BitTorrent, P2P y las descargas ilegales

BitTorrentBitTorrent sigue siendo noticia en muchos y variados frentes. Tanto que en una muy interesante entrevista a su creador Bram Cohen, el New York Times (requiere registro) se hace eco de su funcionamiento y de la existencia de sitios como suprnova.org, portal de referencia para este sistema P2P con multitud de descargas de contenido con copyright. De dicha entrevista se extraen dos conclusiones, por un lado la no existencia de anonimato dentro de la red, por otra su validez para uso comercial en la distribución de contenidos que requieran un gran ancho de banda.

De hecho, como Coen afirma, no hay un mecanismo de ocultación de la IP en BitTorrent, como sí existe en otros sistemas de P2P como Mute. Así sería sencillo desarrollar un software que espíe las descargas que está realizando un determinado usuario que se encuentre conectado a la red. Llegando a calificar como estúpido su uso para descargas ilegales, Cohen se desmarca de la cantidad de sitios que ofrecen «torrents» (ficheros con las instrucciones para que un cliente de la red BitTorrent como Azureus o BitCommet se descarguen contenidos) con copyright. Al hilo de este hecho, surgen sitios como LegalTorrents que tienen como premisa el enlazar contenidos de libre distribución.

El éxito de BitTorrent va a llegar por otra vía y es en la distribución de contenidos en banda ancha. Un problema para compartir contenidos como vídeos de gran duración son las exigencias para el que los sirve: un ancho de banda descomunal y una capacidad de procesamiento también muy alta. La idea que detrás de BT es el de una red P2P distribuida en la que es para poder descargar te conviertes a la vez en servidor para otros usurios. Un fichero de gran tamaño se divide en cientos de pequeños fragmentos que se van descargando y en cuanto están en tu equipo, otros usuarios pueden a su vez bajárselos. Se rompe así el problema de redes como Gnutella, en las que el 10% de los usuarios compartían el 90% de los contenidos, existiendo un alto grado de «parasitismo». BitTorrent no es el primero en descentralizar una red P2P, de hecho la red edonkey sigue premisas similares y es anterior, aparte de la propia Gnutella, pero la eficiencia con que funciona le han hecho auparse como una de las tecnologías más potentes a seguir en este 2004.

Sus aplicaciones pueden ser muchas. Desde la distribución de contenidos en una Intranet hasta la difusión gratuita y a nulo coste de grandes ficheros. Distribuciones Linux y el software libre son quienes más están aprovechándolo. Cuando salió FireFox, el servidor de mozilla.org se colapsó durante más de un día, haciendo un milagro su descarga, en BitTorrent en cambio era cuestión de minutos poder bajarlo. Posiblemente en el futuro asistamos a la fusión de esta tecnología P2P con otras como la de sindicación de contenidos mediante RSS o Atom. El futuro del P2P «legal» está en este sistema, para las descargas ilegales, si es lo que se busca, habré que decantarse por otras opciones.

Microsoft obliga a cerrar sitio sobre BitTorrent

Un sitio con torrents viene a ser una página en la que se facilitan enlaces para poder descargar ficheros del sistema P2P BitTorrent, uno de los más populares en los últimos meses. Mucho de ese contenido tiene copyright y por ello, y en virtud de la Dmca, Microsoft ha pedido al hosting en que se albergaba el cierre de Torrentz.com.

La Dmca es una ley estadounidense que marca las pautas a seguir a los distintos agentes como proveedores de Interner o hosting en caso de que la titularidad de los derechos del copyright de un contenido esté en entredicho. Bastante conservadora, es partidaria de un cierre o corte al acceso a contenidos aunque no haya sentencia en firme. Los dueños del sitio han preferido a no enfrentarse a una disputa legal con Microsoft, que ha actuado así debido a la publicación de descargas de contenido realizado por ellos, léase versiones de Windows u Office.

No es la primera vez que Microsoft se enfrente a una página personal con descargas, a finales del años pasado pidieron el cierre de un blog por motivos similares, aspecto al que Google accedió hace poco.

Por un lado se antoja imposible que los dueños de las discográficas puedan controlar e ir amenazando con demandas a todas las páginas, millones, con descargas. Últimamente hay una tendencia a ello, como refleja el reciente cierre por la policía italiana de un sitio con elinks para eMule. Por otro el mecanismo de anunciar las descargas en una página web se ha convertido en peligroso para sus dueños, probablemente Microsoft intente crear temor a poner descargas de su contenido de manera similar a como la RIAA intenta atemorizar a los usuarios que se bajan música. No será la última noticia de este tipo que comentemos.

La policía italiana cierra sitios con elinks

emuleEnkeywebsite.net era un sitio muy parecido a muchos de la internet hispana, trataba sobre la red eDonkey y sus clientes libres, eMule, Overnet y eMulePlus. Facilitaba elinks, es decir, enlaces que permitían a dichos clientes encontrar ficheros dentro de la red edonkey con películas, aplicaciones, series o discos musicales. Como se puede comprobar buscando en la caché de Google, facilitaban el acceso a discografías completas y novedades cinematográficas. Si visitamos el sitio ahora, obervamos una nota que informa de su cierre debido a la apertura de diligencias legales contra el sitio.

El caso recuerda mucho al cierre de donkeymania en España. El tema de los sitios de este estilo y su legalidad estriba sobre todo en dos matices. Por un lado si el funcionamiento es similar al de un foro, la responsabilidad se podría redirigir al usuario que ha suministrado la información para la descarga ilegal de contenidos. Por otro, fenómeno más frecuente, si las entradas pasan por las manos de un editor que las aprueba, entonces la responsabilidad podría ser compartida por los dueños y editores del sitio, pues existe un conocimiento previo del contenido de lo publicado.

En España a raíz del caso donkeymania hubo cierres «solidarios», probablemente también temerosos de correr la misma suerte. En Italia de momento, según cuenta Zeropaid se está viviendo también una serie de paradas en los sitios con elinks para «labores de mantenimiento». Precedentes no muy halag?eños para la gran cantidad de sitios dedicados a esta red.

El P2P del 2004 se llama BitTorrent

Si bien el P2P no atraviesa por su mejor momento después de las demandas de la RIAA, la irrupción de las tiendas de música legal que aún no ha eclosionado en el mercado hispano y la constante amenaza de que se incremente el proceso de criminalización de sus usuarios y webs dedicadas a fomentarlo (recordemos el caso Donkeymania), quedan muchos usuarios en las redes de Kazaa, Soulseek y edonkey. A ellas se suma ahora un nuevo sistema que trae muchas novedades tecnológicas y una velocidad e inmediatez en el comienzo de las descargas que pueden encumbrarlo al podio de estos sistemas.
Me refiero a BitTorrent (BT). Por ese nombre se conoce la red en la que se intercambian los ficheros como el cliente – programa – que utiliza el usuario para descargarlos. El sistema para «engancharse a la red BT» es muy sencillo. Primero descargar e instalar el cliente BitTorrent, este funcionará incrustado en el Internet Explorer. Se activará cuando pulsemos un enlace en una página web con la extensión «.torrent», momento en el que nos preguntará el directorio donde guardar el contenido que queramos descargar. Es por eso que es necesario para descargar contenido ir a una página que contenga links «.torrent» – hay muchas – enlaces que contienen en el nombre la explicación del contenido a descargar.

Así prácticamente se oculta al usuario que está en una red P2P, pareciendo que está realizando descargas directas. No obstante una vez finalizada, se mantendrá abierta la ventana del cliente BT indicando que hemos cambiado de rol. Justo lo que acabamos de descargar ahora lo «subimos» a otro usuario, hecho que sucederá hasta que no haya más peticiones de dicho archivo o cerremos la ventana. Así de fácil.

El cliente BT es software libre. Así han aparecido multitud de otros clientes, de entre los que cabe destacar ABC, que ya no se incrusta en el navegador sino que funciona como una aplicación independiente.

BitTorrent es una red casi totalmente descentralizada, los servidores o Tracker sólo contienen información suficiente para conectar a los distintos usuarios. Estos a su vez juegan un doble rol: por un lado los que descargan o Downloaders y los que proveen o Seeds. Como hemos visto el cambio de rol ocurre al terminar la descarga en el cliente oficial, aunque en otros como en ABC se asemeja más a los «clásicos del P2P» y ambos roles son simultáneos.

