Nokia se apunta al intercambio de ficheros desde el móvil

Los fabricantes de móviles y los proveedores de redes de tercera generación parecen empeñados en traer la tecnología de intercambio de ficheros mediante redes de pares a los celulares. Si hace unos días ya dábamos cuenta de las intenciones de la operadora coreana SkTelecom consistentes en la creación de una aplicación que permite a sus usuarios intercambiar ficheros desde sus terminales, hoy toca comentar el movimiento de la finlandesa Nokia, que ya está provando software P2P en su modelo 6600, con una reproducción exacta del esquema existente en las redes para ordenadores personales. Así cada terminal actúa tanto como cliente, como de servidor de contenidos y en principio se podrían compartir los contenidos capturados con el móvil, como vídeos o imágenes.
Pero la convergencia entre teléfonos móviles y reproductores de música portátiles es cada vez mayor, como lo demuestra el hecho de que Microsoft quiera llevar sus reproductores a estos dispositivos. Con ello tendríamos en el futuro una red P2P para compartir música, ya sea en formato MP3 o cualquier otro, a través del teléfono móvil. Como cuentan en New Scientist (vía Microsiervos), la red de Nokia va sobre GPRS, aunque por motivos evidentes de ancho de banda no será hasta la 3G cuando estas aplicaciones cobren verdadero sentido.

Las compañías de teléfonos móviles y las operadoras se encuentran en una situación con poco margen de maniobra. Por un lado, los poseedores de los derechos sobre los contenidos presionarán para impedir estas redes, bajo el deseo de que el negocio de las tiendas de música por Internet se extienda a los teléfonos móviles, los planes de Apple y Microsoft, mediante la inserción de tecnologías de DRM (administración de derechos digitales) en los teléfonos. Las posibilidades de éxito de estas organizaciones para prohibir las redes de intercambio en los celulares son a priori casi nulas, tras la sentencia judicial en Estados Unidos que considera legal realizar aplicaciones P2P. Por otro lado, si no las hacen los fabricantes o los operadores, serán otros quienes creen estas redes P2P, ¿o no estarán pensando en esto los creadores de Kazaa y similares?. Todo ello unido a la necesidad de las operadoras de crear servicios que justifiquen el pasar a la 3G, que junto a la amenaza de Wi-fi y Wimax latente en el mercado, da como resultado la inevitable aparición de estas redes.

Paradójicamente, eso sí, al precio de las conexiones GPRS saldría más caro descargar una canción, teniendo en cuenta que en una red P2P esta descarga no es directa, que comprarla en Itunes. Cuestión de tiempo que se cambien las tornas.

Redes de intercambio en teléfonos móviles

KazaaParece ser que las noticias de hoy giran irremediablemente sobre las redes P2P. Si antes hablábamos del crecimiento de usuarios de estos programas, ahora toca hacerlo de la iniciativa de la operadora de telefonía móvil coreana SkTelecom, que ha apostado por la creación de una aplicación que permite a sus usuarios intercambiar ficheros desde sus terminales, incluidos vídeos, canciones, imágenes o tonos sobre su red 3G (tercera generación de telefonía móvil, en Europa UMTS). De este software, tadavía en desarrollo, SkTelecom ha realizado una demostración en la International Telecommunication Union (ITU) Telecom Asia 2004 celebrada en Corea. Es cierto que hoy los usuarios de telefonía móvil pueden pasarse ficheros a través de Bluetooth o infrarojos, pero esto es una verdadera red peer-to-peer con posibilidad de intercambiar contenidos de forma análoga a como se hace en sus «hermanas mayores» en los ordenadores personales, con función de búsqueda incluida.
Es más, quienes utilicen los clientes de la red en el teléfono móvil también podrán descargar contenidos desde los ordenadores copnectados a la misma. Y, aspecto fundamental, este software no contiene ninguna traba o filtro para protección de los derechos de autor de los contenidos, es decir, sus posibilidades son las mismas a priori que eDonkey, BitTorrent o Soulseek. Como cuentan en InfoWorld, Lee Jou Young, unos de los diseñadores de esta red, afirmó al ser cuestionado por la protección de contenidos con copyright que «no se plantean ese tipo de problema». Además el grupo de desarrollo de Young trabaja también en una herramienta para la creación y edición de weblogs desde el móvil para la misma SkTelecom.

