Windows 7 sin Explorer en Europa

Windows 7 captura

La vieja dispuesta entre la Unión Europea y Microsoft por abusar de su posición dominante en el mercado de los sistemas operativos para asaltar el de los navegadores web, tiene un nuevo episodio: Windows 7 se ofrecerá sin Internet Explorer preinstalado, dejando a fabricantes la decisión de qué navegador instalar. El invento se llamará «Windows 7 E», siendo una reproducción de lo que ya vimos con aquello de Windows XP N, versión del sistema operativo sin media player que no adquirió practicamente nadie.

El movimiento de Microsoft tiene algo de provocador, ¿a estas alturas un sistema operativo sin browser? ¿y cómo se descargan los usuarios algún software para navegar? ¿con un CD del periódico? Absurdo. Probablemente quien salga ganando con toda esta jugada de Windows 7 sin Internet Explorer preinstalado, sean los grandes fabricantes de ordenadores, que subastarán entre Microsoft, Google y Opera qué navegador instalan por defecto.

A todo esto, ¿realmente este es el principal tema monopolístico que debe ocupar a la Unión Europea? La mayor víctima de la integración de Explorer murió hace tiempo (Netscape) y los años que hemos sufrido sin innovación ni competencia en el mercado de los navegadores ya han pasado: ahí tenemos a Mozilla, Opera, Apple y Google. A estas alturas en las que Explorer no cesa de bajar en el mercado de navegadores y en los que los usuarios cada vez navegan más desde el teléfono, bien haría la UE en poner un ojo también en las políticas de algunas plataformas móviles y de las operadoras.

Más información en News.com

Internet Explorer 8 y el modo de navegación privada

navegación privada en Explorer 8

Ya está disponible la beta 2 de Internet Explorer 8, la nueva versión del navegador de Microsoft que verá la luz este año. Hay bastantes novedades respecto a la anterior, como explican en el blog oficial (en castellano, un buen resumen en otro blog más). A la espera de hacer un análisis más a fondo de lo que va a traer Internet Explorer 8 de novedoso, me quedaría con una funcionalidad recién añadida: el modo de navegación privada.

El «InPrivate mode» supone que de la sesión de navegación que realicemos no se registrará nada, ni en el histórico, la caché, cookies ni siquiera en el autocompletado de las direcciones web. Desde Microsoft lo justifican con variedad de ejemplos, desde visitar webs del banco hasta estar en un locutorio con un ordenador compartido, pero a buen seguro que el modo de navegación privada de Explorer 8 será bien recibido entre los aficionados al porno.

Pero ahí no queda la cosa, InPrivate Blocking es otra funcionalidad muy interesante para los amantes de la privacidad. Se trata de limitar la capacidad que tienen determinados servicios de «seguir» nuestra navegación. Por ejemplo, muchas webs utilizan Google Analitycs y para ello hacen una llamada a «google-analytics.com/urchin.js», lo que permite a Google saber qué webs con su sistema de estadísticas hemos visitado. Explorer 8 permite decidir si queremos darles esa información o no, limitando a diez los sitios en los que «vernos» cuando navegamos en modo privado.

Estas funcionalidad van un poco más allá de un «porno mode», están en la clave de las preocupaciones de privacidad de cierta parte de los usuarios y puede llegar a ser un ataque de flotación a quienes están basando sus redes publicitarias en el seguimiento de la navegación del usuario. Por una vez, y sin que sirva de precedente, estamos ante una funcionalidad de un producto de Microsoft que da al usuario el control de qué información se guarda y de la gestión de cierta parte de su privacidad en la navegación web.

Más información sobre privacidad en IE8 en el blog oficial.

Por cierto, ojo con Explorer 8. IE7 no es mal navegador y lo que estoy viendo de la nueva versión está trabajado, en Microsoft se han puesto las pilas con el browser.