrítico dado por los medios y blog tecnológicos. Precisamente, desde el punto de vista puramente tecnológico, estamos ante uno de los dispositivos más cerrados que se han puesto a la venta en los últimos años, aspecto que en el 90% de los análisis que he leído por ahí se ha obviado. Creo que para valorar en su justa medida al iPhone es necesario recordar algunas de sus características:

  • Mantiene la «pinza iPod-iTunes«, nadie puede vender canciones con DRM para iPhone, excepto Apple. De hecho el teléfono es un reproductor musical de lo que tenemos en iTunes. Cierto que Jobs ha abjurado del mismo para la música (que no para el vídeo), pero sigue sin permitir que terceros vendan canciones en las mismas condiciones para sus dispositivos.
  • Estará cerrado a aplicaciones de terceros, nadie sin permiso de Apple podrá escribir una aplicación para el iPhone. Sí que permite aplicaciones web, algo para lo que no les queda más remedio teniendo un navegador.
  • ¿Motivos para este candado cuando lo natural es que un sistema operativo permita aplicaciones creadas por cualquiera? Se me ocurren dos, impedir las aplicaciones VozIP tipo Skype para favorecer a la operadora con el que lo lanzan (AT&T, toda una perita en dulce) y de paso que nadie pueda crear un reproductor musical que desbarate la pinza antes señalada. Lo primero es un esfuerzo en balde, existiendo servicios como Jajah que no precisan de instalar nada.
  • BlueTooth capado para compartir archivos (Gizmodo, de la posibilidad de utilizar el Wi-Fi para crear redes Ad-Hoc ni hablamos. Comparado con iPhone, hasta el Zune parece un dispositivo abierto.
  • ¿Más ejemplos de control sobre lo que puede hacer el usuario? Las canciones no podrán ser utilizadas como tonos de llamada, habrá que contratar los rigntones pasando por caja, por iTunes, claro (News.com). Todo un movimiento «en favor del usuario», aunque después de gastarse los 500 dólares con permanencia de dos años, ¿qué más da unos cuántos dólares más?.
  • Nada de Java, de Flash ni de Silverlight, ninguna tecnología que permita crear aplicaciones en el navegador que puedan habilitar funcionalidades complejas que queden fuera del control de Apple.

Todo esto no quita para que iPhone sea muy usable y que proporcione una experiencia estupenda a sus usuarios (siempre y cuando no quieran usar GPS, hacer fotos buenas o navegar a alta velocidad) y que va a resultar paradigmático en un aspecto: la web en el móvil va a ser la misma web que en los ordenadores. Es hora de irse olvidando de experiencias más pobres y pantallas diminutas con las que navegar, iPhone con Safari pone el listón muy alto y el resto de los fabricantes van a tener que reaccionar.

iPhone exige cuenta de iTunes

iPhone JobsLamento ser pesado con el iPhone, pero creo que esta noticia clarifica mucho las intenciones de Apple respecto a su terminal móvil. El iPhone exige una cuenta de iTunes para ser activado, por lo que va todavía un paso más allá de lo que había llegado Microsoft con Zune, al menos para tener un Windows Live ID (lo exigido con Zune), no te piden la tarjeta de crédito.

Esto clarifica lo que es iPhone, el intento de Apple de perpetuar lo que han conseguido con iPod: ser el interfaz hacia los contenidos musicales de los usuarios. Para los contenidos con iPhone se mantiene la filosofía de sincronización con iTunes. ¿Por qué no permiten aplicaciones reales de terceros? Para que nadie pueda programar un reproductor musical que permita al usuario elegir otra plataforma para conseguir sus contenidos musicales. Por cierto, usuarios de Linux, olvídense de iPhone, sin iTunes no son ustedes bienvenidos al paradigmático ejemplo de lo que es un producto completamente cerrado.

Ah, y cuidado con los contenidos que descargan con iPhone, la socia de Apple, AT&T, estará vigilante. También lo analiza Whiskito en Xataka.