La 3G ha tenido unos costes espectaculares para las operadoras de telefonía móvil. Al gasto por el despliegue de la red, hay que sumar el coste de carísimas licencias en Europa, amén de lo invertido en investigación, desarrollo e innovación. Una apuesta que precisa de un grueso de usuarios considerable en forma de suscriptores que adquieran terminales para la 3G y sobre todo que consuman sus servicios para rentabilizarla. ?Y qué servicios demandan los usuarios de banda ancha de todo el mundo? Pues sin duda el intercambio de ficheros es uno de los más utilizados y que podría atraer a un mayor número de clientes a la 3G. Bueno, eso y el consumo de contenidos de corte erótico o pornográfico, sobre cuyos problemas ya hemos hablado alguna vez. Cabe esperar una reacción virulenta de las entidades administradoras y recaudadores de derechos de autor, pero tras la sentencia que declaró legal el software para P2P, no les queda más maniobra que empezar a demandar a usuarios a diestro y siniestro, de empecinarse en mantenerse en sus trece. Al igual que en el caso del vídeo, fabricantes de dispositivos frente a los administradores de los derechos sobre los contenidos y parece que de nuevo la victoria caerá del mismo lado.

La victoria de Grokster refleja la legalidad del P2P

Una nueva victoria judicial para las redes de intercambio de ficheros. Ayer un tribunal federal de apelación mantuvo una sentencia anterior por la que eximía de responsabilidad a los programadores y distribuidores de software P2P por los intercambios de contenidos con copyright que hiciesen sus usuarios. Mantiene así el «principio Sony Betamax», aquél por el que los fabricantes de vídeos no son resposables de que sus clientes los utilizasen para infringir la ley. La sentencia reconoce que las redes P2P son suceptibles de un uso legal como es el caso de la distribución de software libre o difusión voluntaria de música por parte de grupos que con ello han logrado mayor promoción.
En la sentencia se refleja la diferencia de las actuales redes P2P como Grokster, Kazaa o eDonkey respecto a la «condenada» Napster. Napster mantenía un único repositorio centralizado en el que se sabía los contenidos compartidos por cada usuario. En las redes actuales se sigue una filosofía descentralizada, por lo que los encargados de la red no mantienen un control de qué es lo que se está compartiendo entre los usuarios de la red que se comunican directamente incluso para las búsquedas. Este sentencia, como cuenta News.com, va a ser utilizada por Sherman Networks, la empresa creadora de Kazaa, en el juicio que se sigue contra su red.

Una sentencia que va a suponer un punto y aparte en la lucha de las discográficas y los estudios por cerrar las redes P2P o por obligarles a articular mecanismos para impedir el intercambio de material con copyright en ellas. Como el tribunal afirma:

The introduction of new technology is always disruptive to old markets, and particularly to those copyright owners whose works are sold through wellestablished distribution mechanisms

Una buena noticia que cierra, de momento, los intentos de los gestores de derechos de autor por matar la innovación tecnológica que suponen las redes de pares para la distribución de contenidos.

Actualización: Téngase en cuenta que esta noticia es de Agosto de 2004. Actualmente se encuentra recurrida ante el Supremo.

Actualización 2: Grokster derrotada en el supremo.

España es el país con mayor uso de Peer-to-Peer

KazaaITIC se encarga de analizar y cuantificar el fenómeno de la piratería de contenidos con copyright. Realizan un estudio anual sobre el uso de programas de intercambio de ficheros, con datos de todo el mundo. De lo que han publicado sobre 2003 se concluye un hecho interesante: España es el país donde más se usa software P2P. Según sus datos el 31% de los internautas en España usa algún programa de este tipo, líderes del mundo seguidos por Francia con un 30% y muy por delante de Estados Unidos que apenas llega al 19% pero que vence en las descargas absolutas merces a su mayor población internauta con la cifra de 4,383,918,151 canciones descargas en el 2003.
Para el estudio (enlace), se ha monitorizado la actividad de 81,000 usuarios de todo el mundo de manera similar a como se miden las audiencias televisivas y no mediante encuesta, lo que le da al estudio mayor credibilidad. En coste, según ITIC el coste de las descargas en estas redes se cifra en 34000 millones de dólares, aunque claro estas cifras son muy cuestionables en el sentido de que evidentemente no todo lo descargado sería comprado si no estuviera en las redes de pares.

Si cruzamos estas cifras con la de internautas en España (alrededor de 12 millones), tenemos que más tres millones y medio de usuarios de la red usan programas P2P en este país. A ellos iba dirigida la campaña amenazante de Ahora la ley actúa. En definitiva, el estudio está hecho desde la óptica del daño económico y de la ilegalidad del intercambio de contenidos con copyright, pero justo señala el enorme calado social que tiene su uso, sobre todo en nuestro país y donde empiezan a verse una tendencia cada vez mayor a criminalizarlo.

