Google Plus «no es una red social»

entrada en Google Plus

Interesantes las declaraciones de Nikesh Arora – director de negocios de Google – sobre la naturaleza de Google Plus, al que no considera una «red social» sino una «plataforma que les permite llevar elementos sociales al resto de sus productos».

Y es doblemente interesante porque consiste en insistir en la visión que ya tenían hace años – la red social es una funcionalidad, no un producto pero también una contradicción con lo que han venido haciendo desde hace meses: crear un «destino» al que priorizan sobre elementos sociales que tenían en sus productos como los de Reader.

Mi impresión es que quieren rebajar la comparación de números y participación con Facebook, sobre todo porque no está del todo claro que la gente vaya a hacer un uso tan personal como en el servicio de redes sociales líder, decantándose por un modelo más dirigido por la información como es el de Twitter.

Relacionado: Todo sobre Google Plus en Error500.

Google sacrifica lo social de Reader en el altar de Google Plus

Cuando en 2008 Google añadió los «compartidos» en su lector RSS hizo una muy acertada lectura de hacia donde caminaba el consumo de la información: cada vez más hacia utilizar a nuestros contactos como filtro del contenido. El problema para Reader sería que su perfil de usuario – super consumidores de información – nunca ha llegado a ser mayoritario y el filtro de los contenidos ha ocurrido en otros contextos, redes sociales y, sobre todo, Twitter.

Ahora anuncian que, manteniendo el servicio, se cargan su parte social para llevarla a Google Plus… y añaden que a quien no le guste el envite, que puede exportar sus datos y llevárselos a otra parte. Creo que Google no puede dar un mensaje más claro, lo fían todo a Google Plus y están dispuestos a darle el disgusto a la base de usuarios de la parte social de Google Reader con tal de llevarse una parte a su nueva red social.

Adiós a Jaiku y Buzz, Google lo fía todo a Google Plus

jaikuCarpetazo de Google a varios de sus «cadáveres sociales», como son Jaiku, Buzz y algunas funcionalidades de iGoogle. Nada que no fuese de esperar, con Jaiku nunca apostaron de verdad a pesar de ser un gran producto y Buzz supuso el aprendizaje de todo lo que no se debía hacer a la hora de plantear un producto social. Sin haber fracasado en ellos difícilmente podrían haber creado un servicio sobresaliente como es Google Plus.

Por cierto, en la oleada de cierres, dos damnificados importantes: Boutiques, su puerta de entrada al comercio electrónico (su apuesta ahora es Product Search) y su buscador de código fuente, cuya desaparición se entiende menos… ¿un innecesario desplante a muchos desarrolladores que lo utilizaban?

¿El problema de Google+ es no ser una plataforma?

Interesante leer la rajada de un empleado de Google que, irónicamente, equivocándose de «círculo» al utilizar Google Plus comparte públicamente su decepción con la ejecución con este producto. Apunta a que la escasa adopción actual se debe sobre todo a que Facebook es una plataforma desde 2007 y tiene a un montón de empresas enriqueciendo su web, mientras que Google Plus apenas tiene un API de juguete.

Hay dos puntos en los que estoy en desacuerdo, uno es que Google Plus sea un fracaso – de hecho está por encima en actividad de lo que se podría esperar con Facebook y Twitter tan posicionados – y el otro en que con una plataforma de salida hubiese crecido mucho más. Después de todo el incentivo para que esos terceros construyan encima de una plataforma, es que haya usuarios y no al revés. En todo caso creo que todos podemos suponer que en los planes de Google está sí o sí un API potente que permita integraciones mucho más ricas. También lo comentan en Genbeta Social Media y merece la pena revisar el hilo en Hacker News (que se centran en la parte de la rejada en la que se queda a gusto respecto a Amazon)

Relacionado: Las diez estaciones en el vía crucis de Google Plus

Google y los «anuncios sociales» en internet

Además de abrir Google + a todos los usuarios al tiempo que añaden algunas funcionalidades bastante interesantes, hay un movimiento que ha pasado algo más desapercibido y que apunta a la verdadera competencia en negocio entre Google y Facebook: anuncios «sociales» con la red de display de AdWords.