Más información en PaidContenty The utility belt.

iPhone y las aplicaciones web de terceros

iPhone JobsPor aquí hemos discutido un par de veces sobre el tema de que iPhone va a ser un producto cerrado, que no permitirá aplicaciones desarrolladas por terceros. Pero ayer tarde Jobs comentó que eso no iba ser así, que iPhone permitirá aplicaciones de terceros… pero web, dentro de Safari. Soportará Ajax, HTML y Javascript, pero parece que no hará lo mismo con Flash, Java y, ni mucho menos, Silverlight. De aplicaciones nativas y un SDK para desarrolladores, tampoco hubo una palabra.

Mi primer pensamiento era que Jobs estaba volviendo a vender humo, por aquello de que no dejan de aplicaciones de terceros para proteger las redes de telecomunicaciones (Jobs dixit). Luego lo he pensado y me he dicho, «si ya sabíamos que traía un navegador y por el navegador se accede a aplicaciones web, entonces, ¿dónde esta la novedad?».

La conclusión es que quien quiera montar aplicaciones para iPhone, que haga una página web y espere que el usuario tenga conexión para poder utilizarla, claro, porque soporte offline para este tipo de aplicaciones tampoco hay (algo como Gears, pero éste instala un servidor en local por lo que debe ser peligrosísimo). Que esto sea una buena solución no se lo creen ni en Apple. De hecho han cogido una aplicación web, Google Maps, y la han convertido en una aplicación nativa para el iPhone para mejorar la experiencia (datos en local, entre otras cosas). Si Apple no quiere (y parece que no querrá), nada de VoIP (excepto Jajah, al que se accede mediante el navegador).

En todo caso y a pesar de que iPhone vaya a ser una plataforma tan cerrada y limitada funcionalmente (sin GPS, sin 3G), creo que sí que puede resultar paradigmático en un elemento: trae un navegador de verdad, para la misma web a la que accedemos desde ordenadores personales. Eso y mejorar la experiencia y el interfaz del teléfono móvil son los dos elementos que – amén del hype y lo «cool» del cacharrito – pueden convertirlo en un éxito de ventas a pesar de sus más que evidentes limitaciones.

Otra visión de los anuncios de la keynote, en Uberbin.

HTC Touch, a lo iPhone

HTC Touch

HTC se apunta a las pantallas táctiles que pueden ser utilizadas tanto con puntero como con el dedo. El primer modelo que lanzan con esta tecnología, denominada TouchFLO, es el HTC Touch que se adelantará al IPhone en su llegada a Europa puesto a que lo hará en 30 días a un precio libre de 449 euros.

El HTC Touch viene con Windows Mobile 6 y sus características técnicas se pueden encontrar en Xataka Móvil. Con él, HTC entra en lo que podríamos denominar la «guerra del interfaz en los dispositivos móviles», que va a ser la clave – más allá de las funcionalidades que uno y otro aporten – para saber quien acaba erigiéndose en la puerta de acceso a la internet móvil. Eso sí, la calidad de un interfaz es mucho más que ser táctil o no, hasta tener en las manos un HTC Touch y un iPhone, las comparaciones de la experiencia de usuario de cada uno son imposibles.

iPhone, fecha y vídeos

Parece que el «hype» iPhone se acerca a su fin, la fecha de lanzamiento del teléfono de Apple será el 29 de Junio en Estados Unidos. Han dado algunos datos nuevos (Xataka), pero en esencia parece que la apuesta es la anunciada. Hay rumores acerca de que podría llegar a soportar aplicaciones de terceros (Gizmologia), aunque siempre dándole el visto bueno Apple previamente, por lo que seguimos estando en las mismas.

En todo caso, por mucho rechazo que nos produzca a algunos el que el iPhone de Apple se plantee como una plataforma cerrada y a que en funcionalidades, apertura (cientos de aplicaciones de terceros), conectividad (GPS, HSDPA) y multimedia (una cámara mucho mejor), terminales como Nokia N95 sean muy superiores, la clave del «teléfono» estará en la experiencia que consiga proporcionar al usuario y los vídeos – aún partiendo de que son anuncios publicitarios – apuntan a que han conseguido poner el listón muy alto.Dejo alguno como muestra: