Kickstarter: más arte menos cacharros sin prototipo

Reloj Pebble

Un buen análisis en Quartz sobre las nuevas reglas de Kickstarter – que uno sigue pensando como una de las compañías más importantes de los últimos años – y cómo reflejan su vocación de sitio de crowdfunding para proyectos de arte mientras marcan distancia con los enfocados a gadgets de los que no hay siquiera prototipo.

Ya lo debatimos en «crowdfunding y el hype tecnológico«, el riesgo de la «sobreexpectación» con cacharros es muy alto y en Kickstarter parecen dispuesto a que estos proyectos se vayan a otros sitios – sobre todo a IndieGogo con tal de protegerse de fracasos sonados (algo con lo que el crowdfunding está empezando a convivir ahora tras la fase inicial «de la inocencia»)

Indiegogo, la otra candidata a plataforma crowdfunding internacional

Indiegogo anuncia en su blog la internacionalización por la vía de aceptar pagos en euros, libras y dólares canadienses a través de Paypal y el anticipo de versiones locales para varios países (no está España de momento) a principios de 2013.

Sigue los los pasos de Kickstarter que dio sus primeros pasos hacia la conquistar del mundo hace apenas mes y medio. Es probable que el escenario final en crowdfunding tenga una fuerte vertiente local de apoyo a desarrollos cercanos y con impacto en el entorno de los donantes (algo que los Lánzanos, Verkami y cía deberían potenciar), pero también que haya proyectos transnacionales y en el que poder abrirse a países con mayor cultura de la financiación colectiva sea una ventaja crítica.

Sobre Indiegogo un par de enlaces extra, uno de de Wired con consejos para campañas y otro de PandoDaily con una correlación entre ingresos de campañas de crowdfunding y color político de los estados de los donantes.