iPhone 4s lleva a Apple a unos resultados estratosféricos

Resultados Apple trimestre 2012

Apple tuvo un último trimestre del año «monstruoso». Récords de ingresos y de beneficiados aupados por el éxito en ventas de iPhone 4s en la campaña de navidad. Lo más destacable no es sólo es que Apple siga creciendo, sino que está acelerando su crecimiento y que, a pesar de que el nuevo iPhone no fue un lanzamiento brillante, la demanda por renovar uno antiguo por un lado (gran fidelización) y la de pasarse a su plataforma (el terminal aspiracional por excelencia), han hecho explotar unos números en los que también han sumado iPad y los Macs.

El gráfico es de BI y la información en español se puede encontrar en Applesfera

Siri como amenaza a Google

iPhone 4s

Por aquí no hemos hablado demasiado de Siri, al no estar disponible en español para poder probarlo a fondo (sin un inglés perfecto, del que carezco, no merece la pena utilizarlo), no soy capaz de calibrar realmente su valor real. Cuando hablamos del análisis del iPhone 4s lo califiqué de «incógnita» por lo mismo, como promesa y potencial podría ser la innovación del año, como servicio actual es posible que le perjudiquen las altas expectativas.

A todo esto, Google ha calificado a Siri de «amenaza competitiva» ante un subcomité del senado estadounidense, lo que a buen seguro va a levantar un gran debate tratándose de uno de los temas del momento: el divorcio entre Apple y Google a raíz de Android. Por un lado está claro que a Google le interesa reforzar que tiene competencia ante los comités antimonopolio, pero por otro está claro que un Siri capaz de resolver cada vez más cuestiones como intermediario en las búsquedas de los usuarios de iOs supone una amenaza real a largo plazo para Google.

Curiosamente, una lectura posible es que Google hizo bien lanzando Android, evitando depender del poder del dueño de la plataforma, que en esta era «post PC» es mucho más decisivo en el mercado de servicios y aplicaciones. De hecho, la estrategia de Apple de tener su propio portafolio de alternativas a los servicios de Google parece cada vez más evidente como ejemplifica la compra de la compañía de mapas C3 Technologies.

iPhone Vs Android: conexión emocional Vs conexión racional

Motorola Razr

Escribir a menudo en Xataka y criticar de vez en cuando a Apple por aquí – también hablo bien de sus productos otras veces, claro – ayuda mucho a tomar el pulso de primera mano a como cada vez más iPhone y Android cosechan diferentes tipos de partidarios.

Aunque en algunos casos extremos se llega a un patrón común – el de la defensa a ultranza más allá de lo razonable – creo que en la argumentación de los más habituales hay una diferencia de fondo íntimamente relacionada con el posicionamiento de las marcas y el tipo de producto que desarrollan: con iPhone existe una conexión emocional de la que carecen la gran mayoría de productos de otros fabricantes, mientras que los usuarios de Android tienden a desplegar un argumentario cargado de «razones técnicas», mucho más «racional».

iPhone 4 Apple

Apple no es sólo emocional

Con esto no quiero decir que los partidarios de productos Apple no sean «racionales», de hecho la compañía de Jobs fue quien hizo una mejor lectura del mercado como explicamos cuando la desaparición de éste: apuesta por el diseño, por marcar la tendencia desde el consumo a la empresa y no al revés, con la lectura adecuada para los tiempos que vivimos, cuanto más importante es la tecnología en nuestro día a día, cuanta más relación con nuestra vida personal, más valoramos atributos «emocionales» y más estamos dispuestos a pagar por los dispositivos y el software.

Sin embargo el hardware importa y la estrategia de Apple con el iPhone 4s radica en mejoras técnicas, con la cámara y la potencia como protagonistas. Es lo razonable, las «revoluciones» en software y plataforma difícilmente se pueden repetir año tras año, lo cual no es buena noticia para Apple porque cuanto más se juegue el partido en el terreno del hardware, más posibilidades para su competencia… todo ello a falta de resolver la incógnita Siri, con el que no tengo claro si apostar a que será un servicio revolucionario o se quedará en anécdota.

Android no quiere ser sólo técnico

Por su lado desde Android y los fabricantes que lo apoyan hay una preocupación común por el lado emocional. En el lado de la plataforma lo crítico es que la experiencia esté lo suficientemente cerca de la de Apple partiendo de sus hándicaps, el principal de los cuáles es el «no control simultáneo» de hardware y software. Eso y aportar innovaciones que ayuden a la percepción de no ser una mera copia de iOs, sino que lo diferencien razonablemente. Las notificaciones fueron un ejemplo de esto, pero Android 4.0, teniendo buena pinta, no abunda en ellas.

