Inversión en IFTTT

Siete millones para uno de mis proyectos preferidos, IFTTT, según cuentan en The Next Web. Buenas noticias para el futuro de la navaja suiza de internet.

Hablan de buscar cierta simplificación para llegar a más público y de expandirse en programar el mundo físico, aunque a servidores lo que le gustaría es tener más posibilidades en las recetas para hacerlas más complejas (condicionales, bucles) y saber cómo piensan ganar dinero… aunque barrunto que no tardarán en plantear un plan premium.

WeMo e IFTTT, acercándonos a programar la realidad que nos rodea

WeMo

Más de uno y de dos – sabedores de mi filia con ifttt – me han pasado información sobre la información sobre WeMo y la integración de estos dispositivos con dicho herramienta. ¿De qué va WeMo? Pues son unos cacharros de Belkin que explican en Xataka Smart Home y que articulan un sistema de control que nos permite encender o apagar nuestros dispositivos eléctricos.

En cuanto a la integración con ifttt lo que tenemos es la posibilidad de que su funcionamiento responda a eventos, desde que enviemos un sms o un twit para encender o apagar algo hasta que se planifique según la hora en que anoche o amanece pasando por enviar una alarma al móvil cuando se detecte un movimiento. Hay más «recetas» en los respectivos canales.

¿Por qué me parece esto tan interesante? Porque, como también explica blogoff, es una forma de popularización de la domótica y, añado, de empezar a cumplir algunas promesas. Entre ellas, la de facilitar tareas con un interfaz entendible e integrada con las herramientas que utilizamos. ¿El futuro de esto? Pues a poco que veamos integrada más electrónica y que «más cosas se conecten a internet» iremos a un escenario en que empezaremos a programar la realidad a nuestro alrededor.

Relacionado: Cómo guardo, catalogo y busco la información: un verdadero buscador personal con Ifttt y Diigo

Cómo guardo, catalogo y busco la información: un verdadero buscador personal con Ifttt y Diigo

Diigo integrado en el buscador

Hoy regreso a un género poco habitual de Error500: el de los contenidos prácticos que sirven para algo. En mi caso se unen dos circunstancias, una es que nunca he conseguido ser disciplinado en el uso de los «marcadores sociales» tipo delicious para guardar enlaces; la otra es que el concepto de «buscador personal» que encuentro más útil no es el de Google y su búsqueda social, sino más bien el de priorizar aquellos artículos y webs que uno mismo ha seleccionado. Y, claro, sin lo primero es imposible conseguir lo segundo.

La solución que he encontrado para guardar, catalogar y poder buscar luego la información relevante para mi con el objetivo de poder tener un buscador personal ha sido la de utilizar mecanismos de «almacenamiento automático», sin tener que explícitamente enviar a guardar los enlaces a Diigo, mi servicio de «social bookmarking» desde hace años. Esto lo he conseguido gracias a ese genial servicio del cual cada día estoy más encantado, Itttt.

¿Qué tengo automatizado? Varias acciones a través de «recetas ifttt»: si comparto enlace en Twitter se almacena en Diigo, si guardo algo para leer en Readitlater se almacena en Diigo, si marco como favorito un twit, si marco con estrella algo en Google Reader… en definitiva, todo lo que marco o destaco de alguna manera en mi rutina diaria de consumo de información, acaba almacenado en Diigo, con la posibilidad de guardarlo con visibilidad pública o en privado.

El último problema está en acordarse de buscar en el repositorio, algo para lo que también uno necesita ayuda porque la acción habitual es usar el buscador general en lugar de irse a este servicio. Y para eso también hay solución: extensión de Diigo para Chrome y cada vez que se hace una búsqueda, también se ejecuta en Diigo y salta alarma si hay resultados relacionados. Con esto, tenemos finalmente un mecanismo de almacenamiento de información que hemos considerado relevante en nuestra navegación habitual y además un mecanismo de búsqueda bastante efectivo.

Ps: para nota está el tema de la redundancia, tener una copia por si Diigo se cae, desaparece o pierde datos. Podemos configurarlo para enviar cada enlace que guardemos también a delicious, y además de nuevo ifttt viene a nuestro rescate, podemos replicar todas las reglas para ejecutarlo con otro repositorio como Evernote, que también tiene el mecanismo de extensión para las búsquedas.

Actualización 09/2012: Ifttt ha desactivado los «triggers» provocados por acciones en Twitter, por lo que el buscador queda mermado. Una forma de paliarlo es usar la opción de Diigo de guardar nuestros favoritos en Twitter. Para los enlaces que uno mismo comparte, aprovecho que muchas veces lo mando también a Linkedin, con esta receta de Ifttt se guardarán a su vez en Diigo.

Ifttt, la navaja suiza de internet

Ifttt

Hacía tiempo que no veía un servicio nuevo que me sorprendiese por planteamiento, innovación y ejecución, que me hiciese pensar ¿y esto cómo es posible que no existiese hasta ahora? Ifttt es de esa liga en la que jugaron en su momento delicious, evernote o dropbox, un producto para usuarios avanzados de servicios online, a los que facilita el sacar todavía más partido.

¿Cómo funciona Ifttt? A los que han programado alguna vez les sonará la estructura «if this then that», «Si sucede un evento, entonces realiza esta acción» (nota técnica: realmente se parece más a un trigger de gestor de base de datos tradicional que al «if» del un lenguaje secuencial, siempre está escuchando eventos).

¿Qué es un evento? Pueden serlo muchas cosas: marcar como favorito en twitter, escuchar una canción en last.fm, un nuevo elemento en un RSS, una nueva foto en Flickr, etc… ¿y la acción? todas las que una gran cantidad de servicios online permiten vía API. En Anexom lo explican muy bien, pero casi siempre es mejor verlo con ejemplos: un uso que hago de Ifttt es que para cada favorito que marco en Twitter o con estrella en Google Reader, se envía a Readitlater. Más opciones, que cada vez que te etiqueten en una foto en Facebook a la que tengas acceso, te la envíe a tu dropbox o por correo. ¿A que ya vemos el gran potencial que tiene Ifttt?

Es difícil que Ifttt salga del terreno de los usuarios avanzados, de hecho me recuerda a una versión muy actualizada de lo que planteaba hace años Yahoo Pipes, una especie de navaja suiza de servicios online. De hecho, las posibles mejoras que se me ocurren sólo añadirían complejidad como poder establecer condiciones más complejas (me mencionan en un tuit que ha sido retuiteado más de x veces).

Último truco, con nuestros patrones podemos crear «recetas» a compartir con otros usuarios. Un ejemplo, esta mía para envíos a Readitlater