Fundadores de Google explican salida a bolsa en una carta

Los fundadores de Google parecen dispuestos a romper moldes con la salida a bolsa de la compañía. No sólo por el hecho de que los 2.700 millones de dólares en acciones que planean poner a la venta, sea una de las más altas cifras que se han dado en una oferta pública de acciones, sino por el contenido de la carta (en inglés) que acompañará la propuesta de inversión. En ella hacen toda una declaración de principios y advierten de la continuidad del modelo que ha llevado a Google al liderazgo del mercado de los buscadores en Internet y la no asunción de determinados comportamientos típicos en las compañías que cotizan en bolsa.

Así Larry Page y Sergey Brin afirman que buscaran la rentabilidad a largo plazo de Google, descartando hipotecar este hecho por mejorar los resultados trimestrales en bolsa. Es más, recomiendan no comprar acciones de Google a precios muy altos. Confirman que Google seguirá innovando y arriegando en sus decisiones empresariales, que seguirán comandadas por ellos dos en sus papeles de presidentes y por el actual CEO de Google, Eric Schmidt.

La carta está repleta de datos interesantes, pero quizás el más importante que transmiten Larry y Sergey sea que no quieren cambiar la filosofía que ha llevado a Google al liderazgo en Internet por su salida a bolsa. Así seguirán cuidando a sus empleados y a sus clientes como máxima prioridad, apostando por servicios gratuitos y de caldidad, con una clara diferenciación entre resultados de las búsquedas y la publicidad en forma de enlaces patrocinados.

Sitio antisemita eliminado de Google

Hasta ahora, la búsqueda en Google de Jew (judío) ofrecía como primer resultado jewwatch.com, sitio de marcado carácter antijudío. Esta web se define a si misma como una observación cercana sobre las comunidades y organizaciones judías en todo el mundo, e incluye enlaces a numerosos grupos de odio y otra información antisemita. El hecho de que Google lo presentara como primer resultado en la búsqueda por la palabra «judío» le ha hecho cosechar numerosas críticas, incluida la web removejewwatch.com que llegó a recojer decenas de miles de firmas para que Google lo eliminase de los resultados de la búsqueda «judío». En su lugar se encuentra ahora la definición de judío en la wikipedia, de la web antisemita, ni rastro. No obstante, Google no ha dado su brazo a torcer. Sergey Brin, uno de los creadores del buscador, afirmó acerca de todo esto que el hecho de que los resultados de las búsquedas en Google sean calculados por sus algoritmos, sin intervención a posteriori, es intocable, aún en el caso de que motivos éticos de esta índole le invitaran a ello.

La caída de la web antisemita en la búsqueda se ha debido a que el sitio estuvo inaccesible durante días por problemas legales con su hosting. David Krane, portavoz de Google, ha confirmado que dicho motivo ha causado la caída en los resultados de jewwatch.com, sin que haya habido una intervención de los técnicos de Google para ello.

Coincide este hecho con el GoogleBombing a la SGAE poniendo de manifiesto la herramienta de poder en la que se han convertido los buscadores y más concretamente Google. La postura defendida por Brin es, en el fondo, la única que garantiza unos resultados no manipulados siempre y cuando los algoritmos que ordenan las páginas a listar obedezcan a criterios técnicos (páginas que lo enlazan, palabras contenidas en sus textos). El problema del sitio antijudío se encuentra en la frontera, pues es evidente que no es en absoluto deseable que la propaganda racista sea el primer resultado al buscar por un pueblo, pero empezar a ordenar las páginas por criterios éticos, religiosos o políticos puede ser un empezar y no acabar. Si no es legal, que sea borrada, pero si lo es, por favor, que nadie la haga imposible de encontrar o, peor aún, ordenamientos según su corrección ideológica.