Lo explican en su blog oficial y viene a consistir en añadir el botón de +1 a las piezas publicitarias, de forma que los usuarios pueden «recomendar, compartir y comentar» las piezas con sus contactos. Se trata de una respuesta a la «publicidad social de Facebook«, con el añadido de que funciona en toda la red de anunciantes que utilizan la plataforma de Google, no sólo dentro de la red social. El punto débil sigue siendo que Google + está muy lejos en adopción de Facebook y el «grafo social» es muy cuestionable como referencia de los verdaderos contactos de los usuarios.

Los juegos en Google Plus, triple amenaza a Facebook

Habemus juegos en Google Plus, recién anunciados y desplegándose estos días a todos los usuarios. Lo que he podido jugar – un poco de Angry Birds, un poco probar el poker de Zynga – demuestra que Google mantiene una apuesta doble con su «estrategia social»: por un lado apertura y relaciones tipo Twitter, por otro ocio y juegos a lo Facebook. De hecho, creo que el movimiento supone una triple amenaza a Facebook, desde la distancia en el número de usuarios:

  • Google Plus se acerca a los usuarios normales, después de haber captado (pero no retenido, ojo) a gran parte de los más avanzados, con los juegos empiezan a ser una plataforma atractiva para los demás aunque «su red de contactos» todavía no haya llegado.
  • Los juegos en Google Plus bajan el valor del sector de las «plataformas para juegos sociales». Facebook cobra una comisión del 30% a los juegos en su plataforma, Google parte de entrada con un 5%, lo que supone que van a presionar y mucho para captar la preferencia de los desarrolladores. A falta de masa crítica de jugadores, ofrecen la promesa de mucho más margen de negocio en su plataforma.
  • En Google + se separan las notificaciones de los juegos del resto del «stream» el usuario, lo que significa presión a Facebook para que siga reduciendo el ruido de aplicaciones en el newsfeed. De hecho, esto va en contra de los flirteos de Facebook con el tiempo real para que los anunciantes y desarrolladores ganen en «viralidad».

Por supuesto que Google Plus sólo será una amenaza real en tanto en cuanto consiga seguir creciendo en usuarios y, lo que es más importante, fidelizándolos y evitando el uso que muchos le están dando de «eco de Twitter».

Tumblr y los servicios de blogs, los otros amenazados por Google Plus

Confieso que desde la salida de Google Plus estoy tentado de trasladar parte de mi actividad «blogueril» a mi perfil en dicho servicio. Mi impresión es que resulta perfecto para publicar en abierto pequeñas reflexiones, apuntes y comentarios a enlaces, que es lo que habitualmente dejo en Error500 cuando no suelto un tocho más en profundidad. Claro que hay aspectos que me hacen resistirme: no poder integrar esa actividad en mi sitio, ausencia de mecanismos como la suscripción RSS y de correo para quien los prefiere y el deseo de autonomía respecto a un servicio centralizados en la web.

De hecho, mi impresión es que servicios como Tumblr, Posterous y los de blogs más sencillos deberían percibir Google Plus como una amenaza. Implementa la función de «reblog» (que es la razón de ser de Tumblr, Posterous y otros similares), pone muy fácil el compartir algo sencillo y ofrece un sistema de comentarios muy bueno. Todo ello con los problemas de construir sobre la plataforma de un tercero – dependencia de sus políticas, con peligro de expulsión como están sufriendo algunos usuarios en Google Plus sin explicación – pero que también comparten cuando tu blog no está en tu servidor con tu url. Forma parte de la naturaleza «dual» de Google Plus, que tanto vale para manejar comunicaciones privadas/personales como para las comunicaciones públicas. Y en estas, creo que mejora la experiencia de Twitter.

