Televisión por internet: streaming

Open Screen Project

Stage6 fue un servicio online que demostró que los usuarios, en la televisión por internet, a poco que se lo pusieran más fácil, serían capaces de aparcar los sistemas P2P. A pesar de su anunciado fracaso, Stage6 consiguió ganarse al perfil de usuario habitual del eMule y de los sitios de torrents, hasta el punto que para muchos supuso una faena el volver a la experiencia de buscar, tardar mucho en descargar y ser capaces de discriminar entre fakes y ficheros buenos.

Hablar de televisión por internet es hablar hoy en día de streaming, con el que comenzamos la serie de Televisión e internet, apuntes sobre una convergencia inevitable. Gracias a las mejoras de las conexiones y el abaratamiento del almacenamiento y el ancho de banda, han aparecido cientos de servicios de vídeos por internet que se postulan como alternativa a los sistemas basados en P2P o en descarga directa de archivos.

Ventajas de la televisión por internet con streaming

Para empezar, la inmediatez. Muchos se quejan de la escasa calidad de los vídeos de Youtube, pero en mi opinión su apuesta es acertada: asegurarse siempre de que el vídeo empieza de inmediato es clave para el éxito de la propuesta. Para el usuario, la facilidad con que se accede al contenido respecto a otros sistemas es otra de las claves que explican la adopción de este tipo de soluciones. ¿Más elementos interesantes? Capacidad de regular la calidad del vídeo en función de la conexión (con Flash 10) y capacidad para el proveedor de añadir publicidad sin tener que preocuparse de que el usuario sea capaz de eliminarla.

AdnStream

Peligros de la televisión por internet con streaming

El sreaming significa más control para el proveedor y menos para el usuario. Determinar desde qué regiones se puede ver un vídeo, en qué fechas y momentos se puede acceder a él y durante cuanto tiempo. El usuario cede todo este poder que atesora en soluciones P2P a cambio de que le hacen la vida más fácil, así no es de extrañar los cientos de soluciones que han surgido para descargar vídeos de Youtube.

Luego hay otras desventajas, tales como la necesidad de estar siempre conectados para acceder al contenido y otra todavía más importante, la dificultad para llegar al televisor del salón de cada, elemento clave para erigirse como un proveedor de televisión por internet. Una más: el llegar a los dispositivos móviles que en la mayoría de las ocasiones ni tienen conexiones como para hacer streaming ni la capacidad de usar la tecnología (Flash casi siempre) necesaria.

Algunas propuestas basadas en streaming:

  • Youtube: sin duda el referente en lo que respecta a contenidos creados por los usuarios. Ya no se puede entender la web sin este colosal repositorio de vídeos online, paradigma también de las dificultades para conseguir ingresos cuando no se tiene un control de la calidad del vídeo y de la autoría de las obras que almacenas, a pesar de los esfuerzos de Google. Youtube tiene cientos de clones.
  • Hulu: es el ejemplo contrario, control de la calidad y de qué contenidos hay en la plataforma, todos procedentes de los grandes estudios norteamericanos. Hulu ha conseguido una experiencia de uso notable y un éxito importante en lo que respecta a los ingresos. Hulu es un ejemplo de la televisión por internet con streaming tal como la van entendiendo los grandes del sector: vídeo bajo demanda para ver cuando el usuario quiera, gratis con publicidad, pero control del lugar de acceso y del embeber en otros sitios.
  • Adnstream: no quería dejar pasar la ocasión de recordar a la propuesta española más interesante. Su punto fuerte son una experiencia de uso muy buena, una calidad de vídeo notable y un sistema de recomendaciones a lo Last.fm. Su interfaz recuerda mucho al de Joost, que a su vez parece que dará el paso al streaming. Han logrado algunos acuerdos interesantes como el de tener películas gratis de Filmax. AdnStream.
  • Propuestas como la de la Sexta, cercanas al concepto de Hulu pero con su propia web.