Google, Gmail y la privacidad de los usuarios

Recién confirmado que GMail no era una broma, el estudio de las posibilidades que ofrecerá este servicio si llegara a implantarse (correo electrónico vía web con varios gigas de capacidad) llevaba inmediatamente a preguntarse ¿a cambio de qué? De entrada el uso del programa AdWords en Gmail lleva a plantearse el respeto a la privacidad dentro del correo de Google. Tal como afirmé en el mismo día: «Las AdWords de Google buscan la publicidad más acorde al contenido de una búsqueda o, mediante el programa AdSense, de una página web. Es por ello que utilizarlo implicara un acceso del software que genera estos anuncios al contenido de los correos electrónicos, quebrando la privacidad de los mismos al someter su contenido a un análisis de su semántica. Si el correo trata sobre deportes generará enlaces de sitios deportivos, si es sexual, de páginas subidillas de tono. En su política de privacidad, confirman estos extremos, escanerán el texto de tus correos para poder generar publicidad asociada a los mismo»

Sin embargo eso no es todo. Algunos grupos en defensa de la privacidad han hecho un análisis detallado de la política de privacidad de GMail. En ella hay detalles que podrían infringir las leyes europeas tales como que queden copias de un correo en el sistema después de que el usuario lo haya borrado. Además denuncian el enlace de «cookies» (pequeños ficheros que envía el servidor al equipo de un usuario en su primera visita y luego el navegador del usuario al servidor en el resto, en las cookies se almacena información personal ligada a la navegación) con lo que la información que puede extraer Google de un usuario es casi completa en lo que respecta a sus comunicaciones por Internet.

La organización denunciante es http://www.privacyinternational.org, con sede en el Reino Unido, aunque otros grupos al otro lado del Atlántico también han elaborado quejas respecto a la privacidad en GMail.

Personalmente, ya reflejé mi recelo nada más conocer que AdWords financiaría GMail. Aunque sea un software quien genere los anuncios – como hace por ejemplo con este sitio – sin intervención humana, no es menos cierto que un sistema publicitario como este requiere el almacenamiento de información como número de clicks en páginas para pagar al anunciante, saber qué anuncio había en qué página para detectar «clicks fraudulentos» y similares. Sospechar que estas informaciones intermedias que se almacenen puedan relacionar mi usuario – y por tanto el contenido de mis comunicaciones privadas mediante GMail – con un tema concreto es cuando menos razonable y sería oportuno que las autoridades europeas, que no han vacilado ante Microsoft, nos den las máximas garantías de que no se va a menoscabar la privacidad de los correos de los usuarios de GMail.

Más información sobre este tema de GMail y la privacidad:

¿Google ofreciendo un 1Gb de correo con Gmail?

Buena la han montado la gente de Google con la nota de prensa en la que anuncian GMail, servicio de correo electrónico vía web con capacidad para 1 Gigabyte de información que se encontraría en fase de pruebas por parte de mil usuarios. Tiene una página, GMail, y ha sembrado el desconcierto al anunciarse en este 1 de Abril, día de los inocentes en Estados Unidos. Ante este detalle y dado que Google otros años ya ha gastado bromas, ha habido una división de opiniones. Los escépticos, como Barrapunto, la han catalogado como broma, otro en cambio hablan de GMail como un proyecto real que culmina varias aproximaciones de Google al correo electrónico.

De hecho Google estudió la posibilidad de incluir publicidad en el correo, aunque esta posibilidad no ha llegado a ninguna implementación concreta y cuenta con numerosas dificultades relacionadas con mantener la privacidad del usuario.

Entre los que dan veracidad a la noticia tenemos a El periódico de Cataluña y otras web como ECuaderno. Personalmente entiendo más verosímil que GMail sea un proyecto real y que las características que publicita Google sean ciertas. Las otras bromas que ha gastado Google hasta ahora eran más caricaturescas como un cluster de palomas para calcular el PageRank o adivinar búsquedas usando la telepatía.

De confirmase, podríamos estar ante el mejor servicio de correo de tipo webmail del mercado. Google promete con GMail 1Gigabyte de capacidad de almacenaje, integración del buscador de Google para buscar en el contenido de los correos y todo ello con acceso rápida, sin pop-ups y sin banners. Ahora bien, si finalmente era una broma, Google ya puede presumir de «haberse quedado» con media Internet y GMail pasará a la historia como el mayor Hoax hasta la fecha.