Realmente BT es el sistema P2P más rápido que he probado. Para su funcionamiento se hace necesario que los usuarios sigan compartiendo el fichero tras su descarga, aunque el método clásico de dejar el software P2P corriendo mientras haemos otras cosas le ayuda a que se se acceda rápidamente a los archivos. Otro problema es que el acceso a contenidos se hace necesariamente a través de links, estando el buscador de «torrents» (TorrentSearch) aún en pruebas y siendo los resultados de páginas con esta función bastante irregulares.

En definitiva, si eres aficionado al P2P, estás tardando en probar este sorprendente sistema.

Enviar ficheros de gran tamaño con Dropload

Muchas veces hemos necesitado enviar por correo electrónico un archivo de varios megas a algún conocido y no hemos podido porque el proveedor de correo establece un máximo demasiado restrictivo al tamaño. Eso ya no será problema gracias al uso del sitio web Dropload, que permite que se le pase el fichero mediante un mecanismo muy sencillo.

Requiere registro, pero es gratuito. Una vez registrdos, no tenemos que dar el correo del destinatario y subir el fichero a Dropload mediante un simplísimo formulario web. Una vez en el servidor de Dropload, permanecerá 48 horas hasta que el destinatario – que habrá recibido un correo con un enlace para su descarga – se lo baje. El tamaño máximo es de 50 megas y podemos configurarlo de manera que cuando nuestro destinatario lo descarge, dropload nos envíe un correo de aviso.

Una utilidad simple pero muy efectiva para ahorrarnos el ufo de FTP o software más complejo.

Estándar de intercambio musical

Un grupo de empresas entre las que hay discográficas – por ejemplo Universal – y tecnológicas – Microsoft, VeriSign – han formado el Content Reference Forum, grupo surgido para el desarrollo de estándares para el intercambio de contenido digital preservando el copyright del mismo. La idea consiste en que los usuarios no comparten el contenido – la música o película – sino ficheros con información sobre ellos, «metainformación», es decir información sobre la información.
Esos ficheros intercambiados son los que permitirán el acceso a la película o disco buscado. Al no tener contenido, podrán ser distribuidos sin problema legal alguno incluso en otras redes P2P como edonkey o kazaa. El contenido real se encontrará en servidores, los llamados «Content Reference Server», desde donde al descargarse vendrá encriptado convenientemente para no poder ser compartido ni grabado, sólo reproducido en las condiciones que establezca el servidor. El sistema esta ideado para premiar mediante puntos al usuario que más ficheros con referencias comparta, es decir, recomiende a otros, que, eso sí, recibirán el contenido en el formato adecuado al sistema y reproductor que prefieran, desde un móvil a un PC con Windows.

La estrategia del consorcio parece que se desmarca bastante de las tácticas de la RIAA: se encamina a proteger el contenido encriptándolo con información de administración de derechos de autor, en lugar de intentar acabar con el intercambio P2P. Es más, intentará aprovechar el hábito de buscar este contenido en dichos sistemas. No sería de extrañar que este estándar evolucionara a un mecanismo para la compra efectiva del contenido, en cuya rebaja intervendrían los puntos por recomendarlo, sin duda una manera inteligenete de incentivar su uso.

Habrá que observar si los distintos reproductores adoptan el estándar del CRF, será necesario que estén preparados para gestionar los permisos que establezca el servidor y añada mediante información extra a los ficheros. Mientras tanto las redes P2P continúan siendo un hervidero de usuarios intercambiando contenido, quién sabe si iniciativas de este tipo traerán tiempos peores para los que descargan contenido con derechos de autor.

Fuente: newscientist.com

Soulseek selecciona a los usuarios

Imagen SoulseekEl sistema P2P más interesante para el intercambio de ficheros que hay ahora mismo está atravesando una crisis importante. Como se puede leer en Soulseek News, afirman que su servidor no puede soportar más de 100.000 usuarios (afirman que esperaban más de la arquitectura Linux 32 bits), por lo que los usuarios estamos sufriendo continuas desconexiones, ¿y adivinan cuál va a ser el criterio para seleccionar a los usuarios a desconectar?.

