Instapaper social: los «compartidos» en Instapaper valen doble

Instapaper anuncia una funcionalidad muy interesante para los que somos usuarios de servicios para «leer más adelante» y de filtros sociales para encontrar contenidos interesantes: poder seguir los contenidos recomendados por otros usuarios. ¿Por qué creo que esto tiene un gran valor? Porque los enlaces en Instapaper valen doble, no son aquellos que quiero que los demás vean, son aquellos que me recomiendo a mi mismo para leer luego con más calma. Menos «mira que tema tan divertido» tan habitual en Twitter y Facebook y más «alimento para el pensamiento»

Claro que hay dos objeciones al planteamiento de Inspataper. Uno es que lo compartido con los seguidores no son todos los artículos que quiero leer, sino sólo aquellos que marco con un «me gusta» (lo cual tiene sentido, por gestionar la privacidad y por compartir después de leerlos, pero hará que la mayoría no tengan visibilidad); el otro es que Instapaper se ha convertido en una aplicación para iPhone / iPad más que en el servicio web que disfrutábamos al principio. Quienes usamos habitualmente Android en el teléfono nos quedamos fuera de esta fiesta.

Como alternativa, cada vez me gusta más Read it Later, que tiene un cliente para Android bastante majo.

Relacionado: Instapaper para salvarnos del ritmo de la información en la web

Dime que cacharro usas para leer y te diré cuando lo haces

Read it later patrón de lectura

Aunque soy un confeso devoto de ese gran servicio que es Instapaper, llevo unos días recomendado también el blog de Read it later. Se trata de un servicio similar, al que le falta la exportación a formatos para ebook para ponerse a la altura de Instapaper. Uno de sus últimos artículos habla de patrones de uso: cuándo guardamos artículos para más tarde y cuándo los leemos y desde que dispositivo

Las conclusiones creo que hablan más del espacio que están ocupando nuevos cacharros que de patrones novedosos en el consumo de información. El móvil en trayectos y iPad comiendo terreno al ordenador en el uso en el hogar, dibujando un tipo de usuario con hábitos muy marcados: marca para leer luego desde cualquier dispositivo y quiere acceder a sus contenidos bajo demanda en cualquier otro.

Instapaper como proyecto de futuro

Instapaper

Una buena noticia, el creador de Instapaper Marco Arment empieza a dedicarse por completo al proyecto. Por aquí ya hemos hablado alguna vez de Instapaper como una herramienta «para salvarnos del ritmo de la información en la web«. Con su fundador apostando a tope con el proyecto podemos esperar algunas mejoras muy esperadas, entre ella una para la que creo que tiene un potencial extraordinario: que seguir a buenos prescriptores de contenidos sea el centro de la experiencia de Instapaper. Si en Twitter se comparten contenidos para consumir mientras se navega, Instapaper podría ser el repositorio de artículos que precisan ser digeridos con calma.

Más información en el blog de Marco (que por cierto, deja la dirección técnica de Tumblr) y en Bits en NYT

Instapaper para salvarnos del ritmo de la información en la web

Instapaper

Instapaper se ha convertido en uno de mis servicios online preferidos. El motivo es que por fin he conseguido disciplinarme en el uso de un bookmarklet para «leer más tarde», algo que existe desde hace mucho para todos los navegadores, pero que en mi caso acababa siendo un repositorio donde van los artículos que jamás leía (algo así como del.icio.us). La ventaja de Instapaper es que al final dejo esos artículos para otro contexto, exporto a ePub o los mando al Kindle vía Calibre y el momento de lectura ya no es frente a la pantalla del ordenador.

Por la cantidad de horas que me paso navegando esto se estaba convirtiendo en fundamental: salvarme del ritmo vertiginoso de la web, de las notificaciones constantes, de los avisos, del tiempo real, de los constantes cambios de contexto en los que sólo acaba uno admitiendo contenidos en píldoras. Tratamos el tema en «Contenidos en la web y formas de conocimiento»: me he habituado a las fórmulas web de consumo de contenidos, quiero inmediatez, poder leer «en diagonal» un texto en busca de que hayan resaltado el dato que busco y que se vaya al grano en lugar de articular un discurso que profundice. Un sistema tipo Instapaper me está permitiendo no evitar los artículos más pesados que encuentro en la navegación o que me recomiendan y poder disfrutarlos en viajes, por la noche o como el amigo de la captura que encabeza este artículo.

Por cierto, gracias a su API cada vez aparecen integrados en más servicios (clientes de Twitter, agregadores) y los artículos recomendados por sus editores suelen estar muy bien. Lo que no he conseguido salvar es el problema de las publicaciones que dividen un artículo en varias páginas.