Google planea usar Orkut en su buscador

Eric Schmidt, CEO de Google, anunció en el PC Forum que entre sus planes se encontraba la utilización de la red social Orkut en los resultados del buscador en el plazo de un año. Sin dar demasiados detalles, aseguró que la red ideada por Orkut Buyukkokten, ayudaría a «encontrar gente» mediante la gran cantidad de información que almacena dicha red social. Añadió que este tipo de servicios permitirá el acceso a expertos en las distintas disciplinas relacionadas con los términos de las búsquedas o, al menos, con muchos conocimientos sobre las mismas.

Orkut es una red social que permite crear y unirse a comunidades con una temática concreta, además de conocer y establecer lazos con otros usuarios. Se accede sólo por inivitación de alguien que ya esté registrado. Hubo tal expectación en su inicio que incluso se llegaron a vender este tipo de invitaciones. Sin duda lo más polémico de su funcionamiento son los términos de servicio que permiten a Google apropiarse de todo el contenido que sus usuarios vuelquen en Orkut. Vistas las declaraciones de Schmidt vía News.com, se comprende el interés de Google en este tipo de condiciones de uso.

Tras un mes en Orkut, saca uno la conclusión de que es divertido navegar por los usuarios y amigos en busca de comunidades y descubriendo viejos conocidos, con abundante presencia de los webloggers. Sólo que no hay mucho contenido. Los usuarios no se animan a proveer de información a la red y las comunidades se quedan en un foro un tanto insulso. Aún en fase beta, es probable que asistamos a cierta evolución de Orkut, sobre todo en impedir los mensajes indiscriminados que se pueden realizar, en una versión «social amigable del spam» y en mecanismo que potencien el agregar contenidos.

El futuro de AOL, Microsoft y Google

El que otrora protagonizará la mayor fusión mediática de la historia con Time Warner, vive tiempos muy complicados. La cifra de suscriptores de sus servicios de pago cae en picado y la Warner está pensando en desembarazarse de la misma. Cnn llega a insinuar que la misma Microsoft anda detrás de AOL, aunque podría ser una información interesada (Cnn pertenece a la Warner, que horas después niega los contactos, Cnn lo que hace es citar a New York Post, difundiendo un rumor sin mojarse). Este hecho cobra mayor relieve cuando AOL revela sus derechos en la IPO de Google, en concreto a la adquisición de valores por un importe de 22 millones de dólares.
La noticia puede tener una doble lectura. Por un lado, como hace J.J. en clave de la posible reaparición del fantasma de Microsoft acechando a Google. El otro posible asidero es la esperanza de AOL porque la salida a bolsa de Google a bolsa sea un éxito y le permita sobrevivir.

Sea como fuere un caso que a hacer correr ríos de tinta y a mover millones de dólares. Tras el deambular moribundo de Lycos, otro gigante de los 90 que ve próximo su ocaso.

Software de Norton bloquea los anuncios de Google

Sorprendente la noticia que recoge Isedb. Según la misma, Norton Internet Security 2004 se presenta como una herramienta capaz de bloquear los pop-up (recordemos que hay otros muchos métodos), y los anuncios, estando esta propiedad habilitada por defecto. El problema está en como libra a los aunciantes de los Google AdWords: haciendo que los mismos, aunque siguen apareciendo en pantalla, no contengan enlace alguno y por lo tanto clickear sobre ellos no tenga ningún efecto.
Así el anunciante no es visitado (aunque si logra ser visto hasta el punto de que el usuario puede querer hacerlo) y Google no ve un céntimo (y si el anuncio está en una web, el editor de la misma tampoco). Al parecer Google ya está trabajando en modificar sus AdWords para evitar el filtro de Norton. MSN y Yahoo con sus enlaces patrocinados, también se ven afectados.

Un ejemplo de utilidad que sin producir beneficio, se siguen viendo los anuncios, sólo logra fastidiar a los anunciantes. Es más, en muchas ocasiones, estos enlaces relacionados con la búsqueda o con el contenido de la web visitada son realmente útiles y beneficiosos para el internauta, por lo que en realidad está sucediendo es que dicho navegante está siendo perjudicado. Aunque, claro, ese es el entendimiento de alguien que tiene anuncios de este tipo es su sitio. El usuario final es el que tiene capacidad para no utilizar Norton 2004 o, si le gustan otras funcionalidades del mismo, deshabilitar el bloqueo de anuncios.

