Librerías de segunda mano por internet

Imposible encontrar «El pozo» de Onetti. Ninguna librería me lo traía – bueno sólo probé con Rayuela, pero si ellos no lo consiguen, es que no – así que tocaba acudir a la segunda mano. No hace demasiado era muy aficionado a pasar tardes recorriendo las librerías de segunda mano malagueñas, pero como cada vez tiene uno menos tiempo y la pila de libros en casa por leer ha superado la cincuentena, he ido perdiendo la costumbre.

Esta vez me decidí por acudir a la oferta de librerías de segunda mano por internet. Para literatura en castellano lo mejor que he encontrado han sido Iberlibro (parte del gigante Abebooks) y Uniliber, independiente pero que congrega a muchas menos tiendas, con lo que su catálogo es sensiblemente inferior.

Por lo general lo que hacen estos comercios por internet es servir de intermediario para (como ocurrió en mi caso) acabar cerrando el trato con la librería que finalmente sirve el pedido. La mayoría no aceptan tarjeta y el pago se hace contra reembolso. Un buen modo de seguir con las viejas costumbres, aunque se eche de menos el polvo y el olor a libro antiguo.