Relacionado: Con la conversación a otra parte y los comentarios en blogs y medios

Twitter y el dilema de evolucionar su experiencia

TwitterMe ha gustado mucho el artículo en Genbeta sobre la necesidad de Twitter de evolucionar. Tenemos reciente la salida de Google Plus – capaz de congeniar el escribir en abierto con agrupar la conversaciones, mostrar contenido multimedia y no limitar el número de caracteres – como por la aceptación por la mayoría de usuarios. Queda, eso sí, un terreno en el que la experiencia Twitter debería imponerse a la de Google + y no es otra en que la del móvil… pero aún ahí está siendo intermediado muchas veces por FourSquare, Instagram, Picplz y otro. Para mi el debate no es tanto si Twitter debe modificar su experiencia sino cómo hacerlo sin perder su simplicidad.

Relacionado: Twitter y el número de cuentas: ejemplo de métrica irrelevante

Las diez estaciones en el vía crucis de Google Plus

entrada en Google Plus

Google Plus me parece un servicio sobresaliente, a partir del cual tenemos que empezar a desterrar ese lugar común en el que se había convertido aquello de que «Google no puede captar lo social, tienen una cultura demasiado de ingenieros para lograrlo». A día de hoy puede rivalizar con cualquier otro producto «social» que haya en la web. Claro que a servidor también le gustaba más Jaiku que Twitter, aunque en mi defensa puedo aportar que también mantuve un sano escepticismo sobre Google Wave.

El caso es que casi todos coincidimos en que el éxito de un servicio de redes sociales no se juega en el campo de la tecnología, el diseño y las funcionalidades (en las que Google Plus apunta alto) sino, sobre todo, en el efecto red. Los usuarios precisan de motivaciones muy fuertes para cambiar de servicio, para volver a construir su «grafo social» y tratar de arrastrarlo consigo a una nueva web. Este artículo no prentende reseñar Google Plus como servicio – para eso tenemos los artículos de Genbeta y el vídeo que viene a continuación – sino una reflexión de las variables que creo que impactarán en sus posibilidades en el mercado. Google Plus es la culminación de un largo camino de fracasos de Google en lo social, pero también el comienzo de un vía crucis con muchas estaciones para poder competir en serio en este sector. Ahí van las que creo que son las más relevantes

Los primeros habitantes de Google +: geeks y usuarios avanzados

Probablemente esta sea la mayor diferencia respecto a las grandes servicios de redes sociales como Facebook y Tuenti, en los que la primera generación de usuario eran «normales«. Google Plus se parece más a Twitter, su primera comunidad la conforman geeks y usuarios avanzados de internet para los que ser «lo nuevo de Google» ya es motivo suficiente para probarlo y hablar sobre ello. Realmente no tenían más opción que empezar por aquí, es razonable que lo primero que hicieran fuera repartir invitaciones a los que consideraban «influenciadores de internet», a partir de los cuales han elaborado un proceso de apertura gradual

¿Serán capaces de salir de este público al más amplio de «usuarios normales»? Twitter todavía tiene dificultades para ello años después, aunque creo que en su caso influye mucho que está diseñado para los siempre conectados, algo hacia lo que Google Plus no está tan volcado. En todo caso, creo que quien debería preocuparse por esta aproximación en primer lugar es Twitter, que tiene un perfil de usuario mucho más «early adopter».

circles en Google Plus

Circles, la primera gran diferencia – y gran acierto – de Google Plus

Los círculos de contactos y como lo están utilizando los usuarios son el primer gran acierto de Google Plus. Es cierto que Facebook tiene sus grupos y que Twitter tiene listas… pero ninguno de sus servicios sitúa la clasificación de los contactos en el núcleo de la experiencia del usuario.

Aquí es donde creo que está el primer gran hallazgo de Google Plus como funcionalidad social, no queremos conectarnos a un grupo homogéneo de «amigos», queremos conectarnos a grupos muy diferentes: compañeros del trabajo, de clase, amigos de toda la vida, conocidos de internet, músicos locos, etc… la gente con la que quiero compartir la foto de mi hijo en el parque no es la misma a la que considero interesante hablando de tecnología. La forma en que Google Plus resuelve esto es la mejor aproximación al problema entre los grandes servicios de redes sociales, Facebook tiene las «páginas de marca» que también utilizan personajes públicos, pero la mayoría de gente interesante que conozco siente pudor al plantearse esto. Por cierto, yo no tengo, pero Error500 sí.