Ahora la ley acúa

Seguro que todos ya hemos visto el notable despligue de la campaña que nos llega desde los Ministerios de Justicia y Cultura, patrocinando a la Federación Antipiratería (FAP). En grandes carteles o en las pantallas de cine somos informados de que «La difusión de contenidos ilegales en internet es un delito castigado incluso con la cárcel» y que «Ahora la ley actúa«. La campaña se está viendo arropada por numerosas informaciones que gran parte de los medios se está prestando a reproducir directamente desde las notas de empresa de las distintas asociaciones que velan por el pago de los derechos de autor y que nos hacen saber de las pérdidas millonaria que la piratería y las descargas por Internet están causando a sus pobres administradores.

La campaña viene a cuento de la próxima entrada en vigor de la reforma del código penal que tendrá lugar en el próximo Octubre. A partir de ese momento «será castigado con la pena de prisión de seis meses a dos años o de multa de seis a veinticuatro meses quien, con ánimo de lucro y en perjuicio de tercero, reproduzca, plagie, distribuya o comunique públicamente, en todo o en parte, una obra literaria, artística o científica, o su transformación, interpretación o ejecución artística fijada en cualquier tipo de soporte o comunicada a través de cualquier medio, sin la autorización de los titulares de los correspondientes derechos de propiedad intelectual o de sus cesionarios. La misma pena se impondrá a quien intencionadamente importe, exporte o almacene ejemplares de dichas obras o producciones o ejecuciones sin la referida autorización. Será castigada también con la misma pena la fabricación, puesta en circulación y tenencia de cualquier medio específicamente destinada a facilitar la supresión no autorizada o la neutralización de cualquier dispositivo técnico que se haya utilizado para proteger programas de ordenador». (Art. 270, ap. 2). Ver ley orgánica


Dicho esto, es de esperar que las autoridades velen por el cumplimiento de la ley, pero en este caso ya comenzamos a observar un exceso de celo. Es inaudito este despligue de recursos para amenazar con la cárcel, sobre todo cuando el partido en el gobierno suele mentar las «medidas preventivas» y «la concienciación» cuando aborda otros temas como el tabaquismo o el aumento de la criminalidad (un ejemplo, Belt.es), curiosas declaraciones en el 2002: «los datos demuestran que el PP no hace política de Interior en sentido estricto, sino que se conforma con medidas coactivas, como el aumento de las penas asociadas a determinados delitos y el endurecimiento de los procesos penales», en boca de Victorino Mayoral, por aquél entonces portavoz en temas de Interior del PSOE y hoy portavoz socialista en la Comisión de Seguridad Vial y Prevención de Accidentes de Tráfico.

Sin embargo esta campaña no está orientada a concienciar de la necesidad de compensación a los autores, ni informa de que tenemos derecho a la privacidad y a la legítima defensa, no. Sólo muestra a un joven de una forma oscura, destilando cierta agresividad, usando un ordenador y al tiempo amenaza con la cárcel. ¿por qué este delito sí y otros no, como bien señala A. J. Chinchetru?, ¿por qué no se abre un debate sobre el cambio social que ha supuesto el intercambio de ficheros y el nulo coste de la difusión de contenidos, en vez de criminalizar a sus usuarios y amenazarlos? ¿por qué no se revisa el obsoleto modelo de negocio de las discográficas y su oligopolístico funcionamiento que tiene el precio de los compactos por las nubes? ¿por qué se mantiene un canon como impuesto indirecto a los soportes digitales de forma indiscriminada? ¿por qué nuestros representantes optan por una postura tan decantada en favor de las organizaciones que administran los derechos de autor, sin ningún miramiento por el resto de los ciudadanos?.

Muchas preguntas que volverán aparecer cuando se den las primeras denuncias en España como se han dado en otros países. Y en esta lucha los internautas vamos a estar muy solos, conviene no olvidar que esta reforma se aprobó en el 2003 con el PP gobernando con mayoría absoluta en España. De tener alguna oposición vendra de los partidos minoritarios, los grandes medios son a su vez, parte interesada, formando parte de grupos mediáticos que engloban a editoriales, productoras y discográficas. Las únicas voces que disentirán de la cacería al internauta van a estar aquí, en la red. De momento les dejo con unas cuantas.