Pues va a ser el de dar prioridad a los «usuarios donantes», aquellos que por PayPal hayan ingresado un dinerito en la cuenta de los desarrolladores de SoulSeek. Eso se puede leer con meridiana claridad en su página oficial. Ahora bien ?esto no se trata de una forma encubierta de cobrar por el servicio? ?existe aquí un claro ánimo de lucro? Dicen que es temporal, habrá que verlo.

Esperamos no quedarnos sin esta interesante alternativa P2P, que se presenta como una de las pocas que no tiene spyware.

Cuenta atrás para el intercambio de ficheros

Hasta Julio del 2005, fecha en la que la nueva orden de la US Federal Communications Commission (FCC) estadounidense ente en vigor, obligando a los fabricantes de PC y televisiones a que integren en sus aparatos mecanismos de administración de los derechos digitales (digital rights management – DRM). Con ello los creadores del contenido digital (MP3, películas, gráficos, textos) podrán encriptar su contenido para limitar el acceso a los mismos de forma automática.
De hecho quien más pasos estaba dando en este sentido estaba siendo Microsoft, integrándo este tipo de tecnología en Office 2003. No obstante la FCC pretende asegurar este mecanismo en capas más bajas, a nivel hardware, añadiendo a los PC y televisiones lectores de DRM, que impidan la visualización de no tener los permisos correspondientes. No obstante para generar contenido con administración de derechos, será neesario un software adecuado para ello. Con esta ley se atacan sobre todo a los que usan redes P2P y los que difunden la señal televisiva de pago de forma ilícita.

Parece que esta vez si que puede ser el fin de las redes P2P. No obstante aún quedan muchos años, puesto que el sistema obliga a los fabricantes, pero no a los consumidores. Lo realmente crítico sería que se adoptara un estándar de DRM en corto tiempo y todos los que no tuviesen el equipo actualizado se quedase fuera (fuera de Estados Unidos incluidos).

Fuente: VnuNet

Más demandas de la RIAA

Cuando aún está reciente la polémica por la demanda de la RIAA a 261 usuarios de P2P (en la que se llegó a incluir a una niña de trece años y a ancianos), la Recording Industry Association of America insiste en su táctica agresiva para evitar el intercambio de ficheros de música. La diferencia es que ahora a los 204 acusados les han advertido personalmente antes de formalizar la demanda, dándoles la oportunidad de «arrepentirse».

En las cartas enviadas la RIAA advierte de que dispone de evidencias que demuestran que cada acusado a utilizado Kazaa o Gnutella para descargar y compartir música propiedad de sus asociados, por lo que advierte de interponer una demanda a no ser que el destinatario de la misiva esté dispuesto a arreglarlo negociando. Además avisan de que la pena mínima es una multa de 750 dólares y de que los acusados no eliminen ningún indicio tal como archivos MP3 en sus equipos.

Un pequeño cambio de táctica que denota unos modos, como mínimo, de dudosa ética. Llegar con aires de gigante corporativo con estas caras intimidantes a usuarios exhortándolos a negociar tiene cierto estilo a impuesto revolucionario. Estas técnicas agresivas no llevan sino a la demonización de la industria musical, de la que cada vez más, los usuarios críticos evitan ser clientes.

Fuente: ZdNet

El porno británico y las demandas a los usuarios

El presidente ejecutivo de la Industria británica de la pornografía, Mr. Jamieson, ha anunciado que su asociación podría seguir los pasos de la RIAA y sus demandas a usuarios con el fin de detener el «intercambio ilegal de ficheros». Afirmó a su vez que este es uno de los pasos encamindaos a salvar una industria cuya supervivencia está amenazada por la venta de copias que realiza «el crimen organizado» y las copias en casa.

Otros pasos que ya han ejecutado ha sido el cierre – tras su reclamación – de 363 sitios de Internet y servidores FTP. Además reclaman al gobierno británico su lentitud en la adopción de medidas tales como la prohibición de romper las protecciones antipiratería de los CD. Estas serían las últimas medidas tras bajar los precios y articular mecanismos de descarga legal bajo pago, admite Jamieson.

Este es la primera amenaza de la industria del porno contra el P2P, respecto al cual habmantenido hasta ahora una postura prudente.

Fuente: dancefrontdoor.co.uk