Asimetría en las relaciones, pero seguir a alguien en Google+ puede ser gratis

De nuevo buena lectura en Google+, hay relaciones que tienen que ser simétricas (ej, «somos amigos», «somos familia») pero otras muchas no (sobre todo la de «me interesa las cosas que cuentas y compartes»), por lo que para poder abarcarlas todas mejor apostar por el modelo Twitter de relaciones asimétricas.

Eso no es todo, los «cazadores de followers» tienen con Google Plus un arma muy interesante, seguir en esta red puede salir gratis. Como bien explica fernand0, basta con introducir a ese otro usuario en un círculo que miremos poco o nada y no meterá ruido en los que sí consultemos a menudo. Esto nos lleva a que el número de seguidores es todavía menos relevante que en Facebook y Twitter y que una medición de cualquier tipo debe estar ligada a la interacción.

Por cierto, un hallazgo de Google Plus, poder acceder a lo que comparte la gente que te sigue pero a la que tú no sigues (el Incoming). Toda una cantera para nuevos seguimientos y para quienes nos gusta a veces el ruido por el ruido.

Mauro en google plus

Dame más de 140 caracteres, dame agrupación de conversaciones, ¿dame ordenación tipo foro?

Otra decisión inteligente ha sido la de no limitar en 140 caracteres los mensajes, lo que permite volcar contenidos elaborados y no tener que acortar artificialmente en muchas ocasiones, además de agrupar los comentarios a los mismos. Esto permite tener toda una conversación agrupada y poder de ver como muchas veces las respuestas mejoran el mensaje original. Es el tipo de funcionalidad que demuestra que Twitter tiene incluso más que temer de Google Plus que Facebook.

La que sí puede ser más discutible es la elección de ordenación tipo foro para los círculos y la portada: hilos con comentarios recientes «suben» en el newsfeed. Entiendo la justificación más razonable, es como poner la respuesta a un twitt, no por ser una respuesta dejaríamos de mostrarla… pero el caso es que Google Plus, por aquello de agrupar toda la conversación, puede acabar cansando de tanto repetir los mismo. Eso junto a que no es capaz de agrupar bien cuando distintos usuarios comparten el mismo elemento crean el efecto «ya he visto EL GIF de ese gato diez veces hoy».

Google Plus en Android

Compartir en público, compartir en privado

Un análisis de como se ha movido Facebook creo que nos llevaría a dos estadios diferentes: la privacidad como una ventaja competitiva en sus inicios frente a otros servicios de la web social como los blogs (cosas personales, mejor en privado) para pasar a diversos intentos de que los usuarios compartan más cosas en abierto (con agresivos movimientos en la configuración de la privacidad).

Y es que compartir en abierto te permite cosas tan interesantes como repercusión mediática – todos podemos observar los trending topics del día – aparición en los resultados de los buscadores, posibilidad de ser enlazados, de ser utilizados como sistema de publicación personal… aspectos que discutimos en Facebook, Friendfeed y el abierto por defecto.

Google Plus no tiene un histórico que proteger y se beneficia de poder ser abierto y privado a la vez, todo ello a gusto del usuario que decide cada vez con quién comparte cada aportación. De nuevo, minipunto para los chicos de Google.

Para una buena relación señal/ruido hay que trabajar mucho en Google + (o el infierno son los otros)

Hay un aspecto que sí me ha sorprendido de Google Plus y es su apuesta por mostrarnos todo lo que hacen los contactos a los que seguimos cuando accedemos a portada o a un círculo determinado. Es como lo hace Twitter, pero no Facebook, que aplica un algoritmo que determina que se nos muestra por defecto a partir de lo cercano que es el contacto (enseña más aquello que comparte alguien con quien interactuamos mucho) y de lo valorado que se su aportación (a más comentarios y más «me gusta», más posibilidades de que Facebook nos lo enseñe). Ahora mismo Google parece apostar por ser más intenso y más en tiempo real que Facebook.