Escolar.net
Hilo en Barrapunto
Asociación de internautas
Chichetru
Enrique Dans
Jorge Cotell
José Cervera
Derecho Internet

Nota: Si has escrito en tu web acerca del tema, por favor envíame el enlace para añadirlo.

Decrece Kazaa en favor de eDonkey y BitTorrent

KazaaEl reinado de Kazaa entre las aplicaciones de intercambio de ficheros podría tocar pronto a su fin. De continuar la progresión que tiene en el número de usuarios, Kazaa que es la aplicación más descargada de la historia, dejaría su primera posición a la red eDonkey y de BitTorrent. Según cuentan en News.com, hace un año Kazaa contaba con más de cuatro millones de usuarios mientras que en Mayo de este año se situaban en torno a los 2.9 y los 3.5 millones.

En cambio eDonkey ha duplicado el número de usuarios que comparten ficheros en su red, llegando a los dos millones en las mismas fechas de Mayo de este 2004. El otro candidato al cetro del P2P, BitTorrent, también verá incrementada su popularidad tras la noticia de la distribución de Farenheit 9/11 en su red.

¿Las razones? Pues se pueden barajar varias: las demandas de la RIAA, que han afectado sobre todo a usuarios de Kazaa, la preocupación por el spyware, del que Kazaa es un famoso portador, la mayor idoneidad de las redes eDonkey y BitTorrent para ficheros grandes tipo películas de gran tamaño o el cierre de Kazaa Lite. Todas ellas juntas constituyen motivos más que suficientes para dejar de usar Kazaa y apostar por otros sistemas, como los ya citados o incluso SoulSeek y ShareAza

Michael Moore y las descargas de Fahrenheit 9/11

Con su nuevo documental ”Fahrenheit 9/11”, Michael Moore ha conseguido un auténtico éxito de críticas (palma de Oro en Cannes) y de público, arrasando en la taquilla estadounidense con una recaudación de más de 21 millones de dólares en los tres primeros días de exhibición. Pero también los críticos también abundan, ejemplo de ello encontramos en la web la de los responsables de Michael Moore odia América o en páginas como Moore Watch. Esta útima ha desatado una fuerte polémica al poner un enlace para la descarga de una copia pirata de Fahrenheit 9/11 mediante BitTorrent. Para justificar esta acción se apoyan en las declaraciones de Moore en las que el este director afirma que «no estoy de acuerdo con las leyes copyright y no tengo problema en que la gente descargue la película y la comparta, mientras no hagan negocio con ello«. Hay un video con estas declaraciones, descargable desde Boingboing.net, donde las situan en Enero de este 2004. La postura de Moore no es compartida por Lions Gate Films, distribuidora de esta ”Fahrenheit 9/11”, que amenaza con acciones legales contra los responsables de Moore Watch tal como cuenta El Mundo. Ellos se defienden desde las palabras del propio Moore y señalando que seguidores de este organizaron un ataque de denegación de servicio a su página provocando la caída de la misma.

La polémica esta servida, más por el trasfondo político que por el hecho de la descarga en sí. Cualquier usuario de BitTorrent ya conocía de la existencia de una copia pirata de la película de Moore en la red, merced a la publicación de enlaces a los «.torrent» en sitios de referencia como Suprnova.org, pero el hecho de que los críticos de Moore hayan utilizado los argumentos del director contra él en un intento de restarle taquilla, ha sido el desencadenante de la discusión.

Pues bien, ya hay Fahrenheit 9/11 descargable en la red y aún asó Moore sigue en cabeza de las taquillas. Más que perjudicarle, está consiguiendo más publicidad y mayor difusión para el documental, que no hace sino señalar como contraproducente la forma de atacarle que han elegido sus críticos, facilitando la distribución de su trabajo. Este va a ser un caso a estudiar a la hora de valorar el papel de la piratería de la bajada de asistencia a los cines: el número 1 de la taquilla estadounidense está en la red (con una calidad muy baja eso sí, pues se trata de un «screener»), sin que ello le esté perjudicando en lo más mínimo.

Tres detenidos por grabar «El día de mañana» en el cine

Dos detenidos en Los Ánngeles, California, y un terceró en Canada por intentar grabar con su cámara de vídeo la película de moda: «El día de mañana«. La MPAA (Motion Picture Association of America) quiere así comenzar una cruzada contra las capturas de películas en los cines con cámaras y quedan lugar a los populares «screeners» en las redes P2P. Su director, John Malcolm, afirmó que se van a volvar en la persecución de este tipo de actividades y para ello van a utilizar detectores de metales o gafas de visión nocturna como en el estreno de Harry Potter.

