East Fork, Intel, DRM y Linux

LinuxEast Fork es el nombre de la plataforma con la que Intel quiere repetir el éxito de Centrino en los portátiles y que verá la luz a lo largo del 2006. Estará centrada en su micro Pentium D (aunque los últimos rumores apuntan a que aparecerá con Pentium 4 dual core) y en los chipsets 955X y 945G. Hasta ahí no habría nada que reprocharle a Intel, pero lo «interesante» del tema ha sido desvelado en un artículo de The Inquirer que ha tenido un sorprendente escaso eco en la internet en castellano.

En este artículo se desvela el aspecto más polémico de esta plataforma East Fork y que no es otro que el Secure Premium Content Module (SPCM). El SPCM ofrecerá soporte hardware para la implantación de soluciones DRM, soportando de entrada la tecnología DRM de Microsoft. ¿A qué nos llevaría esto? El proveedor de contenidos establece limitaciones al uso de los mismos mediante tecnología de administración de derechos digitales (si se puede grabar en compacto, si se puede copiar, si se puede acceder, cuantas veces…) tanto a películas como música, páginas web, etcétera… y el sistema operativo se aseguraría de aplicarlos con ayuda de los micros de Intel.

Es un nuevo paso de este fabricante de micros tras su apuesta por DTCP-IP, tecnología que hará posible que el DRM sea soportado desde la capa física (véase BP).

El asunto, al margen de que el artículo de The Inquirer sea muy alarmista, es para preocuparse. El escenario que se pretende dibujar es uno en el que cada reproducción de contenidos haya sido concedida por las compañías distribuidoras, obviando tanto las legítimas copias privadas como los sistemas operativos (léase Linux) que no licencien tecnologías DRM propietarias como la de Microsoft. Lo cuál, de forma ideal para Microsoft, equivale a dejarle fuera del mercado de los conteidos y por tanto de los sistemas operativos para el escritorio.

Para las discográficas y estudios de cine es el comienzo de un mundo en que todo cacharro multimedia venga equipado con tecnología DRM que garantice que cada contenido reproducido venga con permiso para hacerlo ¿Alguien habla de censura previa?

¿Solución? Que nadie compre East Fork, claro.

Apple elige Intel para sus Macintosh

AppleFinalmente Steve Jobs despejó todas las dudas y confirmó el rumor a voces: tendremos Intel en los Mac a partir del año que viene en un primer modelo (persumiblemente el Mac Mini) terminando la transición a finales del 2007. Mientras tanto convivirán las dos arquitecturas, Power PC e Intel, ofreciendo Apple software para ambas mientras tanto (Xataka).

Entre los temas técnicos a destacar, Jobs ha anunciado la tecnología Rosseta, que permitirá a las aplicaciones desarrolladas y compiladas para Power PC correr sobre Intel y que Xcode 2.1 permitirá desarrollar software para ambas arquitecturas, por lo que no va a haber un abandono de los actuales usurios de Macintosh ni todo el software desarrollado para él va a ir directamente a la basura (ver Banda Ancha). Un aspecto nada trivial si Apple quería vender algún equipo durante estos dos años de transición.

Por último queda despejar la incógnita de por qué Apple se mueve a Intel. Las variables con las que más se han especulado son precio (deseo de Apple de llegar al mercado de gama media/baja que ya acecha con Mac Mini), rapidez y capacidad de fabricación mayor por parte de Intel que de IBM y los problemas que han tenido con el calentamiento de los Power PC, aspecto en el cuál Intel es probablemente el fabricante más avanzado. Cuál ha pesado más sólo en Apple lo saben, pero el hecho de que MAC OS X se haya «estado viendo a escondidas con Intel» (léase que en los últimos cinco años se ha compilado y probado en micros de este fabricante) denota que es una decisión que viene de largo y que el desencuentro con IBM no ha sido por motivos coyunturales (ALT 1040).

Ahora bien, que nadie piense que podrá utilizar MAC OS X en su PC. En Apple quieren seguir controlándolo todo y no van a permitir que su sistema operativo se ejecute en cualquier sitio: los Mac seguirán siendo una plataforma cerrada y controlada en cada aspecto. Eso sí, desde la compañía de la manzana ya han reconocido que a priori nada impediría utilizar Windows en uno de estos futuros equipos (OS News), hecho que no deja de señalar que en Apple no ven a Windows como un rival en igualdad de condiciones. Lo que ha quedado casi descartado es que todo esto tuviera que ver con el deseo de utilizar la tecnología DRM con la que viene equipado el Pentium D para contentar a Hollywood con una plausible plataforma de venta de películas por Internet.

Demandas a Dell e Intel por patentes

Mucho se discutió en el 2003 sobre las patentes software (y más que se hará en este 2004 al hilo de la directiva europea aprobada recientemente), pero un área considerable del sector informático permanece ajena a dicho debate y aún más al de hacer libres sus especificaciones y desarrollos: el mercado de microprocesadores. Pues bien, MicroUnity ha demandado nada más y nada menos que a Intel y a Dell, las dos grandes gigantes del desarrollo de microprocesadores y de la venta de equipos informáticos por violación de patentes. MicroUnity es una empresa dedicada al diseño de chips y al desarrollo de innovaciones en el sector de los procesadores. Fue fundada por John Moussouris, uno de los padres de la arquitectura RISC.
La demanda en cuestión acusa a Intel y Dell de infringir patentes de MicroUnity sobre diversas tecnologías claves en los últimos micros y equipos de estas compañías. Una de ellas es el Hyperthreading, mecanismo que aparece en Pentium IV y que permite presentar dicho procesador como si hubiese dos al software que se ejecute en él, obteniéndose una multitarea real. Otra son las Streaming SIMD Extensions , nuevas instrucciones que se añaden a los chips de Intel a partir del Pentium III que permiten realizar varias operaciones de cálculo en coma flotante por ciclo de reloj. Su valor se encuentra en el uso que pueden hacer de ellas las aplicaciones multimedia para optimizar su rendimiento.

Al margen de la razón que pueda tener o no MicroUnity, esto va a ser un duro golpe para Intel, en tiempos difíciles después de que AMD se adelantara en la carrera por los 64 bits, arrebatándole el liderazgo en la innovación del sector. En una analogía con el caso SCO, esta noticia por sí sola genera dudas sobre el futuro de Intel, aunque en este caso los clientes no tengan nada que temer pues en ningún caso serían demandables por MicroUnity. Intel, la que ha sido la empresa líder en el desarrollo de micros puede empezar a ver cómo termina su reinado.

Más información:
InfoWorld

Seguridad en el microprocesador

Tanto AMD como Intel preparan mecanismos para aumentar la seguridad implementados en sus microprocesadores. Estas mejoras irán encaminadas a prevenir los «desbordamientos de búffer», método común mediante el cual muchos virus consiguen ejecutar código malicioso en nuestros equipos. Los nuevos micros de AMD (AMD64) y de Intel impedirán que el código sitúado en el búffer sea ejecutable, permitiendo sólo su lectura.
Sin embargo este mecanismo está construido no para funcionar por defecto, sino que precisa que el sistema operativo lo habilite. De hecho es una de las mejoras que se esperan con Service Pack 2 para Windows XP.

Por una vez, las mejoras de seguridad no son excusa para el recorte de posibilidades o privacidad del cliente sino que tienen como objetivo una mejora real de seguridad. Aún es pronto para establecer los logros alcanzados en un terreno tan importante y urgente como es la seguridad informática. Aunque se corte este camino, los crackers siempre han encontrado nuevas sendas, pero, al menos esta vez se lo van a poner más complicado.

Fuente: overclockersclub.com