Esto nos lleva a que tener una buena señal/ruido es complicado en Google Plus, sobre todo porque como buen servicio social, la experiencia depende de como lo utilicen los otros. Dos ejemplos de mi perfil, ¿le interesa a gente que me sigue la hamburguesa que me comí ayer o enlaces a sitios de tecnología o discusiones sobre como usar mejor Google Plus que tengo en privado? Lo razonable es que compartiese lo personal con los círculos a los que puede interesar y las recomendaciones de artículos con aquellos interesados en la temática a priori. Es decir, Google Plus delega esta mejora de la señal/ruido en los emisores, los receptores no tienen más mecanismo para filtrar que clasificar al contacto en un determinado círculo, pero es algo que afecta a todas sus contribuciones.

En este sentido muy interesante este artículo sobre filtros en suscripciones a usuarios que compartió recientemente César Córcoles

Nada de ser el eco de otros sitios, evitando el error de Buzz. Pero necesitan un API urgentemente

«No puede enviar automáticamente mis compartidos en Google Reader ni mis fotos de Flickr ni mis tweets….» queja recurrente de usuarios acostumbrados a hacerlo en otros servicios. En Google Plus da la impresión de que han aprendido de los errores con Google Buzz, que por el efecto eco tenía una tasa de ruido insoportable. Es probable que a medio plazo sean más abiertos, pero de entrada parece sensato que hayan evitado que ser el repositorio/eco de las actividades de otros servicios.

Donde Google Plus flaquea es a la hora de ofrece un API para poder integrarlo en otros servicios y construir un ecosistema alrededor. Obviamente está en sus planes, pero de momento es una traba para los que estamos acostumbrados a utilizar Tweetdeck, cliente que va a tener un dilema ahora que forma parte de Twitter sobre ser o no un cliente multired… de no apostar por Google Plus podrían abrir una ventana de oportunidad para gente como Seesmic de recoger el liderazgo en este sector.

La integración de Google Plus es un arma de doble filo

Una de las ventajas de ser Google es la capacidad de apoyar un nuevo lanzamiento desde todo el ecosistema, algo que en su momento hizo popular Microsoft como bien ha anotado Dave Winner. Aquí han apostado por la barra superior en todos sus servicios y eso significa que van a impactar a más usuarios de los que tienen Facebook y Twitter juntos, pero no que los van a convertir en usuarios activos, como ya demostró la experiencia de integrar Buzz en GMail.

De hecho Google ya puso sobre la mesa la integración con el buscador con el botón +1 en un movimiento que tiene dos sentidos: incitar desde su producto estrella e ineludible a la participación de los usuarios con su tecnología social y tratar de personalizar todavía más las búsquedas. En todo caso, la integración más importante puede ser la que se produzca en el móvil, lo que nos lleva a la siguiente estación…

Google Plus en Android

El móvil como el gran caballo de batalla

Hay un tema que no dejo de recordar y es la lucha por ser el interfaz en el internet móvil y la búsqueda por localización, que considero que va a ser clave a la hora de explotar el gran negocio de la publicidad y los servicios en el móvil. En este ámbito hemos visto movimientos muy interesantes en los últimos meses, como la irrupción de Instagram, Picplz y compañía en el tema de compartir fotos, la de los servicios música en la nube y, sobre todo, la integración de Twitter en ios5.

Google Plus aparece con una gran aplicación para Android, pero en el resto de sistemas sólo ofrece acceso web. Esto lo sitúa con desventaja respecto a sus competidores, su aplicación para IOS está en marcha, pero lo interesante es a futuro: Twitter ha ganado la integración en los dispositivos de Apple y Google Plus presumiblemente se irá integrando más en Android… es Facebook quien se queda con una integración potente sólo en Windows Phone, que es mucho más pequeño a día de hoy en número de usuarios. A eso en Google Plus suma espacio ilimitado para fotos del servicio.

Si FB es para amigos y ocio, TW para seguir gente interesante, G+ es para…

Podemos discutir mucho de funcionalidades, estrategias para crear una red social, pero al final necesitamos responder una pregunta fundamental, ¿para qué va la gente a utilizar Google Plus? Y a esto no pueden responder ni los propios creadores, basta repasar el historial de los servicios con los que compiten para entender que gran parte del trabajo ha sido entender cómo la gente utiliza los servicios y como adaptarse a ese uso. Mi impresión es que, por si acaso, han creado una herramienta que puede utilizarse para ambos patrones, para seguir gente interesante y atender a lo que comparten, pero también como pura red social y estar en contactos con amigos.

