HTC One y su peligrosa reincidencia en la excelencia

HTC One M8

Hoy hemos estado en la presentación del nuevo HTC One – el HTC One (m8) – y en parte ha sido una reedición de lo que vimos hace un año con el modelo anterior. Un producto con un gran diseño, deseable al primer vistazo, con materiales de muy alta calidad y una propuesta que a priori puede dar mucho juego en fotografía con sus dos sensores traseros. Aquí están las especificaciones y también las primeras impresiones en vídeo.

Todo esto suena muy bien si olvidamos cuál fue el rendimiento en el mercado el año pasado de HTC. Éxito de crítica, pero no de público. Lo comentamos al poco de poder analizarlo, su posicionamiento en unos atributos para los que tengo dudas que haya sitio en el mercado. Mejor dicho, para ese posicionamiento fuerte en diseño y calidad material a 729 euros, ¿qué mercado fuera de Apple hay?

Y eso no es todo, también tenemos los problemas de puesta en producción, marketing, comunicación, complementar con gama. El conjunto es un reto molocotudo para HTC al que de entrada hay que reconocerle algo importante: su valor para reincidir en la excelencia en la que sigue creyendo a pie juntillas. El HTC One (m8) tiene pinta de ser de lo mejor del año en la gama alta de smartphones.

La excelencia del HTC One y los atributos que funcionan en el mercado

HTC One

Hoy hemos publicado en Xataka el análisis del HTC One, un teléfono que, directamente, debería poner a HTC en las comparativas de todo aquel que piense en comprar un smartphone de gama alta.

Tras probar personalmente el HTC One mi impresión es de que es un terminal excelente lo mires por donde lo mires: acabados, diseño, rendimiento, pantalla, cámara (con una aproximación contra el mito de los megapíxeles) y algunos aciertos software (Zoe es algo que hay que probar y luego Blinkfeed me gustó de primeras pero es algo con lo que pasar más tiempo para valorar).

El caso es que tengo dudas de que la excelencia de HTC con el One baste para darle la vuelta a la tendencia de mercado, al menos de una forma proporcional al buen nivel del producto. Sobre todo por un motivo: los atributos de los que se quiere apropiar son los atributos de iPhone, y el público que los valora está muy alineado con el teléfono de Apple.
Sigue leyendo «La excelencia del HTC One y los atributos que funcionan en el mercado»

Tecnología y «lifestyle»

Lifestylers de moda

La gente del mundo de la tecnología suele ver con gran desconfianza como muchas marcas se deslizan hacia el etéreo pero glamuroso mundo del «lifestyle». Lo revelador es leer como lo ve el otro lado con bastante sentido del humor.

De hecho, ahora que lo pienso, yo estuve en esa fiesta de presentación del HTC One, a ver si eso de «la diferencia es que los geeks no desprecian los canapés y los de moda no comen en público desde 1994» no iba por otros…

El mito de megapíxeles

HTC One

Estoy recién llegado de la presentación del nuevo HTC One, del que ya hablaremos más a fondo cuando podamos probarlo en condiciones. En todo caso hay un tema que ha levantado cierto revuelo y es el uso del marketiniano término de «ultrapíxeles» con el que HTC se refiere a la tecnología de su cámara que, afirman, captura mucha más luz que la de cualquier otro smartphone.

El caso es que eso les lleva a que técnicamente la resolución de las fotos que crea esa cámara sea de cuatro megapíxeles y claro (la explicación más detallada la tenemos en Xataka Foto), eso es un problema desde el momento en que todavía mucha gente sigue valorando las cámaras por quien lo tiene más grande (el número de megapíxeles, claro).

El mensaje de la importancia del sensor (o sensores), la apertura, la calidad de la óptica y el software que lo gobierna es mucho más complicado de explicar (y de entender) que un número directo que aparezca en una tabla comparativa. No me extraña que hayan tirado por inventarse lo de los «ultrapíxeles» porque explicar que los megapíxeles son relevantes para el tamaño no es tarea fácil y en algo se tendrán que apoyar.