Google sigue reinando en Europa

55 millones de usuarios por 27 millones de su más próximo rival, sorprendentemente MSN, hacen de Google el buscador por antonomaia en Europa. El estudio (PDF) es de Nielsen/Netratings y lo publica la Bbc. Quizás sea Yahoo el queda un tanto malparado del mismo, al otorgársele sólo 12 millones de usuarios en el viejo continente, aunque al reflejar datos de Enero de este año, no muestra el impacto que supuso la independencia de Yahoo respecto a Google.

Y es precisamente saber si los usuarios eligen la nueva opción de Yahoo el dato interesante. La red se ha poblado de sitios para comparar los resultados (curiosa esta lucha hasta en la búsqueda de quelípidos) y no pocos destacan la potencia del nuevo motor de Yahoo, Inktomi. Personalmente creo que hay aspectos bastante flojos en el mismo (véase esta búsqueda, dentro de mi sitio Yahoo pone como primeras URLs inválidas e identidica como contenidode Error500 el de los sitios que enlazamos), y buenos resultados para búsquedas más corrientes.

Asunto aparte es el éxito de MSN, sin duda favorecido por sus «amigos» Explorer y Messenger. Habrá que esperar a la salida del futuro buscador de Microsoft para sopesar las posibilidades de la empresa de Gates en el mercado de los buscadores, más allá de la fuerza de su marketing.

El Psoe retira su programa de la web, pero Google lo recuerda

Como informa Puedo prometer y prometo, el PSOE ha retirado su programa de la web. El sitio donde estaba, ya no tiene contenido alguno. Lo único que va a impedir que nos perdamos las promesas del partido de Zapatero es la caché de Google, que a estas horas muestra el contenido de la versión HTML del pdf en el que estaba el programa del PSOE para los medios.

El problema es que la caché se borra en pocos días, por lo que he grabado las páginas, las he comprimido en ZIP y aquí las tenéis para guardarlas bien guardadas: descargar programa elecciones 2004 del PSOE.

En principio sería interesenta saber el por qué retirar el programa de la web. De todas formas imagino que debe de haber muchas copias impresas en las redacciones de los medios. No obstante, mientras es restituido, si es que eso sucede alguna vez, conviene tener una copia para poder contrastar que las políticas del partido de Zapatero se corresponden con lo que prometió durante esta campaña.

Actualización: En puedoprometeryprometo han colocado la versión original en PDF, programa PSOE 2004 pdf

Actuallización 17/03/2004: El psoe ha vuelto a publicar el programa en su web, puedes descargarlo desde aquí: enlace

Nota respecto a los correos recibidos:

[b»>Esta página no tiene ninguna relación con cierto correo que anda circulando y que descalifica al PSOE por haber retirado el programa de su web. Sólo quise señalar un hecho cierto (la retirada del programa) y he modificado la noticia para que refleje otro hecho cierto (su reposición). Las distintas interpretaciones que le han dado los lectores de la noticia no son, obviamente, responsabilidad de este sitio.[/b»>

Yahoo deja a Google por Inktomi

Tal como estaba anunciado, Yahoo ha dejado de utilizar a Google para los resultados de las búsquedas desde su portal. Tanto en la versión en inglés como en la española, se empiezan a notar las diferencias entre ambos buscadores. De esta forma Yahoo presenta su alternativa al todopoderoso Google, en espera de la entrada en liza del buscador de Microsoft. A primera vista, y tras tan sólo media docena de búsquedas, es difícil sacar conclusiones. Aún así, parece que los resultados que genera Inktomi para Yahoo parecen bastante buenos y que Google, que en los últimos tiempos ha sufrido numerosos reajustes polémicos como la llamada actualización Florida que reajustó numerosas búsquedas, no tiene garantizado el negocio que hay tras los buscadores. De hecho Yahoo cuenta con una alternativa, Overture, a sus AdWords o publicidad mediante enlaces patrocinados.