Las redes sociales son un juego de suma cero, el debate es si robarán tiempo a Facebook, Tuenti, Twitter y demás. Y para conseguir eso volvemos a la pregunta del comienzo, ¿cómo justifican la migración para el usuario medio? Las funcionalidades no son suficiente si no está allí la gente que me interesa y un consumo mixto por el que atendamos a tantos «buzones» parece harto improbable

Quo Vadis Google… a modo de conclusión

No descubro nada nuevo si digo que Google algo tenía que hacer en «lo social en internet» frente a Facebook, que le había superado en visitas, en tiempo de usuario, en el mercado de la publicidad gráfica y que empezaba a alimentar un buscador rival. Mi impresión es que con Google Plus no necesitan «comerse el mercado» ni ser líderes en un año, pero sí estar en el sector y añadir un factor de competencia que impacte en la percepción generalizada de que esta batalla la ha ganado Facebook.

Google Plus es un gran servicio pero a priori le falta un valor fundamental que arrastre a los «usuarios normales» fuera de sus redes habituales. A corto plazo tengo la impresión de que puede impactar más en Twitter, aunque para muchos puede suponer la posibilidad de un «reseteo» de la actividad en redes sociales y, como es mi caso, restar casi toda la presencia que antes tenía en Facebook.

En cualquier caso, Google Plus va a ser una carrera de fondo. Tendrán que venir las APIs, las nuevas funcionalidades, ver como se desarrolla el acceso a contenidos (ver Sparks en Google+), el espacio para las marcas, los juegos, las aplicaciones, la integración en Android… y sobre todo el entender como lo va adoptando la gente. Quien quiera ir probando, este es mi perfil en Google Plus.

Algunos enlaces recomendados: punto de vista de un desarrollador de FB, Tim Bray, Wired, Pepe Cerezo, Enrique Dans.

Google+ tras Jaiku, Buzz, Orkut, Wave, Dodgeball, Lively

Tras Jaiku, Buzz, Orkut, Wave, Dodgeball, Lively llega el enésimo intento de Google de abordar «lo social en internet» con Google +. Por lo que se puede saber de la web oficial – de momento está en beta «cerradísima» – parece que será una nueva plataforma basada en los «grupos de amigos y contactos» como experiencia principal (en Facebook tenemos grupos pero la interacción principal es compartir con todos los contactos), relaciones asimétricas como en Twitter y la integración de un sistema de videoconferencia en grupo en alta definición. El NYT tiene más datos con declaraciones sabrosas de los creadores y algunos detalles extras, como es el hecho que Google empujará Google+ con una barra integrada en todos sus sitios (menos la home del buscador parece), por lo que no es tanto un destino final sino un cambio de experiencia de otras webs.

Por un lado podemos pensar si Google llega tarde a la fiesta de lo social en internet, con Facebook y Twitter muy bien posicionados y con una gran dificultad para plantear a los usuarios razones para migrar a un nuevo entorno social. En el lado de las ventajas tenemos un histórico – Jaiku, Buzz, Orkut, Wave, Dodgeball, Lively – de proyectos alrededor de lo social que se han quedado en el camino y de los que seguro que sacaron muchos aprendizajes. Eso y el músculo para empujar un nuevo servicio a partir de los ya consolidados, aunque eso tampoco es garantía de nada como demostró Buzz.

En todo caso va a estar divertido ver la competencia. Google tenía que hacer algo, la concentración hacia Facebook no era saludable para el mercado ni para internet (aunque tampoco se puede decir que la competencia venga de un actor no tendente a la concentración de datos del usuario) y en general los aficionados a la actualidad tecnológica no estamos acostumbrados viendo a Google luchando tan «a la contra». Vamos a ver un montón de predicciones de por qué va a fracasar o todo lo contario… en general yo no daría a Google por muerto en ningún sector online. Lo dicho, esto de Google+ va a estar divertido.

Más información y vídeos en GPlusProject