En el lado de los fabricantes, algo que cada marca precisa para no quedar en ser «uno más de los que hacen Android», y ahí tenemos varias vías que están explorando en el desarrollo de producto y también en la forma de hacer marketing. Los tres ejemplos más claros en mi opinión serían:

  • Samsung y su Galaxy S2 que ha logrado colar su terminal como el referente del sector y el más aspiracional durante varios meses, a expensas de qué ocurra este final de año con iPhone 4S. ¿Las claves? La excelencia técnica bien integrada en un diseño diferenciador por la delgadez… todo reforzado con un gran trabajo alrededor de la marca Galaxy.
  • Sony y sus tablets, porque si una marca debería ser capaz de distinguirse en cuidar el diseño y la experiencia en las tabletas Android esa debería ser Sony. Apenas la he utilizado unos minutos, pero mi impresión es que tiene algunas papeletas para ser un paso adelante firme para la plataforma en un mercado en el todavía no he encontrado un tablet que me enamore.
  • Motorola Razr, que ayer pude probar durante varios minutos… y que hace justifica al uso de una marca tan valiosa en la historia de la telefonía móvil. Puede ser el próximo gran teléfono Android.

En definitiva, no son rivales «estanco», ambos precisan de ser lo mejor en lo suyo (Apple en lo emocional, Android en las características técnicas), pero a su vez no pueden descuidar el terreno del contrario. Quién sabe si acabará siendo cierto eso de «dime qué móvil usas y te diré quien eres».

iPhone 4s, a medio camino de cualquier parte

iPhone 4s

Habemus iPhone 4s y no, no acerté en mi apuesta por un terminal de gama media. Cierto que ajustan algo los precios para endulzar su compra con una permanencia con operadora y que los modelos antiguos se seguirán vendiendo más baratos, pero no hay giro significativo de Apple en su posicionamiento de mercado. De hecho, iPhone 4s da la impresión de quedarse a medio camino de todas partes a pesar del único terminal que saca Apple en año y medio.

Una forma generosa de verlo es como titulan en Applesfera, iPhone 4 por fuera, iPhone 5 por dentro. Un terminal idéntico al iPhone 4, pero renovado por dentro a una potencia de primera línea y con una todavía mejor cámara… lo cual empieza a chirriar, Apple en su propia web lo primero que comunica son características hardware, que es un campo de batalla que tradicionalmente ha evitado. En la lucha por la gama alta, iPhone 4s no aporta nada diferenciador, con el agravante de repetir diseño.

La incógnita de Siri y las sombras de la fragmentación

Siri ha sido la gran baza puesta encima de la mesa por parte de Apple como solución al viejo deseo del interfaz con voz más allá de cuatro órdenes preconfiguradas, con un componente de «inteligencia» (qué cuidado hay que tener con esta palabra, con qué gratuidad se utiliza en tecnología). Una incógnita que para más inri no aparece en español y sólo estará en iPhone 4s, no en dispositivos anteriores…

…lo cual es perfectamente razonable, como el hecho de que algunos juegos que precisan de su potencia y memoria no valiesen para iPhone 3GS o iPhone 4. Con el tema de la fragmentación – en Android sobre todo – se ha perdido la perspectiva de que es algo que inevitablemente sucede a cualquier plataforma que evolucione, crezca y quiera hacer uso de la evolución de los avances hardware.

iPhone 4s porque no hay nada más que hacer

Sigo pensando que si Apple quería dar la campanada el camino era un smartphone de gama media porque, sencillamente, no es posible revolucionar un sector año tras año. iOs 5 ya mostraba el camino de lo que iban a conseguir como experiencia de usuario y la diferencia respecto a la competencia (Android y Windows Phone sobre todo) ha tendido a «aplanarse», más allá de tener el mejor ecosistema de aplicaciones. Y esto es perfectamente razonable, sacas un sistema y los vas mejorando incrementalmente, no se renueva por completo cada keynote.

iPhone 4s se queda en esto porque hace lo que se puede hacer hoy en día, poner al día a un gran teléfono con el último hardware. Apple tiene marca y sistema para seguir peleando por el liderazgo en smartphones (a buen seguro en fabricantes, muy dudosamente en sistemas operativos) y ya ha hecho bastante los dos últimos años en los tablets. Tienen y van a tener un problema recurrente con las expectativas creadas, la primera y más concreta, la de tener en el mercado el mejor smartphone. Viendo el iPhone 4s tengo muchas dudas de que en 2011 lo hayan conseguido.

PD: para visualizar la trayectoria de Apple, nada mejor que la infografía de los iPhone hasta el 4s que se han marcado en Xataka

iPhone 4s y mercado de la telefonía móvil

iPhone 4 Apple

Hoy he publicado un artículo en Xataka, «iPhone 4s: por qué Apple puede y debe sacar un smartphone de entrada«, apostando fuerte por el que creo que podría ser el movimiento más razonable por parte de la compañía de la manzana. Sería un terminal que compita agresivamente en precio y que le permita defender el flanco que los smartphones baratos con Android le han abierto en la cuota de mercado de telefonía móvil. Como casi siempre que uno juega a especular con el futuro, con muchas posibilidades de quedar «retratado» mañana.