Parece que MPAA va a seguir los pasos de la RIAA en su afán de criminalizar el intercambio. Cuenta la Cnn que la MPAA cifra en cerca de 52 millones de discos con copias de este tipo se incacutan al año. Sin duda «El día de mañana» era uno de los objetivos clave en los grabadores de este tipo de films, que compiten por ser los primeros en colgar de la red la captura de los films más codiciados.

Parece que ya tenemos servido el debate en torno a la copia de films, como lo tenemos sobre la copia de música. La vía de los distribuidores parece ser la persecución y la criminalización de los usuarios que practican estas «artes» del copiado con cámara en los cines.

RetSpan lanza PeerFactor para acabar con el P2P

RetSpan es una asociación francesa antipiratería a la que ya conocimos por regalar un tool-kit contra el P2P. El tool-kit incluía documentación, informes y gran cantidad de software para vigilar y detener aplicaciones P2P. Ahora han vuelto a ser noticia por el lanzamiento de PeerFactor, un sitio que nace con la idea de terminar con el intercambio de música, software y películas en las redes P2P mediante el pago a sus usuarios por compartir fakes, es decir, contenidos en los que el nombre en la red P2P no se corresponda con su contenido. Los usuarios son recompensados por la cantidad de clientes que sean capaces de llevar a un sitio de descargas legales, ya que cualquier contenido de esta índole que sea abierto redigirá a PeerFactor, en donde se le ofrecerá adquirirlo previo pago.
La idea no es nueva y muchos creemos que esto se viene haciendo desde los tiempos de Napster. La novedad viene en hacerlo públicamente y pagando a los usuarios que colaboren en engañar a los usuarios de P2P. En Francia ha causado mucha expectación y levantado bastante polémica (news.tf1.fr, en francés), aunque de momento PeerFactor sólo admites preregistros, sin que haya comenzado a funcionar. El objetivo es convertir el uso de redes P2P en una experiencia frustante, algo así como creer que has bajado el último de Extremoduro y encontrarte con un disco de marchas de Semana Santa.

Ahora bien, cabe cuestionarse las posibilidades de la iniciativa. A mí no me cabe duda de que los usuarios que se afiliarán serán millares, aunque quién sabe, quizás me sorprendan y no haya tantos clientes de P2P deseosos de engañar por un dinerillo. De tener éxito pronto comenzaremos a ver listas negras de usuarios de eMule, Kazaa, Soulseek o WinMx y software para poder filtrarlos y evitar descargarnos contenido de ellos.

¿Y los elinks y Torrents? Hay un tipo de software P2P que no se verá demasiado perjudicado por PeerFactor y es aquél en el que el contenido se encuentra por enlaces en páginas y no sólo por un buscador en el programa. Así los usuarios de EMule o BitTorrent pueden optar por descargar contenido siguiendo un enlace y olvidarse del buscador en el cliente eMule y de las páginas de búsqueda en BitTorrent.

En Soulseek, Kazaa, WinMx o Morpheus el mecanismo para evitar a PeerFactor, será descargar el contenido de los usuarios de la lista de amigos y no de cualquiera.

En cualquier caso, la batalla está servida, aunque para los veteranos del P2P PeerFactor no va a ser un rival demasiado duro.

Demandas a usuarios de P2P en Europa y Canadá

Era esperado y temido que las ya habituales demandas de la RIAA en Estados Unidos llegaran a Europa. 247 usuarios de Kazaa, WinMX, eMule o IMesh han sido demandados en Dinamarca, Alemania, Italia y Canadá. La demandante es la IFPI, International Federation of the Phonographic Industry, a la que pertenece la española AFYVE. Justifican las demandas porque «vienen tras un largo periodo de tiempo intentando educar a los consumidores». El reparto ha sido 120 daneses, 68 alemanes, 30 italianos y el resto canadienses.

En contra de los últimos estudios, la IFPI insiste en el gran daño que hace el intercambio de ficheros en redes P2P a las ventas musicales. Fuente: The Register

Actualización: Publica El Mundo que la AFYVE no se plantea «a corto o medio plazo» presentar contra los usuarios españoles de redes de intercambio de archivos P2P. Su presidente, Antonio Guisasola, precisó que no descartan hacerlo «en un futuro» porque «en España es tan delito [la descarga de canciones de Internet»> como en esos países».

Pueden empezar a correr malos tiempos para el P2P en España…