El streaming para la televisión por internet permite lo mejor y lo peor en esta integración entre la red y el vídeo; por un lado la posibilidad de acceder de la forma más fácil al contenido y a distribuirlo en otras webs, por otro, el permitir fórmulas más cercanas a la televisión tradicional – en la que todo el poder está en el emisor – que a la visión mítica que se tiene de la «web 2.0» en la que «el poder es del usuario». Al final se están equilibrando las distintas varibales, siendo el objetivo el dar una propuesta de valor al usuario suficientemente interesante para que lo prefiera a las descargas y, a la vez, permita un modelo con ingresos para los creadores de contenidos.

Algunos comentarios interesantes al respecto los recopiló Hector Milla.la televisión por internet

Televisión e internet, apuntes sobre una convergencia inevitable

Sezmi

Televisión e internet son dos temas que frecuentemente aparecen juntos en el blog. Como la mayoría de las veces comentar una novedad no da para ir más allá, quiero empezar una serie de artículos sobre el presente y el futuro de la televisión en su convergencia con internet.

Y es que todas las formas de comunicación se integrarán en la red, modificando y ampliando la experiencia de las mismas. La prensa, la radio, la literatura…. y por supuesto, el cine y la televisión. En la forma en que la consumimos, en las vías a través de las que accedemos a la misma, en la ampliación de la experiencia, en los nuevos modelos de negocio y las nuevas formas de publicidad… la televisión está cambiando a pasos agigantados gracias a internet y en pocos años va a tener muy poco que ver con lo que conocemos.

Sobre esos temas irá este especial sobre televisión e internet, que tendrá mucho de recopilatorio de entradas sobre el tema y de enlazado a los buenos expertos que hay en la web sobre el fenómeno. Espero que os resulte interesante.

Artículos de la serie:

SlingCatcher, internet en la televisión

slingcatcherLlevar el vídeo de internet a la televisión. En esa carrera tenemos a Windows Live TV, las consolas con navegador, Apple y su futuro Itv… y ahora este invento de la gente del Slingbox que han venido a llamar Slingcatcher.

Slingbox iba de llevar los contenidos televisivos a una red para poder acceder a ellos en movilidad y bajo demanda. Seleccionas un programa de la tele y a partir de su emisión puedes verlo en el móvil o el ordenador con sólo contar con una conexión Wi-Fi o 3G (y tener contratado Slingbox, sólo Estados Unidos). Slingcatcher va de justo lo contrario, se trata de un dispositivo que se enchufa a un televisor y permite convertirlo en un cliente de múltiples vías: vídeo que tengamos en el PC, entrada Ethernet, USB o HDMI y, por supuesto, la programación que tengamos en Slingbox. Un paso más que tienen preparado para Slingcatcher, acceso a multitud de servicios de vídeo de internet (Youtube y demás) y la posibilidad de enviar programas a otros usuarios (estás viendo algo bueno y se lo notificas a algún colega). Se presenta en la CES y costará doscientos dólares.

Lo más interesante de Slingcatcher (nombre provisional) es que, por un lado, es abierto respecto a los proveedores de contenidos. Como dice su fundador, lo que se puede esperar de actores como Apple o Microsoft son soluciones para mantener al usuario atrapado en sus servicios de pago por descargar. Por otro lado es el gadget paradigma de la sinergia entre los servicios actuales de IPTV (Imagenio) y el vídeo por internet. Si puedo acceder a mi Slingbox desde la televisión (desde cualquier televisión, en mi cuidad u otra), tendré en ella la programación que tenga en casa más los vídeos de mi ordenador, más los que haya en internet (si unimos esto a cosas como Venice Project o Zudeo tenemos alta definición en movilidad y bajo demanda). El futuro no va sólo de ver lo que queramos cuando queramos (vídeo bajo demanda) sino también, en el dispositivo que queramos (desde mi móvil, el ordenador o la tele del salón).

Vía Zats not Funny.